Lecciones 20 y 21. La declaración de voluntad. Divergencia entre voluntad negocial y su declaración (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Dret Civil de la Persona
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 14/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes 20. La declaración de voluntad 20.1 Clases de declaración de voluntad Hay varios criterios de clasificación:  Declaraciones receptícias y no receptícias: Las primeras son las dirigidas a una o más personas determinadas (ej: aceptación de un contrato). Las segundas no se dirigen a nadie en particular, se emiten para que sean conocidas por quien en su momento convenga que las conozca (pj: la aceptación de la herencia).
 Declaración expresa y tácita: La primera se realiza por medios destinados a exteriorizar la voluntad (normalmente son dos, la palabra o por escrito). La segunda es la que se manifiesta a través de un comportamiento del que se deduce una voluntad (pj: el abandono de la cosa por el propietario encierra la voluntad del propietario de renunciar a su derecho de propiedad).
 Declaración de voluntad presunta: Es la inferida por la ley de un determinado comportamiento. La ley presume que el comportamiento del sujeto manifiesta una determinada voluntad porque normalmente la conducta observada encierra tal voluntad (pj: el 569-19.3, que establece que se entiende que se ha renunciado al derecho de prenda si el bien empeñado se encuentra en manos del propietario).
20.2 Perfección de la declaración de voluntad Significa: nacimiento de la misma a la vida del derecho (cuando para el derecho existe una declaración de voluntad). Cuando la declaración de voluntad se perfecciona producirá los efectos que le son propios según el caso concreto. Las declaraciones de voluntad no receptícias se perfeccionan cuando se emiten pero siendo preciso que la emisión salga del círculo de su autor, momento que se llama expedición.
En cuanto a las declaraciones de voluntad receptícias la doctrina, en cuanto al momento en que se perfeccionan habla de 4 teorías: 1 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes  Teoría de la emisión: Ésta teoría es inaceptable si nos quedamos en la emisión en sentido estricto (por el hecho de firmar la carta solo).
 Teoría de la expedición: Se perfeccionaría cuando se expide la declaración de voluntad hacía quien tiene que conocerla (cuando hecho la carta al correo).
 Teoría de la recepción: Se perfeccionaría cuando es recibida por el destinatario antes de tomar conocimiento de su contenido (cuando el cartero deposita la carta en mi buzón aunque no la haya yo abierto).
 Teoría del conocimiento: Se perfecciona cuando el destinatario la conozca (cuando el destinatario lea la carta).
Esto se resuelve en el 1262.2 CC, que establece en el supuesto de contractos celebrados entre ausentes, cuando habrá producido el consentimiento contractual. Según esta norma, hay un consentimiento desde que el oferente conoce la aceptación. De las 4 teorías se queda con la cuarta, introduciendo una salvedad: o desde que habiéndola remitido el aceptante no puede ignorarla sin faltar a la buena fe. El 1262.3 CC considera el caso de los contratos celebrados mediante dispositivos automáticos (lo más normal es comprar por internet) en estos casos hay consentimiento desde que se manifiesta la aceptación (aquí la teoría de la emisión).
20.3 La sustantividad de la declaración de voluntad En las declaraciones de voluntad receptícias que se perfeccionan cuando llegan a conocimiento del destinatario se plantea si una vez emitidas y antes de llegar a su perfección adquieren sustantividad, es decir, se independizan de su autor, de manera que aunque éste muera o pierda su capacidad, la declaración de voluntad subsistirá y se perfeccionará cuando el destinatario la conozca, aunque este momento sea posterior a la muerte o pérdida de capacidad del declarante.
Esto tiene sus consecuencias prácticas: si admitimos que la declaración de voluntad receptícias, una vez emitida adquiera sustantividad propia, resulta que la aceptación del contrato emitida por el aceptante se perfeccionará cuando llega el conocimiento del oferente aunque el aceptante haya muerto antes de ese momento, y el contrato lógicamente nacerá entre los herederos del aceptante y el oferente.
La opinión mayoritaria de la doctrina y de la jurisprudencia es que en nuestro Derecho las declaraciones de voluntad no tienen sustantividad propia. La muerte o incapacidad sobrevenida 2 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes del declarante extingue automáticamente la declaración de voluntad y ésta yo no podrá producir sus efectos.
21. Divergencia entre la voluntad negocial y su declaración Estudiaremos los supuestos en que la voluntad interna no coincide con la voluntad declarada. Como principio general, cuando se realiza una declaración de voluntad al abrir un negocio pero que no coincide con la voluntad interna, el negocio en principio es nulo de pleno derecho.
