TEMA 1. DELINCUENCIA Y TRATAMIENTO PSICOLÓGICO (2015)

Resumen Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Criminología - 4º curso
Asignatura Predicción, prevención y tratamiento de delincuentes
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 24/03/2016
Descargas 1
Subido por

Descripción

Resumen tema 1. Libro Predicción, prevención y tratamiento de delincuentes (Santiago redondo)

Vista previa del texto

TEMA 1. DELINCUENCIA Y TRATAMIENTO PSICOLÓGICO Tratamiento psicológico de los delincuentes – medios técnicos para reducir el riesgo delictivo.
La delincuencia es un fenómeno multi-causal y complejo por ello es necesario diversos niveles de análisis. Uno de los factores destacados de los delitos y del mantenimiento de las carreras delictivas es la motivación criminal, a igualdad de circunstancias de vida que otras personas no delincuentes, propenden a buscar oportunidades delictivas, a pensar e imaginar posibles delitos, a justificar sus acciones antisociales, a no sentirse concernidos por los daños a las víctimas y a incorporar ciertas actividades delictivas en sus rutinas.
El tratamiento delictivo actual suele dirigirse a producir cambios en los comportamientos y habilidades de las personas, en sus sistemas de pensamiento o de elaboración del mundo que les rodea y en sus emociones y sentimientos. Pretende promover cambios en sus conductas, cogniciones y emociones que reiteradamente les han llevado a cometer delitos. Pero, en los servicios de justicia criminal, el tratamiento generalmente se asienta sobre el concepto de rehabilitación: el ajuste del comportamiento desde un patrón delictivo o antisocial a otros más respetuosos de la ley o prosociales.
Perspectiva social y moral  el ideal del tratamiento y la rehabilitación confiere a los sistemas de control de la delincuencia una expectativa positiva acerca de que es posible la mejora personal de los delincuentes. Lo que proporciona a las estructuras de aplicación de penas mayor humanidad y civilización.
Punto de vista científico  la aplicación de tratamientos coopera a reducir el riesgo delictivo de los delincuentes. El tratamiento puede producir cambios en algunos factores de riesgo personales y actuales del delincuente que influyen sobre su motivación actual para el delito (factores dinámicos).
El tratamiento psicológico puede coadyudar a reducir una parte de la motivación delictiva.
El sistema penal duro (solo retribución) no logra disminuir el riesgo delictivo sino que a veces lo aumenta, los únicos resultados del endurecimiento penal son más presos y menor eficacia penitenciaria, más policías absorbidos por actividades de control de dudosa efectividad, mayor saturación judicial e igual de delincuencia y mayor alarma pública.
El sistema penal es necesario pero debe hacerse compatible con que sea suave y autocontrolado con políticas públicas con una visión v amplia para prevenir la delincuencia a largo, medio y corto plazo.
La perspectiva de civilización y progreso se posiciona del lado del desarrollo tecnológico para mejorar nuestras posibilidades racionales de prevención y control de la delincuencia.
1.1. Antecedentes del tratamiento de los delincuentes Muchos de los tratamientos de los delincuentes se fundamentan en los mismos principios teóricos que el resto de la tecnología psicológica: - El manejo de contingencias de comportamiento - El aprendizaje social - Recientes desarrollos cognitivos La delincuencia es en todo el mundo occidental uno de los sectores de problemáticas personales y de interacción en los que la sociedad y los poderes públicos reconocer una mayor necesidad y posible utilidad de la intervención psicológica.
Precursores en EEUU  Primeras aproximaciones a la evaluación y el tratamiento de delincuentes a principios del s.XX  En 1909 primera clínica para delincuentes juveniles que nació al servicio del primer Tribunal Juvenil, creado en Chicago en 1896, y se especializó en diagnóstico y tratamiento.
 En 1916 en el Departamento de Policía de Nueva York creó el Psychopathic Laboratory que tenía como tarea examinar y perita con antelación al juicio, para los tribunales de NY, a los delincuentes más graves.
 En los años siguientes a la IIGM comienza a producirse una decidida presencia de los psicólogos en el estudio, evaluación en intervención en delincuencia y en el ámbito de la ley.
 Años 50/60 se llevaron a cabo múltiples aplicaciones de programas de tratamiento con delincuentes tanto juveniles como adultos  Años 70 movimiento contrario a la rehabilitación de los delincuentes Precursores en Europa y España:  S. XIX María Cubí localiza en el área temporal del cerebro una zona de la destructividad y se produce el primer desarrollo teórico de la psicología forense y se teorizan los fundamentos psicopatológicos del crimen.
 Segunda mitad del S.XIX las primeras voces correccionalistas como Concepción Arenal; Francisco Giner de los Ríos  En Alemania Stern funda en 1906 la primera revista europea de psicología jurídica  Luís Jiménez de Asúa utiliza para explicar la propensión delictiva, la teoría adleriana del complejo de inferioridad y propone la necesidad de llevar a cabo un tratamiento resocializador de los delincuentes.
