Derecho imperial, historia del D romano (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho romano
Año del apunte 2014
Páginas 6
Fecha de subida 18/11/2014
Descargas 2
Subido por

Vista previa del texto

DERECHO IMPERIAL. Tema 6 y 8.
(Dret pre-clàssic i clàssic: III a. de C. fins al III d. de C.) (República: del 509 a. de C. fins al 27 a. de C) (Principat: del 27 a. de C. fins al 235 d. de C.) I.IUS CIVILE, IUS GENTIUM, IUS HONORARIUM Ius civile - ius gentium El ius civile era el Derecho que solo regia para los ciudadanos romanos, un autentico Derecho nacional. Al entrar Roma en la política y comercio mundiales, consecuencia de su expansión como potencia universal, trajo relaciones jurídicas entre romanos y extranjeros. Por ello en el año 242 se crea en Roma un nuevo magistrado, el praetor peregrinus, encargado de las controversias que se susciten entre romanos y extranjeros o entre los extranjeros. Los romanos fueron desarrollando gradualmente, a medida que las necesidades lo iban exigiendo, un nuevo Derecho, que también era D romano y se aplicaba también a las relaciones con extranjeros, el ius gentium.
También se tuvo que desarrollar un nuevo procedimiento más elástico que el de las legis actiones y susceptible de amoldarse a las diversas situaciones: el proceso formulario. Las partes manifestaban libremente ante el pretor el contenido de sus pretensiones. El pretor redactaba una formula escrita adecuada al caso y nombraba un juez privado (iudex) para dictar sentencia tras examinar la cuestión de hecho.
El proceso formulario estuvo destinado en un principio a las relaciones con los extranjeros; en el 130ª. C fue permitido por la lex Aebutia, también para los romanos.
Por fi, una lex Julia en el 17 a.C derogó al antiguo procedimiento y el proceso formulario fue establecido como obligatorio para los ciudadanos.
Ius civile – ius honorarium El criterio de distinción es la fuente de producción material, es decir, quién produce las normas. El d civil es el que producen las asambleas populares y el d. honorario es el derecho que crean los magistrados. Podemos hablar de ius honorarirum (D de los magistrados, puesto que las magistraturas eran gratuitas, o sea , honores), o bien de ius praetorium, en sentido estricto. Es el D introducido por los pretores con la finalidad de ayudar, completar y corregir el derecho civil.
Ángela Bayona Página 1 • Ayudar: Hay un testamento por parte de un pater y dice que será heredero tal cuando se produzca tal acontecimiento. Si hay un testamento en estos términos según el d civil la persona no puede heredar hasta que no cumpla cierta edad, imaginaros que son muchos años. Entonces el pretor está atento a la práctica, no puede ser que una herencia este “durmiendo” tanto tiempo. Entonces dice que este heredero puede heredar enseguida, no tendrá que cumplir la edad. Es decir, ayuda al d civil, que no tenía solución para tal caso. El pretor da permiso al heredero y estos bienes no se malmeten y el heredero los puede tener.
• Corrige el D civil.
El pretor está corrigiendo el derecho civil, ya que según el d civil solo pueden reclamar la herencia los herederos dependientes del paterfamilias. El pretor establece que el emancipado podrá entrar a heredar conjuntamente con los otros hermanos que dependían del paterfamilias.
• completar el D. civil.
Si el paterfamilias muere y no tiene hijos que dependan de él. Según el D.civil no entraría a heredar nadie. Gracias al pretor el emancipado reclama y recibe toda la herencia.
CAUSAS DEL NACIMIENTO DEL D. HONORARI.
1. Figura del pretor pelegrino: esencial a la hora de dar porq. En general era por la posición especial que tenían todos los pretores. Porque a través de la iurisdictio creaban nuevas medidas procesales y por tanto innovaban.
2. se quiere conseguir un derecho más justo ya que el d civil es poco flexible y no daba pie a interpretación ya que era muy literal. Necesidad de crear un derecho más equitativo.
