4.8. La pax perpetua de Kant (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 3º curso
Asignatura Historia de la Cultura y de las Instituciones Europeas
Año del apunte 2014
Páginas 7
Fecha de subida 31/05/2014
Descargas 28
Subido por

Vista previa del texto

8.  LA  PAX  PERPETUA  DE  KANT       Vimos  las  ideas  alrededor  guerra  de  los  30  años  como  las  de  Brosio  y  su  obra  en  la  elaboración   de  un  equilibrio  de  potencias  y  en  la  creación  de  un  primer  derecho  internacional.  Fajardo…     SULLY     Y  en  estos  mismos  años  30  del  XVII,  producción  más  innovadora:     • la   creación   de   una   imagen   de   Europa,   de   unificación   de   monarquías,   de   los   estados   europeos   Así   es   como   hace   Sully   (1560-­‐1641),  1r   ministro   de  Enrique   IV.   Hugonote   toda   la   vida,   acumula   muchísimo  poder  y  tierras  gracias  a  su  lugar  en  la  corte.  Y  a  la  muerte  de  Enrique  IV  en  el  1610   (asesinado  por  un  fanático  católico  que  dudaba  de  su  conversión),  se  aleja  de  la  vida  pública.   Tendrá   un   margen   de   contactos   con   Richelieu,   entra   en   crisis   con   él   cuando   va   contra   las   fortalezas   hugonotas   y   en   su   vida   privada,   como   espectador,   hace   unas   memorias   sobre   su   experiencia.   Sus  primeros  dos  volúmenes  los  editó  él,  los  otros  tras  su  muerte.  Incluyen  reflexiones  sobre   paz  y  guerra,  y  donde  podría  haber  llegado  la  política  de  Enrique  IV  y  como  habría  sido  viable   una  pax  perpetua.   1632  à  “el  consejero  de  estado”,  sobre  su  trabajo  al  lado  de  Enrique  IV.  Relaciona  su  pasado  al   lado  del  rey  con  la  realidad  de  la  política  internacional,  de  la  guerra,  y  reflexiona  sobre  entrar   en   esta,   el   papel   de   la   declaración   de   neutralidad,   de   la   necesidad   de   consenso   a   la   hora   de   declarar   la   guerra…   pone   en   duda   consejos   maquiavélicos   de   cogerse   a   un   bando   o   a   otro,   pues   ahí   que   ser   primero   neutral   para   ver   como   se   conforma   el   conflicto.   Reflexiona   sobre   modelos   de   paz   y   presenta   proyecto   de   confederación   europea,   pero   como   si   viniera   de   Enrique  IV,  según  dice  quien  siempre  le  hablaba  de  ello.  Y  dice  que  lo  había  hablado  con   Isabel   Tudor   de   Inglaterra.   Dice   que   los   dos   juntos   habrían   podido   impulsar   esta   confederación.   El   mismo   Sully,   dos   delegaciones   en   la   corte   de   Isabel.   Conocía   el   proyecto,   basado   en   la   eliminación  de  la  hegemonía,  que  era  la  católica,  y  la  confederación  de  una  Europa  Cristiana.   Es  un  proyecto  antiguo  de  unión  de  monarquías  que  ya  había  escrito  un  rey  de  Bohemia  del   siglo   XV,   ante   el   éxito   del   ejército   otomano,   de   época   de   Federico   III,   cerca   a   instancias   de   Piccolomini:  paz  en  Europa  para  centrarse  al  enemigo  común,  la  expansión  otomana.         CHARLES-­‐IRÉNÉE  CASTEL  DE  SAINT-­‐PIERRE     Proyecto   que   da   más   peso   y   argumentaciones   de   cómo   había   de   funcionar   esta   confederación   de   potencias:   Charles-­‐Irénée   Castel.   Se   conoce   como   Abbé   de   Saint-­‐Pierre,   de   la   época   de   Luis   XIV,   de   los   negociantes   por   parte   francesa   en   paz   de   Utrecht.   Es   hijo   de   la   experiencia   y   la   negociación  de  la  paz  en  su  “Proyecto  para  conseguir  una  paz  perpetua  en  Europa”.  Como  en  la   ciencia   donde   todo   se   basaba   en   la   experiencia,   los  discursos   y   proyectos   políticos   del  XVII   y   XVIII  mueven  sus  pasos  por  la  experiencia  en  la  práctica  de  gobierno.  