Tema 12 Derecho de Sucesiones (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho de Sucesiones
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 13/12/2014
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

Tema 12. LAS DONACIONES POR CAUSA DE MUERTE 1. CONCEPTO Son aquellas disposiciones de bienes que el donante, en consideración a su muerte, otorga en forma de donación aceptada por el donatario en vida suya, sin que el donante quede vinculado personalmente por la donación (por lo que serán esencialmente revocables).
2. ELEMENTOS TIPIFICADORES DE UNA DONACIÓN COMO MORTIS CAUSA 2.1 La estructura de la donación La donación por causa de muerte sigue la estructura de la donación entre vivos, ya que hay una declaración unilateral del donante y una aceptación del donatario. Sin embargo, los efectos son radicalmente distintos, como veremos más adelante.
2.2 La falta inicial de firmeza La donación por causa de muerte no es definitivamente firme hasta que no se produce la muerte del donante. En esto se diferencia de la donación entre vivos, la cual es irrevocable desde que se produce la aceptación. Esta firmeza no se alcanzará (la donación será ineficaz) en estos supuestos: a. La premoriencia del donatario al donante.
b. Revocación de la donación por parte del donante.
c. Si el donante no muere en ocasión del peligro determinante de la donación.
a) El carácter esencialmente revocable de la donación Al no alcanzar firmeza hasta la muerte del donante, la donación puede revocarse (sin que concurra ninguna causa) en cualquier momento, tanto si ya se ha transmitido la propiedad como si no. Ni siquiera es necesario que exista declaración expresa de revocación, ya que lo puede hacer mediante testamento, codicilo o escritura pública posterior. Incluso puede revocarse mediante la realización de actos incompatibles con la donación.
b) La necesidad de que el donatario sobreviva al donante Se deriva tanto de la revocabilidad de la donación por parte del donante (facultad que ostenta hasta su muerte) y de la propia finalidad del negocio, que no es otra que atribuir bienes en consideración a la muerte. No se trata de una condición suspensiva sino de una ineficacia ex lege.
c) Otras causas de ineficacia Si el motivo determinante de la donación fue la existencia de un peligro especial para la vida del donante y éste, finalmente, no fallece como consecuencia de dicha circunstancia, la donación deviene ineficaz.
2.3 La “consideración a la muerte del donante” Podemos afirmar que la contemplación de la muerte significa simplemente que el donante decide ya organizar el destino de una parte de su patrimonio a partir del momento de su fallecimiento, con independencia de testamento o pacto sucesorio. Ahora bien, se trata de una organización que el causante no desea todavía configurar como definitiva.
Tanto es así, que la simple donación considerando la muerte de una persona (padre que dona a su hijo un bien en pago de la legítima) no determina la naturaleza mortis causa de la donación, dado que en este caso se quiere que la donación sea irrevocable. Se requiere que se establezca específicamente que la donación es por causa de muerte.
3. NATURALEZA Y FINALIDAD La naturaleza jurídica de las donaciones mortis causa es difícil de precisar. A pesar de que no se consideran fundamento sucesorio, el hecho de que se sólo adquieran firmeza a la muerte del donante acerca esta figura a la de los títulos sucesorios, en especial el legado, de ahí que se aplique la normativa de éstos para algunos ámbitos de la donación por causa de muerte.
En cuanto a la finalidad o motivo por el cual se otorga este tipo de donación, puede ser, sin duda, que el donante ha decidido mantener un cierto control, no sobre el bien donado, sino sobre el devenir y las vicisitudes de la completa situación jurídica creada. Ejemplo: un padre realiza una donación por causa de muerte de su “torre” a su hijo, pero no está seguro de las intenciones de su nuera, cree que no es buena para él. De esta forma, si más adelanta se confirman sus temores, puede revocar la donación.
4. CAPACIDAD La capacidad para realizar una donación por causa de muerte depende de la forma de otorgamiento; si es en escritura pública (capacidad para testar), si es de otro modo (mayoría de edad). En cuanto a la capacidad para aceptar, se requiere plena capacidad de obrar.
5. LA TRANSMISIÓN DE LA PROPIEDAD El efecto esencial que se persigue en toda donación (la transmisión de la propiedad), puede producirse de manera inmediata o bien diferida al momento de la muerte del donante.
5.1 La transmisión diferida de la propiedad La donación existe, ha sido aceptada, pero no se produce la transmisión de la propiedad, y quizá no llegue a transmitirse nunca si concurre cualquiera de estas circunstancias: a. Que el donatario sobreviva al donante.
b. La posibilidad que tiene el donante de revocar la donación.
La donación por causa de muerte en la que no se produce la transmisión de presente tiene como efecto esencial garantizar al donatario la adquisición futura de lo donado, sin necesidad de ningún pronunciamiento adicional. Este automatismo de adquisición debe permitir inscribir el título en el RP, ya que se admite la inscripción de derechos sometidos a condiciones (esto no lo admite una RDGDEJ de 18.4.2008).
5.2 La transmisión inmediata de la propiedad La propiedad se transmite cuando el donatario acepta la donación que el donante le ofrece, y en la que manifiesta su voluntad de que sea inmediata. Hay que precisar, como ya hemos visto, que esta transmisión se entenderá hecha bajo la condición resolutoria de revocación o premoriencia del donatario.
...