Lectura de práctica 1. Huarte de San Juan, Examen de ingenios (2016)

Resumen Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Psicología - 1º curso
Asignatura Historia de la Psicología
Año del apunte 2016
Páginas 2
Fecha de subida 11/08/2017
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Historia de la Psicología Oliwia Ciurlej LECTURA: HUARTE DE SAN JUAN EXAMEN DE INGENIOS 1. El concepto ingenio fue estudiado y descubierto por la filosofía natural. Esta, a su vez, describió al hombre como poseedor de dos potencias generativas muy distintas: por una parte, la más mecánica y obvia que compartimos con los animales y las plantas; y por otra parte, la facultad más complicada: el entendimiento.
2. Huarte afirma que la naturaleza no puede ser la responsable de la habilidad del hombre: de otra forma, todos serían gráciles e ingeniosos, ya que todos comparten la misma perfección del alma racional. De aquí también partió el mismo Aristóteles, denominando a los cuatro temperamentos determinados por las cuatro primeras cualidades (calor, frialdad, humidad y sequedad) como la naturaleza; responsable de las facultades e ingenios del hombre. Así, concluye que cada persona tiene distintos temperaremos al largo de la vida; lo cual le permite confirmar que el alma es constante pero manifiesta caracteres diferentes.
3. Para Huarte, solo era apto para la filosofía natural aquel que buscaba la causa específica de un efecto; mientras que los que sustentaban los distintos hechos en los milagros, no merecían formar parte de la dicha ciencia.
4. Todo aquel que se aferraba a las capacidades de la parte material del hombre era incapaz de engendrar el entendimiento. Por esto, eran denominados como capados o eunucos de la sabiduría, porque no podían propagar la racionalidad.
5. Según Galeno, la naturaleza humana se basaba en la comida y la bebida: eran los que mantenían el calor natural del hombre. También destacaba la importancia del sueño, ya que este fortifica las virtudes naturales, manteniendo el calor de nuestro interior. Por esto se tenían que evitar el ayuno y las pocas horas de sueño: con ellos, el hombre sería frío, manco de la energía y el calor que necesita por el entendimiento.
6. De las tres potencias, solo la imaginativa (según Aristóteles) es libre de imaginar lo que quiere. Los espíritus y la sangre arterial son responsables de esta, y se pueden mover a distintas partes del cuerpo donde serán más fuertes. Por tal de debilitar la parte irascible y aumentar la razonable, es necesario perdonar a nuestros enemigos (por tal de que no suba el calor natural del cuerpo). Somos libres de fortificar la facultad que queremos, y si lo hacemos con la racional, seremos premiados.
7. Para que el alma pueda actuar cómodamente sobre el entendimiento, el cerebro debe tener cuatro características: - Buena compostura.
- Estar bien unido.
1 Historia de la Psicología Oliwia Ciurlej - No permitir que el calor exceda a la frialdad ni la humedad a la sequedad.
Composición por partes delicadas y sutiles (buena composición). Para ello se necesita:  Buena figura.
 Cantidad suficiente.
 Cuatro ventrículos distintos y apartados.
 Capacidad de los ventrículos que no sea ni mayor ni menor de lo que conviene a sus obras.
8. La cantidad del cerebro con la que trabaja el alma es muy grande.
9. Los sabios no pueden ser gordos: El vientre grueso engendra grueso entendimiento.
10. Un hortelano le pregunta a un filósofo natural y a un gramático por qué, a pesar de cuidar la tierra, las plantas que él desea no crecen pero las malas yerbas sí. El gramático le responde que es a causa de la decisión de Dios, y el filósofo natural se ríe de su respuesta. A continuación, explica que las decisiones de Dios corresponden al campo de la teología, no a cuestiones naturales del hortelano, que formarían parte de la filosofía natural. Posteriormente, compara la tierra con una madrastra que cuida muy bien a sus propios hijos y le quita el alimento a los de su marido: las malas yerbas son nacidas de las propias entrañas de la tierra, mientras que las que planta el hortelano son hijas de “otra madre ajena”. Así, la tierra les quita sus alimentos, para darlos a las yerbas que ella engendró.
11. Los hombres somos arrogantes así que esperamos que Dios nos haga alguna merced particular (para que sea más preciada). Por este motivo, algunos han fingido ser testigos de milagros por tal que la gente les admire al igual que hacen los que precian al Dios por tenerles en cuenta particular. También favorecen los pobres con dinero para que se interesen por ellos.
2 ...

Tags:
Comprar Previsualizar