1. LA ERA MODERNA TEMPRANA_población, tecnologia y expansión europea (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Ciencias políticas y de la Administración - 3º curso
Asignatura Historia Económica
Año del apunte 2016
Páginas 39
Fecha de subida 16/03/2016
Descargas 17
Subido por

Vista previa del texto

Judit Baeza TEMA 1 La era moderna temprana: población, tecnología y expansión europea ECONOMÍAS PRE-INDUSTRIALES. POBLACIÓN Y TECNOLOGÍA AGRÍCOLA La preocupación básica de la humanidad es la alimentación, una necesidad primaria para la supervivencia.
Las dos principales revoluciones económicas han sido: 1) Revolución neolítica → paso de pueblos cazadores-recolectores a pueblos agricultores, que produce que la población se vuelva más sedentaria. Con la sedentarización aparece:  La división del trabajo.
 Los derechos de propiedad.
 Una mayor complejidad social (guerras, religiones, estructuras gubernamentales, clases sociales…).
2) Revolución industrial.
Orígenes de la agricultura - 10.000 – 8.000 a.C. comienza la agricultura.
 Mínima división de trabajo.
 Tecnología rudimentaria.
- Caza-recolección = economía de la edad de piedra.
- La búsqueda de alimentos explica grandes acontecimientos de la Humanidad → la alimentación como eje básico de la subsistencia lleva al desarrollo e invento de prácticas y técnicas particulares (talla de piedra, construcción de artefactos de transporte...) → incremento de la eficiencia del hombre en la caza y la pesca.
- El hombre se convierte en productor, empujado por el crecimiento de la población: ante la imposibilidad de disponer de espacio suficiente y, por tanto, de obtener el alimento necesario, el hombre invierte trabajo por densificar la producción de determinados alimentos (plantas o animales). Así, sustituye el factor tierra (escaso) por el factor trabajo (abundante).
- Elección entre caza – recolección y agricultura: ¿qué hizo elegir? 4 Judit Baeza  Falta de espacio → el ser humano depredador requiere un espacio vital muy amplio.
Cuando los recursos alimentarios se veían mermados se tenía que ir en busca de otros territorios.
 En la agricultura no se necesita tanta superficie de tierra para alimentarse.
 Las sociedades basadas en la caza y la recolección tienen una dieta más variada y equilibrada que las sociedades agrarias.
 El cambio fue gradual y paulatino → se acaba tendiendo hacia las sociedades agrarias debido al uso extensivo de la tierra.
- Gran parte de la actividad económica hasta el siglo XIX se basaba en la agricultura y las actividades agrarias.
- El progreso y la tecnología estará ligado a las sociedades agrarias hasta aproximadamente 1850.
Sistema demográfico en las sociedades pre-industriales Características principales - Tasas de natalidad y mortalidad muy altas.
- Tasa de mortalidad infantil elevadísima.
- Esperanza de vida al nacer baja → 25 años para un europeo del XVIII.
- Mortalidad muy irregular → epidemias o infecciones, guerras, hambre… acaban multiplicando x2 o x3 la mortalidad → producen descensos importantes de la población.
- Crecimiento de la población relativamente bajo y muy ligado a la mortalidad irregular.
Techo maltusiano Thomas R. Malthus sostenía que: - Cualquier población tiene un límite en la cantidad de alimentos disponibles, que tiende a crecer de forma aritmética.
- La población tiende a crecer de manera geométrica.
Llega un punto que la población acaba superando los recursos alimenticios necesarios → falta de alimentos → crece la mortalidad → decrecimiento población.
 Malthus sostiene que hay una dicotomía entre crecimiento población y crecimiento alimentos.
5 Judit Baeza Cita Malthus (1798): “El hombre que nace en un mundo ya ocupado no tiene derecho alguno a reclamar una parte cualquiera de alimentación y está de más en el mundo. En el gran banquete de la naturaleza no hay cubierto para él. La naturaleza exige que se vaya, y no tardará en ejecutar ella misma tal orden”.
Críticas al techo maltusiano 1) Malthus no ve los incrementos de productividad que conlleva la revolución industrial → fuerte crecimiento producción, que haría desaparecer la limitación al crecimiento demográfico.
2) Crisis demográfica → muchas veces no se llega al techo maltusiano debido a guerras, epidemias, distribución desigual de la renta… Frenos compulsivos y frenos preventivos crecimiento población Malthus sostiene que las sociedades humanas tienden al techo maltusiano, pero que cuando se acercan, empiezan a funcionar una serie de controles o frenos que hacen disminuir o hasta cambiar temporalmente el signo del crecimiento.
Frenos compulsivos o positivos: detienen el crecimiento de la población mediante el incremento de la mortalidad (hambrunas, guerras, epidemias). Funcionan automáticamente → una alimentación insuficiente priva al cuerpo de defensas e incrementa la mortalidad.
Frenos preventivos: reducen y pueden llegar a detener el crecimiento de la población mediante la disminución de la tasa de natalidad. Los principales instrumento eran aumentar la edad del matrimonio para que las mujeres tuvieran menos hijos, y que la soltería fuera más larga.
Cabe tener en cuenta la importancia del predominio de los frenos compulsivos sobre los preventivos, o viceversa.
6 Judit Baeza Ley de rendimientos decrecientes De acuerdo con la idea de Malthus de que la población crece más rápidamente que la producción de alimentos, el principal factor limitador la falta de tierra suficiente (en cantidad y calidad).
El aumento de la población hace que se disponga de menos tierras per cápita o que la calidad mediana de la tierra baje. Además, como consecuencia del aumento de la demanda, disponer de tierra resulta más caro, tanto si es para comprar como por arrendamiento.
- Mayor población → menor tierra per cápita.
- Mayor tierra cultivada → menor calidad media de las tierras y sus rendimientos.
- Mayor tierra cultivada → mayor precio de la tierra y de la oferta de trabajo → mayor salario.
¿Por qué había tasas de mortalidad tan elevadas? - Condiciones higiene-sanitarias muy malas → la propagación de epidemias era común, infecciones que generaban la muerte de las personas fácilmente.
- Bajo nivel educativo de la población.
 Tasas de alfabetización muy reducidas.
 Las personas menos formadas tienen menos calidad de vida.
 En estas sociedades las personas menos formadas tenían menos cuidado de sus hijos y había una mayor tasa de mortalidad infantil.
- Límites del sector agrario e inelasticidad de la oferta → incremento de la tierra cultivada conlleva menor calidad de la tierra. También es más difícil producir más incorporando más 7 Judit Baeza tierra, ya que la calidad de la tierra es menor → muy relacionado con la ley de rendimientos decrecientes.
¿Por qué nacían tantos niños? - Mortalidad infantil muy elevada → incentivo a tener un mayor número de hijos.
- Los hijos eran una “inversión” en mano de obra futura, con costes elevados (alimentar, cuidar… hasta que empiezan a trabajar) → los niños iban a ser una futura fuente de ingresos para la casa.
- Transferencias intergeneracionales → cuando los padres ya no puedan trabajar la tierra, los hijos serán los encargados de trabajarla.
¿Qué efectos macroeconómicos tenía este sistema demográfico preindustrial? - Tamaño poblacional pequeño → pocas economías de escala.
- Estructura de edades → tasas de ahorro bajas (muy difícil ahorrar por posibilidad de guerras, epidemias, malas cosechas…) y desincentivo al capital humano (se tienen hijos para que se encarguen de trabajar la tierra, para que hereden el trabajo de los padres).
Las grandes etapas de la evolución de la población preindustrial europea Hasta la época estadística (aprox. segunda mitad del siglo XIX), no tenemos datos que nos permitan estimar con cierta fiabilidad el nombre i la evolución de la población. Todos los datos que tenemos hasta la etapa preindustrial son estimaciones indirectas, sujetos a amplios márgenes de error, obtenidos de dos tipos de documentación: recuentos de carácter fiscal y registros parroquiales. Otras veces las estimaciones aún más indirectas: fundación o crecimiento de pueblos (o abandono total o parcial), aumento o disminución de la superficie conreada.
Podemos distinguir 3 ciclos de crecimiento demográfico.
8 Judit Baeza Primer ciclo de crecimiento demográfico Partiendo de un mínimo de población hacia el 650, provocado por un siglo de pestes y guerras, la población creció ininterrompudamente: en 1340 la población europea se multiplicó x3,5. Este largo ciclo de crecimiento (7 siglos) se explica por un punto de partida muy bajo.: la densidad europea en 650 era de unos 2 habitantes/km2 i sólo llegaba a 7 habitantes/km2 antes de la Peste Negra (1348). A pesar de esta baja densidad, el crecimiento de la población parece que había empezado a desacelerar hacia 1280 → la Peste Negra no provocó la crisis, sólo la magnificó.
La Peste Negra, procedente de Asia Central, afectó gran parte de Europa entre 1348 y 1351. Se calcula que provocó la muerte de 1/3 de la población europea aproximadamente, aunque de forma desigual → algunas zonas se vieron poco o nada afectadas, en otros la mortalidad fue mucho mayor. Por otra parte, tras la Peste se produjeron importantes movimientos de población: los supervivientes abandonaron las zonas más pobres para ocupar las mejores tierras.
