Memoria TDLC (3) (2017)

Trabajo Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Periodismo - 1º curso
Asignatura Teoria de la comunicación
Profesor M.B.
Año del apunte 2017
Páginas 6
Fecha de subida 24/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

animales, esto unido a los instrumentos tecnológicos hace posible que la capacidad de generar señales sea óptima.
En este capítulo, Manuel Martín Serrano nos habla de la diferenciación de la comunicación como acto biológico y la comunicación con fines específicamente humanos, por eso en la regulación del proceso comunicativo intervienen las leyes de la física, de la biología y de la psique, y en el caso de la comunicación humana, además las construcciones sociales y los sistemas de valores, y por tanto existen aspectos que son tratados por las Ciencias de la Naturaleza y aspectos tratados por las Ciencias de la Cultura.
En cuanto a las expresiones comunicativas, también es importante realizar una diferenciación entre expresión y ejecución. Mientras que la acción ejecutiva esté destinada a la interacción con el otro, no lo realiza por el proceso de comunicaciones como si lo hace la acción expresiva, sino que lo realiza a través de la coactuación. Lo que quiere decir que por ejemplo los animales realizan actos que significan cosas, actuando comunican y, es más, no todos los actos ejecutivos pueden ser sustituidos así como así en actos expresivos, así es que la energía utilizada en los actos expresivos siempre va a ser menos que la energía usada en los actos ejecutivos. Un tipo de acto ejecutivo podría ser la comunicación por mímica.
Como cualquier ser vivo, los humanos y los animales poseemos distintos instrumentos de comunicación y desarrollados a nuestras necesidades. Así pues los gestos expresivos que hoy tenemos los hombres son heredados de nuestros parientes animales más próximos.
En definitiva, los animales a su forma y los hombres a la nuestra comunicamos, es decir intercambiamos datos sobre las cosas, pero eso sí, los animales sólo se refieren a referentes que están de modo inmediato asociados a la satisfacción de sus necesidades dentro de los límites de su ecosistema.
105 CAPÍTULO 2 Este capítulo trata sobre la posibilidad de dos tipos de interacción entre los seres vivos, la comunicación y la coactuación. Por comunicación se refiere a las interacciones que recurren a las expresiones y por coactuación se refiere a las interacciones que recurren a las ejecuciones. Pero que se dé la una no quiere decir que no se dé la otra.
Dentro de este tema, también hemos visto la clasificación de tres tipos de comportamientos. Los autónomos que son los comportamientos que se bastan del mismo sujeto para alcanzar el logro; el comportamiento heterónomo el cual si requiere la participación de otro ser vivo para alcanzar su objetivo; y por último el comportamiento opcional que es aquel en el que el sujeto puede alcanzar el logro, o bien solo o bien con la ayuda de un segundo sujeto. De estos tres comportamientos el comportamiento autónomo estaría fuera de la comunicación, ya que para que este se dé necesita de al menos dos seres vivos y por lo tanto, el comportamiento autónomo solo daría opción a actos ejecutivos y no expresivos.
En cuanto a la tipología de actos, ya sabemos que existen los actos ejecutivos y los actos expresivos, pero de vez en cuando uno puede darse junto con el otro, es más uno puede sustituir al otro, y en otras ocasiones los actos no son sustituibles.
Los mecanismos de la comunicación no se distinguen con facilidad de los de la coactuación, los objetivos de las mismas, a menudo serán los mismos, lo que variará de una interacción a otra será su procedimiento. Cuando el ser vivo comunica algo a otro ser vivo tiene como principal pretensión informar a propósito de algo que afecta a alguno de los dos o a los dos, y sin embargo cuando Ego ejecuta algo sobre Alter, lo que pretende conseguir es una reacción el cómo hacer o dejar de hacer algo. Otra de las principales diferencias entre la comunicación y la coactuación sería que la segunda es más riesgosa que la primera, porque hay ocasiones en las que los actos ejecutivos pueden no ser entendidos a priori.
Otra de las principales funciones de la combinación de los actos ejecutivos y las expresiones es que las ejecuciones pueden confirmar o desmentir las expresiones, al igual que las expresiones pueden utilizarse para proporcionar información sobre los actos ejecutivos que intervienen en la interacción.
Además de esto, Martín Serrano nos habla de la existencia de expresiones comunicativas referidas a los efectos en la interacción humana, estas expresiones son denominadas “meta comunicativas” nombre impuesto por la escuela de Palo Alto, en la que a menuda se da un error: la confusión entre información y comunicación, y es que confunden la información que el agente obtiene cuando tiene frente a sí la presencia del otro, y la información que el 106 actor recibe cuando se relaciona comunicativamente con Alter. Lo que quiere que uno puede darme datos y yo con esos datos construir una información, es decir llegar a obtener información no por la vía de la comunicación, sino por la vía de la observación, e incluso en ocasiones podemos llegar a obtener información por la vía de la experimentación, este proceso claro que podría llegar a ser autónomo, porque por ejemplo observar un paisaje no requiere de la comunicación con otra persona.
En conclusión, este capítulo nos permite observar como un acto expresivo puede llevar consigo a un acto ejecutivo y viceversa y como también, es mejor que el uno se dé junto con el otro para que la comunicación en sí sea más fiable y confirmada.
