3.1. Extensión del Monacato siglo VI-VIII y los siglos del Hierro VIII-XI (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 3º curso
Asignatura Historia de la Cultura y de las Instituciones Europeas
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 31/05/2014
Descargas 26
Subido por

Vista previa del texto

EXTENSIÓN  DEL  MONACATO  (s.  VI  –  VIII)  Y  LOS  SIGLOS  DE  HIERRO  (VIII  –  XI)     Al  morir  Benito  de  Nursia,  el  monacato  sólo  arraizado  en  el  sur  de  Italia  y  en  Irlanda,  núcleos   creadores  monacato  occidental.   A  partir  mediados  VI  hasta  mediados  VIII,  se  extiende  por:     • • • • • Galia   Germania   Inglaterra  (San  Agustín  funda  Canterbury)   Escocia   Países  Bajos  (Frisia)   El  equivalente  a  Canterbury  será  Bobbio  en  el  norte  de  Italia.     Reforma  irlandesa  llegará  a  Italia  y  la  Benedictina  a  Inglaterra,  se  mezclan.   Y   monacato   se   extiende   a   la   vez   que   gana   prestigio,   y   toda   la   sociedad   es   consciente   de   las   bondades  del  monasterio  (moralización,  cristianización  y  desarrollo  agrario  y  económico).:     • • • introduce  excelencia  moral   cristianización  de  los  campesinos  (donde  aun  reductos  paganos)   y  crea  una  gran  propiedad  agraria,  cosa  que  implica  desarrollo  agrario  y  económico.  Da   faena   Así,  todos  tienen  interés  en  que  se  hagan  comunidades  monásticas.  Y  sembraran  viñas  y  pan   para  la  eucaristía,  por  ello  donde  van  ellos  va  esto.     Así,   el   éxito   del   monacato   hará   consecuencias   imprevistas:   abades   ganan   prestigio   como   ejemplos  de  perfección  social  y  cada  vez  gestionan  patrimonios  más  extensos,  de  modo  que  se   vuelve  un  cargo  deseado.  Ahí  es  cuando  pasa  a  negocio  à  las  familias  nobles  y  reales  le  quitan   el    derecho  de  escoger  el  abad  a  la  propia   comunidad.   Algunos   nobles  ponen  familiares  que  ya   son   monjes,   pero   otros   incluso   meten   a   un   abad   secular   que   mete   a   un   prior   para   que   se   encargue  de  la  vida  monástica,  pero  cobrando  él  los  beneficios.  Así,  el  abad,  con  su  mujer,  etc.,   graves   efectos.   Al   principio   había   dos   escalas   de   valores:   nobiliaria   (fuerza   física,   mucha   comida,   movilidad,   cuerpo   ante   espíritu),   monjes   (humildad,   sedentarismo,   pacifismo,   vegetarianismo,   alma   ante   cuerpo),   y   había   que   escoger.   Pero   entonces   en   vez   de   mantener   esta  división,  con  los  abades  seculares,  se  trae  a  la  comunidad  más  a  la  vida  secular,  de  modo   que  cada  vez  más,  monjes  y  abades  se  parecen  más  a  los  caballeros.  Más  secularizados,  pues,  a   partir  del  último  tercio  del  VII)   Segundo   problema   degradación   moral   interna:   vivir   en   la   comunidad   es   imposible   sin   una   norma,   sin   código   de   conducta.   Hace   falta   un   referente,   y   Benito   lo   resuelve   escribiendo   la   regla,  que  se  leía  cada  día.  Pero  en  los  monasterios  normales,  no  había  una  regla  única.  Tras   muerte  de  Benito,  los  normales  tenían  un   Codex  Regularum,  donde  había  copiadas  una  serie   de  reglas  monásticas,  donde  también  aparecía  la  de  Benito,  pero  también  otras.  Así,  se  regían   eligiendo  un  abad  (si  no  lo  imponía  alguien),  y  este  cogía  el  codex  y  lo  interpretaba,  y  hacía  una   regla   ecléctica,   mezclando   las   reglas   (cogiendo   lo   que   le   gusta   de   cada   una)   à   ésta   era   la   llamada  regla  mixta,  y  cada  abad  nuevo  lo  cambiaba.  Resultado:  desorden.       Así,  este  doble  problema:   • injerencia  creciente  de  la  gente  poderosa  que  iría  imponiendo  abades     • y  la  falta  de  una  regla  precisa   è a  finales  VII  inicios  VIII,  debacle  moral  del  clero  regular  y  secular.  Se  inicia  el  periodo  de   los  Siglos  De  Hierro  (comienzan  en  la  primera  mitad  del  VIII,  lo  más  negro  de  la  historia   de   la   iglesia,   gran   degradación,   hasta   reforma   gregoriana   de   mediados   del   XI,   porque   habrá  que  poner  orden.     Desordenes  más  claros  en  el  rural,  no  seminarios,  curas  que  tenían  concubinas,  hijos…     La  degradación  la  reflejan  los  primeros  capitulares  y  sínodos  carolingios,  leyes  que  promulga  el   imperio   para   todo   el   imperio.   (*sólo   dos   territorios   con   dos   capitulares   específicas   (Italia   y   la   marca   hispánica).  Monumenta  germanica  histórica  (MGH)  à  colección  de  fuentes  más  importante  del  mundo,  fundada  en   el   XIX,   está   en   Friburgo,   y   allí   están   las   capitulares   carolingias,   leyes   ordenadas   de   todos   los   carolingios).   La   de   Carlomagno  tomaba  medidas  contra  la  degradación  monjes,  que  deben  ser  controladas  por  los   missi   dominici,   que   contaban   lo   visto,   y   éstos   decían:   algunos   abades   llevaban   armas,   participaban   en   expediciones   guerreras,   se   enfrontaban   al   obispo   y   señores   laicos   y   eclesiásticos,  disponían  de  caballerías,  perros,  y  caza,  dan  recepciones  fastuosas  con  músicos  y   bufones,  menospreciaban  la  plegaria,  algunos  preferían  las  poesías  amorosas  clásicas  y  épicas   (de   ahí   que   llegaran)   a   los   escritos   de   los   padres   de   la   Iglesia,   no   guardan   castidad,   ni   dudaban   para   financiar   su   tren   de   vida   a   vender   elementos   del   monasterio,   incluso   utillaje   litúrgico,   algunas   mujeres   que   no   les   gusta   el   hábito,   especialmente   abadesas,   se   los   diseñan   de   diseño,   Había  comunidades  indisciplinadas  que  si  no  gustaba  abad,  lo  echaban,  algunos,  con  pretexto   peregrinar   a   Roma   pasaban   años   dando   vueltas   por   Europa   (girovagui,   gente   que   gira),   cada   vez  comen  más  abundantemente  y  rafinado,  curas  con  concubinas  e  hijos…   Esto  es  verdad,  pero  también,  que  al  lado  de  esta  masa  de  monasterios  relajados,  la  mayoría,   habrá  también  una  minoritaria  línea  de  monasterios  rigurosos,  que:     • • • son  minoritarios     y  reúnen  dos  condiciones:     o son   pobres   (pocos   recursos,   y   nadie   quiere   ser   abad   de   ellos,   por   ello,   son   elegidos  por  la  comunidad)     o y  suelen  ocupar  espacios  periféricos  del  Imperio.     Se   mantienen   fieles   al   inicial   espíritu   benedictino   en   un   contexto   de   relajación   total   por  todas  partes.     De  estos  rigoristas,  destacan  dos:     • comenzaran   por   Italia,   y   el   primero   de   gran   fama   será   el   mismo   Montecassino   (reconstruido),  donde  estaba  enterrado  Benito  y  que  conserva  su  prestigio.  Así,  fama   de   rigurosos,   presentables,   en   ese   relajado   contexto.   En   un   momento   dado,   Carlomagno,  interés  para  entender  la   regla  de   Benito  de  Nursia,  y  la  lee  y  no  entiende   bien.   Tras     asesorarse   con   su   intelectual   corte,     escribe   dos   cartas   a   Montecassino,   pidiendo  al  abad  Teodomar  que  le  exponga  las  costumbres  de  la  abadía.  Y  la  carta  en   respuesta   explica   muchas   cosas,   como   viven   los   benedictinos   en   el   780   donde   más   rígidos   son   con   la   Regla:   viven   como   la   regla   y   lo   explica,   pero   a   pesar   de   ello,   se   cambian  varías  cosas  del  originario,  a  pesar  de  ser  los  más  rígidos:     o comen  tres  platos  cocidos  (ya  han  añadido  uno),  y  miércoles  y  viernes,  dos.  El   domingo,  y  festivos,  4  platos  cocidos,  doblando  el  vino  (la  regla  original  nunca   hacía  esto).  Y  a  veces  comen  queso,  huevos,  leche  y  pescado  y  otros  alimentos   en  días  especiales.  ¡Y  estos  son  los  rigoristas!  Y  abad  Teodomar  dice  que  de  la   carne   se   abstiene,   solo   comen   de   volátiles   en   Navidad   y   Pascua   y   tres   o   cuatro   jornadas  posteriores,  y  si  no  hay  escasead,  comen  los  8  días  siguientes  de  las   fiestas.  Así,  ya  consumen  carne  de  aves  dos  veces  al  año,  y  para  ello  aparecen   gallineros.  Así,  cambios  en  los  200  años,  ¡pues  imaginar  la  corriente  relajada!     LA  REFORMA  MONÁSTICA  CAROLINGIA     Con   dinastía   carolingia,   cuando   suplen   los   carolingios,   los   mayordomos   de   palacio,   a   los   merovingios,   a   los   reyes   holgazanes,   con   Pipinio   el   Breve   y   sucesores,   esta   dinastía,   se   encuentra   en   situación   singular.     Dentro   del   reino   de   los   Francos   (Francia   del   norte),   las   únicas   estructuras   que,   a   pesar   relajación   moral,   funcionan,   son   las   instituciones   eclesiásticas.   