Tradicionalmente se defendía que la difusión de la epidemia se había visto facilitada por el mal estado nutricional de gran parte de la población, que habría de llegar al techo maltusiano, debido a la tecnología disponible en la época. Pero hoy se tiende a considerar las epidemias como fenómenos exógenos sin ninguna relación con el hambre o la situación económica. Sin embargo, parece que en las vigilias de la Peste Negra, la población europea estaba a punto de tocar techo: la epidemia no habría hecho más que magnificar un proceso que se habría acabado produciendo igualmente. Las consecuencias de una pérdida tan brutal de población sí que fueron muy importantes → sucesivos brotes epidémicos mantuvieron la población deprimida durante aproximadamente un siglo.
Segundo ciclo de crecimiento demográfico A partir del siglo XVI se nota un estancamiento de la población en los países mediterráneos, donde habían reaparecido las epidemias: - Durante la 1ª mitad del siglo XVII, la población de la península italiana disminuyó un 15% y la del reino de Castilla un 25%.
- Los países del norte de Europa continuaron incrementando su población hasta 1660 y se estancó a continuación, - Europa central (Alemania, Polonia y Bohemia) fue la zona con un descenso más grande de población, debido a los estragos de la guerra de los Treinta Años (1618-1648) y las pestes y hambres que la acompañaron.
9 Judit Baeza Crisis del siglo XVII: provocada por la caída de la población y de la actividad económica, pero que no fue tanto general ni tan larga como la del siglo XIV. La etapa de crisis se concentra en la 1ª mitad del siglo, por lo que, en conjunto del siglo XVII, la población creció en el conjunto de Europa (aunque muy poco), a pesar de que algunas zonas perdieron población (Alemania, Italia, Península Ibérica).
Tercer ciclo de crecimiento demográfico Se inicia a partir de mediados del siglo XVII, es mucho más rápido que los anteriores y dio muestras de agotamiento hacia finales del siglo XVII. Durante este ciclo no hay crisis. Las transformaciones económicas contemporáneas (Revolución Industrial), las mejoras en los campos de la disponibilidad de alimentos, la higiene y la prevención de epidemias dieron lugar a un cambio cualitativo → es el inicio del régimen demográfico moderno.
Agricultura tradicional y feudalismo Trabajo y producción Los factores de producción son la tierra, el trabajo y el capital. Como que en toda la etapa preindustrial el capital dedicado a la agricultura era escaso y variaba muy lentamente, la producción agraria se considera que dependía básicamente de los factores tierra y trabajo, además de las técnicas disponibles.
La tierra (espacio apto para la explotación y el conreo) era limitada y no homogénea, su valor cambiaba según la calidad y la ubicación. La aplicación capital, trabajo y técnicas permitía mejorar el factor tierra → ampliación de la superficie conreada, mejora de la productividad, creación de sistemas de regadío, desecamiento de ciénagas/marismas, construcción o mejoras de caminos… La aplicación del trabajo a la tierra marca el paso de la caza y la recolección a la agricultura (producción). El trabajo hace la tierra más productiva y mejorable: la mayor o menor disponibilidad de animales de trabajo e herramientas y conocimientos de cada persona/grupo permite obtener más o menos producción con la misma cantidad de tierra y trabajo. El trabajo es prácticamente indisociable de las técnicas disponibles, que van desde herramientas más o menos adaptadas a cada trabajo hasta una gran variedad de conocimientos.
10 Judit Baeza Estas actividades requieren capital, pero en la economía tradicional las inversiones se reducían tan solo a la compra de herramientas o animales de trabajo, y otros productos y dinero necesario para llegar a la siguiente cosecha. El capital tiene una gran capacidad de transformación sobre la agricultura. De hecho, la utilización masiva de capital es la principal diferenciación entre la agricultura tradicional y la moderna.
Economías orgánicas La principal característica de las economías tradicionales era que se trataba de economías orgánicas, donde todo procedía de la tierra: la alimentación, la energía, las herramientas y los bienes de consumo. Por lo tanto, la tierra era el principal factor productivo y la agricultura era la principal actividad económica. Existía una dependencia de la tierra para la alimentación humana y animal (fuerza de tiro y fertilizantes), y para la obtención de energía (poca energía por trabajador e irregular).
Sin embargo, el sistema agrícola tenía poca disponibilidad de nutrientes (baja fertilización) y existía la necesidad de dejar descansar la tierra (barbecho).
Agricultura mediterránea vs. agricultura del norte de Europa La característica comuna es el aislamiento: la población era escasa, vivía en pueblos pequeños, muy dispersos y el transporte era caro y peligroso. Se trataba de economías cerradas, que 11 Judit Baeza producían prácticamente para subsistir. La principal finalidad de la actividad económica era garantizar la reproducción humana y animal y la capacidad regenerativa de la tierra.
El principal problema era la competencia por la tierra entre la agricultura y la ganadería, es decir, el problema de alimentar a la vez a los hombres y al ganado → cuando crecía el nº de población y se ponían en conreo más tierras hacían falta más animales de trabajo, pero precisamente la ampliación de los conreos se hacía sobre los espacios destinados a la pastura.
Europa mediterránea Norte de Europa  La tierra de conreo era poseída y explotada  La tierra era poseída individualmente.
de forma individual por cada agricultor.
 La organización de la agricultura era  La alimentación del ganado se solucionaba comunitaria: la comunidad del pueblo mediante la trashumancia, que permitía determinaba qué tierra se debía conrear equilibrar la escasez de hierba en verano y cuál conrear, así como cuando se en los valles y en invierno en las montañas.
debía de realizar cada acción.
 Los bosques y pasturas podían ser  La tierra disponible se repartía en comunales, es decir, propiedad conjunta grandes ampos o partidas, en el interior de los habitantes del pueblo.
de las cuales la tierra se dividía en bancales largos y estrechos.
 Todos los campesinos del pueblo debían tener como mínimo un bancal por cabeza, ya que el campo entero era destinado a un producto o se dejaba en barbecho (guaret).
Tipos de campos Sistema bienal: un año se conreaba cereal (trigo, cebada, centeno… según las zonas), y el siguiente se dejaba descansar la tierra.
Sistema trienal: se sembraba un año cereal de invierno, el año siguiente cereal de primavera y el tercer año se dejaba descansar el campo. El sistema trienal proporcionaba más cosecha a cambio de más trabajo, ya que cada año se cultivaba 2/3 partes de la superficie, en lugar de ½ del sistema bienal. Pero el cereal de invierno (trigo) solía valer el doble que el cereal de primavera (cebada, avena o cereales inferiores). La ventaja radica en la dispersión del riesgo que supone disponer de 12 Judit Baeza dos cosechas en lugar de una → el cereal de primavera era destinado, en principio, al alimento del ganado, pero también podía ser consumido por los humanos en caso de penuria.
El sistema trienal sólo era posible en el Norte de Europa, ya que en la Europa mediterránea no había suficiente humedad para la cosecha de primavera. La organización en grandes campos de la agricultura en el Norte de Europa tenía como finalidad principal añadir a los pastos un espacio para el ganado en la tierra de cultivo → el campo de barbecho en invierno, al que se añadía el campo corneado en verano tras la cosecha. Por eso se llamaban campos abiertos (open fields), ya que estaban sometidos a la servidumbre del pasto comunitario.
En cualquiera de sus formas, la agricultura tradicional era poco productiva: la necesidad de producir de todo, la pobreza del instrumental (herramientas y ganado) y la falta de fertilizantes hacían que tanto los rendimientos como la productividad fueran bajos y muy irregulares. La mayor parte de los agricultores tradicionales eran muy pobres, debido a la escasez de los rendimientos y, sobre todo, por las exacciones que se tenían que pagar a los grupos dominantes (señores feudales, Iglesia, monarquía).
13 Judit Baeza Estructura social, económica y demográfica de la época - Núcleos rurales dispersos, aislados y autosuficientes.
- Propia competencia entre la tierra cultivada, los pastos y los bosques → se debía decidir qué uso darle a la tierra, - Dificultad para mantener crecimientos sostenidos de la producción (baja productividad) El ciclo productivo Las economías agrarias preindustriales eran incapaces de generar un crecimiento autosostenido.
A partir de una relación tierra-población favorable, se conseguía incrementar durante un cierto tiempo la productividad y, por lo tanto, el crecimiento económico. Pero a largo plazo, el mismo crecimiento de la población imponía una productividad decreciente, debido a: a) La utilización de tierras de menor calidad y, por lo tanto, de rendimientos cada vez más bajos.
b) El añadido de trabajo marginal sobre la tierra tiene unos rendimientos marginales decrecientes a partir de cierto nivel, independientemente de las aportaciones de capital y tecnología.
El crecimiento de la población, que en un primer momento es un factor de incremento de la productividad, a largo plazo reduce la productividad. El resultado es una alternancia de fases de crecimiento y de regresión, en las cuales los diversos indicadores económicos muestran comportamientos diferentes pero relacionados, que explican tanto la capacidad de expansión de la economía feudal como su incapacidad para mantener el crecimiento.
Modelo de Bois y Kriedte Y = producción; L = trabajo; A = tierra; W = salario, P = precios; T = impuestos 14 Judit Baeza 1. Crecimiento de la producción y de la productividad A partir de una situación de baja densidad de población o abundancia de tierra cultivable (Europa siglos XIII i IX), el crecimiento demográfico provocó un período de expansión, consecuencia de una retroalimentación positiva entre el aumento de población, la tierra disponible y la demanda.
