Respuestas endocrinas al ejercicio (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Ciencias de la Actividad Física y del Deporte - 2º curso
Asignatura Fisiología del ejercicio
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 22/02/2015
Descargas 4
Subido por

Vista previa del texto

RESPUESTAS ENDOCRINAS AL ENTRENAMIENTO Las hormonas son mensajeros químicos sintetizados, almacenados y liberados en la sangre por glándulas endocrinas. Normalmente, las glándulas endocrinas son estimuladas para la liberación de hormonas por medio de una señal química recibida por los receptores de la glándula o estimulación nerviosa. Estas hormonas liberadas a la sangre transporta la información a receptores específicos en los tejidos diana (h. peptídicas) o directamente al ADN en el núcleo de la célula (hormonas esteroideas) En la sangre, encontramos diferentes proteínas transportadoras de hormonas.
Muchas hormonas afectan a múltiples tejidos (testosterona), y tienen múltiples papeles fisiológicos.
Las hormonas participan estrechamente en la regulación de los mecanismos de síntesis y degradación de proteínas. Son muchas las hormonas, incluidas las hormonas anabólicas, como la insulina, testosterona y hormona del crecimiento que contribuyen a varios aspectos en estos procesos.
Diferenciamos dos categorías principales de hormonas: esteroideas y polipetídicas (peptídicas), las cuales interactúan con la célula muscular de distinta manera.
Las hormonas se secretan durante y después de la sesión de ejercicio, debido al estrés fisiológico sufrido por el músculo. La fuerza específica producida en las fibras activadas aumenta la sensibilidad de los receptores y la membrana a los factores anabólicos, incluidas las hormonas, lo que da lugar al crecimiento de la masa muscular.
Después de finalizar la sesión, tiene lugar el proceso de remodelado muscular. Se produce un aumento en la síntesis de actina y miosina, y reducción de la degradación muscular. Sin embargo, si el estrés es excesivo, pueden producirse acciones catabólicas como resultado de la incapacidad de las hormonas anabólicas para unirse a los receptores.
La magnitud de la respuesta hormonal depende de la cantidad de tejido estimulado, la cantidad de tejido remodelado, y la cantidad de reparación tisular exigida por el ejercicio.
Solo las fibras activadas durante la sesión de entrenamiento se modifican, por lo que es importante variar los ejercicios, dado que si no, es posible que siempre se active el mismo grupo especifico de fibras Adaptaciones en el sistema endocrino Aunque los músculos y el tejido conectivo son los tejidos a los que se dirigen la mayoría de objetivos de un programa de entrenamiento, en el sistema endocrino también se producen muchas adaptaciones, dado que este, tiene un gran potencial de adaptación con muchos puntos y mecanismos diferentes que pueden verse afectados tales como: - Cantidad de hormonas sintetizadas y almacenadas Transporte de las hormonas Degradación hormonal - Número de receptores tisulares.
Principales hormonas anabólicas Testosterona: Es la principal hormona que interactúa con el musculo esquelético. Su función fisiológica presenta una doble vertiente: además de sus funciones androgénicas, presentan también importantes acciones anabolizantes, participando junto a otros mediadores hormonales en el desarrollo corporal, potenciando el crecimiento y desarrollo óseo y sobre todo el muscular. Actúa tanto en hombres como en mujeres, pero existe diferencias en la magnitud de la respuesta, pues la concentración de esta hormona en las mujeres es de 15 a 20 veces menor.
La testosterona tiene tanto efectos directos como indirectos sobre el músculo, ya que puede promover la liberación de hormona del crecimiento en la hipófisis, que a su vez estimula la síntesis proteica en el musculo.
Después de su secreción por los testículos en el hombre, y ovarios y glándula suprarrenal en la mujer, la testosterona llega a los tejidos diana por la proteína transportadora, para asociarse con una proteína unida a la membrana, activarse, y como resultado producir la síntesis proteica.
La testosterona circula en la sangre entre 15 y 30 minutos ; se fija en los tejidos o se metaboliza en productos inactivos por medio del hígado y, posteriormente, estos productos son eliminados por la orina.
Se han observado aumentos en la concentración de testosterona en sangre después de entrenamientos aeróbicos de alta intensidad y de pesas. El E.A de alta intensidad pueda causar una respuesta catabólica muy importante en el tejido, y el aumento de los niveles de testosterona puede estar relacionado con la necesidad de sintetizar proteínas para compensar su perdida. Normalmente, el entrenamiento aeróbico no induce aumento de masa muscular.
Para que se produzca esta hipertrofia, el estimulo del ejercicio debe ser el adecuado.
Las concentraciones de testosterona varían a lo largo del día, es mayor por la mañana, y va descendiendo progresivamente. En las mujeres, la concentración no fluctúa tanto.
Los ejercicios en los que participan grandes grupos musculares causan aumentos agudos en la concentración de testosterona.
Hormona del crecimiento: También conocida como somatotropina, es secretada por la hipófisis anterior, y ejerce muchos efectos en el organismo. En lo que a entrenamiento con pesas se refiere, favorece la absorción de aminoácidos y la síntesis proteica en el musculo, lo que da lugar a la hipertrofia. Los tejidos diana para la HC son muy variables: hueso, células inmunitarias, el músculo esquelético, las células del tejido adiposo y el hígado. Los principales papeles fisiológicos de la HC son: - Disminuye la utilización de glucosa y la síntesis de glucógeno Aumenta la síntesis de proteínas - Aumenta la utilización de ácidos grasos y la lipólisis Aumenta la síntesis de colágeno Estimula el crecimiento del cartílago Aumenta el flujo de sangre renal y la filtración Las hormonas suprarrenales: La glándula suprarrenal tiene dos divisiones principales: la corteza y la medula. La primera es estimulada por la hormona adrenocorticotropica de la hipófisis anterior, y la segunda por el sistema nervioso, lo que le permite tener una respuesta más rápida. Las hormonas suprarrenales más importantes son: - Cortisol: Es secretado por la corteza suprarrenal, y tiene efectos catabólicos en el músculo. Es la primera hormona en activar el metabolismo de los HC y está relacionada con el almacenamiento de glucógeno en el músculo. Cuando la concentración de glucógeno es baja, es necesaria catabolizar otros sustratos (proteínas) para conseguir energía.
En el musculo, los efectos anabólicos de la testosterona y la insulina compensan los efectos catabólicos del cortisol.
Al igual que con la hormona de crecimiento, la concentración de cortisol aumenta con el ejercicio de pesas. Su concentración podría no tener efectos negativos después de un tiempo de entrenamiento, en el que el cuerpo se ha adaptado.
Los protocolos de trabajo con pesas que utilizan un volumen alto, grandes grupos musculares y periodos de recuperación cortos causa un aumento en la concentración sérica de cortisol. Aunque los niveles crónicos elevados de cortisol pueden tener efectos adversos, los aumentos agudos pueden ser parte de un proceso más amplio de remodelación del tejido muscular.
- Catecolaminas: Fundamentalmente adrenalina y noradrenalina, son secretadas por la médula suprerrenal. Sus principales funciones son: o Aumento de la producción de fuerza a través de mecanismos centrales y el aumento de la actividad enzimática metabólica de las enzimas o Aumento de la velocidad de contracción del musculo o Aumento de la tensión arterial o Aumento de la disponibilidad de energía o Aumento del flujo sanguíneo o Aumento de la tasa de secreción de otras hormonas ...