4. La obra de arte como fuente para la historia del arte (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia del Arte - 3º curso
Asignatura Fuentes para la Historia del Arte
Profesor C.F.
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 20/12/2017
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

La obra de arte como fuente para la historia del arte Fuentes de la Historia del Arte LA OBRA DE ARTE COMO FUENTE PARA LA HISTORIA DEL ARTE LAS COPIAS, LA EPIGRAFÍA Y LAS INSCRIPCIONES Iconoclastia.
Frans Hogenberg, grabador del siglo XVI en los Países Bajos, opta por el recurso visual y disecciona la catedral para que el espectador observe qué pasa en el interior. Hay pequeños recursos para facilitar la lectura de la imagen, pero el espectador ya entiende que son recursos. Nos muestra cómo se destruyen obras, nos cuenta un hecho que existió, pero no se puede creer al 100%.
¿Hasta qué grado de veracidad las imágenes nos hablan del arte? No siempre el artista querrá ofrecer una imitación veraz, fidedigno, lo que está sucediendo…, por lo que las imágenes tienen convenciones, textos, normas, contextos, para identificar el grado de veracidad, qué ha querido decir el grabador, qué quiere explicar… Esto es una reflexión que nos ha llevado a algunos historiadores del arte, como Francis Haskell, Peter Burke y Gombrich, donde destacan La historia y sus imágenes: el arte y la interpretación del pasado (1993) de Francis Haskell y Visto y no visto: el uso de la imagen como documento histórico (2001) de Peter Burke. Ambos hablan del poder evocador de la imagen y nos pueden atraer para explicar nuestro pasado. Animaban a trabajar con imágenes y advierten de los peligros que tienen las imágenes para los historiadores cuando los interrogan con cuestiones del pasado.
A su vez, Gombrich, desde la historia del arte, se interrogó sobre las imágenes de los textos, qué dice cada uno, en qué nos podemos basar… y siempre avisaba de las diferencias en referencia a los tipos de información que nos dan, las cuales son: - Los textos son muy precisos, detallados.
- La imagen puede condensar muchos significados a la vez, lo que es un punto ambiguo.
Burke anima a trabajar con las imágenes, pero con precauciones, y una de éstas consistía en recordar algo muy obvio que es que la inmensa mayoría de las imágenes no se hicieron nunca con el propósito de ser testigos o pruebas visuales de los hechos que representan.
Las imágenes siempre se deben contrastar con otros documentos, sean otras obras o textos, para que la información sea más objetiva. Para entender la obra, hay que tener en cuenta sus objetivos, las convenciones artísticas de cada época, el contexto, la biografía del artista…, por lo tanto, las imágenes nos cuentan historias, pero no se pueden ver como testigos neutrales de lo que pasó.
A pesar de esto, es evidente que enseñan muchas cosas para el arte, una imagen nos puede dar información sobre la historia del arte. Por ello, ¿qué tipo de reflexiones o información nos puede ofrecer la imagen para la historia del arte? Por ejemplo, dan mucha información las imágenes sobre obras que han desaparecido o que han quedado dañadas y, por ello, se pueden conocer a través de otras obras de arte, como por ejemplo: - Esculturas de copia romana de originales griegos (obras mencionadas por autores). Cuanto más nos alejamos en el tiempo más cautela hay que tener. En el siglo XV se propusieron ciertas Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 1 ! de !4 Fuentes de la Historia del Arte La obra de arte como fuente para la historia del arte restauraciones, muchas seguramente erróneas. También monedas. Se usaban fuentes para hacer las atribuciones. También han tenido pinturas reconstruidas a través de otras actividades artísticas, como la cerámica o el mosaico, porque muchas de las pinturas griegas ya habían desaparecido en época romana imperial. Ejemplos son esto son el Discóbolo (escultura) o la Batalla de Issos con Alejandro Magno y Darius II (mosaico).
- Las pinturas también ayudan a reconstruir arquitectura del pasado. Las pinturas que son en sí mismas obras de arte han ayudado para entender, ver o estudiar una de las fuentes la arquitectura. Son fuentes con convicciones, licencias, normas, que deben conocerse en cada caso.
Los ejemplos son: Ciclo de pinturas en Venecia del siglo XV sobre los milagros de la cruz, que era la reliquia conservada en la escuela San Giovanni Evangelista y en que aparece la Venecia del momento.
Procesión de San Marcos de Bellini, en que vemos cómo era la arquitectura del siglo XV en Venecia, los materiales que utilizaban, cómo eran los espacios, la vestimenta… Se ve la procesión del 1444 cuando un mercader del norte invoca ayuda en la cruz para curar a un hijo enfermo y se le concede. Bellini ofrece el gusto de los detalles, gusto naturalista de los personajes, una representación muy ajustada de la plaza de San Marcos. Aparece la plaza antes de la remodelación de Sansovino. Bellini se supone que siempre ha tenido la intención de representar de manera fidedigna, pero no se sabe del todo ciertamente.
Belloto (siglo XVIII), sobrino de Canaletto, hizo vistas de Dresde, la cual es una de las ciudades más destrozadas de la Segunda Guerra Mundial. Para reconstruir esta ciudad se recurrió a todas las fuentes sobre el aspecto de la ciudad y parece que una de las fuentes más importante es Belloto. Son obras con verdad, pero con ciertas licencias.
San Pedro del Vaticano. Las fuentes más importantes son los planos, las maquetas en madera y los dibujos de los arquitectos que participaron en la construcción. Hay fuentes gráficas que se tienen que tener en cuenta para saber cómo fue en cada momento.
EL GRAVADO El grabado es imprescindible para entender o reconstruir gran parte de la historia del arte. Gracias a ellos se pueden reconstruir muchos episodios: iglesias que se han perdido, ciudades bombardeadas... La ventaja del grabado es la productividad técnica en copias múltiples, lo que provoca la difusión de las obras de arte. Ejemplos son: - Maarten Van Heemskerck (basado en Plinio). Hace una serie de las maravillas del mundo antiguo, de las que solo quedan Keops y el Coliseo de Roma. Son una fuente gráfica teniendo en cuenta la idiosincrasia y las licencias del siglo XVI. Pero, ¿hasta qué punto es fiel a la realidad? En el caso del Templo de Artemisa (siglo VI), hace el grabado en el siglo XVI, hay muchas deformaciones seguramente porque entre medio han pasado muchos siglos.
Sí que va a Roma y el Coliseo seguramente lo vio, pero la visión que nos ofrece con una escultura gigante en medio de Júpiter, con otros conjuntamente, son totalmente especulativas.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 2 ! de !4 La obra de arte como fuente para la historia del arte Fuentes de la Historia del Arte - Belloto. En la Iglesia de la Santa Cruz de Dresde muestra la demolición de la iglesia gótica, seguramente de manera precisa de cómo fue, y da impresión porque la ruina se revivió en la Segunda Guerra Mundial. Es una reconstrucción verídica del siglo XVIII.
Los paisajes de escombros serán muy alabados durante el Romanticismo. A partir del XVIII hay autores que empiezan a especular sobre la estética de los escombros y de los paisajes.
Hubert Robert Es del siglo XVIII, hace gravados de Roma y da la visión del Pantheon que evidentemente está falseado. Roma no tiene puerto ante la arquitectura, es una fantasía.
Piranesi En muchos casos es muy fidedigno a los objetos (Pantheon), pero en otros casos creaba invenciones (Vía Appia).
Las imágenes sirven para ver o aprender sobre un momento histórico o cultural, como es el caso de la escultura de Jon Helinck en un grabado de Philippe Galle. Existe la contra propaganda donde se muestra la sátira de la escultura.
LA FOTOGRAFÍA La obra no debe ser un testigo neutral de la realidad, sino que el artista puede crear. Cuando aparece la fotografía parece que cambia el sentido de la neutralidad. Robert Capa quiere registrar los acontecimientos de la guerra en España, donde hace una fotografía de un militante muerto, una fotografía que enseña al mundo la guerra y la muerte. El ejemplo nos sirve para ver que la fotografía tampoco debe ser un testigo o registro fidedigno de lo ocurrido porque, en este caso, el militante no está muerto, sino que sólo representa una muerte que podría pasar.
La fotografía ha servido para registrar de forma cercana los momentos artísticos que ha habido en cada rincón del mundo. Un ejemplo es la Iglesia de Belén, que quedó destruida. Otro ejemplo es Florencia en noviembre de 1966, cuando hubo una inundación y muchas obras quedaron enterradas.
LOS MODELOS, LOS GUSTOS, LAS INFLUENCIAS La copia de obras nos cuenta otra vertiente. Se pueden establecer modelos visuales como, por ejemplo, que el estilo de Rafael se conozca por toda Europa, es decir, el grado de influencia se basará en las copias que se realicen de cada artista. Otro ejemplo es la escultura de Laocoonte y sus hijos, la cual se encontró gracias a los escritos de Plinio el Joven. Cuando se descubrió Julio II la compró y la expuso en el museo. Se debatió cómo debería ser el brazo derecho y se propuso que el brazo estuviera tumbado o doblado. Al final, se puso doblado, pero es cierto que en otras réplicas se pusieron diferentes brazos.
Muchos artistas se sienten influenciados por las formas y el estilo de la obra, como Miguel Ángel, o grabadores que hacían versiones. La obra también fue influyente en el estilo de obras que no querían reproducirla. Un ejemplo es el fresco de la Batalla de Cascina.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 3 ! de !4 La obra de arte como fuente para la historia del arte Fuentes de la Historia del Arte Salvador Settis muestra que las versiones nos documentan la fortuna de una obra o las diferencias entre original y versión. La relación que se establece entre varias obras de arte es compleja y se debe analizar el modelo del que parte. Un ejemplo es la obra de Bernini y el grabado de Adriaen Collaert y Cornelis Galle. Se piensa que Bernini se inspiró en la obra de Santa Teresa. Es interesante la escena de la levitación de Santa Teresa, cuando recibe la comunión. La influencia de los flamencos le ayuda a hacer la Capilla de Cornaro. La obra fue exportada a otros lugares, como en Viena en la Iglesia de San Carlos Borromeo, donde se hace un altar inspirado en la obra de Bernini.
En Cataluña también tenemos una obra, de Fran Joaquim Juncosa, donde se ve la influencia de Bernini. Y este fraile también traducirá el grabado o la escultura de Bernini.
De nuevo vemos una inspiración en una obra de Cornelis Galle donde hacen una vida de San Ignacio, es decir, se ve el origen de la vida.
Raimondi graba el Juicio de Paris. Aquí muestra un par de figuras sentadas, las que luego aparecerán en Le Déjeuner sur l'Herbe de Monet.
Los recorridos de las obras son complejos y la historia del arte los debe saber buscar.
EPIGRAFÍA El director de un museo atribuyó una obra a Abraham de Führer porque se encontró una firma con el nombre de Abraham de Potter y lo relacionó. Hay información sobre este artista.
Hay otras inscripciones que se estudian porque combinan texto e imagen. Hay mucha información, tanto por el texto como por la imagen. El texto nos da mucha información, por ejemplo, de la autoría del artista, sobre el tema de la obra, la función de la obra. Muchos monumentos tienen inscripciones pintadas o epigráficas que muestran la voluntad de dejar constancia de algo — autoría, fecha, iconografía, etc. —.
El valor de la información puede ser irregular y más si tenemos en cuenta el problema de las falsas epigrafías. Un ejemplo es el Arco de Titus, que aparentemente no tiene información, pero informa de que es un arco dedicado a Tito, el emperador, quien destruye Jerusalén. Se llama Titus como divino y eso nos demuestra que está muerto y nos ayuda a datarlo.
Otro ejemplo es la Columna trajana. Se piensa que quería estar enterrado allí, pero en la torre no se menciona "divino", por tanto, no estaba muerto y se piensa que no quería estar enterrado allí. A los especialistas les sorprende que no se mencione Ia guerra contra los dacios, pero sí se explica en la altura de la columna.
Hay que saber mirar otras informaciones. Siempre se puede interrogar la obra para recrear la historia o su pasado.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 4 ! de !4 ...