Una población más abundante facilita las relaciones, hace aparecer mercados, mejora las comunicaciones y abarate el transporte (Europa s. XI y XII). Y las pequeñas innovaciones técnicas (arada de ruedas) amplifican el proceso.
Empieza una fase de crecimiento en el que la demanda facilita la especialización y con ella mejora la técnica y la propensión a invertir. Como resultado, durante un cierto tiempo, la tasa de incremento de la producción supera la tasa de incremento de la población: la producción crece y los precios bajan, mientras que los salarios reales suben (favorecidos por el descenso de precios).
 Crecen la tierra, trabajo y población, demanda, mercados, especialización, tecnología y salarios reales (hasta siglo XIII) 2. Crecimiento de la producción con caída de la productividad La productividad deja de crecer cuando no se dispone de tierra suficiente o la nueva tierra no es de la misma calidad, por lo tanto, la población en aumento no consigue disponer de explotaciones similares que anteriormente → cada vez se ponen en conreo tierras de menor calidad que, además, son sustraídas a la alimentación del ganado.
Como resultado, disminuye a la vez la superficie mediana de tierra para trabajar, la calidad de la tierra cultivada, la fuerza de trabajo animal y los fertilizantes disponibles por unidad de superficie.
Sin embargo, la producción y la población siguen creciendo, aunque la población más que la producción → se produce una caída de la productividad.
La economía sigue creciendo, pero de forma desacelerada → el aumento de población mantiene alta la demanda, la renta feudal crece, hay ahorro acumulado y la propensión a la inversión se mantiene durante cierto tiempo. Los precios agrarios empiezan a subir y los salarios reales bajan.
Hacia el final de la etapa empiezan a aparecer signos precursores de la crisis: primeros síntomas de estancamiento demográfico (a partir de 1280) y aparecen las primeras penurias graves y que afectan a zonas muy amplias, como el hambre de 1315, que causó un importante aumento de la mortalidad en algunas ciudades de Flandes.
 Peor calidad de la tierra nueva, sustracción de tierras para pastos, disminuye el ganado y los fertilizantes, disminuye la tierra/trabajo; pero sigue creciendo la demanda, la inversión y los precios.
15 Judit Baeza 3. Crisis y recesión Las causas de la crisis se deben buscar en la retroalimentación negativa entre la caída de la productividad y de los salarios y el aumento de la carga feudal (proporción de la cosecha que los campesinos debían dedicar a satisfacer las exacciones feudales), que abocaron a la caída de la demanda.
Primer ciclo de crecimiento feudal (hasta siglo XIV, con la Peste Negra): el detonante de la crisis fue la Peste Negra, que provocó la muerte de un elevado % de población europea. Se considera la primera crisis del feudalismo. La crisis afectó al conjunto de la economía: disminución de la renta de los campesinos lleva a la disminución de la demanda de productos manufacturados, mientras que en la ciudad el alza de los precios agrarios encarece el pan. La miseria en el campo arruina la producción para el mercado local, a la vez que el encarecimiento del pan hace que los productos del artesanado urbano sean menos competitivos en el comercio de larga distancia.
La confluencia de factores negativos lleva a la parte más desvalida de la población al límite de la supervivencia → las tasas de matrimonio y natalidad bajan y las de mortalidad suben, de manera que la población empieza a decrecer, hay muchas rentas y deudas incobrables, la demanda cae y la inversión desaparece → la crisis deja paso a una etapa de recesión.
Principales factores de la recesión: a) Endeudamiento acumulado → aumenta su peso real ya que bajada de la producción, de los precios y las rentas obliga a destinar el pago de las deudas un % más grande que los ingresos.
b) Violencia señorial → la clase feudal intenta mantener o aumentar sus rentas mediante la coacción o la violencia.
c) Caída de la inversión productiva → como la demanda de bienes es baja y la demanda de capital elevada, los prestamos son más remunerativos que las inversiones. Se genera una espiral negativa que durante mucho tiempo dificulta la salida de la depresión.
 Durante la crisis hay guerras, malas cosechas, epidemias, exceso de impuestos… baja la demanda y la producción, suben los precios pero caen los salarios, la población y el trabajo y los impagos, a la vez que aumenta la violencia.
4. Recuperación La caída demográfica conlleva el retorno a una relación tierra-población favorable, de manera que los campesinos supervivientes pueden disponer de más y mejores tierras y en mejores 16 Judit Baeza condiciones. Por lo tanto, la productividad y la renta campesina se van recuperando y empieza un nuevo ciclo de crecimiento económico, empujado por el crecimiento demográfico.
Siglo XV: el arranque del crecimiento contó con la ayuda de algunas mejoras tecnológicas, como el aumento y la mejora de la ganadería (demanda de carne y lana). También se puede tener en cuenta la dedicación a cosechas comerciables (vino, fibras textiles, plantas tintóreas, lúpulo, azafrán, frutos secos, azúcar…).
Cada crisis conlleva una disminución de la propiedad campesina. Por eso, lejos de poder dar lugar a un crecimiento autosostenido, las etapas de expansión cada vez serían más cortas.
 Disminuye el trabajo y la población, que favorece la relación tierra/trabajo y producción/trabajo.
Sistema feudal El sistema feudal fue la forma normal de organización de las sociedades europeas desde el siglo XI hasta la Revolución Industrial.
Características 1) Políticas: casi desaparición del Estado como organización política superior, como consecuencia de la apropiación del poder público y sus ingresos por los señores feudales. El rey era un señor más con sus tierras y hombres. Entre los señores feudales encontramos detentores de cargos públicos (condes, marqueses), grandes propietarios, instituciones eclesiásticas (catedrales, monasterios) y señores de tierras y hombres.
2) Legales: no había igualdad ante la ley, los señores podían ejercer la justicia (violencia y coacción). El feudalismo implica la apropiación del ejercicio de la justicia por parte de los señores feudales, como un atributo más de su poder, lo que permite a los señores ser juez y parte, y por lo tanto, les permite practicar casi impunemente la coacción y la violencia.
3) Económicas: derecho de propiedad sobre la tierra de los señores y predominio de la explotación familiar, la forma más eficaz de organizar el trabajo agrario, dadas las condiciones políticas y económicas de la época.
Renta feudal → prestaciones en trabajo y pagos, que se imponía a los campesinos, gracias al poder, la fuerza y los derechos de propiedad. Censo (parte de la cosecha que iba para el señor 17 Judit Baeza feudal) + diezmo (10% para las instituciones eclesiásticas) + otros pagos (como el uso de molinos…).
La situación de los campesinos respecto al señor y la tierra era muy diversa:  Esclavos: no se consideraban personas → bestias parlantes, hasta el punto de que el propietario era responsable de los actos de sus esclavos. El propietario tenía derecho a matar a sus esclavos, los cuales no se podían casar ni su testimonio era válido en un juicio.
 Siervo: aunque tenía obligaciones personales respecto a su señor (quién le podía maltratar), disponía de personalidad jurídica → podía formar una familia, acudir a juicio y disponer de bienes propios.
Transformaciones del sistema feudal Durante los siglos XII y XIII se introducen cambios: pagos en monedas, dominio útil de las tierras (contratos de más largo plazo por el cultivo de ciertas parcelas), posibilidad de venta del excedente, cosa que incentivaba a los campesinos para mejorar las explotaciones. Esto creó una diferenciación del campesinado → hay familias que prosperan económicamente y, por lo tanto, socialmente.
Dependencia personal: la tendencia fue la sustitución de las prestaciones en trabajo y las entregas de partes de cosechas por pagos fijos en moneda (monetización de la renta), acompañados a menudo de la introducción de nuevas imposiciones.
En muchos lugares, los agricultores lograron el pleno dominio de las tenencias, que se transformaron en establecimientos → el establecimiento comportaba una cesión de la tierra a largo plazo o incluso indefinida: para toda la vida o por un determinado nº de años, a menudo 29.
Enfiteusis o establecimiento enfitéutico: contrato indefinido que implicaba el reparto de los derechos de propiedad sobre la tierra → el señor conservaba el llamado dominio eminente o directo, que le daba derecho a percibir las rentas y prestaciones que pesaban sobre la tierra o el bien inmueble, y a recuperar estos en caso de abandono o falta de pago. El enfiteuta tenía que pagar una entrada y se comprometía a mejorar el bien y, a cambio, recibía el dominio útil de la tierra o del bien. Es decir, el enfiteuta tenía derecho a disfrutar del bien una vez satisfechas las exacciones señoriales.
18 Judit Baeza Proceso de diferenciación del campesinado A partir del momento en que los agricultores pudieron disponer de las tenencias y tuvieron mercados donde vender los excedentes, comenzó un proceso de diferenciación en el seno del campesinado, que permitió el enriquecimiento e incluso el ascenso social de algunas familias, pero que condenaba la mayoría de agricultores a no disponer de tierras suficientes para garantizar la reproducción familiar.
1) Primera fuente de diferenciación: azar familiar. La muerte o la enfermedad del jefe de casa, el número de hermanos donde la herencia era igualitaria o la desposesión de los no herederos, empobrecía a las familias o daba paso a explotaciones insuficientes. Y a la inversa, la frágil demografía de la época también producía con facilidad concentraciones de herencias.
