Tema 6 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Criminología - 3º curso
Asignatura Mitjans alternatius de resolució de conflictes
Año del apunte 2016
Páginas 7
Fecha de subida 04/05/2016
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

Descarrega més apunts al usuari @aeubio Tema VI: Mediació en l'àmbit de la seguretat i la policia LA MEDIACIÓN Y LA GESTIÓN PACÍFICA DE CONFLICTOS EN EL ÁMBITO POLICIAL POLICIA, GESTIÓN PACÍFICA DE CONFLICTOS Y MEDIACIÓN TRES TIPOS DE ACTUACIONES FUNDAMENTALES DE LA POLICÍA RELACIONADAS CON LA MEDIACIÓN Y LA GESTIÓN PACÍFICA DE CONFLICTOS: • Aplicación de técnicas y estrategias puntuales de mediación en las intervenciones a pie de calle • Informar y derivar el caso a un Servicio de Mediación • Llevar a cabo un proceso de mediación EL AGENTE DE POLICÍA COMO GESTOR DE CONFLICTOS Es evidente que los agentes de policía intervienen en situaciones de conflicto. El policía no solo tiene una función protectora y persigue el delito, sino que también actúa como gestor de conflictos. En cada caso intenta gestionar el conflicto con el método más acorde en función de la situación concreta. En la mayoría de los casos, el policía no dará soluciones pero facilitará las condiciones para que las partes encuentren la mejor solución y su actuación tendrá también un contenido preventivo. La ley faculta a la policía a hacer uso de la fuerza, pero siempre la menor posible y como última instancia.
LOS EQUIPOS DE NEGOCIADORES DE LA POLICÍA La mayor parte de Instituciones policiales tiene sus propios equipos de negociadores para superar algunas situaciones puntuales de especial significación o envergadura (secuestros, atracos, manifestaciones y huelgas violentas, tentativas de suicidio, etc).
CONFLICTOS PÚBLICOS / CONFLICTOS PRIVADOS La Ley Orgánica de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad establece como función de la policía la intervención en todo tipo de conflictos públicos o privados, pero no los define.
Conflicto público: tipo de conflicto que las partes no tienen capacidad de gestionarlo ni disponibilidad sobre el mismo.
El procedimiento y la resolución reside en la potestad del Estado. Son conflictos cuya resolución suele pasar por la imposición de un pena si se trata del ámbito penal o sanción si es en el administrativo. Su resolución en última instancia recaerá en los jueces y tribunales. Cuando la policía ha de intervenir en un conflicto público, el marco de actuación esta muy limitado. Su intervención estará amparada y regulada por el principio de legalidad. En los conflictos públicos algunas veces la policía utiliza técnicas basadas en negociación y mediación.
Conflictos privados: son aquellos en que las partes tienen plena disponibilidad para su resolución y gestión.
Nuestro derecho recoge el principio de libertad contractual (art. 1255 CC). En este tipo de conflictos la policía no actúa desde el principio de autoridad ya que son conflictos que se producen en el marco de las relaciones privadas basadas en la libertad de pactos, no pudiendo por lo tanto imponer la autoridad para su resolución. Pero sí que puede y debe ayudar a la partes en conflicto a superar esa situación facilitándoles la gestión del conflicto y ayudándolas a encontrar su propia solución.
Descarrega més apunts al usuari @aeubio INTERVENCIONES DE LOS AGENTES EN FUNCIÓN DEL TIEMPO Intervención mediadora sobre el terreno: Que suele ser corta y puntual. No es un proceso de mediación, pero se utilizan técnicas de negociación y gestión pacífica de conflictos.
Intervención larga: Que tendrá que derivarse a un Servicio específico de Mediación o, en determinados casos, actuar desde una perspectiva de policía comunitaria.
MEDIACIÓN POLICIAL: UNA FORMULA RECIENTE – Es necesaria una formación específica para policía de proximidad – Nueva formulación de la relación de poder – Redefinición del concepto de autoridad y un cambio de actitud – Es necesario crear un corpus teórico propio – Falta de experiencia, por ser una función reciente para la policía – Canadá inició su experiencia de mediación policial en 1995 LAS CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LA MEDIACIÓN Y SU SIGNIFICACIÓN EN EL ÁMBITO POLICIAL • Voluntariedad: el tema del consentimiento libre no es fácil cuando estamos ante una figura de autoridad.
• No poder del Mediador en el ámbito policial este elemento puede poner en cuestión la autoridad de la policía, ya que el agente no puede desprenderse de su autoridad pública.
• Decisión de las partes: En mediación se les reconoce a las partes la capacidad de decidir y pueden resolver su discrepancia por ellos mismos, en la mediación policial puede depender del caso.
• Confidencialidad: puede quedar en entredicho, ya que muchas de estas actuaciones se hacen en espacios públicos y además el agente debe preparar informes de las gestiones realizadas.
• Imparcialidad: el policía puede ser imparcial pero con límites.
• Neutralidad: el agente no puede ser absolutamente neutral ya que el resultado del proceso depende de él y por tanto puede condicionar el resultado.
• Equidad del mediador: generalmente lo que las personas esperan de la policía es que de la razón a uno y sancione al otro.
AUTORIDAD Y LEGITIMIDAD En mediación el agente es percibido más por sus habilidades profesionales que por el valor de su estatus de autoridad y representante del orden público. El problema de la autoridad se convierte en un problema de legitimidad. ¿Qué legitima al agente para mediar? Esta característica de autoridad, hace que más que «mediación» se utilice el término «resolución de problemas» (problem-solving) o bien «negociación razonada» (négotiation raisonée).
Descarrega més apunts al usuari @aeubio INICIOS DE UN CAMBIO Herman Goldstein (1979) es considerado el promotor de la idea del agente de policía como profesional capaz de resolver problemas. Evita la palabra mediación y trata de discernir cómo podría la policía desempeñar un nuevo papel menos vinculado sólo a la ley y siguiendo un criterio de intervención mínima. Algunos modelos se han llevado a la práctica, por ejemplo el SARA (Scanning, analysis, response, assessment) desarrollado en los Estados Unidos (1987) por el Police Executive Research Forum que trata de identificar el problema, analizarlo, actuar para mitigarlo y comprobar si la respuesta funciona. Este modelo ha tenido un seguimiento sistemático al menos hasta 1995. En 1990 el mismo Goldstein señala que en el ámbito de la policía preocupa cómo resolver más efectivamente los problemas, por ello la policía dedica mucho tiempo a resolver problemas inmediatos de ciudadanos, pero poco a la prevención o a reducir los problemas de la comunidad.
EL MODELO DE GOLSTEIN DE POLICÍA DE PROXIMIDAD Goldstein cree que la mediación y las habilidades de negociación son útiles para la policía en multitud de problemas. Entiende que la policía no debe ser necesariamente neutral, debido a la función pública que el agente representa. El uso de la mediación es complejo para la policía. Una de las maneras como se trata es la técnica del patterning of incidents (patrón de incidentes). Se trataría de acotar en qué casos concretos se puede intervenir con cada recurso. Utilizar la tipología de gestión de conflictos como instrumento de toma de decisiones. Este modelo de intervención es el que fundamenta la actuación de la policía comunitaria o de proximidad.
POLICÍA DE PROXIMIDAD En el caso de la policía de proximidad, la mediación se puede ver como un recurso muy potente para abordar las problemáticas con que se encuentran los agentes de la policía. La cuestión es si los agentes de patrulla pueden utilizar o no la mediación y como ponerla en práctica. Si la patrulla de policía utiliza habilidades mediadoras consigue muchos de los objetivos buscados.
OBSTÁCULOS Palenski en 1985 afirma que el potencial que puede aportar la mediación a la policía no se aprovecha a causa de varios factores: – Obstáculos dentro la organización – Visión tradicional del papel del policía – Los policías no se ven a ellos mismos como mediadores – A los que cabría añadir la falta de tiempo para llevar a cabo un proceso de mediación tradicional RECOMENDACIONES PARA SUPERAR ESTOS OBSTÁCULOS – La policía tiene que incorporarse a los programas de mediación – La organización policial debería propiciar el uso de la mediación y de los métodos alternativos de resolución de conflictos – Los ayuntamientos tienen que ser conscientes de la necesidad de introducir conceptos innovadores como la mediación, con objeto de perfeccionar la calidad del servicio – Que la policía vea la necesidad y aprecie el valor de intervenir en conflictos privados o de convivencia – Los programas de mediación comunitaria tienen que reconocer el importante papel que puede desempeñar en ellos la policía – Información continua de los casos tratados Descarrega més apunts al usuari @aeubio LA INCLUSIÓN DE LA MEDIACIÓN POLICIAL EN LA MEDIACIÓN COMUNITARIA Si partimos de la mediación como un proceso de intervención de un tercero sin poder en un conflicto difícilmente un agente de policía podrá actuar nunca como mediador. Pero si consideramos la mediación policial como una especialidad de la mediación o como una forma diferente de practicar la mediación, podemos hablar de mediación policial con unas connotaciones específicas.
Por ejemplo, la mediación comunitaria se entiende, de manera amplia como un conjunto de mecanismos sociales que permiten devolver a la comunidad su capacidad de resolver diferencias desde el diálogo, la cooperación y las actitudes no impositivas.
La mediación policial, desde la óptica de la comunidad y el servicio público, puede ser vista como una forma específica de mediación comunitaria, sin que esto implique forzar los conceptos teóricos. Como ventaja: la tarea mediadora policial puede ofrecer un tratamiento más homogéneo de las problemáticas comunitarias.
LA MEDIACIÓN COMO UN RECURSO PARA LA POLICÍA La mediación policial es una herramienta a disposición del agente, es un recurso más, útil en determinados casos, e inútil o contraindicado en otros. Este concepto se asocia al tratamiento de molestias (disturbance calls) y tiene mucho sentido cuando se trata de situaciones no delictivas o de ligera alteración del orden público para evitar la escalada del conflicto.
Es una forma eficaz de prevención: La utilidad es mayor cuando el agente puede derivar determinados casos a servicios específicos de mediación. El ámbito en el que la mediación policial es más efectiva tiene que ver con el contexto de policía comunitaria. La mediación policial ya es un concepto que se está asentando. Va más allá de la solución de problemas, en la medida que comporta cambios de actitudes y afecta a toda la organización.
EL TIEMPO EN LA MEDIACIÓN POLICIAL El tiempo es un factor muy importante en la mediación policial, por ello una de las distinciones más relevantes es la que se hace en función del tiempo que requiere (Short-term and long-term mediation): – Intervención puntual – Intervención en un problema que se ha enquistado MEDIACIÓN POLICIAL, ¿PUEDE CONSIDERARSE COMO LA MEIDACIÓN TRADICIONAL? Los parámetros clásicos de la mediación no sirven para la mediación policial, ya que debe entenderse como una práctica y una técnica nueva por la especificidad de la función policial. Se acerca al campo de la mediación comunitaria. La mediación policial va más allá de la resolución de problemas, porque afecta al cambio de actitudes de los que la practican, puesto que su función pasa de ser de control social a ejercer este control con formas más vinculadas a las relaciones interpersonales y ejerciendo la autoridad de diferente manera.
MEDIACIÓN, FORMACIÓN Y COMUNIDAD La ley pueda legitimar el uso de la mediación, pero lo que más legitimará a los agentes es su capacidad técnica para aplicar la mediación, teniendo en cuenta que el tiempo es crítico en la intervención y que no todas las tipologías de conflictos pueden ser gestionadas con la mediación. La mediación policial es una herramienta de trabajo, pero también puede introducir aspectos de cambio en la propia cultura de la organización y de las relaciones con la comunidad.
Descarrega més apunts al usuari @aeubio DESARROLLO DE LA MEDIACIÓN POLICIAL La mediación en el ámbito policial tiene características propias distintas a la mediación tradicional y se está desarrollando internacionalmente, aunque de manera lenta. La mayoría de las veces se consolida bajo el paradigma de la resolución de conflictos y vinculado a la policía de proximidad.
LA MEDIACIÓN EN EL ÁMBITO POLICIAL NECESITA FIJAR CRITERIOS DE INTERVENCIÓN Determinar los casos en que la policía ha de ejercer una función de protección y no de mediación: – En qué casos la policía puede actuar en términos de solución «de problemas» sin llamarlos mediación policial, utilizando recursos diversos (negociación, escucha, asesoramiento, conciliación, facilitación).
– En qué casos la policía puede actuar en términos de mediación «policial», como una nueva forma de mediación, aplicada por una figura de autoridad.
– En qué intervenciones el factor tiempo de la intervención será tan limitativo que hará imposible la mediación (conflictos crónicos, reincidencias, etc.).
– En qué casos concretos cabe la mediación y será adecuado derivarlos a un servicio de mediación.
– En qué casos el proceso de la intervención hará necesaria la mediación en función de los criterios de proporcionalidad, idoneidad de la medida, intervención mínima y discrecionalidad.
RECONOCIMIENTO JURÍDICO DE LA MEDIACIÓN EN EL ÁMBITO POLICIAL La mediación está legitimada en disposiciones como el Código de conducta de las Naciones Unidas de 1979. En la propia Constitución española en los artículos 9.2, referidos a la libertad e igualdad de los individuos, o en la garantía de seguridad ciudadana y protección de derechos y libertades del artículo 104.1. Específicamente en la Ley de 2/1986, de 13 de marzo, que establece que la policía tiene que cooperar en la resolución amistosa de los conflictos privados cuando sea requerida para esta finalidad.
Este reconocimiento supone una base para llevar a cabo las experiencias adecuadas sin forzar el marco legal. De todas formas este reconocimiento jurídico es insuficiente para fundamentar Proyectos sólidos de mediación, que requieren de una legitimación específica y un tratamiento más técnico y adecuado al ámbito policial.
DIFICULTADES PARA LA MEDIACIÓN POLICIAL Relacionadas con la técnica: la idea de mediación tradicional no se ajusta a la especificidad de la mediación que puede desarrollarse en este ámbito. Convendría profundizar en un modelo propio de mediación policial. Las mejores experiencias son las realizadas por la policía de proximidad y desde la óptica de resolución de problemas.
Relacionadas con la cultura y la organización propia de la policía que se basa en un modelo muy jerarquizado, cuando la mediación parte de un modelo de relación más horizontalizado.
Formación: debería potenciarse una formación que fomente un cambio de actitudes y potencie las habilidades negociadoras y de gestión pacífica de conflictos.
Debería determinarse la tipología de conflictos que pueden abordarse desde la mediación policial.
Descarrega més apunts al usuari @aeubio TIPOLOGIA DE CONFLITOS ABORDABLES DESDE LA MEDIACIÓN POLICIAL (Josep Redorta) Prácticamente toda clase de molestias y problemáticas de convivencia (con límites) o de diversidad (turismo, inmigración), con otros límites, pueden ser abordadas: - Ocupación del espacio público Accidentes de tráfico sin heridos (negociación del comunicado amistoso) Problemáticas relacionadas con animales Incidentes en escuelas y con menores Comunidades Pelea familiar Molestias de toda clase (ruidos, humos, música, alarmas, personas que molestan, malos olores, obras, etc.) Inmigración (algunos problemas) Consumo (algunos problemas) Vecinos Otras posibles HABILIDADES PARA EL RECONOCIMIENTO DEL CONFLICTO PARA LA MEDIACIÓN POLICIAL (Josep Redorta) - Ser capaz de evaluar los riesgos personales Ser capaz de gestionar la agresividad de bajo nivel Ser capaz de identificar conductas de engaño mediante la comunicación no verbal Ser capaz de identificar los patrones de conflicto más básicos y comunes Ser capaz de identificar casos mediables por mediación externa con objeto de derivarlos a los servicios que se puedan crear - Poder identificar si la intervención puede ser o no de corta duración - Capacidad para hacer una evaluación rápida de legalidad del caso - Estar en condiciones de evaluar la posible eficacia de la mediación HABILIDADES NECESARIAS VINCULADAS AL RECONOCIMIENTO DE LAS PERSONAS PARA LA MEDIACIÓN POLICIAL (Josep Redorta) - Saber hacerse aceptar como interlocutor válido Saber potenciar el reconocimiento del otro Saber practicar la escucha activa Ser capaz de comprender los mecanismos de atribución de culpas Ser capaz de comunicarse eficientemente Ser capaz de aplicar la asertividad en situaciones tensas Ser capaz de evitar o atenuar el salto cualitativo del conflicto que supone la intervención Ser capaz de controlar el nivel de implicación personal en el conflicto Mantener o adquirir habilidades de equilibrio personal Ser capaz de controlar de forma adecuada los propios impulsos HABILIDADES NECESARIAS PARA LA MEDIACIÓN POLICIAL VINCULADAS A LA EFICACIA DEL PROCESO (Josep Redorta) - Ser capaz de utilizar recursos de negociación Ser capaz de utilizar técnicas de mediación policial Tener conocimientos de intervención con grupos Tener conocimientos de intervenciones en el espacio público Descarrega més apunts al usuari @aeubio ESTRATEGIA JUAN PIÑÓN INSPECTOR DE LA POLICÍA MUNICIPAL DE VALENCIA Empieza por sesiones individuales en las que primero deja que las personas manifiesten su disgusto respecto al tema y luego va enfocando las posibilidades de acuerdos, y lo perjudicial para la salud que es mantenerse en el conflicto y que éste vaya en aumento. Les motiva a que presenten propuestas que luego pueda pasar a la otra parte.
Si están encallados les ofrece la posibilidad de dar alguna idea... les da varias ideas, entre las que está la idea que puede motivar la propuesta que desde fuera se ve más adecuada. Con esta idea ellos pueden sustentar una propuesta que luego se presenta a la otra parte. Les comenta que si hay algo que les duela respecto a la otra parte, ellos pueden manifestarlo en la sesión final, desde el respeto y la comprensión hacia el otro. Juan les orienta sobre como manifestar ese disgusto.
En el encuentro final firman el documento y se intercambian esos puntos de vista que han podido ser discrepantes. Con este sistema Juan ha pasado del 50 % al 75 % de ratio de acuerdos.
En una mediación una parte puso una denuncia contra la otra por insultos y llamó a declarar a Juan como testigo de los insultos, afortunadamente Juan se escudó en la confidencialidad del contenido y el juez finalmente no le exigió declaración Casos con mayor peso jurídico o con conflicto de larga duración los deriva al Servicio de Mediación.
...