Comentario de libro (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 4º curso
Asignatura REVOLUCIONS I REVOLTES A L'EUROPA MODERNA
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Ejemplo de comentario de libro

Vista previa del texto

Comentario de libro: La cultura popular en la Baja Edad Media Elliot COSTA PEREA REVOLUCIONS I REVOLTES A L'EUROPA MODERNA. (Grupo X) Curso 2016-2017 Autor: Mullett, Michael Traductor: Gavilán, Enrique Titulo: La cultura popular en la Baja Edad Media Año de la primera edición: 1987 Traducción: 1990 Editorial: Critica Ciudad: Barcelona ISBN: 84 - 7423 - 456 - 5 Contextualización temática: La contextualización de este libro no es tan simple como podría parecer a simple vista. El autor, Michael Mullet intenta darle un nuevo sentido, bastante apropiado en mi opinión, al termino y al periodo de la baja edad media. En este caso Mullet periodiza la baja edad media del siglo XIV al siglo XVII. Un periodo famoso por ser una época de rebeldías y revueltas populares en la zona geográfica de la Europa occidental, revueltas populares la mayoría lideradas o relacionadas por las diferentes facciones del cristianismo que se levantaran enfrentadas por motivos teológicos pero ocultando un verdadero sentido social y político, en su mayoría disgustados por los poderes territoriales y políticos que la iglesia romana y la monarquía papal estaba atesorando. En otras palabras, la época de la reforma luterana iniciada en Alemania por Martin Lutero en el siglo XVI y la contrarreforma como respuesta por parte de las instituciones de la iglesia a partir del concilio ecuménico de Trento en 1545 y posteriormente liderado por el Papa Pio IV.
1 Breve descripción del contenido: El libro seleccionado principalmente dirige su contenido a los enfrentamientos sociales de los siglos ya comentados. Analizando las protestas de las clases bajas a lo largo del territorio occidental europeo, buscando el nexo entre las insurrecciones en las ciudades y las revueltas en el campo.
El libro podría dividirse en dos partes; el contenido del libro y la introducción.
Hago esta división para darle especial énfasis a la introducción, no solo por su extensión, la cual ocupa casi un tercio del libro, si no porque es donde explica con más claridad las intenciones analíticas del libro y sus principales teorías al contrario que los apartados clasificados del libro que principalmente solo aporta ejemplos prácticos e historiográficos a su tesis principal.
En el primer capítulo definen la sociedad bajo-medieval/pre-moderna en una forma artificial pero diferente a los 3 estamentos medievales. La evolución de la sociedad iniciada en el pleno Medievo con el desarrollo social de las ciudades culminará en el siglo XV, donde se rompe la tendencia de encadenar la nobleza a la tierra por un análisis que insiste en una nueva y gran variedad de la nobleza, la cual aunque aun que gran parte sí está atada a la tierra esto ya no será un requisito fundamental para esgrimir el poder y los títulos nobiliarios.
Todo esto se enfrenta a un campesinado que aunque se insista en globalizar el termino hay grandes excepciones que por su analfabetismo acabarán sumándose a los movimientos que los predicadores mendicantes liderarán en los momentos más críticos.
En los siguientes y últimos capítulos analizará casos concretos de revueltas y protestas con bases a diferentes ideologías, pero cuyos estímulos estaban todos ligados a la cultura y la conciencia colectiva. Se comparará varios casos para explicar la diferencia entre las protestas campesinas conservadoras frente a los levantamientos radicales, teniendo en cuenta que en la mayoría de los textos historiográficos en los cuales se representa al campesinado se hace a través del punto de vista de los que tienen el poder, que no proviene exactamente de los trabajadores de la tierra.
2 Para acabar se ejemplificará el caso de los lideres carismáticos que impulsan estas revueltas, en su mayoría nacidos de las ordenes mendicantes, como por ejemplo Juan Hus (1373-1415), San Bernardo de Siera (1380-1444) y Giralamo Savonarola (145201498).
Estos desarrolladores utilizaron las normas eclesiásticas para beneficiar la economía y la sociedad bajo medieval de la misma manera que lo intentaron siglos atrás personajes como Pedro Abelardo o Bernardo de Claraval. Siendo esta una de las pocas vías de ayuda para el pueblo, pues esta población absolutamente inculta conocían en mayor medida las escrituras sagradas que las leyes por las que estaban legislados, lo que convertiría a estas escrituras el objeto único que esgrimir contra las injusticias sociales.
Principales ejes interpretativos: Una de las principales tesis de Micheal Mullett, profesor de la universidad de Lancaster y especialista en la Reforma y la Contrarreforma, es el análisis de la mentalidad social que hay detrás de estas revueltas, las cuales no tienen una intención revolucionaria si no reformista. Estas revueltas influidas por personajes carismáticos de ideales religiosos, como hemos visto anteriormente, sigue el esquema del Medievo y sus disidencias heréticas por ser estos personajes más cultos y cercanos al pueblo.
Estas revueltas se producían en momentos de inestabilidad máxima, no por los deseos de conseguir una mayores comodidades y unas mejores condiciones a las establecidas.
La nueva moral arraigada al campesinado por el fenómeno del acercamiento eclesiástico, por el monopolio de las creencias religiosas y por fortalecer las dependencias del pueblo a la iglesia, provocaría unos ideales anti-feudalismo basados en los ideales de pobreza y estoicismo del nuevo testamento que exigirá unas nuevas ideas de justicia a las clases altas. Incluso cuando estos ideales cristianos apostólicos dejan de tener efecto en la nobleza y la burguesía seguirá estando latente en el pueblo sin ningún medio de control, lo que acabará explotando y desatándose pro distintos medios, uno de ellos seria la famosa histeria colectiva de la caza de brujas.
3 Critica y valoración del libro: Las teorías del libro me han parecido muy interesantes aunque algo parciales.
Aunque el eje primordial de la tesis no es erróneo, puesto que presenta unas ideas innovadoras en mi opinión muy originales contra los prejuicios de lo que hoy aún se tienen contra la Edad Medieval. Pero me parece un tanto precipitado marcar el auge de los movimientos de revuelta liderados por personajes carismáticos y eclesiásticos en el siglo XIV cuando se tienen grandes constancias de ellos desde el siglo XI.
Aunque el autor ya deja claro los problemas que puede causar el carácter globalizador de sus teorías me parece completamente indispensable complementar este libro con otras lecturas de escritores contemporáneos a su publicación como por ejemplo La historia del pensamiento político en la edad media de Walter Ullman, o con autores más recientes sobre los movimientos sociales del bajo Medievo como La historia religiosa del occidente medieval de José Ángel García de Cortázar.
4 ...

Tags: