Acciones y participaciones (0)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho de sociedades
Año del apunte 0
Páginas 5
Fecha de subida 05/06/2014
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 7. SOCIEDADES DE CAPITALES (IV). ACCIONES Y PARTICIPACIONES I.
TRIPLE DIMENSIÓN DE LAS ACCIONES Y PARTICIPACIONES En general, las acciones otorgan una triple condición, es por ello que hay una triple dimensión, que es la siguiente: 1- Parte del capital social.
2- Condición socio (referente al hecho de quien es titular ostenta la condición de socio, y esto implica, a su vez, derechos y obligaciones).
3- Negocio jurídico.
II.
ACCIONES Y PARTICIPACIONES COMO PARTE DEL CAPITAL SOCIAL Cuando se es titular de a/p, se tiene una parte del capital social. La a/p es la mínima parte divisible del capital social, es decir, NO se puede dividir una a/p en partes.
III.
ACCIONES Y PARTICIPACIONES COMO BASE DE LA CONDICIÓN DE SOCIO Esto dará lugar a ostentar una condición de socio, que implica una serie de derechos (derechos políticos, derecho de voto, derecho de información y derecho a participar en las ganancias sociales y a participar en la cuota de liquidación) y obligaciones.
Hay un derecho específico > cuando se tiene la condición de socio se ostenta un derecho de asunción preferente o suscripción preferente en casos de ampliación de capital, es decir, a no ser que se excluya este derecho expresamente, con una serie de requisitos, cuando un sujeto adquiere la condición de socio o accionista, automáticamente gana un derecho a mantener su proporción en el capital social. Es decir, en el momento en que se acuerde una ampliación de capital, y se tiene un número de a/p representativo, se tiene derecho a estar en la ampliación de capital para no diluir la participación.
IV.
ACCIONES Y PARTICIPACIONES COMO OBJETO DE NEGOCIOS JURÍDICOS También son objeto de negocios jurídicos, en cuanto que títulos que pueden ser representados de varias formas – acciones o participaciones-.
Las acciones son títulos valores, mientras que las participaciones no podrán serlo. Así, esto condiciona directamente la forma de transmisión. Al ser las acciones un título valor, se permite la transmisión real.
Las acciones, en cuanto son títulos valores, pueden ser nominativas o al portador. Además, pueden estar documentadas mediante títulos, es decir, no todas las SA emiten títulos, sino que todas las SA pueden emitir títulos. Cuando las acciones son nominativas, se pueden emitir títulos, cuando son al portador, se deben emitir títulos. Si no hay títulos emitidos, se puede transmitir por el contrato (no es un requisito elevarlo a público, a no ser que lo digan ES).
Las participaciones necesitan una representación documental para su transmisión. Por ende, las participaciones son siempre nominativas – siempre está documentado quién es el titular de las participaciones-.
Tanto en SA como SL, las a/p, al ser nominativas, se debe llevar a cabo un libro registro de accionistas y socios, para saber en todo momento quien es titular del capital social (cosa que no ocurre con las acciones al portador).
En la SA, además existe la posibilidad - y esencialmente para sociedades cotizadas- que las acciones se representen mediante anotaciones en cuenta, es decir, los títulos emitidos de forma masiva, su llevanza se realiza a través de un sistema informática que va casando operaciones de compraventa. Las transmisiones se documentan a modo de cuenta corriente.
V.
COPROPIEDAD Y DERECHOS REALES SOBRE ACCIONES Y PARTICIPACIONES Cuando hay una copropiedad –más de un titular sobre unas acciones- tiene que nombrarse un representante, que ejerza los derechos y las obligaciones.
Respecto al usufructo, al igual que en Derecho Civil, las condiciones de ejercicio se debe estar a las condiciones del título. Pero, en principio, la condición de accionista reside en el nudo propietario. El usufructuario, por otro lado, tiene derecho a las ganancias derivadas del usufructo. Se debe tener presente qué ocurre respecto al derecho de suscripción o asunción preferente cuando las acciones son objeto de usufructo. En principio, el derecho de suscripción o asunción preferente pertenecen al nudo propietario, pero si éste no lo ejercita, el usufructuario podría ejercitarlo también, es decir, se extiende el derecho para que éste pueda hacerlo.
Respecto a la prenda, a no ser que en el título constitutivo se pacte lo contrario, aunque las acciones estén sujetas a un derecho de garantía, el titular de las acciones continúa ejercitando sus derechos.
VI.
NEGOCIOS SOBRE LAS PROPIAS ACCIONES Y PARTICIPACIONES ¡! Autocartera, es decir, cuando la sociedad puede ser titular de sus propias a/p. Podría llegar a ocurrir esto, por ejemplo, porque uno de los socios fallece y los ES prevén que, en esa situación, sea la sociedad quien adquiera las a/p. O en virtud de resolución judicial, sea el Juez quien determine que sea la sociedad quien se quede las acciones de un socio.
La autocartera originaria podría ser, en el momento de ampliar capital, podría ser la propia sociedad la que asuma (al tener PJ y un representante) esas mismas acciones. Esto en la SL no es posible, pero si podría llegar a serlo en la SA.
Tiene sanciones por parte del Ministerio de Economía, es decir, si se vulneran las normas de autocartera puede ser sancionado. En la SA, además, se obliga a los administradores a desembolsar directamente el valor de las acciones que la sociedad ha suscrito contraviniendo las normas de la autocartera.
¡! Stock option plan, en la SA –tanto cotizadas como no-, es típico que sea la propia sociedad quien se reserve un paquete de acciones propias para entregarlos a sus empleados, a modo de bonificación. Aun así, esto se piensa para la gran sociedad que cotiza, y no se entregan acciones, sino opciones como acciones, teniendo la posibilidad de convertir la opción en acción.
VII.
DISTINCIÓN ENTRE ACCIONES Y OBLIGACIONES ¡! Emisión de obligaciones por parte, únicamente, de las SA (qué son, cuando se pueden emitir y para cuándo).
VIII.
RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS OBLIGACIONES Las obligaciones son una fórmula de financiación de la sociedad, y no otorgan la condición de socio. Son imposiciones cuando hay una emisión, los obligacionistas, así, asumen obligaciones de la sociedad que ésta se compromete a remunerar (se devolverá un principal + intereses).
Las obligaciones son más deuda de la compañía, no fondos propios. Así, las obligaciones pueden ser convertibles en acciones, dependiendo de las condiciones de transmisión de la obligación. Esto será únicamente en SA.
Cuando se realiza una emisión de obligaciones, debe crearse una Comisión con un Síndico – representante de los obligacionistas-. Las condiciones de la emisión es donde se pactará el plazo, tipo de interés, si serán convertibles o no, quién es el obligacionista, obligaciones de información de la sociedad, entre otros.
IX.
VALORES HÍBRIDOS Es únicamente a la SA, que podrá emitir títulos híbridos, que son los siguientes: - Acciones privilegiadas: tienen ciertos privilegios económicos que las diferencian de las acciones ordinarias, y básicamente son para sociedades cotizadas.
- Acciones sin voto: tienen una preferencia en el cobro de dividendos, que, si no se cumple, automáticamente las acciones ganan el derecho de voto que, inicialmente, tienen privado.
- Acciones preferentes: son rescatables, es decir, la sociedad en un momento determinado debe recomprarlas.
...