Tema 33 - Articulaciones cráneo y columna vertebral (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Medicina - 1º curso
Asignatura Anatomía y Embriología
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 30/10/2014
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Anatomía Humana Biomecánica de la columna cervical Biomecánica de la columna cervical Articulaciones entre el cráneo y la columna vertebral     La  movilidad  de  la  cabeza  en  la  región  cervical  es  fundamental  en  la  vida  del  ser  humano,  permite   adoptar  una  serie  de  actitudes  de  movimiento  en  todas  las  direcciones  del  espacio  que  facilitan  la   orientación  de  la  cabeza  hacia  los  diferentes  estímulos  que  recibe  el  organismo,  para  poder  poner   en  acción  respuestas  a  los  mismos.  Facilita  la  interacción  de  los  sentidos  y  la  respuesta  del  sistema   nervioso   en   consonancia   con   lo   percibido   por   éstos,   compensando   en   cierta   forma   la   falta   de   movilidad   de   otros   segmentos   de   la   columna   vertebral   que   se   hallan   más   especializados   en   el   mantenimiento  de  la  estática.     Las   articulaciones   entre   el   cráneo   y   las   dos   primeras   vértebras   cervicales   se   conocen   como   articulaciones  craneovertebrales.   Superficies articulares.
Estas   articulaciones   se   establecen   entre   el   occipital   y   las   dos   primeras   vértebras   cervicales   que   se   han  especializado  con  la  evolución  de  la  especie  para  esta  misión  móvil  a  diferencia  de  sus  vecinas.   Se  establecen  pues,  dos  conjuntos  articulares  que  actúan  funcionalmente  como  una  sola,  la  unidad   articular  occipito-­‐‑atlanto-­‐‑axoidea,  de  la  cual  sus  componentes  son:   • • Articulación  atlanto-­‐‑occipital.  Formada  por  la  unión  de  ambos  cóndilos  occipitales  con  las   carillas  articulares  superiores  del  atlas  localizadas  sobre  las  masas  laterales  del  mismo.   Articulaciones  atlanto-­‐‑axoideas.  Uniones  que  tienen  lugar  a  dos  niveles:     1. Articulación   atlanto-­‐‑axoidea   medial.   Establecida   entre   las   carillas   articulares   anterior   y   posterior   de   la   apófisis   odontoides   del   axis   y   la   fosa   odontoidea   de   la   cara  posterior  del  arco  anterior  del  atlas  y  el  ligamento  transverso  del  atlas.   2. Articulaciones   atlanto-­‐‑axoideas   laterales.   Entre   las   carillas   articulares   superiores   del  axis  y  las  inferiores  del  atlas.   Se   establecen   un   total   de   cinco   articulaciones   sinoviales   (dos   occipito-­‐‑atloideas,   dos   atlanto-­‐‑ axoideas   y   una   atlanto-­‐‑odontoidea)   y   una   articulación   no   sinovial   del   tipo   de   las   sindesmosis   (articulación   de   la   odontoides   con   el   ligamento   transverso),   a   través   de   las   que   se   realizarán   los   diferentes  movimientos  de  rotación,  flexión-­‐‑extensión  e  inclinación  lateral  de  la  cabeza.   Ligamentos.