2) Segunda fuente de diferenciación: habilidad y esfuerzo de cada campesino para obtener más o menos producto de su explotación, o para obtener más o menos ganancias con la comercialización del producto obtenido.
La diferenciación es acumulativa, tiende a ser cada vez más grande como consecuencia de la dinámica a corto plazo, generada por la escasez y la irregularidad de las cosechas, y la mayor irregularidad de la cantidad que llegaba al mercado, ya que la parte que se debía reservar para la siembra del año siguiente y para el consumo familiar era prácticamente inelástica → la parte que podía ser vendida oscilaba mucho más que las cosechas, y los precios subían por la escasez de transporte, que hacía difícil abastar el mercado de zonas lejanas.
Los años de buena cosecha, todos los campesinos tenían más o menos grano para vender, pero los campesinos pobres iban en momentos diferentes que los ricos al mercado, cosa que favorecía a éstos últimos: - Campesinos pobres → necesitaban pagar deudas y exacciones, debían de vender después de la cosecha, cuando la acumulación de vendedores mantenía los precios relativamente bajos.
 Vendían para poder pagar deudas, exacciones señoriales, subsistir… - Campesinos ricos → podían esperar a vender cuando el grano iba caro o hasta lo podían guardar para el año siguiente.
 Vendían cuando querían y para obtener beneficios.
La diferenciación aún era mayor en caso de mala cosecha: - Campesinos ricos → tenían menos grano para vender que en un año normal, pero el aumento de precios compensaba en parte la caída.
19 Judit Baeza - Campesinos pobres → no disponían de suficiente grano para hacer frente a las necesidades indispensables (semillas, consumo y exacciones señoriales), por lo tanto, habían de ir a los mercados como compradores, precisamente cuando los precios eran altos.
 Debían de comprar a crédito, cosa que significaba que a la hora de pagar el grano (normalmente después de la próxima cosecha) debían vender una cantidad más grande de la recibida, ya que debían tomar prestado el grano caro y vender barato.
 Si las malas cosechas eran sucesivas o coincidían con cualquier otra desgracia, fácilmente los campesinos pobres corrían el riesgo de perder sus tierras.
Consecuencias de la diferenciación de los campesinos: a partir de la baja Edad Media, la mayor parte de los pueblos de Occidente mostraban una estructura típica: - Uno o unos pocos campesinos ricos (coqs de village), propietarios de tierras y ganado, ofertantes de jornales y préstamos → dominaban la vida de la comunidad.
- Un nombre restringido de campesinos medianos, capaces de vivir de su explotación.
- Una gran cantidad de propietarios con explotaciones insuficientes o de campesinos sin tierra.
Primera crisis del feudalismo (siglos XIV – XV) La Peste Negra (1348) provocó cambios económicos, sociales y políticos muy drásticos. Se trata de una crisis del sistema feudal como forma de organización de la sociedad y, al mismo tiempo, de una crisis del estamento feudal como grupo social dominante.
Bases de la crisis: disminución de la renta feudal y enfrentamiento feudal con la monarquía, el mundo urbano y el campesinado. Sin embargo, a pesar del retroceso del poder feudal delante de sus rivales, la crisis acabó con una recomposición del sistema feudal a la larga.
La Peste Negra perjudicó principalmente a la clase feudal: - Reducción de ingresos → principal causa de la pérdida de poder político y económico de los señores feudales.
- Los señores feudales se vieron obligados a aceptar su sumisión a la monarquía.
- Restablecimiento del poder feudal sobre unas nuevas bases.
La disminución de la población dejó tierras sin cultivar: - Las tierras de calidad inferior estuvieron abandonadas durante mucho tiempo → utilizadas para el ganado y las pasturas → generaban rentas muy inferiores.
- Señores feudales debían: a) Rebajar sus exigencias, que conllevaba una disminución de su renta.
20 Judit Baeza b) Utilizar la violencia para sujetar a los campesinos a la tierra.
- Aumento de los gastos para los señores feudales.
- La disminución de la demanda urbana provocaba la caída de los precios de los productos agrarios, en especial de los cereales.
Triple reducción de los ingresos de los señores feudales debido a: 1) Disminución de tierras cultivables.
2) Reducción de rentas.
3) Bajada de los precios.
La violencia se incrementaba más en los momentos de dificultad → los señores intentaban compensar la caída de su renta incrementando las tasas, imponiendo nuevas o directamente por la violencia. Sin embargo, la violencia empobrecía los campesinos (carga de las nuevas imposiciones y destrucciones que comportaba la violencia), pero también a los señores feudales (desaparición fuentes de renta e incremento del gasto militar).
La recuperación del poder de la monarquía Los reyes aprovecharon la debilidad del estamento feudal para restablecer el poder de las monarquías, y contaban con: a) Apoyo legal del derecho romano restaurado.
b) Alianza con las ciudades.
c) Organización del fisco real.
d) Nuevas armas (ballestas y artillerías).
Hasta el siglo XIII, los reyes dependían de las rentas de su patrimonio feudal y la ayuda voluntaria de nobles y ciudades, que esperaban sacar provecho de la expansión territorial o comercial. En el siglo XIV los monarcas, ante la búsqueda de más poder, hicieron reconocer su derecho a exigir impuestos a toda la población, de manera que la fiscalidad real se añadió a la renta feudal como forma de exacción sobre el campesinado.
La recuperación del poder de la monarquía fue una gran fuente de conflictos → oposición de los señores feudales, rebeliones del campesinado contra la presión impositiva y guerras entre monarquías (Guerra de los Cien Años, Francia vs. Inglaterra).
Las guerras feudales y las guerras entre monarquías son una constante durante esta época y conllevaron la aparición de compañías de mercenarios, que solían robar, saquear y destrozar el 21 Judit Baeza territorio por donde pasaban. Como consecuencia, los ingresos y la renta de los señores feudales se veían perjudicados.
Situación del campesinado Edad de oro del campesinado: los efectos de la Peste Negra fueron beneficiosos para el campesinado superviviente, ya que disponían de más tierras con rentas más bajas y/o mejores condiciones. Además, algunos campesinos heredaron de los familiares desaparecidos. Pero los campesinos también se vieron gravemente perjudicados por el incremento de la conflictividad, la violencia (y las destrucciones consecuentes) y las exigencias del fisco real.
Siglo XIV: rebeliones del campesinado en muchas regiones de Europa. Las más conocidas fueron la jacquerie francesa (1358) y el alzamiento del campesinado inglés (1381). En la mayoría de casos, el origen de las protestas eran los impuestos reales, pero también se añadían las quejas y actuaciones antiseñoriales. Las rebeliones del campesinado también eran provocadas por la pretensión de los señores de sujetar a los campesinos a la tierra. Sin embargo, las rebeliones no duraron mucho y fueron reprimidas. Como consecuencia, muchas propiedades del campesinado fueron destruidas o saqueadas, muchos campesinos encarcelados, exiliados u obligados a pagar elevadas indemnizaciones.
La salida de la crisis Recomposición del sistema La primera crisis del feudalismo sólo fue una crisis que finalizó con una recomposición del sistema feudal sobre nuevas bases. La recuperación del poder político por parte de la monarquía significó una limitación de la violencia feudal, pero también un reforzamiento de la clase señorial (grupo dirigente del Estado que tenía a disposición una serie de cargos políticos, militares o favores reales). Además, incrementó la diferenciación entre los señores feudales, desde los que gozaban del favor real y disponían de tierras en plena propiedad, hasta los que sólo poseían unas rentas feudales afectadas por la pérdida del valor de la moneda.
Como consecuencia de la primera crisis del feudalismo, los señores feudales perdieron poder individualmente, pero como a estamento se reforzó su predominio social y político.
22 Judit Baeza Renta de la tierra El proceso de diferenciación del campesinado provocó que: a) Algunos campesinos tuvieran más tierras que no podían cosechar o tuvieran tierras en lugares demasiado lejanos para poderlos cosechar directamente.
b) Algunos de los campesinos enriquecidos abandonasen la cosecha de tierra para dedicarse al comercio o a otras actividades.
c) Miembros de la burguesía empezaran a comprar tierras.
Renta de la tierra: permitía capturar el valor creciente de la producción. Se empezaron a usar contratos a corto plazo (3-9 años) a cambio de pagos en dinero o especie. En un principio era un expediente temporal o secundario, pero pronto se hizo evidente que, en momento de demanda de tierras (por aumento de la población) y precios en alza, la renta de la tierra (que permitía seguir las oscilaciones del mercado) podía ser más beneficiosa que la renta feudal.
En algunos lugares, los señores intentaron y recuperaron la plena disposición de la tierra, ya fuera incorporando tierras abandonadas o expropiando a los campesinos los derechos inherentes sobre la tierra a las tenencias → se sustituía la propiedad feudal de la tierra (propiedad compartida) por la propiedad absoluta.
El mantenimiento de la renta feudal o la preferencia por la renta de la tierra dependía de dos lógicas económicas diferentes, pero con una misma finalidad: la conservación o incremento de la renta por parte de los poderosos.
Según el economista Ricardo (siglo XIX), la renta de la tierra se define como la diferencia entre la unidad de tierra cosechada de menor rendimiento (esa que sólo puede garantizar el mantenimiento del campesino si no debe pagar ninguna renta) y cualquier otra unidad de tierra.