Después  de  Saint-­‐Pierre   vemos  como  la  práctica  gana  y  los  proyectos  tienen  voluntad  de  generar  efectos  más  grandes.   Objetivos  que  proponía  este  abad,  pero  también  diplomático:   • Conseguir  la  paz  perpetua  entre  los  estados  cristianos.  Enrique  IV  lo  habría  logrado  y   quiere  proponerlo.   Quiere   llegar   a   la   causa   del   mal   que   la   guerra   causa   y   mostrar   si   puede   lograrse   la   paz   perpetua,  para  no  verificarse  ya  más  un  conflicto.  ¿La  causa  del  conflicto  es  la  voluntad  de  la   soberanía?     La   propuesta   era   mantener   status   quo,   equilibrio   de   poderes,   con   una   confederación   de   24   monarquías   y   estados   europeos   (todos   menos   Rusia   realmente,   porque   excluir   daría   desequilibrio,   pero   sobre   todo:   todos   votan   por   igual,   ningún   voto   vale   más   que   otro).   Es   un   pasaje  fundamental  de  Saint-­‐Pierre:  la  fuerza  de  cada  principado  es  igual  y  solo  se  admite  una   decisión   al   llegar   a   los   ¾   de   votos   favorables   de   los   miembros   de   la   comunidad.   Proyecto     bien   definido,   es   un   sueño   vivido   como   muy   realizable.   Habla   de   Unión   Europea:   todo   anunciado   por  puntos,  bien  propuesto,  con  puntos  para  reflexionar  sobre  la  propuesta.     Busca  donde  está  el  origen  del  conflicto:  una  monarquía  débil  con  problemas  e  injerencias.  Se   han  de  tutelar  los  estados  frágiles  y  la  comunidad  de  gobiernos  europeos  han  de  mantener  el   tutelaje.  Hay  que  evitar  que  haya  invasiones  por  otros  estados  sobre  todo.  Se  dota  de  fuerza   militar   y   la   capacidad   de   intervención   dentro   de   un   gobierno   en   el   momento   en   que   haya   inestabilidad.   Y   cada   monarca   se   queda   con   su   reino   y   no   toca   los   otros.   Hay   que   mantener   estabilidad,   también   controlando   las   uniones   matrimoniales   entre   monarcas.   Hay   que   mantener   el   sistema   de   Utrecht,   no   añadir   nuevos   territorios   ni   mediante   conquistas   ni   uniones,  ni  ningún  otro  mecanismo,  por  mucho  que  los  súbditos  estén  de  acuerdos,  pues  hay   que  garantizar  el  equilibrio.  Y  no  se  podrán  hacer  tratados  sin  aceptación  unión.  Todo  está  bajo   la  sumisión  de  una  alianza  de  los  gobiernos  europeos  que  había  de  mantener  esta  situación  y   que  en  el  proyecto  de  Saint-­‐Pierre  comenzaba  a  denotar  la  necesidad  de  un  organismo  estable     y  común.     ¿Qué   pasa   después?   Lo   leen   mucho   los   intelectuales,   los   1os   ilustrados   también…   Leibniz   hablará  sobre  este  proyecto  de  paz  perpetua.         ROUSSEAU     La   idea   de   paz   perpetua   gana   fama,   importancia,   para   garantizar   equilibrio   y   prosperidad   de   todos.  Será  un  concepto  muy  reutilizado.   Dentro  de  las  Academias,  los  Salones…  todas  las  comunidades  de  conversación…  allí  es  activo   Saint-­‐Pierre,   especialmente   en   el   de   Madame   Dupin   (francesa)   à   Rousseau   habla   con   Saint-­‐ Pierre  al  final  de  su  vida,  a  través  de  Madame  Dupin.  Y  Rousseau  escribe  “Juicio  sobre  la  paz   perpetua”  (publicación  póstuma  en  el  1782).  Y  hace  una  reflexión  muy  lúcida  de  alguien  que  la   había   conocido.   Son   reflexiones   sobre   Saint-­‐Pierre   que   da   a   lo   largo   de   toda   su   obra.   Como   habla  de  él.   • Era   un   genio   pero   siempre   recibía   respuestas   negativas   en   sus   proyectos.   No   se   ejecutó   su   proyecto   por   ser   los   hombres   insensatos   (Sociedad   incivil   de   Rousseau),   y   que   es   casi   imposible   ser   sabio   en   medio   de   locos.   Es   difícil   ver   más   allá   en   una   sociedad  cerrada.  Pero  idea  de  Saint-­‐Pierre,  muy  válida,  solo  imposible  de  hacer  ante   la  sociedad  de  su  época.     VOLTAIRE     Voltaire   también   escribe   sobre   la   Francia   de   Luís   XIV   para   criticar   su   Francia   y   su   rey   del   momento  y  dice  que  en  sus  tiempos  (años  50  del  XVIII).  Europa  dividida  en  una  diversidad  de   estados,  pero  todos  en  continua  comunicación  y  una  amplia  base  de  puntos  comunes  entre  la   cristiandad,   y   con   mismos   principios   políticos   y   de   derecho   común.   El   análisis   de   los   puntos   comunes  de  Europa  es  lo  que  vertebra  Europa:  un  mismo  derecho  (universidades  siempre  en   comunicación  por  toda  Europa).  Así,  a  pesar  de  todas  las  diferencias,  muchas  bases  comunes   que  “se  podría  considerar  como  una  única  gran  República”.  Parecidos  entre  todos  los  estados   europeos:   No   hacen   esclavos   de   guerra,   respetan   los   embajadores   enemigos,   se   ponen   de   acuerdo   sobre   el   mayor   valor   de   los   derechos   de   algunos   reyes   como   el   emperador   y   los   menores   derechos   de   los   representantes   de   otros   príncipes,   y   de   mantener   equilibrio   de   fuerzas   mediante   negociaciones   (con   embajadores   y   espías   que   informan   de   los   proyectos     más   escondidos   para   difundir   la   alarma   de   posible   guerra   y   para   avisar   a   los   débiles   de   una   invasión  a  la  que  los  fuertes  estaban  predispuestos)…  son  todo  los  elementos  de  la  guerra  de   los  30  años,  como  el  del  derecho  en  la  guerra  (no  hacer  esclavos,  autonomía  estados  débiles   ante  invasiones  de  los  fuertes,  mantener  embajadores  y  negociaciones…).  Son  principios  que   ya   afirma   Grosio   en   1632   en   de   Iure   beli   et   pacis.     Todos   estados   europeos   lo   mantienen   e   intentan  mantener  el  equilibrio,  pero  siempre  hay  hegemonías.  Antes  lo  había  sido  la  casa  de   Austria   y   ante   el   control   de   tantos   estados,   una   única   casa   habría   podido   controlar   toda   Europa,  pero  no  pasó.  Monarquía  francesa  desequilibró  luego  la  balanza  europea  de  fuerzas.   Pero   ya   en   el   XVII   estaban   las   bases   de   una   política   común,   como   única   confederación   o   republica  de  monarquías  vehiculada  por  los  monarcas  de  la  misma  casa  de  Austria.     FEDERICO  II  DE  PRUSIA     Federico   II   de   Prusia   en   los   mismos   años,   consideraciones   sobre   el   estado   actual   del   cuerpo   político   de   Europa.   Es   un   rey   déspota   ilustrado   que   escribe   mucho.   Quiere   mostrarse   como   defensor  de  su  pequeño  reino  ante  injerencias  de  potencias  más  fuertes.     Dice  que  en  su  momento  es  Francia  quien  dicta  la  ley  y  se  muestra  árbitro  del  universo.  Hay   unas   bases   comunes,   pero   él   como   Prusia,   tiene   que   saber   bajo   que   juego   debe   tener   su   margen   de   acción:   y   este   juego   europeo   está   controlado   por   Francia:   es   un   equilibrio   poco   equilibrado,  controlado  por  Luís  XIV  y  herederos.  Es  el  debate  de  mediados  del  XVIII,  paralelo  a   la  fin  de  Saint-­‐Pierre.     Estas  reflexiones  del  rey  prusiano  se  relacionan  a  la  dificultad  de  Saint-­‐Pierre  en  su  proyecto,   pero  sigue  siendo  válido  y  leído,  sobre  todo  con  el  proyecto  del  prusiano  Kant.     SÍNTESIS     Hemos  visto  el  pensamiento  de  la  paz  de  los  Ilustrados.     • • Saint-­‐Pierre   hace   referencia   a   su   experiencia   política   (como   el   mismo   Maquiavelo   hacía,  para  dar  valor  a  su  escrito).  