tema 5 los contratos bancarios (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho Mercantil II
Profesor L.P.
Año del apunte 2015
Páginas 2
Fecha de subida 30/10/2015 (Actualizado: 01/03/2016)
Descargas 43
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 5: LOS CONTRATOS BANCARIOS 1. EL SISTEMA BANCARIO ESPAÑOL, LAS ENTIDADES DE CRÉDITO El sistema bancario español se encuentra ordenado, controlado e intervenido por la Administración, solo están autorizadas a realizar contratos bancarios las entidades de crédito.
Podemos considerar por entidad de crédito toda empresa que tenga como actividad habitual recibir dinero del público en general en forma de depósito, préstamos y operaciones análogas, intermediando en la concesión de crédito en nombre propio.
a) Bancos b) Cajas de ahorro c) Cooperativas de crédito 2. LOS CONTRATOS BANCARIOS. CARACTERÍSTICAS Y CLASIFICACIÓN, FUENTES NORMATIVAS Los contratos bancarios son contratos de empresa (art. 175 CCom), son siempre mercantiles con independencia de la persona que contrata los mismos.
La mayoría de los contratos son atípicos, regulándose por las condiciones generales de los mismos, siendo aplicación normativa sobre condiciones generales.
Son contratos regulados desde el punto de vista administrativo, por el Banco de España y Ministerio de Economía, a través de innumerables órdenes, Circulares e Instrucciones.
3. OPERACIONES NEUTRAS, LAS INSTRUMENTALIZACIÓN DE LAS OPERACIONES BANCARIOS EN CUENTA CORRIENTE Tenemos tres tipos de operaciones: neutras, activas y pasivas. Operaciones neutras: contrato de cuenta corriente (no confundir con cuenta corriente comercial): Si bien es el instrumento que se emplea para realizar otros contratos bancarios, no cabe pensar que es un contrario accesorio a otros contratos, sino un contrato autónomo.
Es un contrato de gestión, mediante el cual las entidades de crédito realiza el denominado servicio de caja, realizando anotaciones contables siguiendo el sistema del debe y haber, ordenando los ingresos y los cobros del cliente.
La titularidad del contrato de cuenta corriente bancario no predetermina la propiedad sobre los fondos que se encuentran en la cuenta.
A diferencia del contrato de cuenta corriente mercantil no existe la recíproca concesión de crédito y la compensación es automática y existe el servicio de caja (domiciliar recibos, nóminas, ordenar transferencias, utilizar ventanilla de la entidad, talonarios, pagar otros servicios bancarios).
El cliente paga por estos servicios de acuerdo a las tarifas vigentes de cada entidad, con la limitación en caso de descubierto de la tasa anual no podrá superar el 2,5 del interés legal dinero.
Las transferencias bancarias: es un servicio más de la cuenta corriente, es una operación atípica si nacionalmente pero está regulada en la UE. Su calificación jurídica es compleja, dependiendo del destinatario de la misma, se emplea como instrumento de pago.
Dentro de las operaciones neutras tenemos el alquiler de cajas de seguridad: se acerca su naturaleza más al contrato de arrendamiento que al contrato de depósito, pues la entidad bancaria no se obliga a custodiar el contenido, sino la caja.
El crédito documentario: la actividad bancaria es doble, paga el precio acordado en la compraventa y garantiza al comprador la existencia de los documentos representativos de la mercancía y al vendedor el pago. Se regula por las UPC 600 de la ICC.
4. OPERACIONES ACTIVAS, EL PRÉSTAMO BANCARIO, LA APERTURA DEL CONTRATO DE CRÉDITO, EL DESCUENTO BANCARIO.
Las operaciones activas se realizan cuando el banco de presta dinero  contrato de préstamo bancario: regulación subsidiaria la del contrato de préstamo mercantil. Contrato de naturaleza mercantil a diferencia del mercantil, es un contrato consensual no real. La obligación principal es el pago del principal del pago y de los intereses.
Se trata de un préstamo sindicado, pluralidad de prestamistas  para grandes operaciones se necesitan muchos prestamistas Contrato de apertura de crédito: contrato mercantil en virtud del cual la entidad de crédito concede crédito a favor del cliente (a disposición de éste), optando este por disponer del mismo durante un periodo de tiempo. Y éste pagará siempre los intereses por aquello que está utilizando. Siempre tienen una duración en el tiempo. No son de carácter indefinido (aunque se suelen renovar).
La diferencia fundamental con el contrato de préstamo es la disponibilidad del crédito a opción del cliente, con independencia que se haga uso de él.
El contrato de descuento bancario: aquel contrato mediante el cual el banco, previa deducción de un interés, anticipa al cliente el importe de un crédito no vencido contra un tercero, mediante la cesión, salvo buen fin del crédito mismo.
5. OPERACIONES PASIVAS, EL CONTRATO DE DEPÓSITO BANCARIO El contrato de depósito de dinero: aquel contrato por el cual la entidad de crédito recibe sumas de dinero de sus clientes, adquiriendo su propiedad, comprometiéndose a restituir otro tanto en la misma moneda pactada.
...