Tema 7 geo. Dinámica de la corteza terrestre. (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Valencia (UV)
Grado Ciencias Ambientales - 1º curso
Asignatura Geologia
Año del apunte 2015
Páginas 3
Fecha de subida 22/04/2016
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

Meritxell Maimi Checa TEMA 7 Dinámica de la corteza terrestre La corteza terrestre está constituida por continentes (parte emergida y plataforma) y fondos oceánicos (donde se sitúan las masas de agua) de distinta naturaleza. Las plataformas son la parte sumergida de los continentes, muchas veces es mayor que la superficie emergente (ej: Sudamérica, Gran Bretaña).
1. MORFOLOGÍA DEL FONDO OCEÁNICO La llanura o fondo abisal puede estar constituido por los siguientes elementos: – Guyot: monte submarino que tiene forma de un tronco de cono con un corte horizontal.
– Cordillera: en el océano atlántico, alineación de relieves que se desplazan a lo largo del fondo oceánico, tienen rasgos distintos a las cordilleras continentales.
– Dorsal: emergencia de la llanura abisal, en el eje hay una depresión llamada “rift”, por donde sale el magma continuamente desde la astenosfera.
– Fosas: surco profundo en el océano junto al continente y alineado con el borde continental o arco insular. Se localizan en todo el borde del océano Pacífico y algunas zonas del Índico y del Caribe.
2. DERIVA CONTINENTAL El concepto de deriva continental surgió a partir de la observación de la similitud que ofrecía la línea de costa del continente africano con respecto al continente sudamericano, al unirlos encajaban casi a la perfección. Luego se vería que la coincidencia no estaba en la línea de costa, sino en el límite de la plataforma continental, ya que la línea de costa es muy variable y está afectada por la tectónica y oscilaciones del nivel del mar. En un momento dado los continentes estaban unidos y se habían separado y desplazado, esto hizo que Wegener afirmara que la corteza continental se desplazaba sobre la oceánica.
Meritxell Maimi Checa 2.1. Datos sobre la movilidad de los continentes – – – – – Líneas de costa: coincidencia entre los márgenes de los continentes (plataforma continental).
Orogenia hercinica: hace 300 millones de años. Si encajamos los continentes observamos que las estructuras encajan, tienen relación.
Glaciacismo: quedan residuos morfológicos de un proceso glaciar donde se encontraba un manto de hielo sobre una placa que se fracturó, dando lugar a varios continentes con restos del manto de hielo.
Fósiles: caso análogo a las huellas glaciales, rasgos que tenían una entidad espacial, y que en un momento es truncado, algunos fósiles que se encontraban en un determinado hábitat de pangea, al separarse quedan muchos km de distancia. Se encuentran los mismos fósiles en dos continentes que encajan.
Paleomagnetismo: se encuentra en las rocas del fondo oceánico, consiste en conservar fosilizada la influencia del campo magnético existente en el momento de su formación.
También encontrarse en rocas ígneas de los continentes (inversiones).
2.2. Movilidad de la corteza Las investigaciones con el sonar han facilitado saber a partir de los sondeos la separación de 9cm/año que se produce de los continentes.
Este movimiento crea las dorsales oceánicas, que son elevaciones que recorren el fondo oceánico donde se producen unos procesos geológicos distintos a las cordilleras continentales.
El conjunto de datos geológicos y geofísicos, se reúnen e interpretan en la “Teoría de la Expansión del Fondo Oceánico”.
3. RASGOS GEOLÓGICOS Y FÍSICOS 3.1. Dorsal – – – – – – Escarpes topográficos: – Paralelos a la dorsal: se interpretan como fallas que delimitan un hundimiento central denominado Valle de rift. Aparece cubierto por basaltos muy recientes.
– Transversales a la dorsal: fallas transformantes que romoen los bloques, delimitan el valle del rift.
Flujo térmico elevado: se explica a partir del magmatismo, de la fuente de magma debajo de la dorsal y se expresa en las fosas.
Vulcanismo actual: los magmas llegan a la superficie si existen fracturas por las cuales pueden ascender.
Sismicidad muy frecuente: se da a lo largo, por la dorsal, debido a las fallas que mueven los bloques transversalmente debido a movimientos horizontales.
Ausencia de sedimentos sobre las rocas volcánicas del fondo oceánico: los materiales proceden de los continentes y son transportados a la plataforma y al fondo oceánico, pero como la edad del fondo no es homogénea ya que la antigua está situada lejos de la dorsal solo se acumulan en esta parte, ya que la zona cercana a la dorsal a penas ha tenido tiempo para que tenga una cobertura de estos materiales.
Paleomagnetismo: las rocas del fondo oceánico presentan franjas alterantes de menor a mayor intensidad magnética. Esto es el bandeado magnético, que tiene disposición simétrica respecto a las dorsales, ahí se reflejan las inversiones magnéticas.
Meritxell Maimi Checa 3.2. Fosa Es el mecanismo opuesto a las dorsales que compensa el crecimiento de la corteza.
Arcos insulares: paralelos a la fosa oceánica. La corteza oceánica se dobla y hunde por debajo de la otra corteza oceánica, dando lugar a procesos magmáticos responsables de un magmatismo que dará lugar a un vulcanismo de donde surgirán los arcos de islas.
– Cordilleras: la corteza oceánica se hunde por debajo de la corteza continental, pero habrá un vulcanismo que formará rocas plutónicas o el magma saldrá fuera para formar edificios volcánicos (Andes). Las cordilleras se forman por el reciclaje de las rocas que, al hundirse, se funden y forman rocas plutónicas.
– 3.2.1. Características de las fosas Una fosa es un surco profundo en el océano, alineado junto al continente o arco de islas. No tiene sedimentos o están plegados. Teóricamente, el fondo debería estar lleno de sedimentos, ya que está cerca de la erosión de los continentes, no obstante, actúa como un “agujero negro”, lleva los sedimentos a la base de la corteza continental y se produce un reciclado de los materiales.
El flujo térmico es muy bajo en el hundimiento por su movimiento convectivo que disipa calor.
El vulcanismo es intenso al otro lado de la fosa, en las cordilleras y arcos de islas, y la sismicidad es alta por el choque de las cortezas y su fuerte movimiento de hundimiento (zonas de subducción).
...