3. La necesidad de crear un D que se adapte a las nuevas circunstancias, un derecho más innovador. Y básicamente lo hizo el magistrado y pretor a través de los edictos.
Estaban durante un año ostentando el poder. Al comenzar daban un programa jurisdiccional que establecían las medidas procesales que seguiría en los inicios de su mandato y constaba en el edicto pretorio.
No era necesario que cada magistrado confeccionara un edicto totalmente nuevo, ya que daba inseguridad jurídica al pueblo. Lo que se hacía era mantener un texto fijo, que se iba trasladando de un pretor a otro, llamado edicto traslativo, al que podían añadir normas en casos especiales. Este perdió su vigor porque se habían creado muchas normas especiales. Por fin el emperador Adriano encargo al jurista Salvio Ángela Bayona Página 2 Juliano la redacción definitiva del edicto pretorio, llamado edicto perpetuo. De esta manera el edicto fue codificado y perdió su fuerza creadora de Derecho.
En este programa jurisdiccional, en un principio no había ninguna obligación jurídica para que se cumpliera, sí que había una obligación moral, el que no lo cumplía estaba incumpliendo su oficio (los magistrados). Llegó un momento, el año 67 a . c que se castiga a los magistrados o pretores que no cumplieran el edicto.
II. LA JURISPRUDENCIA ROMANA: LA INTERPRETATIO PRUDENTIUM COMO FUENTE DE DERECHO La jurisprudencia es fuente material del D? Los juristas producían D? No. Son los que saben la ley y la interpretan pero no son fuente de producción del D.
Pero a partir de Augusto ya se puede afirmar que las decisiones o respuestas de los juristas son fuente de producción del D ya que Augusto les da el derecho a dar respuestas con la autoridad del príncipe.
No todos los juristas podían hacerlo, solo los juristas oficiales. Estos juristas eran los sabinianos, las opiniones que daban tenían fuerza legal. Más adelante, Adriano a través de una Constitución Imperial lo que hizo es dar teóricamente lo que pasaba en la práctica, de esta manera estas respuestas vinculaban a los jueces. Adriano reafirmó la fuerza real de las respuestas de los juristas.
A partir de Augusto y reforzado por Adriano la juris es fuente del D.
III.- LA LEGISLACIÓN POPULAR Y SENATORIAL DEL PRINCIPADO.
En el D.imperial nos encontramos con parte de la republica y d preclásico y un principado. La organización es diferente por tanto las fuentes también irán cambiando.
Las asambleas populares y plebeyas siguieron detentando la facultad de votar leyes y plebiscitos. A diferencia de las leyes de la republica esporádicas y de carácter coyuntural, la legislación de Augusto ofrece una coherencia estructural en su intento de planificar diversos aspectos de la vida jurídica romana. Los príncipes lo que hacían eran regular muchos aspectos del derecho público o privado que consideraban importante de manera coyuntural. Ahora lo que privará es la voluntad del príncipe.
Todas las fuentes de producción girarán en torno al príncipe. Augusto quería hacer ver que mantenía todos los órganos republicanos, pero en la práctica no fue así, hubo un tiempo que sí pero luego fueron desapareciendo.
Ángela Bayona Página 3 1. Descenso de la producción normativa de las asambleas populares.
La decadencia de las asambleas del pueblo al cambiar los presupuestos de la vida constitucional fue inevitable. Después de Augusto murieron paulatinamente: la última actividad cae aun en el siglo I d.C. Son sustituidas por el senado-consultos. La función que desempeñaban las asambleas fue sustituida por los senadores. El Senado experimento así una ampliación de su competencia. La evolución llevó a atribuir a los senado-consultos fuerza análoga a la de la Ley. En esta actividad el senado se vio cada vez más influido por el príncipe.