El   territorio   está   organizado   en   diócesis   con   iglesias   rurales   que   celebran   sínodos   periódicamente,   a   pesar   del   desorden.   Como   consecuencia   de   este   sistema   jerárquico,   el   poder   político   lo   aprovecha,   y   hace   circular   por   estas   vías   canónicas   la   función   civil   y   fiscal.   Aprovecha   los   obispos   como   recaudadores   de   impuestos,   Missi   Dominici   (visitadores),   maestros…   y   muchos   rigen   condados   (circunscripciones   territoriales   seculares).   Así,   dentro   imperio  carolingio,  dos  columnas  aguantan  reino  franco:   • • Ejército  à  salvaguarda  fronteras,  mantiene  unidad  estado  y  resuelve  revueltas.   Iglesia  à  mantiene  la  moral  cristiana  y  al  tiempo,  garantiza  la  jurisdicción,  la  ley,  los   tribunales…  y  luego  también  en  Imperio.   Si   uno   de   los   pilares,   como   la   Iglesia,   se   encuentra   en   la   relajación   moral   y   da   mal   ejemplo,   siendo   un   pilar,   la   regeneración   del   clergado   es   un   problema   político,   no   solo   religioso.   Los   merovingios   lo   entienden   y  Carlomagno   también.   En   el   780,   regenera   el   clero,   empezando   por   el   secular,   más   degradado,   y   luego   el   regular,   de   los   monasterios.   Tarea   prioritaria.   Además,   detrás   de   esto   hay   visión   mesiánica   de   Carlomagno   en   su   tarea,   cree   en   establecer   una   teocracia  en  occidente  y  hacer  la  paz  entre  etnias  del  imperio  que  comparten  el  cristianismo,  y   conducirlos   a   la   paz   y   la   prosperidad   económicas   y   espirituales.   Y   todo   esto   lo   saca   de   un   libro   que   leía:   la   Ciudad   De   Dios   de   Agustín   de   Hipona,   que   Alcuino   de   York   le   explicaba   para   entenderla,   y   de   ahí   que   viera   la  importancia   de   la   moral   y   que   la   gente   se   salve.   Así,   el   monje   aplaca   pecados   y   enseñan,   función   importantísima.   De   esta   reflexión   de   Carlomagno,   nueva   concepción  del  monacato,  un  monacato  de  estado,  dirigido  por  el,  por  lo  que  Carlomagno  se   pone   claramente   que   el   monasterio   a   de   dar   monjes   virtuosos   que   den   ejemplo,   y   han   de   tener  mucho  conocimiento,  para  proporcionar  legisladores,  etc.,  bien  preparados.  Tienen  una   tarea   espiritual   y   también   civilizadora,   han   de   llevar   modelo   de   conducta   y   generar   el   funcionariado   del   imperio.   Por   ello   hacen   falta   cambios.   Para   que   sea   el   monasterio   una   “universidad”  y  “modelo  de  conducta”  solo  puede  si  la  moral  es  impecable.     Y  en  los  siglos  de  hierro,  la  gente  secular,  dramatismo  ante  la  degeneración  del  clero,  y  en  un   momento   dado,   sectores   seculares   ilustrados,   teorizan   sobre   si   los   sacramentos   estaban   garantizados  o  dependían  de  la  conducta  moral  de  quien  lo  administraba.  ¿Mala  moral  de  la   persona   taumaturga   a   quien   absuelve?   ¿Es   independiente   de   la   moral   este   ministerio   monopólico   de   la   Iglesia?   Hay   que   tomar   medidas,   y   Carlomagno   lo   ve,   porque   cuestionan   monopolio   eclesiástico.   Así,   hay   que   tomar   medidas   radicales   tanto   en   sentido   eclesiástico   como  político.     Carlomagno  stablece  la  manera  de  imponer  orden  acabando  con  las  reglas  mixtas.  Todos  los   monasterios   una   misma   regla   en   todo   el   imperio.   Y   de   ahí,   cogen   la   de   Benito   de   Nursia,   contestada   por   Teodomar.   Así   à   monasterios   que   ya   la   hubieran   adoptando   entonces,   que   sigan  con  ella  (eran  los  pobres).  Los  poderosos  que  no,  que  la  estudien  y  en  poco,  la  adopten.   La  regla  de  Benito  de  Nursia  se  impondrá  como  ley  capitular.  El  poder  civil  la  impone,  así  que   no  es  solo  una  regla  canónica.     Así,     si   una   regla   que   fue   comenzada   en   el   560   en   Montecassino   se   convierte   en   la   regla   de   toda   Europa,   no   hay   duda   de   que   se   vuelve   en   una   institución   Europea.   Y   continúa   además   después.   Así,   la   primera   institución   europea   que   se   extendió   por   toda   Europa   es   el   primer   benedictismo.       ...

Tags: