Sesión 11. Es mejor casarse que quemarse. La carne y el vicio de la lujuria (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia Medieval
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 26/05/2014
Descargas 15

Descripción

Apuntes de Hisotria Medieval con Víctor Farias

Vista previa del texto

31/10/13 Sesión 11. Es mejor casarse que quemarse. La carne y el vicio de la lujuria 1. Mejor casarse que quemarse Hemos visto el surgimiento de una nueva inquietud sobre cómo vivir cristianamente. La respuesta para san Francisco de Asís era un ideal de pobreza y la renuncia a la carne.
Esta renuncia a la carne tiene una raíz muy profunda en el cristianismo, pero hay una diferenciar entre los que renuncian: los castos o vírgenes, y los que no renuncian, los que son cristianos pero no son virtuosos. Hombres que se casan, viven en este mundo, y entran en contacto con lo carnal y procrean. Esta distinción aparece ya desde muy temprano. El ápostol Pablo dice que existen estos dos grupos de personas, sobre todo hay de los que tienen hijos, y por eso es mejor casarse que quemarse.
Es bueno casarse y procrear, pero es mejor no hacerlo. En este aspecto hay una jerarquización en el cristianismo. No hay rechazo hacia la sexualidad, pero sí que hay una distinción, siempre será más puro el que decide ser casto.
Pablo ya deja claro que la sexualidad tiene un lugar. A esa sexualidad entre hombre y mujer se le da el nombre de “hedone”. Entre ellos hay un debito conyugal “no os neguéis el uno al otro”.
La sexualidad rechazada para el cristiano lleva el nombre de “porneia” y se da en diferentes casos: ‒ ‒ ‒ ‒ Pornai. Con una prostituta Heteira. Con una cortesana compañera del hombre.
Malakos Homosexualidad Arsenokoitis 2. El deseo desordenado San Agustín de Hipona es una figura fundamental para entender la cristiandad latina occidental. En la Ciudad de Dios vincula la obra carnal con la caída del hombre y la pena carnal. Con el pecado original se castiga al hombre con la desobediencia de su propio cuerpo, especialmente en una parte: los genitales.
Con la expulsión del hombre del paraíso terrenal aparece un factor nuevo: la concupiscencia, la líbido, el deseo, el placer, etc. Se trata de un castigo, el castigo del placer sexual, el cual produce la vergüenza al tomar conciencia de que el cuerpo no obedece. Es por ese motivo que nos tapamos los órganos sexuales.
Según Pablo la sexualidad no es tan mmala, pero san Agustín los convierte en algo negativo: “Hay que saber cuándo hacer un buen uso del mal”, es decir, el sexo solo como medio para tener hijos. El vicio de la lujuria es un mal que se usa mal. Según Frances d’Eiximenis la lujuria se entiende como “cualquier orden carnal y deleite deshonesto de la carne”.
La lujuria es: ‒ Un pecado mortal de dimensión religiosa.
‒ Un vicio capital  de dimensión moral. (La lujuría conlleva otros vicios que derivan de este, como una especie de efecto domino) 3. La obra carnal La sexualidad en la E.M. se entendia como el juntamiento de un hombre y una mujer. Dos seres diferentes que hacen cosas digerente: ‒ El hombre es fuerte, cálido, activo… (superior) ‒ La mujer es devil, fría, pasica… (inferior) La sexualidad depende de los géneros, uno es activo y el otro es pasivo. Cada uno hace cosas diferentes: uno penetra, el otro es penetrado, es necesario un alguien que hace algo a alguien.
4. Las especies de la lujuria Se formulan unas preguntas: ¿Cómo puedo hacer buen uso del mal? ¿Cómo juntarse sin vicio y pecado? En relación a estas preguntas se distinguen tres posibilidades: La sexualidad permitida El juntamiento está exento de pecado mortal si está dentro del matrimonio con finalidad procreadora. Pero también tiene sus restricciones. Hay lugares y periodos de tiempo en el que el juntamiento no está permitido. P. ej. los lugares sagrados, las fiestas importantes o los tiempos de la mujer (menstruación, embarazo, lactancia). En estos casos el placer es innecesario, los deseos desmesurados están prohibidos.
La sexualidad prohibida La sexualidad no marital o con un fin no procreativo esta prohibido.
También está prohibida” la eyaculación en un recipiente no adecuado” T.
Aquino.
Hay diferentes especies de lujuria: ‒ Crímenes sexuales (sodomía) ‒ Pecados contra natura.
         Fornicación Adulterio Estupro (violación) Rapto Incesto Masturbación. Eyaculación sin coito carnal, por puro placer Bestialismo. Coito con algo de distinta especie.
Homosexualidad. Coito con el sexo no debido.
Depositar la semilla en vano. Usar instrumentos o posturas indebidas.
La sexualidad tolerada.
La prostitución es considerada un mal menor.
5. Vivir con moral Nos enseñan a administrar la lujuria. Para ello hay que conocer la cosas que inclinan el corazón a la lujuria: ‒ La mala vigilancia de nuestro corazón.
‒ Los sentidos corporales son como ventanas por las que entra el vicio y el pecado ‒ Enseñan que la ociosidad es mala. La carne ociosa es lujuriosa Vemos pues que hay discursos completamente diferentes sobre una misma cosa. (Recordemos el Roman de la rose) El remedio es evitar la oportunidad y la tentación. Por ello hay que mantenerse ocupado, no cuidar el cuerpo en exceso, y si todo esto no funciona, hay que solicitar ayuda (a dios, al ángel de la guardan, etc.) ...