 César Camargo teoriza acerca la necesidad de descubrir el complejo originario causante del crimen y de que el juez efectúe en su sentencia un diagnóstico que contemple; el hecho delictivo y sus circunstancias; móviles e la acción; la psicología y psicopatología del delincuente; y el tratamiento que podría serle más indicado.
 Tous y sus colaboradores han confirmado estadísticamente una relación significativa entre variables como la mayor irritabilidad, extroversión y agresividad, evaluadas mediante el PMK-R y mayor violencia.
 Los primeros intentos se sistematización de los sistemas penitenciarios con los objetivos de su humanización, organización interior y promoción de la reeducación de los presos.
 En España: Manuel Montesino implanta por primera vez sistema progresivo estructurado en grados de mayor libertad de los reclusos hasta la libertad condicional en función de su esfuerzo laboral y su conducta en prisión y un sistema de permisos de salida como preparación para la vuelta definitiva a la sociedad.
Evolución en España:  Primeras aproximaciones a partir de los años 60 con finalidades diagnósticas con el objetivo de la asignación laboral o la clasificación de los sujetos en instituciones y posteriormente fue evolucionando hacia objetivos de intervención y tratamiento de los internos.
 Mediados años 90  mayor interés por la delincuencia en otros sectores laborales comunitarios. Estrecha colaboración de investigadores y profesionales en el estudio de la delincuencia y en la aplicación de tratamiento de delincuentes.
1.2. El tratamiento psicológico como factor añadido Muchos sistemas de justicia juvenil, sistema penitenciario y de justicia comunitaria moderna han incorporado el ideal de la reeducación y rehabilitación, cuyo objetivo final es preparar a los delincuentes para vivir honestamente en la sociedad. Los sistemas de aplicación de medidas y penas judiciales intentan lograr tales objetivos mediante distintos mecanismos tradicionales.
En su concepción moderna, el tratamiento especializado de los delincuentes intenta influir sobre algunos factores personales que se consideran directamente relacionados con su conducta delictiva. La práctica actual suele consistir en educación y entrenamiento, intensivos y sistemáticos, en habilidades de comunicación, rutinas de vida prosocial, control de emociones de ira y agresión y de desarrollo de actitudes y valores no violentos, con el objetivo de mejorar sus competencias y su disposición para la vida social y de reducir sus carencias personales más relacionadas con la comisión de los delitos (intenta entrenar en habilidades especificas).
Pasos para el diseño y aplicación de programas de tratamiento: - Se evalúan las necesidades y carencias de los delincuentes relacionados con su actividad delictiva - En función de las necesidades identificadas, se especifican los objetivos del programa de tratamiento - Se toma en consideración un modelo teórico plausible del comportamiento delictivo y de su tratamiento - Se elige un programa acorde con las necesidades de tratamiento o puede diseñarse un ex profeso, es decir, adaptar a nuestras necesidades un programa previamente existente, efectuando para ello los cambios y ajustes que sean necesarios.
- Se aplica el programa de manera completa tal y como se ha provisto hacerlo.
- Se evalúa su eficacia.
Modelos teóricos que sirven de base de manera más frecuente para los tratamientos:  Consideración de disfunciones psicológico-emocionales  Creencia de un factor precipitante de la vida delictiva  carencias educativas  Perspectiva de que la conducta delictiva es aprendida  Consideración de que existen déficits en la competencia psicosocial  tratamiento cognitivoconductual  Creencia de que la disuasión a través del castigo puede reducir la reincidencia y endurecimiento de los régimen carcelarios con la finalidad de aumentar el efecto disuasorio.
 Creencia de que los ambientes institucionales saludables y no punitivos de comunidad terapéutica puede reequilibrar las carencias emocionales y reducir la reincidencia.
 Evitar el etiquetado  mediante programa de derivación a la comunidad.
Se pueden hacer diferentes aplicaciones dentro de una misma categoría que pueden ser muy distintas en el tipo y calidad de sus ingredientes terapéuticos (técnicas específicas y actividades que integran un programa), duración e intensidad, estructura e integridad.
El conocimiento actual sobre la eficacia hace referencia a la influencia global. Para conocer el nivel de eficiencia de un programa debe ser evaluado, el resultado final e ideal de todos los tratamientos es que los delincuentes, tras finalizar el cumplimiento de sus penas, vivan productivamente en sociedad sin cometer nuevos delitos.
1.3. Factores de la delincuencia: lo que se puede cambiar y lo que no El riesgo de comportamiento delictivo de un sujeto en un momento dado dependería de tres grandes clústers de factores:  Factores  Características personales del individuo en combinación con sus experiencias y aprendizaje, se considera el punto de arranque del riesgo delictivo. La variabilidad individual y experiencial confiere a los sujetos distintos niveles de riesgo para el inicio y mantenimiento de carreras delictivas.
o Los efectos criminógenos acontecen desde el principio del a vida o edades muy tempranas, son riesgos estáticos, el cual el efecto criminógeno residual puede acompañar al sujeto durante toda su vida.
