Tema 8 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Veterinaria - 2º curso
Asignatura fisiologia
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 19/03/2015
Descargas 4

Vista previa del texto

MOTILIDAD DEL INTESTINO GRUESO En especies de intestino grueso desarrollado tenemos los herbívoros, dentro de los cuales los équidos destacan. Los rumiantes son herbívoros que han perdido un poco de importancia del grueso frente al estómago donde se produce la mayor parte de la fermentación. El intestino de los omnívoros está muy limitado para la digestión de fibra porque no tienen en ciego muy desarrollado en general.
La fermentación de azucares es muy rápida pero la de carbohidratos estructurales muy lenta.
El intestino grueso tiene dos partes diferenciadas según su función.
1. Parte proximal La digestión bacteriana se produce en la parte proximal del intestino grueso. En ella el contenido se debe retener para aprovecharse mejor. La motilidad favorece la retención.
2. Parte distal Debe recuperar lo más esencial que es el sodio y el agua. La motilidad aprieta los restos que no podemos digerir para sacar el agua. En la parte distal se forman las heces.
Si la motilidad de este órgano en condiciones normales se debe a las ondas lentas y pensamos que la parte proximal tiene que ser un órgano de retención y la distal no, el marcapasos pensemos en qué parte debería estar. Tenemos una gráfica donde el registro de abajo nos muestra como son las ondas lentas al pinchar células separadas. Vemos que la mayor frecuencia de descarga está en el medio. Si miramos la gráfica de arriba vemos como la zona marcapasos impone su frecuencia a todas las demás.
La zona del intestino grueso con más frecuencia de contracciones es la parte media-distal del colon. En todos los animales marca la transición entre la parte del órgano que tiende a retener y la que tiende a expulsar. Si se generan movimientos peristálticos se moverán en dirección bilateral, tiene tendencia a propagarse a ambos lados. Así la parte proximal tiene tendencia a retener y la distal a expulsar.
1 El contenido y el gas deberán sacarse de allí porque la motilidad normal nos lleva a retener. Cuando se distienda mucho esa parte, se generaran movimientos peristálticos que lo muevan hace delante. Otra característica es que la válvula ileocecal está cerrada y el individuo defeca poco por eso el contenido es más o menos constante en el intestino grueso mientras no se abra la válvula ileocecal.
CABALLO  Vemos como hay prácticamente dos órganos distintos, el que tiene un aspecto saculoso y el resto. La zona marcapasos se encuentra en la flexura entre ellos. La tendencia es acumular contenido en el ciego y luego se tendrá que vaciar el gas y mover todo el alimento.
Los movimientos del intestino grueso son muy lentos.
Esos movimientos son los mismos que en el intestino delgado. Nos definen a parte otros movimientos, denominados haustrales, que se contraen. El intestino grueso tiene zonas saculares que se contraen. En el intestino delgado tenemos los movimientos de segmentación pero aquí son movimientos lentos que contraen una de las haustras de forma muy lenta y prolongada y se relajan. Esos movimientos sobre todo en la parte distal del intestino grueso nos sirven para absorber el agua. Es como coger una esponja e irla apretando.
Los movimientos de segmentación del intestino delgado son aquí los haustrales.
Los movimientos peristálticos son más lentos porque movemos masas solidas de heces y afectan a varios centímetros. Por eso en los libros se les llaman movimientos en masa. Estos movimientos no los tendremos a no ser que se nos desequilibre la situación. En un periodo constante interdigestivo tendremos movimientos hacia atrás y delante y los haustrales. Por producción de gas o lo que sea si la distensión es mayor se genera un movimiento en masa, pasara contenido de la parte proximal a la distal y eso desequilibra de manera que tenemos un reflejo de defecación. Es más probable cuando estamos comiendo.
El reflejo gastrocólico se produce cuando se llena el estómago de contenido se generan reflejos en el colon que causa defecación. Es un reflejo hormonal y nervioso de la vía parasimpática del vago hasta el primer tercio del colon y las hormonas que activan las aferentes vagales como la CCK y la gastrina. Provocan la apertura de la válvula ileocecal que hace que entre más contenido y se desequilibre.
2 Tenemos una gráfica de una oveja y una vaca. Cada animal tiene sus peculiaridades. Las ovejas son animales adaptados a climas muy secos y por tanto sus heces tienen un contenido en agua muy bajo, la parte distal de su intestino tiene los movimientos de segmentación constantes para exprimir el contenido y extraer el agua. Vemos que su colon no está parado nunca. Cuando se le abre la válvula ileocecal se desequilibra y se producen movimientos peristálticos que pueden causar reflejos de defecación. Para mover esas heces tan pequeñas la intensidad de la contracción no debe ser muy grande, dura muy poco tiempo. En la vaca los movimientos en masa deben ser más intensos. Viven en ambientes mucho más húmedos y por tanto sus heces tienen más agua y cuestan más de mover. Sus contracciones en masa deben ser más duraderas.
INFLUENCIA DE LA DIETA: La motilidad del colon está regulada por la inervación nerviosa. Lo que hace que la motilidad sea adecuada es que tenga un determinado volumen que le permita el grado de distensión para generar los movimientos necesarios. En la gráfica del cerdo, que es un animal que compite con alimentos como los nuestros y por tanto interesa abaratar costes y que usen subproductos, le dan de comer el suero de la leche que tiene un contenido proteico muy interesante. La motilidad propagada es la peristáltica que genera la defecación y la localizada es la haustrada. El intestino nunca está parado, cuando no hay movimientos en masa tenemos los de segmentación. Cuantos más haustrales haya sin defecación las heces son cada vez más duras.
Cuanta menos frecuencia de evacuación más sólidas y compactadas son las heces. Al cerdo le dan distintas dietas y vemos el tiempo que tiene movimientos propagados y los localizados. Si la proteína se la damos con el suero de leche que es todo digestible vemos que la motilidad cambia mucho, casi todos los movimientos son de segmentación y tendrá un problema de estreñimiento. Para corregirlo debemos compensar añadiendo un poco de salvado de trigo que es fibra que no se puede digerir bien y da volumen en el intestino grueso y así logramos regular la motilidad del colon.
3 Tenemos otra gráfica que relacione el volumen o peso de las heces con el tiempo de tránsito. En el trabajo original este estudio se hizo en ciudadanos viviendo en Francia y África. Los rurales estaban muy a la derecha. Cuando la dieta es muy vegetal con elementos que no podemos digerir pero que mantienen la microbiota y generan la motilidad necesaria el volumen de heces es muy grande y la frecuencia de defecación también. Es normal que se produzcan reflejos de la defecación tras cada comida. Si no se evacua se generan inflamación y dolores porque hay poca motilidad propagada y mucha de la que absorbe agua. Se produce compactación.
Tenemos otra gráfica que relaciona la motilidad del colon con el ritmo circadiano y las comidas. Ponemos un sensor que registra la actividad del colon que está ligada a situaciones emocionales. Tenemos la actividad del colon durante 24 horas. Tiene un ritmo circadiano. Mientras está dormido el colon tiene muy baja actividad eso es adaptativo y eso hace que las especies no defequen cuando duermen. Cuando se despierta a su hora habitual el colon adquiere mayor actividad. Se activa la motilidad del colon en las comidas. Si tenemos un perro al que le damos la comida corriendo y no lo sacamos, los movimientos de defecación en realidad se producen en ese momento. El animal está muy bien entrenado. El recto tiene receptores de distensión muy sensibles, en el momento en que entran masas fecales producen el reflejo. Lo normal es que se produzca la defecación y se quede vacío. Si no podemos ir al baño por lo que sea nos aguantamos. Pasados unos minutos desaparece el reflejo, los receptores de distensión se adaptan. Las masas fecales pueden irse al colon o seguir allí y los receptores no los detectan, serán necesarias nuevas masas. Si esto ocurre a menudo, los receptores se desensibilizan y se acaba causando estreñimiento.
Tenemos una imagen del reflejo de la defecación y tenemos la explicación de cómo se genera. El recto esta vacío y tiene receptores de distensión. Si uno de los movimientos en masa pone contenido en el recto esto provoca el reflejo de la defecación. Eso hace que la parte de musculo liso no la controlemos e inmediatamente tras la distensión tenemos contracciones en el recto y el esfínter anal interno se relaja. Nos da la sensación de tener ganas, la relajación del esfínter anal interno. El esfínter anal externo es de musculatura estriada y por tanto de control voluntario y por tanto todos los animales pueden controlarlo. Por eso nunca hay heces donde está la comida. Se aguantan hasta que encuentran el sitio donde deben defecar, pero no tienen el entrenamiento que tenemos otras especies que controlamos el reflejo durante mucho tiempo.
4 El conejo es un herbívoro peculiar. Su intestino grueso no tiene tanta capacidad como el de caballo. Tiene una adaptación peculiar y es que por la noche produce unas heces especiales que son los cecotrofos que son como bolas de heces pegadas con moco que no caen, el animal se las come directamente des del ano. Se producen reflejos del intestino proximal y se pone el contenido cecal al exterior. Con eso lo que hace es como si fuera un rumiante. Se pone en el estómago lo que de primeras no se ha podido digerir pero con muchas bacterias que ayudan a digerirlo hasta que entran en contacto con las ácidos del estómago. Se aprovechan los ácidos grasos volátiles.
5 ...