En este sentido, la renta de la tierra se divide entre el campesino y el propietario: la parte de cada uno de ellos en esta división depende de la demanda de la tierra → como más demanda, más % de renta de la tierra se puede obtener en concepto de arrendamiento → más grande es la parte del propietario.
23 Judit Baeza EXPANSIÓN EUROPEA, MERCANTILISMO Y DINÁMICA DE LOS INTERCAMBIOS El comercio internacional pre-industrial hasta 1400 La interacción campo-ciudad El resurgimiento urbano está vinculado a diversos fenómenos económicos → crecimiento producción (excedentes), mejoras en el instrumental y las técnicas agrarias, aumento de la población y la recuperación del comercio.
La ciudad medieval es rentista, pero se caracteriza por la producción y el comercio: interrelación campo-ciudad en beneficio mutuo y del conjunto de la economía. El intercambio campo-ciudad es una condición necesaria para la vida urbana → la ciudad vive del campo del entorno, como también respecto a los aspectos demográficos y económicos.
a) Aspectos demográficos: el aumento de la población de la ciudad procede del campo. Como las ciudades tienen casi siempre tasas de mortalidad muy elevadas, el flujo de población es constante → la ciudad funciona como aliviadero de los excedentes de la población rural.
b) Aspectos económicos: la ciudad se alimenta de los productos que le proporciona el campo, trabaja las materias primas que el campo le ofrece y paga a unos u otros con la venta de productos urbanos en el mundo rural.
 El tamaño de una ciudad tiene un límite en los excedentes de alimentos y de materias primas que puede obtener del campo del entorno → si excede el límite, los productos se encarecen o pueden faltar con facilidad y, en consecuencia, la vida urbana se resiente.
 Como más excedentes pueda aportar la zona rural a la ciudad, más grande será la actividad artesana en la ciudad → los trabajadores urbanos podrán vender más, comprar los alimentos más baratos y destinar más dinero a la adquisición de otros productos o generar ahorro/inversión.
 Mayor producción lleva a la especialización y a un aumento de la productividad.
Con estas condiciones, la ciudad crece más porque más gente se puede ganar la vida y se convierte en un dinamizador económico: estimula la producción agraria (crea demanda), permite un inicio de especialización en el campo y ofrece productos que los campesinos no pueden ofrecer por ellos mismos o sólo pueden hacerlo a un coste elevado.
24 Judit Baeza Mercado: espacio de intercambio regulado y legalmente protegido, donde campesinos y ciudadanos llevan sus productos. En un principio, el mercado era semanal, pero se convirtió en diario en las ciudades más grandes para finalmente dividirse en mercados especializados.
La interacción campo-ciudad se observa claramente en el impacto que tienen las malas cosechas sobre la economía urbana y en el conjunto de la economía → encarecimiento del pan y reducción de la demanda, como consecuencia de que la mayoría de campesinos no disponía de excedentes para comprar productos artesanos.
Los intercambios campo-ciudad son básicos para el mantenimiento de la ciudad, pero el crecimiento urbano depende sobretodo de la participación de la ciudad en el comercio a larga distancia y, para que este crecimiento sea sólido, de la aportación de productos propios al comercio de larga distancia.
Comercio a larga distancia El comercio a larga distancia se reducía a unos pocos comerciantes ambulantes, vendedores de productos de lujo, que ofrecían beneficios suficientemente estimulantes a pesar de los altos costos del transporte y la poca velocidad de circulación del capital, además de arriesgar su propia vida.
Era un comercio casi inexistente para la mayoría de la población, la cual vivía fuera de las rutas de los mercaderes y no disponían de dinero para pagar los productos ofrecidos.
Era un comercio escaso, intermitente y dominado por la oferta: se debía comprar eso que se ofrecía cuando se ofrecía, ya que podía pasar mucho tiempo antes de tener una posibilidad similar.
También era un comercio que dependía mucho de los contactos con el mundo bizantino y musulmán, de donde procedían los productos de lujo (especies, tejidos de algodón y seda, perfumes, joyas…). En Europa, este tipo de comercio se basaba en los metales, pieles y esclavos.
Revolución comercial Se considera que tuvo lugar una revolución comercial y urbana durante los siglos XI y XII, que fue condicionada por diferentes factores (políticos, económicos y organizativos) que se reafirman y refuerzan mutuamente.
25 Judit Baeza Factores políticos En el siglo XI Europa Occidental alcanzó una superioridad militar y naval que mantuvo hasta el siglo XI respecto el mundo musulmán y que es la base de su posterior dominio mundial hasta el siglo XX. Dicha superioridad era consecuencia de: a) Implantación del sistema feudal → gracias al crecimiento agrícola, los señores feudales obtuvieron rentas suficientes para mantener más soldados y mejorar su armamento, cosa que los permitió buscar enriquecimiento mediante la sujeción de más tierras y más hombres (crecimiento expansivo).
b) Formación de municipios → obtención del derecho de organización y administración por parte de los habitantes de las ciudades, que pusieron el peso político, militar y económico de las ciudades al servicio de los intereses de las clases urbanas (artesanos y comerciantes) y del crecimiento de la ciudad.
La potencia militar (terrestre) de los feudales se combinó con la potencia marítima de las ciudades portuarias para ganar territorios a los musulmanes, dominar el mar y obtener privilegios. La superioridad militar posibilitó la primera cruzada (1096-1099), que tuvo como resultado el predominio de la navegación cristiana por el Mediterráneo y la formación de Estados feudales en el Próximo Oriente. Sin embargo, el Imperio Turco acabó con el dominio feudal sobre Próximo Oriente después de la conquista de Constantinopla (1453), gran parte del Mediterráneo y de Europa sud-orienta. No obstante, el dominio comercial europeo se recuperó con los grandes descubrimientos de los últimos años del siglo XV, que darían paso al dominio económico y político del mundo por las potencias europeas.
Transformaciones de la producción Los intercambios campo-ciudad hicieron crecer la actividad manufacturera urbana, destinada al abastecimiento de la ciudad y del campo del entorno, y también estimulaba la especialización de las ciudades en algunos productos concretos, lo cual permitió introducir el comercio a larga distancia.
- Artículos comercio a larga distancia: tejidos (lana, pañuelos, lino, seda) y metales obrados (armas y corazas).
- Principales centros comerciales: Flandes y las grandes ciudades italianas (Florencia, Venecia, Milano…).
- Problema comercio europeo durante siglos XIV y XV: la caída de la demanda en un Próximo Oriente arruinado. La producción europea se destinaba a satisfacer la demanda europea.
26 Judit Baeza Mejora de los transportes Desde el siglo XII hay una preocupación significativa por: - La construcción y mejoras de caminos, puentes y muelles de descarga.
- La regularización de los ríos.
- Creación de hostales y monasterios-refugios en pies de puertos de montaña.
- Lucha contra la piratería, bandidos, peajes… mediante organización de caravanas armadas y la obtención de privilegios y seguridades fuera del país.
La mejora más importante se produjo en el transporte marítimo → construcciones de naves más grandes i/o más seguras, rápidas, manejables, con menos marineros, cambios en la disposición de las velas. Además se introdujeron el timón de popa y la brújula, que permitían gobernar mejor la nave y eliminar la conveniencia de no perder de vista la costa.
Nuevas formas de organización: gremios y ferias Gremio: corporación de maestros de un mismo oficio o actividad, asociados con finalidades laborales (monopolio y control de la producción), asistenciales (cofradía relacionada con el oficio) y de representación pública. Sólo los maestros del oficio formaban parte del gremio, pero también acogían indirectamente a aprendices y oficiales.
- Monopolización del oficio → nadie podía ejercer el oficio si no era admitido como maestro del gremio correspondiente.
- Objetivo de garantizar la calidad del producto.
- Mecanismos de ayuda mutua.
- Aseguraba la representación del oficio en los órganos de poder municipal, donde también participaban corporaciones de mercaderes y profesionales.
Ferias: reuniones de comerciantes (reguladas y privilegiadas) que tienen lugar en un espacio y en un momento determinado, en principio aprovechando una fiesta que reuniese a mucha gente. Las ferias son mercados grandes, pero menos numerosos (1 o 2 veces al año), más espaciadas (hay ferias en menos lugares que mercados), se pueden vender productos menos corrientes y participa más gente (y venida de más lejos). El intercambio es doble: entre los comerciantes y entre los comerciantes y la gente del lugar. La reunión de gente y productos en la feria tenía como ventaja la concentración de la oferta → incremento de la variedad y la posibilidad de vender y comprar en el mismo tiempo.
La revolución del comercio medieval también fue posible por la introducción progresiva en la organización del comercio y en las técnicas e instrumentos: 27 Judit Baeza - Existencia de productos competitivos para el comercio con Oriente posibilitó una mejora en la moneda.
- Aparición del crédito y de la banca.
- Formas de asociación comercial → gremios de mercaderes, compañías, comandas o sociedades en comandita, sucursales, empresas filiales, corresponsalías, seguranzas… El auge del comercio medieval El conjunto de cambios que generó la revolución comercial llevaron a los mercaderes europeos a dominar el comercio mediterráneo y a asegurar contactos con el Lejano Oriente a través de la Ruta de la Seda (Marco Polo, 1275-1291).