Éste  dice  que  ha  tratado  la  paz  de  Utrecht,  ha  sido   hombre  de  gobierno  de  la  época  de  Luís  XIV…  y  hace  su  propuesta.       Los   ilustrados   no   hacen   esto:   como   Kant,   dicen   que   los   políticos   se   basen   en   la   experiencia,  pero  ellos  son  teóricos  que  dan  teorías,  un  discurso  que  no  se  ha  puesto  a   prueba   y   que   reconocen   que   no   demasiados   lo   escucharan.   Pierre   escribe   en   una   época  entre  ilustrados  y  monarcas  absolutos.         Los   ilustrados   leen   los   textos   de   Saint-­‐Pierre   y   Rousseau   hace   su   “juicio   sobre   la   paz   perpetua”,  que  habla  de  las  ideas  de  Pierre,  que  lo  ve  no  obstante  como  una  utopía,   bonita   de   realizar,   una   confederación   de   estados   sin   hegemonía   de   unos   poderes   fuertes.   Pero   lo   mira   en   la   realidad   de   sus   tiempos,   el   de   los   estados   absolutos   à   siempre   habrá   luchas   de   poder,   sólo   con   introducción   de   formas   democráticas   se   puede   crear   una   paz   perpetua   a   través   de   una   confederación   de   Estados.   Sólo   con   nuevas   formas   de   gobierno   sería   posible   un   pacto   entre   estados,   porque   entre   monarquías  absolutas,  por  su  naturaleza,  no  puede  durar  mucho.     Tras  la  muerte  de  Luís  XIV,  el  mismo  Pierre  ve  las  limitaciones  de  su  discurso,   pero  sigue  hablando  de  él  alejado  de  la  política.  Objetivos  muy  válidos  pero  inviables   para  su  tiempo.  Ejemplo:  su  exclusión  de  la  Royal  Accadémie:   • • Cuando   muere   Luís   XIV,   regencia   à   monarquía   con   vacío   de   poder   es   débil,   es   lo   que   decía   Saint-­‐Pierre   que   los   estados   europeos   han   de   vigilar   para   mantener   la   situación.   En   la   regencia   guiaba   el   duque   de   Orleans,   muy   controlado   primero   por   la   aristocracia   francesa,   que   quiere   recuperar   el   poder:   y   se   instala   un   sistema   de   consejos:   uno   de   finanzas,   otro   de   guerra…   era   una   manera   de   compartir   el   poder   entre   más   personas   y   no   sólo   en   un   grupo   de   ministros.   Era   volver   al   sistema   polisinodal,   organizada   a   través   de   consejos   con   competencias   sectoriales   o   territoriales,   como   tuvo   la   monarquía   católica.   Saint-­‐Pierre   lo   veía   para   controlar   monarquía  absoluta  y  ante  una  situación  de  regencia.     A  partir  del  1719,  el  titular  de  la  regencia  quiere  restituir  el  poder  al  consejo  de   regencia  à  desmembramiento  de  los  consejos:  el  texto  de  Saint-­‐Pierre  pero,  elogia  el   sistema   en   oposición   a   Felipe   de   Orleans.   Su   texto   se   presenta   como   indigno   en   la   academia  y  es  excluido  de  la  Academia  por  decisión  real  (muestra  como  la  Academia   se  sometía  al  poder  real).     Su  expulsión  la  lee  Voltaire.  Su  expulsión  es  vista  por  él  y  los  ilustrados  se  ve   mal:  lo  ven  autor  honesto  que  expresa  su  punto  de  vista  y  es  rechazado,  y  que  quiere   un  estado  que  rinda  al  bienestar  de  todos,  idea  propia  de  la  Ilustración.     Voltaire   à   “el   siglo   de   Luís   XIV”:   hace   referencia   a   la   viabilidad   en   el   XVIII   de   la   confederación  europea:  había  más  semejanzas  que  diferencias.  Sobre  todo  se  ve  con   el   derecho,   un   derecho   común,   y   la   práctica   continúa   de   contactos   (embajadores,   espías   en   las   cortes…)   à   en   Europa   era   presente   una   unión   de   las   monarquías   europeas,   ya   gobernaban   coordinadas   porque   las   comunicaciones   ya   eran   muy   buenas.   Eran   los   puntos   necesarios   para   futura   confederación.   La   de   Saint-­‐Pierre   fue   muy  leída  pero  se  quedó  ahí.       Rousseau  también  leyó  a  Saint-­‐Pierre  y  a  través  de  él,  Kant.     IMMANUEL  KANT  (1724-­‐1804)     Le  debemos  sobre  todo  la  creación  de  un  sistema  filosófico,  sobre  el  conocimiento  humano  y   del   papel   de   las   emociones   y   sentimientos   en   la   razón   humana.   Su   producción   filosófica   no   vive  fuera  de  sus  tiempos,  pero  va  más  allá  de  las  limitaciones  nacionales,  es  cosmopolita.   Pero  también  producción  dedicada  a  la  política  del  tiempo  à  base  jurisdiccional  para  una  paz   perpetua,   discerniendo   los   elementos   clave   para   paz   de   larga   duración.   Lo   hace   en   un   momento  de  nuevos  problemas  en  el  equilibrio,  con  el  proyecto  napoleónico.   Su  propuesta  para  la  paz  perpetua  la  hace  por  puntos  y  de  manera  razonada.  Su  obra  es  “La   paz   perpetua”.   Muy   buena   ordenación   de   los   contenidos.   Da   principios   claves   y   como   aplicarlos.   Es  un  proyecto  de  paz  perpetua  que  se  mueve  de  la  experiencia  de  las  guerras  y  propone  como   mantener  equilibrio  mediante  los  tratados  de  paz,  algo  clave.  Introducción  a  sus  ideas:   • • • • • Estos   tratados   deben   ajustarse   a   condiciones   que   no   permitan   el   porvenir   de   otra   guerra.     Y  todos  los  estados  valen  igual:  ninguno  podrá  adquirir  otro  estado  mediante  el  modo   que   sea,   otro   generador   de   guerras   (ni   por   donación,   compra,   conquista…).   Hay   que   tutelar  estos  pasajes  de  una  dinastía  a  otra.   Modalidades   de   no   hacer   la   guerra   y   como   alejarla:   limitación   en   los   presupuestos   para   financiar   al   ejército   y   dar   una   base   de   amplio   apoyo   a   cualquier   iniciativa   a   las   guerras.     Solo   las   repúblicas   pueden   garantizar   la   paz   perpetua,   porque   es   donde   hay   más   personas   favorables   a   ella.   El   proyecto   de   principio   respetado   por   todos   los   estados,   pero   la   única   paz   perpetua   se   tiene   si   los   estados   son   Repúblicas,   porque   solo   la   mayoría  apoyará  la  paz.   Desmilitarización  completa  es  la  otra  idea  para  que  no  haya  guerra.  Se  ha  de  votar  la   financiación  de  los  ejércitos  y  nadie  por  finalidades  negativas  para  animar  guerras.     Kant,   también   gran   estimador   de   las   ideas   políticas   de   Rousseau.   “La   paz   perpetua”   es   el   centro   de   uno   de   los   textos   más   contradictorios   de   Kant.   Él   era   el   ejemplo   de   racionalidad,   pero  este  panfleto  es  diferente.     Para   muchos   historiadores   de   la   filosofía   era   ponerse   a   debatir   sobre   temas   bajos,   contradictorios,  contra  el  ideal  racional  y  rígido  de  su  sistema  filosófico.  Era  mojarse  en  temas   que  lo  alejaban  de  su  sistema  racional.  Pero  es  otra  vez  una  propuesta  de  fórmulas,  a  modo  de   Saint-­‐Pierre…   fórmulas   para   el   bienestar   de   todos,   y   las   de   Kant,   con   su   formulación,   son   de   fácil  aplicación.  Y  aún  así,  están  ofertadas  por  un  teórico,  sin  experiencia  política.     Da   consejos   que   implican   un   cambio   radical   de   las   instituciones,   aquello   que   Rousseau   veía   necesario.   Han   de   rechazar   las   formas   monárquicas   porque   paz   solo   se   puede   lograr   con   sistemas  democráticos  y  republicanos.   2  partes:   • Normas  sencillas  de  aplicación  más  o  menos  directa:   o Unas  han  de  ser  más  inmediatas  y  otras  deben  requerir  más  tiempo,  pero  son   todas  leyes  objetivas.  