2. Crisis del derecho honorario.
En el principado con Adrián se consolida el edicto, por tanto no se crean nuevas normas de carácter procesal a través del edicto. Que no se creen nuevas normas no quiere decir que desaparezca. Pero en esta época aún hay esa separación entre el sistema del D.civil y del D. honorario. Coexisten los dos. En el D.postclásico la pervivencia de los dos va desapareciendo.
3. Orationes principis in senatu habitae A partir del principado los senado-consulos tienen fuerza legal, es decir sus decisiones eran equiparables a las leyes. Lo que pasó es que y sobre todo a partir de Adriano es que la mayoría de las propuestas votadas en el Senado venían del príncipe. La acumulación del poder condicionó tanto al senado que éste siempre coincidía con la propuesta imperial. Así, en el siglo II d.C, se empezó a citar la oratio imperial, en vez de los senado-consultos. Porque detrás del senado siempre estaba la voluntad del príncipe.
La culminación del poder del príncipe son las constituciones imperiales, que son la base de lo que se llama d. nuevo (ius novum) que se antepone al d antiguo que era el de la republica. El ius novum estaba formado básicamente por las constituciones imperiales que emanaban del príncipe igual que los senado-consultos IV.- LAS CONSTITUCIONES IMPERIALES.
El príncipe no pretendió asumir, en principio ninguna facultad legislativa. No obstante, mediante discretas y heterogéneas atribuciones obtuvo una posición potente en extremo.
1. Los edictos.
El príncipe podía dictar edictos que valían de por vida y no estaban coartados por la colegialidad. Los primeros eran de carácter general y no tenían la limitación del año.
Generalmente tenían relación con temas de organización de las provincias, de Ángela Bayona Página 4 concesión de la ciudadanía… normalmente estos edictos estaban destinados al pueblo o a los magistrados.
2. Los mandata Eran instrucciones que daba el emperador o el príncipe a los funcionarios civiles o a los militares. Al principio solo tenían carácter interno pero con el tiempo cobraron validez general. Estas instrucciones podían revestir carácter administrativo, a veces podían tocar esferas del D. privado.
2. Los rescripta.
Son respuestas del princeps a diversas cuestiones jurídicas. Se manifestaban de dos formas distintas: • En sentido amplio: si el solicitante era una entidad o una personalidad importante entonces respondía con una carta (epistula). Era una carta que normalmente hacía un funcionario o un magistrado planteando dudas en cuanto al d. aplicable o respecto a una situación complicada y lo que hacía el príncipe era contestar a esta carta a través de una secretaría. Estos magistrados estaban vinculados por la respuesta o solución que daba el emperador. Tenían que actuar de acuerdo con la respuesta que daba el emperador.
• En sentido estrecho: si se trataba de un particular, un ciudadano. Se hacía a través de una instancia, que el príncipe respondía en la instancia. Estas respuestas tenían un carácter vinculante pero con una restricción, que si los hechos descritos por las partes no eran verídicos estas respuestas no vinculaban a los jueces. Por tanto se tenían que comprobar.
4. Los decreta Eran decisiones judiciales del príncipe que también podía ser elegido Juez por los particulares. El emperador podía entender de los conflictos y dictar sentencia, en primera instancia y en apelaciones. Tanto en temas civiles como criminales.
Todas las constituciones tienen un valor jurídico. El mérito siempre era de los juristas que formaban el consejo del príncipe ya que eran los que estaban detrás de todas las constituciones imperiales y los que daban todas las respuestas. Los príncipes tenían que estar asesorados porque no eran juristas.
Ángela Bayona Página 5 V. LOS DERECHOS NACIONALES Y EL DERCHO ROMANO.
El punto de partida que tenemos en cuenta es el edicto de Caracalla del 212 d.C que concede la ciudadanía romana a todo el imperio. Como consecuencia el poder está más centralizado y se les aplica a todos los ciudadanos el D.romano. Esto crea unas resistencias muy grandes porque hay pueblos que toda la vida se han regido por su propio derecho sobre todo la parte central del imperio.
Los rescriptos de los príncipes fue la vía la cual se impuso el D. romano.
Ángela Bayona Página 6 ...