A partir de mediados del siglo XIV, el comercio medieval sufrió una fuerte crisis, pero se recuperó sobre nuevas bases. La crisis comercial no está relacionada con la Peste Negra, sino que fue provocada por las luchas en el interior de Asia (que destruyeron la Ruta de la Seda) y el avance de los turcos (que arruinó Oriente Próximo). En el intento, las grandes potencias se especializaron: Génova, Venecia, Corona de Aragón (Barcelona y Mallorca), Italia y Flandes, Inglaterra, Hansa, sud de Alemania, Sevilla y Lisboa.
Período de crecimiento demográfico, época de exploraciones marítimas y descubrimientos El período de crecimiento demográfico se correspondió casi exactamente con la gran época de exploraciones marítimas y descubrimientos que tuvo como consecuencia el establecimiento de todas las rutas oceánicas entre Europa y Asia y la conquista y colonización del hemisferio occidental por parte de los europeos. Estos acontecimientos proporcionaron a Europa un gran aumento de las fuentes de recursos y provocaron importantes cambios institucionales en la economía europea.
Los descubrimientos afectaron profundamente al curso del cambio de la economía en Europa. En la Baja Edad Media se produjo un notable progreso tecnológico en el diseño y la construcción de barcos y en los instrumentos de navegación.
a) Los barcos se hicieron más grandes, más manejables, con mejores condiciones para navegar y con mayor capacidad de carga, pudiendo hacer así viajes más largos.
28 Judit Baeza b) La brújula magnética redujo significativamente el grado de conjetura que implicaba la navegación.
c) El desarrollo de la cartografía proporcionó mapas y cartas muy mejoradas.
Población y niveles de vida A mediados del siglo XV la población de Europa era de 45-50 millones → 2/3 del máximo alcanzado antes de la peste. A mediados del siglo XVII la población ya rondaba los 100 millones, considerando el estancamiento y la posible disminución durante la primera mitad del s. XVII.
¿Cuáles fueron las causas de este crecimiento y la disminución subsiguientes? - Creciente inmunización natural → disminución peste y otras enfermedades epidémicas.
- Cambios ecológicos.
- Posible mejora del clima.
- Salarios reales más altos en el siglo. XV.
- Movimiento favorable en la relación población/tierra como resultado del anterior descenso de la población.
- Matrimonios más tempranos.
- Índice de natalidad más alto.
- Índices de mortalidad más bajos.
El crecimiento de la población en el siglo XVI no fue uniforme, la población de las distintas regiones variaba considerablemente en densidad → Italia y Países Bajos tenían las densidades mayores. La densidad de población estaba estrechamente relacionada con la productividad de la agricultura. Sin embargo, se puede hablar de superpoblación incluso en las regiones montañosas y estériles en la segunda mitad del siglo XVI → corrientes de emigrantes desde esas regiones a las más densamente pobladas pero más prósperas llantas y tierras bajas (también superpobladas). En algunas zonas, los terrenos se iban dividiendo a medida que más gente intentaba sobrevivir de la tierra.
En lo que respecta al conjunto de Europa, la emigración a ultramar en los siglos XVI y XVII fue casi insignificante → la mayoría de las migraciones eran interiores o locales. Como consecuencia de las migraciones, la población urbana creció más rápidamente que el total. En el norte de Europa este crecimiento de la población urbana fue más pronunciado que en las tierras mediterráneas.
En algunos casos, el crecimiento de la población urbana puede considerarse un indicador favorable del desarrollo económico, pero no en el siglo XVI → las ciudades funcionaban como centros comerciales y administrativos.
29 Judit Baeza - Muchas actividades manufactureras (industria textil y metalúrgica) se emplazaron en el campo.
- La artesanía practicada en las ciudades solía estar organizada en gremios → aprendizaje y restricciones para el ingreso.
- Lumpenproletariat: los emigrantes rurales raramente tenían habilidades o aptitudes necesarias para los trabajos de ciudad → conjunto de mano de obra no cualificada y eventual, con frecuencia desempleada, que complementaba sus escasos ingresos mendigando y con pequeños hurtos. Vivian en la miseria, hacinamiento y suciedad.
- Caída de los salarios reales:  Agravo la situación de los pobres de ciudad y del campo.
 Revolución de los precios: Crecimiento de la población más rápido que la producción agrícola → aumento del precio de los alimentos (cereales) más rápido que los salarios.
- Finales siglo XVI: presión de la población sobre los recursos se hizo extrema.
- Estancamiento expansión demográfica durante la primera mitad del siglo XVII: serie de malas cosechas, nuevos brotes de peste bubónica y otras enfermedades epidémicas + mayor incidencia y ferocidad de las guerras (guerra de los 30 Años).
Revolución de los precios El flujo de oro y plata de las colonias españolas aumentó enormemente las reservas europeas de los metales monetarios, triplicándolas al menos en el siglo XVI. Los metales preciosos se extendieron por toda Europa y los precios se incrementaron espectacularmente (aunque de forma irregular). A finales del siglo XVI, los precios eran alrededor de 3 o 4 veces más altos de lo que habían sido a principios del siglo.
 La subida de los precios variaba bastante de una región a otra y según la clase de productos.
El precio de los alimentos (grano, harina y pan) subió más que la mayoría del resto de los artículos.
La subida de los salarios quedó bastante rezagada con respecto a la de los precios de las mercancías, con lo que se produjo un severo descenso en los salarios.
Se ha señalado que un aumento en la producción de plata en Centroeuropa (finales siglo XV) y las importaciones de oro procedente de África por parte de los portugueses, se sumaron a las reservas de dinero y contribuyeron a la subida de los precios. Las devaluaciones monetarias llevadas a cabo por soberanos sin dinero ni escrúpulos estimularon los aumentos en los precios nominales. También se ha alegado que el incremento de la población fue un factor más importante que el de las reservas en metálico en la elevación de precios.
30 Judit Baeza Consecuencias revolución precios: - Empobrecimiento del campesinado y la nobleza.
- Nacimiento del capitalismo.
- Redistribución de los ingresos y la riqueza.
 Mercaderes, artesanos, terratenientes que cultivaban su propia tierra, campesinos con posesiones seguras y que producían para el mercado → sus ingresos dependían de la oscilación de los precios se beneficiaron a costa de los asalariados y de aquellos cuyos ingresos eran fijos o cambiaban lentamente (pensionistas, muchos rentistas y campesinos con arriendos desorbitados).
- El aumento de la población no causó el crecimiento (absoluto) de la población, pero seguramente tuvo efectos en el retraso de los salarios.
- La agricultura y la industria se mostraron incapaces de absorber el excedente de mano de obra.
Causa fundamental de la situación: resultado de las interrelaciones entre el comportamiento demográfico y la productividad agrícola.
Tecnología agrícola y productividad Explicación cese demográfico siglo XVII - La población había sobrepasado su capacidad para alimentarse de forma adecuada.
- El fracaso de la tecnología agrícola para avanzar de forma significativa + estancamiento (o disminución) de la productividad agrícola media.
Generalizaciones sobre la agricultura europea a) La agricultura seguía siendo la actividad económica más importante, al ocupar 2/3 o más de la población activa en los Países Bajos holandeses y hasta un 90-95% en el norte y este de Europa.
b) El trabajo manual representaba el principal factor de producción: los arados, hoces y mayales eran los principales instrumentos del equipamiento básico, y todos requerían un gran complemento de labor manual para hacerlos eficaces.
c) La productividad agrícola media en el siglo XVI (con toda probabilidad no fue mayor que n el XIII) y al parecer disminuyó algo en el XVII → evidencias en las proporciones de cosecha por semilla, pero no del todo fiable. Las proporciones de cosecha/semilla no son medidas infalibles de la productividad agrícola. La cosecha por acre de tierra sembrado podría haberse 31 Judit Baeza incrementado con un uso más generoso de la simiente, o la productividad por unidad de trabajo usando menos trabajo con la misma cantidad de simiente.
Aunque apenas hay testimonio empírico directo del descenso de la productividad (en tierra y trabajo), existen buenas razones teóricas para suponer que se produjo.
1) Es probable que en vez de utilizar menos mano de obra por toneladas o menos simiente/hectárea, se aplicara más trabajo a la tierra, debido al crecimiento de la población.
Esto pudo redundar en modestos crecimientos de la productividad total → rendimiento medio más bajo por hombre-año (productividad laboral).
2) Hay pruebas evidentes de que se roturaron nuevas tierras, se cultivaron terrenos antes baldíos (brezales y pantanos) y se convirtieron pastos en tierras cultivables. Como estos terrenos normalmente menos fértiles, se esperaría una cosecha media más baja → descenso en la productividad de la tierra.
3) La reducción de la tierra de pasto conllevó a una reducción del ganado (bovino). Hay evidencias de una caída en el consumo de carne en el siglo XVI, con consecuencias adversas para la nutrición y la salud de la población. Además, la disminución del ganado implica una menor cantidad de abono para fertilizar una tierra ya cultivada en exceso.
Tecnología industrial y productividad La mayoría de las innovaciones de los siglos XVI y XVII supusieron mejoras relativamente pequeñas en técnicas ya establecidas, por eso pasan frecuentemente inadvertidas a los historiadores.
La orientación comercial de la economía europea (mayor en la industria que en la agricultura), animó a los empresarios → redujeron costes de producción y respondieron con rapidez a los cambios de demanda del consumidor.