Lo  inmediato  son:   § Algo  que  ya  se  aplicaba:  tratado  de  paz  no  debe  dar  pie  a  motivos  de   otra  guerra,  se  hacía  desde  Westfalia   § Ningún  estado  debe  inmiscuirse  en  la  constitución  y  gobierno  de  otro   estado.  No  se  deben  hacer  injerencias,  como  ya  decía  Saint-­‐Pierre.  Ello   mantiene  el  status  quo.     § Ningún   estado   en   guerra   con   otro   usará   hostilidades   que   imposibiliten   la   recíproca   confianza   en   una   paz   futura.   Grosio   ya   hablaba   del   o derecho  de  la  guerra,  que  había  de  evitar  que  fuera  imposible  la  paz.   Kant   habla   de   no   usar   asesinos,   envenenadores,   quebrantar   capitulaciones,  exaltar  la  traición…   Medidas  de  aplicación  gradual:   § Ningún   estado   independiente   (pequeño   o   grande   à   Sully   ya   hablaba   de   ponderación   en   las   monarquías   respecto   a   su   extensión,   las   más   pequeñas   valían   menos.   Pero  para  Saint-­‐Pierre  y  Kant  todos  valen  igual).  Y  ningún  estado  podrá   § § anexionarse   otro   mediante   el   método   que   sea:   repetía   Saint-­‐Pierre,   cada  uno  en  su  casa  (ni  compra,  ni  herencia,  ni  cambio,  ni  donación)   Ejércitos   permanentes   deben   desaparecer   à   desmilitarización   de   todas  las  monarquías.     No   debe   el   estado   contraer   deudas   para   sostener   la   política   exterior.   Un   estado   que   se   endeuda   por   guerra   es   controlado   por   sus   acreedores,   no   es   libre,   y   todos   estados   deben   ser   libres   para   decidir   y   administrarse,   para   lo   que   no   son   posibles   las   dependencias   creadas   en  momentos  de  guerra.   6  puntos  con  elementos  innovadores  y  otros  que  reflejan  otros  autores.  Tener  un  ejército  es   absurdo  si  todos  los  estados,  siendo  repúblicas,  deciden  independientemente,  por  la  mayoría   de  ciudadanos,  que  siempre  son  favorables  a  la  paz.  De  aquí,  los  artículos  definitivos.   Dice   que   sus   normas   se   pueden   aplicar   en   una   monarquía   y   para   hacerlas   posibles,   hay   que   aplicar  los  otros  principios.  Una  segunda  parte  de  los  principios  que  dotarían  de  paz  eterna:   • • • Primer  artículo  definitivo  de  la  paz  perpetua:     o Estados   deben   ser   republicanos,   donde   la   mayoría,   favorable   a   una   política   pacífica,  evita  la  guerra.   Segundo  artículo  definitivo  de  la  paz  perpetua:     o El   derecho   de   gentes   está   en   la   base   de   la   federación   de   estados   libres,   el   derecho  debe  fundarse  en  una  federación  de  estados  libres,  donde  todos  sus   miembros  son  independientes.  Los  estados  libres  limitan  el  interés  propio  por   el   interés   de   todo   el   mundo,   pero   manteniendo   su   unitariedad,   porque   son   estados  autónomos,   no  se  juntan  en  una  única  entidad,  no  se  pueden  sumar   entre  ellos  porque  eso  daría  más  peso  a  uno  que  a  otro  y  generaría  conflicto   Tercer  artículo:     o Derecho   de   ciudadanía   mundial   debe   limitarse   a   las   condiciones   de   una   universal   hospitalidad.   Ultimo   pasaje   habla   de   la   libertad   de   los   ciudadanos   de   vivir,   de   tener   los   mismos   derechos   en   todas   partes,   y   el   principio   de   hospitalidad,  acoger  miembros  de  los  otros  estados.   Su   discurso   es   el   de   una   confederación   de   estados   pero   que   son   libres   entre   ellos,   autónomos.   Y  está  convencido  de  su  viabilidad.  Toda  esta  utopía  de  confederaciones  de  estado  continuará   en  el  XIX,  siglo  del  nacionalismo,  donde  se  mantiene  vivo  un  ideal  universal  como  el  que  Kant   expresa.       ...

Tags: