Derecho Penal I - Tema 1 (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Penal I - Parte General y Teoría del Delito
Año del apunte 2014
Páginas 7
Fecha de subida 24/03/2015
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

Derecho Penal I - Sergio Gomollón Derecho Penal I Parte I - Principios Básicos del Derecho Penal.
Lección 1: Derecho Penal objetivo y Derecho Penal subjetivo. Los límites del ius puniendi.
El Derecho Penal Objetivo y el Derecho Penal Subjetivo.
Pequeña introducción: Derecho Penal y control social.
El Derecho Penal es violencia: pues al hablar de Derecho Penal hablamos de violencia, ya sea por los casos que sanciona o por la forma en que aplica las penas. La violencia forma parte de todo sistema de control social, incluido el Derecho Penal, sin embargo en el caso del Derecho Penal se produce una formalización del control “liberándolo de la espontaneidad, de la sorpresa, del coyunturalismo y de la subjetividad”. El control del Derecho Penal es normativo; se ejerce a través de un conjunto de normas creadas previamente.
La única fuente del Derecho Penal es la ley. A diferencia del Derecho civil y otros, nunca puede ser fuente del Derecho Penal la costumbre.
Como sistema de control social, el Derecho Penal usa la violencia con el fin de proteger unos intereses y no es, ni mucho menos, el único sistema de control social. Además, el Derecho Penal es la última ratio legis y nunca es pactado; es un monopolio que pertenece a los poderes públicos.
El Derecho Penal Objetivo y Derecho Penal Subjetivo Derecho Penal objetivo Si tratamos de definir el Derecho Penal desde el punto de vista objetivo (de una manera simple) entendemos que se trata del conjunto de normas penales.
Derecho Penal subjetivo y justificación del ius puniendi En cambio, cuando hablamos de Derecho Penal subjetivo, hablamos de la legitimidad de castigar, por parte del Estado; del ius puniendi 1. El poder punitivo se justifica por su propia necesidad: es una consecuencia del hecho inevitable y real de que se cometan 1 (Derecho a castigar) !8 Derecho Penal I - Sergio Gomollón delitos y faltas; de que haya algunos que no cumplan las leyes; el hecho de que haya un poder punitivo garantiza que haya una convivencia social.
A pesar de ello, no son pocos los casos en los que se ha utilizado el Derecho Penal (manipulándolo) con fines ilícitos reprimiendo derechos de las personas y creando injusticias. Estos casos se producen en estados que usan el Derecho Penal para acabar con las libertades: no puede ser el caso de las democracias: deben respetarse los derechos fundamentales de las personas para ser compatible con sus valores.
En resumen, el Derecho Penal está legitimado por la Constitución y los Pactos y Tratados Internacionales (como la Declaración Universal de los DDHH), reconocidos por la propia Constitución2, y el Derecho Penal debe respetarlos.
Además de esta legitimación externa del ius puniendi, también se legitima internamente por los propios instrumentos jurídicos que limitan su actuación. Estos límites al ius puniendi, pasan a desarrollarse a continuación.
Concepto de Bien Jurídico Un bien jurídico protegido es un bien que, al ser de vital importancia para la sociedad, su protección proviene del Derecho Penal. Ejemplos de Bienes jurídicos son la vida, la libertad y la propiedad.
Cualidades del Bien jurídico • Que tenga mucha gravedad (importancia) • Que sea merecedor de protección • Que necesite protección • Que tenga capacidad de protección El legislador debe encargarse de la protección de estos bienes con justicia.
Criterios de selección • 1. El Criterio de ideales explícitos: basándonos en el modelo ideal de sociedad de Kant.
• 2. El Criterio de personificación de ideales: todas las personas (o al menos el ciudadano medio) las aceptará.
• 3. El Criterio científico-técnico con el que se analizan los problemas de la sociedad.
• 4. El Criterio constitucional • 5. El Criterio democrático de convicciones generales.
Límites al ius puniendi A partir del Siglo XVIII (Ilustración, Revolución Francesa, etc.) el Derecho Penal empieza a considerarse una herramienta de defensa de valores fundamentales, es decir, 2 Artículo 10 !9 Derecho Penal I - Sergio Gomollón únicamente debe usarse en los casos más graves; a diferencia de sistemas anteriores (e incluso posteriores; como los totalitarismos) que lo usaban como método represivo. Es por ello, que para garantizar valores como la paz social, justicia, equidad de derechos fundamentales, etc. se limita el poder punitivo.
El principio de legalidad [Se estudia a fondo en la lección 2], básicamente se resume con el aforismo de Feuerbach “nullum crimen, nulla poena, sine lege” siendo la ley escrita, estricta e irretroactiva.
Principios informadores del Derecho Penal Según el autor del manual 3 los límites del poder punitivo pueden reducirse en dos: el de intervención mínima y el de intervención legalizada del poder punitivo del estado. Suelen añadirse más, que se explicarán también.
El Principio de Intervención Mínima El Derecho Penal debe estar regido y limitado por el principio de intervención mínima; es decir, el Derecho Penal sólo debe intervenir en los casos más graves: en los ataques a los bienes jurídicos más importantes. El resto de los casos son objeto de otras ramas del Derecho.
Por eso mismo, decimos que el Derecho Penal es subsidiario.
La subsidiariedad del Derecho Penal El Derecho Penal sólo interviene cuando fracasan las demás barreras protectoras (otras ramas del Derecho) del bien jurídico; es la ultima ratio legis. No implica, sin embargo, que haya subordinación entre otras normas de otras ramas del Derecho, sin embargo sí que hay interdependencia. El Derecho Penal se encarga de sancionar con las sanciones más graves los ataques más intolerables a los bienes jurídicos. Por tanto, siempre que pueda emplearse otra rama del Derecho para solucionar un conflicto, deberá usarse.
A pesar de todo, el Derecho Penal no es el único instrumento que sanciona. Por ejemplo, el Derecho de obligaciones prevé que el deudor indemnice al acreedor los daños y perjuicios producidos por su incumplimiento. Estas sanciones pueden coexistir con las sanciones penales siempre que las sanciones no penales tengan una finalidad y una función distinta a las penales.4 5 3 Página 72 del Manual 4 Código Penal: artículos 109 y ss.
5 Página 74 del Manual !10 Derecho Penal I - Sergio Gomollón Cuando la sanción penal y no penal cumplen funciones parecidas es más complicado.
6 Fuera del ámbito disciplinario, la cuestión se ha solucionado en favor de la vigencia del non bis in idem 7 [pag 72 a 77] Autonomía del Derecho Penal El Derecho Penal es totalmente independiente en sus efectos; no lo es tanto, sin embargo en sus presupuestos.
Ciertamente hay delitos cuya creación es genuinamente penal, como el homicidio, ya que no los encontramos explícitamente en normas de otras ramas del Derecho. Otros delitos tienen tal relación con otras ramas del Derecho que mal se pueden precisar sus presupuestos sin acudir previamente a ellas.
Debe tenerse en cuenta que ni el Derecho Penal, ni ninguna otra rama del Derecho no está relacionado con los demás; el Ordenamiento jurídico no está compuesto de compartimentos cerrados, estancos, sin comunicación entre sí: todas las ramas del Derecho son interdependientes entre sí, sin que ello implique la subsidiaredad de ninguna.
[pág 77-78; Revisar] Carácter fragmentario del Derecho Penal A veces hay que acudir a otras ramas del Derecho. No todos los ataques a los bienes jurídicos deben resolverse utilizando el Derecho Penal.
[pag 78-83] [79!!!] Principios de Humanidad y Dignidad en la ejecución de las penas y de Proporcionalidad “Otras consecuencias del principio de intervención mínima se refieren a la gravedad de las consecuencias jurídicas del delito.” Otra idea que rige en el Derecho Penal es que siempre es preferible la sanción más leve a la más grave si con ello se restablece el orden jurídico perturbado por el delito. De esta idea extraemos: • El principio de humanidad, que obliga siempre a reconocer que el delincuente es una persona humana con derecho a ser tratada como tal y a reintegrarse en la comunidad como miembro de pleno derecho. Este principio se ve reflejado en la abolición de la tortura como medio de averiguación de la verdad y de cualquier otro medio que prive al acusado de la libre determinación de su voluntad. Esto es lo que garantiza, en definitiva, 6 Se explica en el manual con claridad y ejemplos en la página 75-76 7 Esto es, no puede castigarse dos veces lo mismo !11 Derecho Penal I - Sergio Gomollón el derecho a la presunción de inocencia.8 Del mismo modo, se ha abolido la pena de muerte en cualquier país que cuente con este principio y el mismo principio obliga a tratar al reo o encarcelado con respeto y procurar su reinserción en la vida social una vez haya cumplido condena.
• El principio de proporcionalidad: Simplemente significa que a “a cada uno debe dársele según sus merecimientos y que los desiguales deben ser tratados desigualmente.”, es decir, que las penas deben ser proporcionales al delito cometido y que por tanto éstos no pueden ser reprimidos con penas más graves que la propia entidad del daño causado por el delito.
El criterio que se utiliza para determinar la gravedad de la pena que debe imponerse por la comisión de un delito es la importancia del bien jurídico afectado. Por ello, los delitos contra la vida son los castigados más severamente. Además, también debe variar la gravedad de la pena en función de la forma de ataque al bien jurídico: un ataque doloso es más severamente castigado que uno o varios ataques imprudentes al mismo bien jurídico.
La diferenciación es cualitativa, no cuantitativa.
[pag 83-85] El Principio de exclusiva protección de bienes jurídicos Tan sólo los bienes jurídicos son protegidos por el Derecho Penal. Eso no significa que otras ramas del Derecho no puedan proteger los bienes jurídicos; sino que el Derecho Penal se encarga única y exclusivamente de proteger bienes jurídicos.
El Principio de Culpabilidad (Es importante distinguir entre el principio de culpabilidad y el concepto de culpabilidad en sí) [Dolo: voluntad deliberada de cometer un delito a sabiendas de su ilicitud;] [Imprudencia: Culpa; Omisión de la diligencia exigible a alguien, que implica que el hecho injusto o dañoso resultante motive su responsabilidad civil o penal. [Es decir, no intencionado pero negligente]] [Caso fortuito: ni doloso ni culposo] Para hacer la distinción de los distintos significados, consideremos: • La culpabilidad como fundamento de la pena es aquello que se requiere para que pueda aplicarse una pena (capacidad de culpabilidad, conocimiento de antijuridicidad, exigibilidad de otra conducta distinta). Son necesarios todos ellos para aplicar una pena al sujeto.
8 Artículos 15 y 24 CE !12 Derecho Penal I - Sergio Gomollón • La culpabilidad como elemento de la determinación o medición de la pena; es decir, determinar el cómo y no el sí de la pena. Es decir, una vez se ha determinado que el reo es merecedor de pena, es preciso determinar la gravedad, duración, etc. de la pena. La culpabilidad en este caso es limitadora, impide que la pena pueda ser impuesta por debajo o por encima de unos límites impuestos por la idea misma de la culpabilidad, además de por otros criterios como la importancia del bien jurídico protegido, los fines preventivos, etc.
• También está el concepto de culpabilidad como proscripción de la responsabilidad por el resultado o responsabilidad puramente objetiva. Los otros dos sentidos son discutidos, pero éste no. El principio de culpabilidad en este sentido impide la atribución a su autor de un resultado imprevisible, reduciendo las formas de imputación de un resultado al dolo y a la imprudencia. 9 En definitiva, cuando el sujeto no actuare con dolo o imprudencia, su grado de desarrollo mental no fuere el suficiente para hacerle responsable o desconociere que el hecho estaba prohibido o que no le era exigible otro comportamiento (véase más abajo otros principios), es inútil imponer una pena ya que no cumpliría la función que la motiva.
Es decir, sólo un sujeto responsable puede ser merecedor de pena. Véase el artículo 5 del CP (ESO es, [implícitamente] el principio de culpabilidad) y también los artículos 10, 12, 14, 19, 20, etc.
! [pag 92-94+apuntes] Límites derivados del principio de culpabilidad Del principio de culpabilidad se derivan otros principios: el principio de personalidad, que impide castigar a alguien por delitos o faltas ajenos, el principio de responsabilidad por el hecho, que impide castigar por la forma de ser del autor permitiendo únicamente que se castigue por lo que ha hecho, el principio de dolo o culpa, ya mencionado previamente, recogido en el artículo 5 del Código penal, y el principio de atribuibilidad o culpabilidad en sentido estricto, que impide castigar con pena a aquellos que por sus circunstancias (menores de edad, defecto de inteligencia, trastorno, etc.) no tuvieran condiciones psíquicas suficientes para poder actuar con dolo o culpa.
[Fuentes de otro sitio + apuntes] Principio de publicidad El Derecho Penal es Derecho público 9 Principio de dolo (intención) o culpa (imprudencia) !13 Derecho Penal I - Sergio Gomollón [Añadir, básicamente que debe ser público, que el reo tiene Derecho a saber de qué se le acusa y tiene derecho a que el proceso sea público] Artículo 24.2 de la Constitución española, garantía jurisdiccional.
[ RESUMEN LECCIÓN 1: ver RESUMEN PÁGINA 94, dos últimos párrafos] ! !14 ...