Obstáculos innovaciones: a) Oposición de las autoridades, que temían el desempleo como resultado del ahorro de mano de obra que suponían las innovaciones; y de los gremios y las compañías monopolistas, que temían la competencia.
b) Deficiencias en las fuentes de energía y en los materiales de construcción → obstáculos naturales para una mayor productividad industrial.
32 Judit Baeza El negocio textil sigue siendo el mayor proveedor de empleo industrial, seguido de cerca por el de la construcción → economía pobre y autosuficiente + las necesidades básicas eran alimento, techo y vestido.
Industria construcción: los Países Bajos se especializaron en la construcción de barcos → la flota holandesa se multiplicó por diez y se convirtió en la principal y más grande flota naval.
Industrias metalúrgicas: - Ganaron un valor estratégico debido a la creciente presencia de armas de fuero y artillería en la guerra.
- Importancia del hierro.
- Minerales útiles → cobre, zinc, plomo y estaño.
Madera: gran demanda de madera para la construcción de edificios y de barcos, la metalurgia y la calefacción doméstica. Pero había escasez de madera.
Carbón de mar: fue penetrando en industrias de alto consumo de combustible, la del refinado de sal, la del vidrio, la de producción de ladrillos y tejas, el fundido de corbe, la producción de de producción de malta y cerveza, y diversas industrias químicas.
Aparición de nuevas industrias: - Refinerías de azúcar.
- Fábricas de tabaco.
- Otras manufacturas → desde la porcelana hasta cajitas de rapé para satisfacer los gustos recién creados.
- Destilerías de ron y ginebra.
- Italia → productos de lujo, como la cristalería fina, el papel de alta calidad, los instrumentos ópticos y los relojes.
- Invención de la imprenta → aumentó la demanda de papel.
Se debe tener en cuenta el grado imperfecto de especialización de la economía europea y su extrema dependencia de una agricultura poco productiva. Muchos obreros españoles (sector textil) trabajaban parte de su tiempo en el campo, y la mayoría de los trabajadores agrícolas también tenían ocupaciones secundarias (carpintería, trabajo del cuero,…).
33 Judit Baeza El comercio internacional pre-industrial de 1400 a 1800 A lo largo de los siglos, cambiaron las potencias comerciales: los siglos XV-XVI fueron los de España y Portugal el siglo XVII de Holanda y el siglo XVIII de Inglaterra.
El comercio a larga distancia o internacional aumentó considerablemente. El comercio extraeuropeo contribuyó al crecimiento y también estimuló parte del crecimiento en el interior de Europa. Sin embargo, la mayor parte del intercambio comercial (tanto en volumen como en valor) era local. Las ciudades recibían el grueso del suministro de alimentos de las tierras del interior vecinas y, a cambio, les proporcionaban productos manufacturados y servicios → comercio a pequeña escala.
Cambios más destacados rutas comerciales y tráfico de mercancías: - Apertura de las rutas de ultramar.
- Traslado del centro de gravedad del comercio europeo desde el Mediterráneo hacia los mares del norte.
- Ligero cambio en la clase de mercancías del comercio a distancia.
- Cambios en las formas de la organización comercial.
Casi todo el comercio entre el norte de Europa y Francia, Portugal, España y el Mediterráneo y gran parte del comercio entre Inglaterra y el continente, estaba en manos de los holandeses. Éstos eran agresivo en el comercio de ultramar. Su guerra de independencia interrumpió su comercio con España, pero continuaron comerciando con el imperio a través de Lisboa. Sin embargo, Portugal pasó a depender de la Corona de España en 1580 y en 1592 las autoridades españolas cerraron el puerto de Lisboa a los barcos holandeses. Su enorme dependencia del comercio marítimo, llevó a los holandeses a emprender la inmediata construcción de barcos capaces de hacer viajes de varios meses rodeando África hasta el océano Índico.
Inglaterra también se aprovechó de la debilidad de Portugal. Ésta organizó la Compañía Inglesa de las Indias Orientales, con un monopolio similar al de la compañía holandesa. Ambas, aunque enemigas entre ellas, veían Portugal como el mayor enemigo. Portugal dejó de ser potencia naval o comercial importante en los mares orientales.
Las otras potencias navales también se aprovecharon de la debilidad portuguesa y la rigidez española para invadir y crear mercados en el hemisferio occidental. Inglaterra, después de fracasar, consiguió establecer las colonias en Virginia (1607), Nueva Inglaterra (1620) y Maryland (1632), así como en las islas tomadas a los españoles en las Indias Occidentales. Con el tiempo, todas ellas se convirtieron en importantes mercados para las industrias inglesas y también en fuentes de suministro de materias primas y bienes de consumo. En 1608 los franceses 34 Judit Baeza establecieron un asentamiento permanente en Quebec y dieron a toda la región de los Grandes Lagos el nombre de Nueva Francia, pero la colonia no prosperó.
El comercio marítimo constituía sin duda el sector más importante del comercio internacional, pero el comercio terrestre, en especial el tráfico fluvial, no era desdeñable. El comercio lo usaba con frecuencia, y la mayor parte de las mercancías (incluso en el comercio internacional) iniciaban su viaje en carreta.
El carácter de las mercancías objeto del comercio a distancia cambió algo en los siglos XVI y XVII.
- Alta Edad Media: habían constituido principalmente en objetos de lujo para la gente acomodada.
- Siglo XVI: una gran parte de los bienes que se movían en el mercado internacional eran productos como grano madera, pescado, vino, sal, metales… - Finales siglo XVII: la mitad de las importaciones inglesas, en volumen, consistían en madera, y más de la mitad de las exportaciones, también en volumen, en carbón. El comercio de productos voluminosos se hizo posible principalmente gracias a las mejoras en el diseño y la construcción de los barcos, lo que bajó los costes de transporte. A ello contribuyó también la reducción de los riesgos, tanto naturales como ocasionados por el hombre, de los viajes por mar, gracias a mejoras técnicas de navegación y a la acción de armadas que perseguían a los piratas, respectivamente.
Las exportaciones de las colonias consistían principalmente en bienes manufacturados; que no eran voluminosos, pero el espacio sobrante disponible se llenaba en parte con emigrantes.
La situación del comercio oriental era muy distinta. Desde los comienzos de los contactos directos, los europeos habían tenido dificultad en encontrar mercancías para intercambiar por especias y otros productos. Por esta razón, gran parte del comercio europeo era en realidad pillaje.
Donde no era posible el saqueo, los asiáticos aceptaban armas de fuego y municiones, pero generalmente pedían oro y plata, que acumulaban o convertían en joyas. Asia, en realidad, era un pozo sin fondo para los metales monetarios europeos. Hasta que Inglaterra no conquistó India en el siglo XVIII no se invirtió la balanza.
Tráfico de esclavos: aunque entre los mayores compradores de esclavos se encontraban las colonias españolas, los propios españoles básicamente no se ocupaban del tráfico; lo cedían mediante contratos a los comerciantes de otras naciones: principalmente franceses, holandeses e ingleses.
35 Judit Baeza Comercio triangular 1) Barco europeo: armas de fuego, cuchillos, objetos de metal, abalorios y baratijas similares, telas de alegres colores y licores.
2) En África: intercambio de su cargamento con algún caudillo local africano por esclavos.
3) Indias Occidentales o la tierra continental de América del Norte o del Sur: intercambio carga humana por azúcar, tabaco u otros productos del hemisferio occidental.
El mercantilismo El mercantilismo se basa en políticas encaminadas (entre otras cosas) a defender el mercado nacional de las exportaciones del país vecino, para evitar así la salida de metales preciosos en pago por el déficit comercial.
Se trata de una política de “nacionalismo económico” en relación a la circulación de mercancías.
La idea básica era dominar rutas de comercio para disfrutar de mercados reservados, en un contexto de guerra generalizada y piratería. El mercantilismo vino de la mano de la construcción de Estados centralizados y monarquías absolutas.
El mercantilismo pretendía enriquecer a la clase mercantil y al Estado mediante políticas tales como: - Protección industria local de la competencia externa.
- Proteger la industria local de barcos, evitando que barcos extranjeros realizaran el comercio “propio”. Por ejemplo, ley de navegación inglesa.
- Extraer tanto excedente como fuera posible de las colonias.
36 Judit Baeza La expansión en ultramar y sus consecuencias en Europa Motivaciones de la aventura a ultramar 1) Hambre de metales preciosos: necesarios para adquirir artículos de lujo en el lejano Oriente (especias, joyas…), para cubrir las necesidades del comercio en el interior de Europa y para respaldar un sistema financiero capitalista cada vez más complejo y sofisticad (utilización de dinero de cuenta, letras de cambio, crédito).
 Oro, plata y especies.
 Porcelana china.
2) Comida (más calorías) y combustible:  Trigo → determinante en la colonización portuguesa de las islas atlánticas, y en el comercio entre la zona báltica y los Países Bajos.
 Azúcar → determinante en la expansión a las islas del Atlántico y del Caribe.
 Café de África, cacao de América y té de Asia.
 Frutas tropicales y frutos secos.
 Pesca.
 “Granos del paraíso” → producto sustituto de las especias que se daba en África occidental, o el vino especiado conocido como hipocrás.
 Alimentos antes desconocidos en Europa → patatas, tomates, judías verdes, chayotes, pimientos rojos, calabazas, maíz, pavo (América) y arroz (Asia).
