Inscripciones honorificas (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 2º curso
Asignatura Epigrafía y numismática
Año del apunte 2012
Páginas 12
Fecha de subida 09/10/2014
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

Inscripciones honoríficas.
Una gran parte de inscripciones honoríficas iban acompañando una estatua erigida por la comunidad para homenajear a uno de sus miembros distinguidos.
Se suele utilizar la palabra statua en las inscripciones que hacen referencia a personas, mientras se usa signum o simulacrum para las votivas (dedicadas a los dioses).
Normalmente todas las estatuas tuvieron la inscripción en el pedestal (bassis, normalmente cuadrado, algunas veces cilíndrico) o en una placa encastrada en él.
El tipo de estatua, la posición que ocupaba en la ciudad (en la curia, en el foro o en cualquier otro celeberrimus locus ciudadano), la paleografía y el tamaño de la inscripción, constituían cuestiones que no pasaban desapercibidas ni para quienes fueron objeto de dichos homenajes (y buscaron con ellos consolidar su “memoria política”) ni para quienes, ciudadanos anónimos, las contemplaban día a día.
Hubo tantas estatuas en los foros municipales que A. Stylow ha llegado a decir que "cuanto más antiguo es un pedestal menor es la posibilidad de su conservación, especialmente su texto".
Así, el paso del tiempo se convirtió en el enemigo más implacable de los pedestales de estatua, que debieron ser retirados cuando perdían actualidad y que incluso fueron reutilizados para albergar otros textos posteriores o la violencia acabó con ellas (damnatio memoriae).
DM C(aius) CALPURNIUS C(ai) LIB(ertus) BERYLLUS HIC SITUS EST VIX(it) ANN(is) XXI En las inscripciones de los municipios y colonias de las provincias occidentales: Un 50% de los homenajes estatuarios tiene como destinatarios a magistrados locales.
Un 13% no eran ni magistrados ni decuriones.
Un 37% restante está dedicado a emperadores y decuriones.
Estos homenajes, para ser instalados en espacio público, debían contar siempre con la pertinente autorización del Senado (si se trataba de Roma) o de la corporación local, el ordo decurionum, si se trataba de un municipio o colonia de provincias.
Formulario y texto de las inscripciones honoríficas.
Estructura sintáctica básica.
En sentido lato, una inscripción honorífica es aquella en la que alguien (dedicante) dedica algo (normalmente un homenaje estatuario, aunque puede tratarse también de textos vinculados a obras públicas monumentales) a otraq persona (el homenajeado) por un determinado motivo, sobre el que el texto ofrece más o menos detalle.
Cagnat lo sintetizaba en tres modalidades: illi ille ob merita = (en honor) a aquél, éste (lo dedica) por sus méritos.
Es la fórmula más sencilla.
illi ob merita ille statuam posuit = (en honor) a aquél, éste puso una estatua.
Con referencia, por tanto, al objeto concreto de la dedicación.
illi ille ob merita locus datus decreto decurionum = (en honor) a aquél, éste (le dedica un homenaje) por sus méritos en lugar autorizado por decisión de los decuriones.
ille, illa, illud Invariablemente el dedicante aparece en nominativo en tanto que sujeto de la acción.
Normalmente, como hemos visto en los tres tipos anteriores, el homenajeado va siempre en dativo.
En algunos casos (sobre todo dedicatorias a emperadores) la dedicación se abre con fórmulas del tipo In honorem / Honori.
En el primer caso, in honorem (acusativo), el homenajeado va en genitivo y la traducción será "en honor de...".
Por ejemplo: in honorem Caii Clodii = En honor de Cayo Clodio.
En el segundo caso, honori (dativo), el homenajeado también va en genitivo y la traducción será “al honor de…”.
Por ejemplo: honori Caii Clodii = Al honor de Cayo Clodio.
Ambos casos seguramente por influencia del formulario griego.
Dedicantes Como dedicante puede aparecer: - cualquier particular - un collegium o asociación (collegium fabrum, por ejemplo) - el ordo decurionum, o sencillamente ordo decrevit - o la propia civitas en sus múltiples variantes (por ejemplo: res publica Tarraconensium) También, las inscripciones nos pueden informar del modo en que se votó la concesión de la honra estatuaria: Ordo decrevit = El ordo decretó, por decisión del ordo.
Decreto decurionum polulique consenso. Por decreto del ordo y el consenso del pueblo.
Ordo et populus. Muy parecida a la anterior.
Pecunia publica. Con dinero municipal.
Petente ordine et populo. A petición unánime del ordo y el populus.
Virtudes del homenajeado A la inscripción pueden añadirse datos sobre las virtudes de la gestión y sobre las razones inspiradoras del homenaje en cuestión.
Todos estos términos aparecen lógicamente en dativo [pues en dativo está el homenajeado].