Los   ligamentos   entre   estas   articulaciones   son   muy   numerosos   y   potentes   y   casi   todos   ellos   son   extrínsecos   a   las   cápsulas   articulares.   Algunos   de   estos   ligamentos   son   los   mismos   que   en   las   articulaciones  de  la  columna  vertebral  en  general  y  otros  son  específicos  de  estas  articulaciones.  La   indemnidad  de  las  uniones  articulares  es  fundamental  para  evitar  las  funestas  consecuencias  que   se  pueden  producir  tras  las  luxaciones  de  las  dos  primeras  vértebras  cervicales.  De  hecho,  la  mayor   parte  de  los  refuerzos  adoptan  una  disposición  protectora  de  la  parte  cervical  de  la  médula  espinal   que  discurre  por  el  interior  del  conducto  vertebral  a  este  nivel.   Entre  los  ligamentos  más  importantes  cabe  destacar  de  delante  hacia  atrás  los  siguientes:   • • Membrana  atlantooccipital  anterior.  Unión  entre  el  arco  anterior  del  atlas  y  el  occipital.     Ligamento  atlanto-­‐‑axoideo  anterior.   -1- Licenciatura en Biología Fecha última actualización:13/11/2011 Universitat Pompeu Fabra Anatomía Humana • • • • • • • Biomecánica de la columna cervical Ligamento  del  vértice  del  diente  o  Lig.  Apical.  Se  extiende  desde  la  apófisis  odontoides  a  la   parte  anterior  de  foramen  magno   Ligamentos   Alares.   Entre   los   cóndilos   del   occipital   y   la   parte   superior   de   la   apófisis   odontoides.   Ligamento   transverso   del   atlas:   propiamente   no   tiene   misión   como   ligamento   sino   que   actúa   completando   la   articulación   occipito-­‐‑odontoidea.   En   él   se   originan   dos   prolongaciones:   los   fascículos   longitudinales   (occipito-­‐‑transverso   y   transverso-­‐‑axoideo)   que,  junto  con  el  ligamento  transverso,  forman  el  ligamento  cruciforme.     Membrana  tectoria:  Ligamentos  occipito-­‐‑axoideos  medio  y  laterales     Membrana  atlantoocipital  posterior.  Situada  en  la  parte  posterior  del  conducto  vertebral   Ligamento  atlanto-­‐‑axoideo  posterior.     Ligamento   nucal.   Ensanchamiento   del   ligamento   supraespinoso   desde   CVII   a   la   protuberancia  occipital  externa.   Tipo articular y movimientos.
Las  articulaciones  occipitoatloideas  actúan  como  si  fueran  una  única  articulación  esférica  del  tipo   de  las  enartrosis  consiguiéndose  todos  los  movimientos  posibles  en  las  tres  direcciones  del  espacio:   rotación   sobre   un   eje   que   pasa   por   el   centro   del   canal   medular,   inclinación   lateral   de   escasa   amplitud  mediante  deslizamiento  de  los  cóndilos  occipitales  sobre  el  atlas  y  flexión-­‐‑extensión  por   desplazamiento  de  los  cóndilos  hacia  adelante  durante  la  extensión  y  hacia  atrás  durante  la  flexión.   La   articulación   atlanto-­‐‑transverso-­‐‑odontoidea   es   un   trochus   típico   con   movimientos   de   rotación   alrededor  de  un  eje  vertical,  la  presencia  de  esta  articulación  permite  un  aumento  de  la  capacidad   de  rotación  de  la  articulación  occipitoatloidea  gracias  a  la  desaparición  de  la  articulación  entre  los   cuerpos  vertebrales  a  este  nivel.  Durante  estos  movimientos  de  rotación,  la  odontoides  permanece   fija  y  es  el  anillo  osteofibroso  formado  por  el  ligamento  transverso  y  el  arco  del  atlas  son  los  que  se   desplazan  alrededor  de  un  eje  que  pasa  por  la  odontoides.   Las   articulaciones   atlantoaxoideas   son   del   tipo   de   las   artrodias,   actúan   conjuntamente   con   las   anteriores   permitiendo   movimientos   de   desplazamiento   del   atlas   sobre   el   axis   que   amplían   a   los   realizados  inicialmente  en  aquellas  articulaciones.  Durante  la  rotación  las  masas  laterales  del  atlas   avanzan   y   retroceden   alternativamente   dependiendo   del   sentido   del   movimiento   facilitando   el   incremento   de   su   amplitud.   En   el   movimiento   de   flexión-­‐‑extensión   las   superficies   articulares   se   desplazan  hacia  delante  o  hacia  atrás.     Articulaciones de la columna cervical Al   igual   que   en   las   otras   regiones   de   la   columna   vertebral,   a   nivel   cervical,   las   vértebras   se   articulan  entre  sí  por  dos  zonas:  El  cuerpo  y  las  apófisis  articulares  (arco  vertebral).  