21.1 La divergencia consciente. La declaración no hecha seriamente. La reserva mental. La simulación Primero estudiaremos en que supuesto la divergencia entre la voluntad interna y la declarada es consciente (una persona conscientemente declara una voluntad que realmente no tiene):  Declaración no hecha en serio: El declarante emite una declaración en broma, con un fin didáctico o por cortesía sin querer realmente lo que manifiesta. El negocio celebrado es aquí nulo de pleno derecho.
 Reserva mental: El declarante voluntariamente emite una declaración que no refleja lo querido. Aquí, en el contrato celebrado la doctrina considera irrelevante la reserva mental y por tanto el contrato será válido. Se argumenta que la culpa de la divergencia entre la voluntad interna y la declarada es del declarante bajo reserva, también se alega que la otra parte confía justificadamente en la exactitud de la declaración, y no puede defraudarse esa confianza, también se argumenta que si se diese relevancia a la reserva mental, al declarante bajo reserva le bastará pre constituir una prueba antes de la celebración de un contrato de que lo va a realizar bajo reserva mental para invalidar cualquier contrato que después de celebrado no le interese cumplir (en definitiva si se admitiese la relevancia, la seguridad del tráfico jurídico sufriría gravemente) pero se añade que si la reserva es conocida por la otra parte el 3 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes supuesto es distinto y se admite que en estos casos el contrato sería nulo. En la reserva mental en el matrimonio, algún sector de la doctrina le da relevancia porque no es lo mismo imponer al reservante un contrato no querido que un matrimonio no querido (único supuesto contemplado por la jurisprudencia: cuando la solicita el cónyuge de buena fe, aunque en la práctica sí que hay matrimonios que se constituyen por reserva mental).
 La simulación: Las partes emiten declaraciones negociales realmente no queridas, simulando así la celebración de un negocio con el fin de engañar a terceros y mediando un acuerdo previo que deja sin efecto la declaración exteriorizada llamado contradeclaración. Se distingue entre simulación absoluta (las partes no han querido realizar ningún negocio) y simulación relativa (las partes no han querido realizar el negocio simulado sino otro disimulado en el primero, el negocio simulado es nulo de pleno derecho). Cualquiera de las partes puede pedir la nulidad frente a la otra y frente a terceros de mala fe que conocían que el negocio era simulado, pero no frente a terceros de buena fe, también cualquier interesado puede oponer la nulidad del negocio frente a los simulantes y frente a terceros de mala fe. En cuanto a la simulación relativa, será nulo el negocio simulado, pero el negocio disimulado, si contiene los requisitos exigidos por la ley será válido. Con frecuencia los tribunales se han planteado la validez de la donación disimulada en una compraventa de un inmueble (la donación de un bien inmueble para que sea válida debe hacerse en escritura pública, entonces si la compraventa se otorga en escritura pública hay sentencias que admiten la validez disimulada, en cambio otras sentencias admiten la validez de la donación pues entienden que en la escritura pública ha de constar la voluntad de realizar una donación.
21.2 La divergencia inconsciente entre la voluntad y su declaración: el error obstativo En el supuesto de error obstativo la divergencia entre la voluntad interna y la declarada es inconsciente, en los supuestos estudiados anteriormente es inconsciente. Entonces, en el supuesto del error obstativo se emite una declaración de voluntad negocial que por error no coincide con la voluntad interna, esta falta de coincidencia se puede deber a una 4 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes equivocación material (por ejemplo, compro mil kilos cuando realmente seria compro 100 kilos), o se puede deber a que las palabras que se expresan, por ignorar el declarante su significado no manifiestan su voluntad real (por ejemplo, compro la finca tal porque el comprador piensa que así se llama la finca que quiere comprar cuando esta se llama de otro modo).
El CC, en materia de contratos regula el error vicio, pero no el obstativo. Para que el obstativo sea relevante ha de reunir los mismos requisitos que el error vicio, que son dos:  Esencialidad: Esto es que recaiga sobre un elemento esencial del negocio de forma que el que padece el error, de haberse dado cuenta del mismo, no hubiera celebrado el negocio.
 Excusabilidad: Significa que no se deba a negligencia del que sufre el error.
Como el error obstativo, es un supuesto en que no hay consentimiento, su sanción debería de ser la nulidad de pleno derecho, pero en la doctrina (bastante mayoritariamente) se dice que quien realiza el negocio con quien padece el error obstativo se encuentra ante una declaración de voluntad que para él responde a la voluntad interna del declarante, y por tanto se encuentra en una situación similar a la que se encontraría si el declarante emite la declaración de voluntad por un error vicio, y como la sanción del error vicio es la anulabilidad, también debe ser ésta la sanción del error obstativo. Sin embargo la jurisprudencia (sentencias del TS) entiende que al tratarse de un supuesto de falta de consentimiento, la sanción del error obstativo es la nulidad de pleno derecho.
5 ...

Comprar Previsualizar