 Madera → su agotamiento en Europa occidental llevó a la importación de madera desde la zona del báltico.
3) La expansión como fuente de empleo.
4) Mecanismo de la nobleza para recuperar los niveles de ingresos previos a la crisis del feudalismo.
Aspecto más dramático e importante expansión europea: imposición cultura europea y modificación (y extinción) de culturas no occidentales. Pero la cultura europea también se vio modificada sustancialmente.
El primer siglo (XVI) de la expansión europea en ultramar y la conquista colonial perteneció casi en exclusiva a España y Portugal → pioneras en el descubrimiento, exploración y explotación del mundo no europeo.
37 Judit Baeza Portugal Portugal se expandió primero en ultramar ya que era el dueño del océano Índico y control de las rutas marítimas desde los fuertes estratégicos y los puestos coloniales. Era el país con mayor capacidad para estar a la vanguardia de la expansión en ultramar, debido a: - Experiencia en el comercio a larga distancia. Por ejemplo, comercio con Flandes en los siglos XIII y XIV.
- Disponibilidad de capital de origen genovés.
- Economía relativamente monetarizada y población más urbanizada.
- Clima de paz y estabilidad para el Estado y la nobleza.
- El “negocio” de los descubrimientos parecía prometedor para el Estado, la nobleza, la burguesía e incluso para el semiproletariado de las ciudades.
España España: control de América → desde Florida y el sur de California (norte) hasta Chile y el Río de la Plata (sur, excepto Brasil). Al principio se dedicaron al saqueo, arrebatando a los nativos todas las riquezas que pudieran; después introdujeron métodos de minería europeos en las ricas minas de plata de México y los Andes.
Los españoles, desde el principio, se encargaron de colonizar y poblar las zonas conquistadas.
Implementaron técnicas, equipamiento e instituciones (incluida su religión), que impusieron a la fuerza a la población india. Además de la cultura y las manufacturas europeas, los españoles introdujeron productos naturales antes desconocidos en esas regiones, como el trigo y otros cereales (excepto maíz), caña de azúcar, el café, las verduras y frutas (cítricos). También introdujeron caballos, ganado de vacuno, ovejas, asnos, cabras, cerdos y la mayoría de aves de corral; además de armas de fuego, alcohol y enfermedades europeas (viruela, sarampión, tifus).
Dichas enfermedades tuvieron efectos mortales y redujeron la población considerablemente.
Entonces los españoles, para remediar la escasez de mano de obra, introdujeron esclavos africanos en el hemisferio occidental. Y hacia 1600 la mayor parte de la población de las Indias Occidentales estaba formada por africanos y mestizos.
 Portugal y España disfrutaron de una gloria fugaz como potencias económicas europeas debido a que malgastaron sus recursos y estrangularon el desarrollo de instituciones económicas vigorosas y dinámicas. A mediados del siglo XVII estaban ya en plena decadencia económica, política y militar.
38 Judit Baeza Sin embargo, en el siglo XVII a España y a Portugal les salen competidores: Holanda e Inglaterra.
- Holanda: Indonesia y algunas colonias caribeñas.
- Inglaterra: América del Norte, India, algunos puntos del Caribe, África y asentamientos en Australia y Nueva Zelanda.
Hegemonía de los Países Bajos siglo XVII Holanda logró separarse de España (Imperio Habsburgo) en la guerra de los 80 años (1568 – 1648). A consecuencia de alianzas dinásticas, las 17 provincias de los Países Bajos pasaron a depender de la Corona de España a principios del siglo XVI. Pero en 1568 se rebelaron contra la dominación española. La revuelta fue sofocada en las provincias del sur (actual Bélgica) pero las 7 provincias del norte obtuvieron la independencia como los Países Bajos Unidos o República de Holanda. Económicamente, este episodio tuvo como consecuencia una relativa decadencia de las provincias del sur, el gobierno español promulgó medidas duras de castigo y también porque los holandeses impedían que los barcos españoles llegarán a Amberes. Entonces, el comercio se desplazó hacia el norte y Ámsterdam se convirtió en la gran metrópoli comercial y financiera del siglo XVII.
Holanda tuvo la primera economía agrícola moderna y la modernización de su agricultura estuvo ligada al origen de su superioridad comercial. Además, Holanda también gozaba de superioridad en eficiencia productiva tanto en pesca, como en agricultura e industria.
Eficiencia agroindustrial La clave del éxito de la agricultura holandesa fue la especialización, que hizo posible la sostenida demanda de las prósperas y crecientes ciudades. En lugar de intentar producir lo máximo posible en mercancías necesarias para su propio consumo, los granjeros holandeses intentaban producir lo más posible para el mercado, comprando también a través de éste muchos bienes de consumo (bienes intermedios y de capital).
Productos de especialización: - Ganado y productos lácteos.
- Especialización ganadera → significaba mayores cantidades de abono para fertilizar; pero el carácter intensivo de la agricultura holandesa requería más fertilizante del que se obtenía.
- Horticultura → cebada y lúpulo (industria cervecera).
- Cosechas industriales → lino, glasto, rubia y pastel.
39 Judit Baeza - Flores.
- Cultivo de cereal → el patriciado urbano estaba dispuesto a pagar un precio relativamente alto por el pan de trigo. Pero las clases bajas también podían comprar cereal inferior, sobre todo centeno (más barato), proveniente del Báltico.
Esfuerzos constantes por crear tierra nueva, ganándosela al mar mediante la desecación de lagos y marismas, y el cultivo de turberas después de haber extraído la turba para combustible. Sin embargo, se requerían grandes inversiones de capital.
¿Por qué no se difundieron más las técnicas agrícolas holandesas en los siglos XVI y XVII? La productividad de las ocupaciones no agrícolas no eran lo suficientemente alta ni el desarrollo de los mercados lo bastante extenso para justificar la especialización y la intensidad de trabajo y capital que caracterizaron a la agricultura holandesa.
Los Países Bajos se especializaron en la construcción de barcos → la flota holandesa se multiplicó por diez y se convirtió en la principal y más grande flota naval.
Eficiencia comercial - Dominio de rutas comerciales.
- Ventajas en el almacenamiento de mercancías.
- Compañías privilegiadas de comercio → creación de la Compañía de las Indias Orientales.
Sin embargo, no tuvo mucho éxito debido a la presencia de piratas y las tensiones con España e Inglaterra.
- Posición dominante en el área del Báltico, de vital importancia para el comercio de cereales y maderas.
- Expandió su comercio hacia el Mediterráneo y el atlántico, aunque con menor éxito.
- Sentaron las bases del comercio triangular con África, pero no pudieron beneficiarse de él.
- Importancia del comercio fluvial con el interior de Europa, gracias a la construcción de canales: conseguía de Alemania combustible turba, esencial para sus industrias; y canalizaba el estiércol y fertilizantes mediante los canales.
Eficiencia financiera Ámsterdam se convirtió en el centro financiero más importante del mundo, con hacienda pública sólida y era el centro del sistema de pagos internacional.
40 Judit Baeza Papel del Estado: la prioridad era crear las condiciones adecuadas para favorecer las empresas productivas y comerciales holandesas, las cuales obtenían remeses por la exportación de capital.
Sin embargo, en el siglo XVIII Inglaterra y Francia derrocaron a Holanda en su liderazgo de la economía mundial. ¿Cómo lo hicieron? 1) Ley de navegación inglesa de 1651: todas las importaciones debían hacerse en barcos ingleses o del mismo país que hubiera producido las mercancías.
2) 1652: primera guerra Anglo-Holandesa (hubo 3 en total) → el objetivo inglés era destruir la marina holandesa.
3) 1667: Tratado de Breda → Holanda cede Nueva Ámsterdam a cambio de Surinam y PuloRun, y que Inglaterra acepte los productos del interior europeo como “holandeses”.
4) 1667: Francia entra en la guerra invadiendo los Países Bajos españoles.
5) 1672: Francia invade casi toda Holanda y la República toca su fin, pero al final la invasión fue un fracaso.
6) 1678: Tratado de Nimega → se obliga a Francia revocar los aranceles de 1664.
Dos modelos mercantilistas Encontramos dos modelos de mercantilismo, el aplicado por España y Portugal en América, y el que realizaron Holanda e Inglaterra en Asia.
España y Portugal en América Holanda e Inglaterra en Asia - Conquista y colonización profundas - - Guerras intensas contra la población nativa para lograr su control y fuerza de trabajo Control de mercados y espacios estratégicos en la costa - El conquistador y el buscador de rentas eran la misma persona Soborno y apoyo militar a Señores locales para ganar su intermediación y favores.
- Diseño financiero sofisticado. Las Compañías de las Indias Orientales eran sociedades anónimas por acciones.
- Las compañías comerciales sólo respondían a sus accionistas.
- Comercio multilateral - Estrictamente objetivos comerciales.
- Cargas burocráticas - Comercio bilateral - Incorporación evangelización de adoctrinamiento y 41 Judit Baeza No podemos hablar todavía de una economía global - Poco movimiento de factores productivos.
- Pequeño peso del comercio en el PIB.
- El comercio continuó centrado en bienes no básicos.
- Parte relevante del PIB mundial (China) llevaba a cabo una política aislacionista desde el siglo XV.
42 ...

Comprar Previsualizar