o Constituyen los objetivos adecuados de la prevención primaria y secundaria (programas de apoyo social a los ciudadanos ya los grupos sociales para permitir un desarrollo individual y colectivo adecuado y la reeducación de toda suerte de factores de riesgo). Estas campañas no tendrán efectos sustanciales en las generaciones actuales de delincuentes.
o Estos factores producirán en ele sujeto expuesto a ellos efectos latentes que se mantendrán especialmente activos en los años de la juventud, favoreciendo el inicio y mantenimiento de carreras delictivas.
 Factores  Motivación actual de un sujeto para el delito. Son factores de necesidad criminógena. Muchos de estos factores pueden ser rastreados su origen en factores o La motivación cambia a lo largo del desarrollo del individuo y es influida además de por su pasado por sus procesos vitales y experiencias presentes y por sus expectativas futuras.
o Debe ser específicamente evaluada en el momento de estimar dicho riesgo.
o Integrado en esencia por factores dinámicos, que constituyen en campo de acción más directo y genuino de tratamiento que, mediante educación intensiva puede ayudar a reorientar estos factores personales.
 Factores  Factores de oportunidad, son las oportunidades para el delito que influyen sobre la incidencia y prevalencia delictiva.
o A igualdad de factores y cuanto mayor sea la disponibilidad de objetivos víctimas atractivos o vulnerables, más delitos se cometerán.
o La variación en las oportunidades interactúan con las motivaciones delictivas con diferentes resultados en diferentes momentos.
o El tratamiento aspira a producir cambios personales en los individuos que hagan a los delincuentes tratados lo más resistente posible sean cuales sean las oportunidades delictivas que les presentes.
o Los delincuentes altamente motivados buscaran activamente cualquier oportunidad favorable para cometer delitos. Pero también es cierto que la frecuencia y la magnitud de las oportunidades delictivas son parcialmente independientes de la motivación delictiva del sujeto: las oportunidades existen en el marco de las rutinas de la vida diaria.
o Las oportunidades delictivas forman parte del entorno y ni son objetivos específicos del tratamiento psicológicos ni pueden ser influidas directamente por él.
1.4.Factores psicológicos y gradiente terapéutico Tipos de factores psicológicos que se han identificado como elementos de riesgo delictivo: - Factores psicológicos y de personalidad del individuo  condiciones y rasgos personales profundos y esencialmente estables a lo largo de la vida.
- Factores cognitivos y emocionales  creencias y estructuras de pensamientos, aficiones, deseos y afectos que el sujeto posee en la actualidad.
Factores experienciales y de aprendizaje que han llevado a los sujetos a adquirir ciertos repertorios de conducta y determinadas habilidades de vida.
Muchas condiciones neurológicas y estructuras profundas de personalidad no pueden ser sustancialmente cambiadas, pero sí que pueden modificarse, anquen sea parcialmente, lo sabitos delictivos y los pensamientos y emociones que los acompañan.
Todo cambio terapéutico tendría que hacerse desde fuera hacia dentro, tomando como eje de trabajo los elementos más externos y moldeables del sujeto (comportamientos, hábitos) para afectar después a sus sistemas cognitivos-emocionales y dándonos al final la oportunidad de que puedan paliarse o inocuizarse algunos riesgos de raíz más profunda.
No todos los factores psicológicos que influyen sobre el riesgo delictivo pueden modificarse por igual.
1.5.Debates y polémicas sobre el tratamiento de los delincuentes Detractores:  Perspectiva estrictamente punitiva  la filosofía de la rehabilitación y el tratamiento ha entra en conflicto con el supuesto jurídico-penal del libre albedrío o En realidad los dos supuestos son incompatibles.
 Criminología radical  rechazo esencialista. Supuestos: o La reeducación y el tratamiento de delincuentes son indebidos e intolerables porque al cambiar su personalidad el tratamiento atenta contra su libertad individual y el respeto a su identidad.
 Los tratamientos consisten en diversos tipos de acciones educativas qe intentan servir para amplia sus capacidades de acción y elección, por ello toda educación y socialización implican un cierto cambio que se pretende que sean en dirección al crecimiento y la mejora personal.
o El tratamiento de los delincuentes es un instrumento de justificación de la prisión  La aplicación de tratamientos y otras acciones educativas y sociales con los encarcelados suele comportar en la práctica, el aporte de bocanadas de humanidad, normalidad y esperanza dentro de las prisiones. La prevención y el tratamiento de la delincuencia constituyen alternativas al castigo.
o “como todo el mundo sabe” el tratamiento de delincuentes y las políticas de rehabilitación han fracasado en todo el mundo.
 Los tratamientos, cuando se aplican logran mejoras notables que se traducen en reducciones significativas de la tasas de reincidencia delictiva.
Obviamente los tratamientos por sí solos no logran, ni lograrán, eliminar la delincuencia. Y por otro lado la aplicación pura de las medidas penales y el endurecimiento, ni eliminan la delincuencia ni reducen las tasas reincidencia.
...