107 CAPÍTULO 3 Como hemos visto en los dos capítulos anteriores, existen dos tipos de interacciones, las comunicativas y las ejecutivas. El comportamiento ejecutivo, se relacionaría así con la teoría de los actos, mientras que los comportamientos comunicativos se relacionarían con la teoría de la comunicación.
La teoría de la comunicación toma parte del restos de ciencias para reflexionar en la clase de intercambio que se realiza en la interacción comunicativa: con la física comparte el estudio de los cambios de energía; con la Biología comparte el estudio de los órganos biológicos; con la Etología, el estudio de los patrones expresivos de la conducta; con las ciencias económicas el interés por los objetos y cosas en cuanto bienes; con las ciencias sociales el estudio de las relaciones sociales en los grupos; y, finalmente, con las ciencias de la cultura el estudio de los valores. Aunque estos procesos también se dan a la inversa y es en ciertas ocasiones que todas estas ciencias antes mencionadas se basan en la teoría de la comunicación para lograr un mayor dominio. Pero siempre esto cuenta con un contra, y es que en ocasiones la teoría de la comunicación se usa abusivamente para intentar explicarlo todo como un proceso comunicativo, como por ejemplo cuando se trata que toda clase de relación psicológica o social, es por necesidad, una variedad de relación comunicativa. A su vez dentro de la teoría de la comunicación existen usos instrumentales, es decir, aquellas disciplinas que están interesadas en conocer las técnicas adecuadas para que Alter haga determinadas cosas y de determinada forma, como ha querido Ego. En definitiva, es el científico el que está interesado en hacer saber algo a Alter y es el controlador el que pretende aprender a dirigir a Alter a hacer algo.
Manuel Martín Serrano, autor también de este tercer capítulo nos habla de la funda mentalidad que tiene la comprensión dentro de la comunicación, ya que raramente se da la segunda si previamente no se ha dado la primera. Se llama experto en comunicación el que avanza pensando que aun no sabe nada y por el contrario se denomina filisteo al que cree ya saberlo todo, por eso para ser un correcto científico se requiere de la primera actitud ya que para avanzar en la ciencia es necesario el sentimiento del asombro.
Además, Manuel nos expone a través de este mismo libro de ejemplo cuales son los componentes dentro de la tarea comunicativa: los primeros componentes y de mayor necesidad son Ego y Alter; más tarde se requiere la existencia de un medio de comunicación en este caso las máquinas que hicieron posible la impresión del libro; las organizaciones académicas o comerciales; el correcto desarrollo de la comunicación entre uno y otro; la posibilidad de que una sustancia expresiva como la tinta se plasme en el papel; es la universidad quien pone a nuestra disposición la explicación verbal en la clase como forma reconocida y privilegiada.
108 Y para terminar este tercer tema, y a modo de conclusión exponemos las siguientes perspectivas que nos ofrece la comunicación: la comunicación es un saber que examina las interacciones que se realizan entre los seres vivos; la teoría se pregunta por el que, el cómo y el porqué de la comunicación; la comunicación se utiliza a nivel biológico como un medio para asegurar la supervivencia de las especies; en las comunicaciones de los hombres los componentes están en mayor o menor medida, influenciados por el sistema social y por ello el hombre realiza la comunicación para alcanzar determinados objetivos sociales.
109 CAPÍTULO 4 Hasta este momento, hemos hablado de los procesos comunicativos y de la Teoría de la Comunicación, pero no de la Información ni de las relaciones de esta con la comunicación. De lo que si nos hemos dado cuenta es de que existe una estrecha relación entre el significado de información con el de expresión, entiendo por esto a un cambio de lugar, un cambio de forma, una huella, una traza que afecta a la materia, etc.
Pero no es esto lo único que preocupa a los comunicadores sino también les preocupa como es la señal que se emite, si se produce un cambio en la intensidad de la emisión, o admisión de energía por parte de la sustancia expresiva o un cambio en la frecuencia de ese intercambio, por eso a los teóricos les preocupa precisamente el estudio de cómo las energías moduladas y transportadas (las señales) se constituyen de estímulos implicados en una interacción comunicativa.
Por eso aquí nace la primera definición de información como sinónimo de introducir un orden en el flujo de las señales. La información prepara, las señales para que sobre ellas pueda aplicarse el resto de pautas. Los primeros teóricos de la información abordaron los problemas de la comunicación desde el punteo de determinar formalmente cuáles son las condiciones generales para la transmisión de mensajes y también analizan cuál es la cantidad de señales que pueden llegar a transportarse por un determinado canal.
Entonces y para concluir, los aspectos que mayor interés causan en la Teoría de la Información, serían: determinar la cantidad de información, determinar el canal o la red de comunicación, determinar la forma de codificación, que presenta y determinar la correcta identificación de las señales empleadas y de su secuencia. Para uno de los campos en los que la Teoría de la Información ha sido más eficaz es para el campo de la comunicación a través de máquinas capaces de responder a mensajes humanos, o para el estudio de la codificación y transporte de mensajes a través de circuitos eléctricos o electrónicos.
110 ...

Comprar Previsualizar