CLASE 27/01 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Comunicación Audiovisual - 2º curso
Asignatura Comunicación Publicitaria
Año del apunte 2015
Páginas 2
Fecha de subida 27/01/2015
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Ejemplo. Ahora hasta los partidos políticos son una marca. En estos momentos de desprestigio político intentan reinventar una marca haciendo reaparecer el producto anterior. Aquí falla. Lo normal es reinventar una marca haciendo desaparecer momentáneamente el producto e introduciendo nuevas cualidades que, cuando ya están asumidas, permiten que el producto vuelva a aparecer.
LA ENVIDIA La envidia se podría definir como una emoción de displacer por desear lo que otro tiene. Pero la envidia contiene rabia, la envidia corroe por dentro. La envidia no es en primera persona del singular, la envidia no tiene este relato porque es el sentimiento de dolor ante el bien ajeno, nos duele, nos molesta y nos da rabia el bien ajeno.
La envidia se niega, no queremos darnos cuenta de que existe, porque es destructiva por definición, la envidia es la hermana mayor del odio.
La “envidia blanca” son celitos, se verbaliza en voz alta, es un deseo y no hace falta la destrucción del otro. En la envidia pura se necesita la destrucción del otro.
Pero esta envidia es envidia del mismo nivel. No envidiamos a Bill Gates, porque es inalcanzable.
Envidias al de tu clase social, al de tu grupo que empieza a destacar, que gana un premio a un concurso en el que tú también habías participado.
Este sentimiento es inmoral, por eso no hay relato en primera persona.
Hay que diferenciar entre la envidia y la persona envidiosa. Es la envidia de la capacidad de hacer algo que tú no puedes y que genera dolor agresivo, de rabia. Algun cinismo puede ocultar la envidia. Una persona muy inteligente puede ocultarla, pero en general sale a través del silencio o de la difamación, pero en general no hay conciencia de envidia y se encontraran excusas inconscientes.
Pero en realidad la envidia es un sentimiento de protección a un sentimiento más doloroso, el sentimiento de dolor ante el bien ajeno, la sensación de odiar-te a ti mismo por no tener una capacidad.
En publicidad habrá propiciada la envidia chabacana, materialista. “Te has enterado que los vecinos del 4 se han comprado un coche?” , y “qué se habrán pensado, si tiene un piso en nuestro barrio y son como nosotros…”. Nunca nos podremos identificar un alguien envidioso, no genera atracción ni ternura. Lo que queda en publicidad es ridiculizada.
En el caso de Movistar es una envidia banal, estúpida “Pues el mío más”.
Cada emoción tiene su relato, su razón de ser. Cuando tienes un relato de envidia son relatos agresivos, de una manera o de otra.
TEMA 4. FOREVER YOUNG. LAS EDADES INTRODUCCIÓN Todos tenemos que aparentar menos de lo que tenemos, porque envejecer es un problema.
Esto es una paradoja, porque nunca antes los seres humanos en occidente tenemos una vida tan larga, pero entonces nos enchufamos el dolor de envejecer.
Lo que en apariencia es un logro tenemos el don de hacerlo un problema.
ADULESCENCIA, es un concepto del siglo XXI, son los comportamientos adolescentes de los adultos. El anuncio de KIA capta los temores de los adultos de hoy en dia: ser adulto significa tener una hipoteca, tener unas obligaciones. Ser mayor es un horror, y hay que tener para siempre un espíritu en ocio, ser siempre (falsamente) adolescente. Ahora los adultos se han metido en el mundo infantil.
Las personas mayores son una generación a traspiés, porque ha cambiado la mentalidad de la sociedad. En el mundo en el que vivían, las personas mayores eran referente de las generaciones jóvenes. Ahora son abuelos y hay que reconvertirse, quien manda es la velocidad en el aprendizaje y la tecnología y hay que estar al día, pero esto es difícil a su edad.
Hay que construir nuevos espacios referenciales para las personas mayores que no se sienten representadas en el espacio actual o el de futuro.
LA INFANCIA Y LA EDAD ANCIANA La infancia es un invento, antes no era interesante. En el siglo XVI podías matar a un niño sin problema, en el siglo XV podías dar el mismo nombre a dos hijos para ver cuál sobrevivía. Los niños eran un estorbo, poco a poco empieza en el siglo XVII, con Rousseau, cuando escribe sobre cómo cuidar a los hijos y la demografía. Con los primeros datos demográficos se vio que esto no era eficaz ni eficiente: en vez de invertir en el futuro, en los niños, se invertía en personas adultas y demacradas que no levantarían el país.
Así, la infancia es una idea construida artificialmente.
Una de las fases de la infancia es el pensamiento mágico, por eso funcionan los reyes… papá Noel…Ellos no se preguntan el tiempo que tienen estos seres para dar los regalos. Conforme van rompiendo este pensamiento, aparecen preguntas “pero si somos muchos…” que se resuelven con “los pajes, etc”.
En las personas mayores jugamos con estereotipios: el abuelo tradicionalista que quiere a sus nietos. Cuando eres abuelo, pierdes tu identidad. Eres abuelo y quieres a tus nietos, y aún que han perdido su referencia (como comentábamos anteriormente) han ganado en afectividad. Los abuelos ahora son más afectivos, hay un afecto entre abuelos y nietos que en otras generaciones no existía.
...