Por tanto, son muy frecuentes en estos textos adjetivos calificativos del tipo: dignissimus (patrono dignissimo = patrón dignísimo) egregius (viro egregio = hombre excelente) iustissimus (bono et iustissimo viro amatori patriae = hombre bueno y justísimo, amante de la patria) sanctissimus (sanctissimus nobilissimoque Principe = santísimo y nobilísimo Príncipe) También son frecuentes sustantivos en -or (derivados de verbos) como: Amator = amante, amigo.
Conservator = salvador, protector.
Rector = director, guía.
Restitutor = restaurador, reconstructor.
Estos calificativos del homenajeado aparecen en ocasiones como adverbios calibrando la gestión desarrollada por aquél al servicio de la res publica. Así, por ejemplo: Honeste. Ej.: omnibus honoribus honeste perfuncto = habiendo desempeñado honestamente todos los cargos. AE 1983, 196 de Puteoli.
Recte. Ej.: memoriam omnium factorum recte = a la memoria de todas sus acciones (hechas) rectamente. CIL IX 1569 de Beneventum.
Probe. Ej.: in splendidissima colonia Tuder probe functo = habiendo desempeñado honestamente cargos en la colonia de Tuder. CIL XI 4659 de Tuder.
Integre. Ej.: in magistratu industrie atque integre administratam = habiendo administrado su cargo íntegramente y con recursos. AE 2001, 2066 de Girba.
Otras veces los dedicantes han especificado más a la hora de "justificar" ante el pueblo la razón de la erección del homenaje. Las fórmulas más frecuentes son: honoris causa = debido a su honor. AE 1987, 37 de Ancyra.
testimonii gratia = en testimonio de gratitud. CIL VI 1710 de Roma.
y sobre todo, las múltiples fórmulas introducidas por la preposición ob (en razón de...): ob merita = en razón de méritos. Y todos sus variantes: ob merita sua = en razón de los meritos de ella. AE 1981, 955 de Caesarea.
ob merita eius = en razón de los méritos de ellos. AE 1996, 384 de Formiae.
ob plurima merita = En razón de sus muchos méritos. HEp9, 236 de Mago en la Citerior.
ob munificentiam (ob munificentiam eius), a la que a veces sigue la razón de esa munificencia: ob munificentiam statuam remissis cenis publicis posuit (AE 2003, 903 de Iporca, en la Baetica) ob liberalitatem (ob liberalitatem eius).
ob largitionem (alusiva a un gasto concreto, largitio, en favor de la res publica).
Junto a ello aparece con más o menos profusión el cursus honorum del personaje, que de hecho, muchas veces, es la razón única y última del homenaje o, al menos, la única de la que nos ha quedado constancia.
Fórmulas finales básicas Hay una serie de fórmulas, colocadas generalmente al final del texto, que inciden sobre el carácter público del mismo o aportan datos sobre su proceso ejecutivo.
Primer grupo. Exhiben la autorización emitida por el municipio para la instalación de la estatua en lugar público. Normalmente: Decreto decurionum (a veces abreviado DD).
Locus datus decreto decurionum (abreviada LDDD) = “(en) lugar otorgado por autorización de los decuriones”.
Ambas nos informan de que la estatua estuvo colocada in solo publico, es decir, en el foro, la curia o cualquier otro conjunto monumental público.
A veces aparecen fórmulas del tipo: in loco publico / in solo publico / in foro / in curia.
Ejemplos: simulacro auro solo publico (CIL 8, 754, del Africa Proconsularis) in loco publico decreto decurionum (CIL 11, 5409, de Asisium) De igual modo, el adverbio publice (forma única indeclinable: “en nombre del Estado, oficialmente”) suele aparecer a veces acompañando a la acción de la dedicación como marca de su condición de homenaje oficial: publice datus ex decreto decurionum = “oficialmente otorgado por autorización de los decuriones”.
O sencillamente publice = oficialmente.
Segundo grupo. Aquellas fórmulas que aluden a los procesos "verbales", a las acciones vinculadas al acto del homenaje.
Básicamente son: dedit, dedicavit, posuit, fecit.
fecit = hizo.
statuam fecit = hizo la estatua.
fecit decreto ordinis = hizo con autorización del ordo.
statuam posuit = colocó la estatua.
A veces uniendo dos de los verbos. Por ejemplo: posuit intemque dedicavit = Lo puso y a la vez lo dedicó.
Tercer grupo. Los homenajeados, miembros de la élite local, solían manifestar su gratitud por el honor recibido (honore contentus, a veces abreviado HC) ofreciéndose a pagar los gastos del homenaje (impensam remisit).
Una de las fórmulas más habituales es: honore contentus impensam remisit = contento por el honor asumió los gastos A veces se explicita de la siguiente forma: Sua pecunia = de su bolsillo.
...