En  cuanto  a  sus   medios  de  unión,  tampoco  existen  diferencias  importantes  con  las  restantes  zonas  del  raquis,  con  la   única  excepción  del  ligamento  nucal  al  que  ya  hemos  hecho  referencia  en  las  articulaciones  de  las   dos  primeras  vértebras  cervicales  y  el  occipital.  La  disposición  horizontal  de  las  carillas  articulares   hace  que  esta  región  sea  menos  estable  que  otras.  De  hecho  se  requiere  menos  potencia  para  luxar   las  vértebras  que  para  su  fractura.   Las  superficies  articulares  de  las  articulaciones  entre  los  cuerpos  presentan  como  detalle  diferencial   la  presencia  de  unas  elevaciones  óseas  a  ambos  lados  del  cuerpo  que  constituyen  las  denominadas   apófisis   unciformes   de   las   vértebras   cervicales,   lo   cual   hace   que   los   cuerpos   de   estas   vértebras   contacten  entre  sí  aparte  de  por  medio  de  los  discos  intervertebrales,  por  sus  apófisis  unciformes,   con   lo   que   se   constituyen   unas   articulaciones   laterales   que   se   conocen   como   articulaciones   uncovertebrales.  Estas  articulaciones,  dotan  de  mayor  estabilidad  a  la  columna  cervical  durante  los   -2Licenciatura en Biología Fecha última actualización:13/11/2011 Universitat Pompeu Fabra Anatomía Humana Biomecánica de la columna cervical movimientos  de  flexión-­‐‑extensión  y  facilitan  los  movimientos  de  inclinación  lateral  de  la  columna   cervical.   En  las  articulaciones  entre  las  apófisis  articulares,  podemos  comprobar  como  las  caras  articulares   de  las  mismas  se  orientan  siguiendo  un  plano  oblicuo  de  arriba  abajo  y  de  adelante  hacia  atrás  que   va  aumentando  progresivamente  a  medida  que  ascendemos  en  el  nivel  de  la  columna.  Este  hecho   condiciona   los   movimientos   de   inclinación   y   rotación   del   raquis   cervical,   así   como   explica   la   amplitud   de   estos   movimientos   conseguidos   por   la   conjunción   de   la   acción   de   la   charnela   occipitoatloidea  y  los  movimientos  en  las  artrodias  de  las  apófisis  articulares.     En  resumen,  a  nivel  del  raquis  cervical  inferior,  se  realizan  básicamente  movimientos  combinados   de  inclinación-­‐‑rotación  alrededor  de  ejes  oblicuos  (condicionados  por  la  orientación  de  las  carillas   de   las   apófisis   articulares)   y   se   amplían   los   movimientos   de   flexión-­‐‑extensión   del   raquis   suboccipital.   Integración de movimientos del raquis cervical.
Los   dos   segmentos   del   raquis   cervical   (suboccipital   y   cervical   inferior)   se   complementan   durante   los   diferentes   movimientos.   Por   una   parte   el   raquis   suboccipital   se   corresponde   con   una   cadena   articular  con  tres  ejes  y  tres  grados  de  libertad  y  a  nivel  del  raquis  inferior  se  realizan  movimientos   mixtos   de   inclinación-­‐‑rotación   complementarios   de   los   anteriores   (todos   los   movimientos   cervicales  se  reflejan  sobre  actitudes  adoptadas  por  la  cabeza).   La  amplitud  total  en  los  movimientos  de  flexión-­‐‑extensión  a  nivel  del  raquis  cervical  inferior  es  de   110º,  y  a  nivel  del  raquis  suboccipital  de  20-­‐‑30º,  lo  que  permite  alcanzar  los  130º  totales  durante  este   tipo  de  movimientos.   La  inclinación  lateral  es  aproximadamente  de  unos  45º  de  los  que  8º  corresponden  a  la  articulación   occipitoatloidea.   Es  más  difícil  diferenciar  que  amplitud  corresponde  a  cada  región  durante  la  rotación  de  la  cabeza,   la  amplitud  total  es  de  80-­‐‑90º  por  cada  lado,  en  este  movimiento  12º  corresponden  a  la  articulación   occipito-­‐‑atloidea  y  otros  tantos  a  la  atlanto-­‐‑axoidea.   Por   supuesto,   no   debemos   olvidar   el   papel   de   la   columna   cervical   durante   la   estática,   ya   que   mantiene   el   equilibrio   de   la   cabeza   conjuntamente   con   la   presencia   de   potentes   músculos   en   las   partes  anterior  y  posterior  del  cuello.           -3Licenciatura en Biología Fecha última actualización:13/11/2011 Universitat Pompeu Fabra ...

Tags: