5. LLegada Árabe a África - Islam en África (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 3º curso
Asignatura Historia de África
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 30/05/2014
Descargas 33
Subido por

Vista previa del texto

MAPA  DEL  1200  d.C.     1200:   • • • • • • • • • Reino  cristiano  de  Aloa  (escapaba  al  control  musulmán)   Zona  etíope  (abisinia)   Establecimientos   árabes   en   la   zona   del   Nilo   que   ya   competían   con   los   cristianos   del   Nilo   Grandes  estados  de  Kanem  en  la  zona  de  los  grandes  lagos  hacía  abajo   Imperio  de  Mali  con  salida  al  Atlántico  y  franjas  que  penetran  al  norte  de  Nigeria   Área  hausa?   Región  yoruba?   Influencia  suajili  a  lo  largo  costa  oriental  y  de  Madagascar.   Khoi-­‐khoi  o  hotentotes  y  san  o  bosquimanos  en  el  sur.                                     1     TEMA  5:  LLEGADA  ÁRABE  A  ÁFRICA     622  –  Hégira   640  –  Misr  (i)   950  –  Mas’udi   Yihad     LOS  ÁRABES  EN  ÁFRICA     Un   cambio   fundamental   para   África   es   la   emergencia   del   islam.   No   solo   altera   las   relaciones   internacionales   mediterráneas,   sino   que   también   cambia   relaciones   internacionales   tanto   de   Asia  como  en  África.   En  términos  antiguos  se  podía  hablar  de  frontera  I.  R.  con  África  Negra,  pero  realmente  no  se   llegó,   solo   expediciones   puntuales.   La   antigüedad   mediterránea   (exceptuando   Kémit   y   Kush)   vive  al  margen  del  conjunto  negro-­‐africano.  Con  el  islam  las  coordenadas  varían.     En  el   622  à  hégira  à  Muhammad  huye  de  la  Meca  a  Medina,  la  ciudad  del  Profeta,  el  mundo   de   la   zona   está   dividido   en   dos   potencias   enfrentadas:   persas   sasánidas   e   imperio   bizantino.   Son   dos   estados   bien   organizados   administrativamente,   fuertes   militarmente   y   su   enfrentamiento   no   es   solo   mediterránea   oriental,   sino   que   llega   al   océano   índico   (caso   de   Acksum  en  el  VI  y  los  sasánidas  en  India  y  sur  de  Arabia).   640   à   tropas   del   califato   de   oro   (primeros   califas)   ya   se   ubican   en   Egipto.   Comenzaran   a   llamar   el   país   con   su   árabe   término   muy   bíblico   à   Misr   (i),   que   es   el   nombre   actual   de   Egipto.   Hijos   de   Cam   fueron   Misr   (i),   Canaán…   seguimos   moviéndonos   en   un   formato   judaico-­‐ musulmán  o  abrahámico.  Las  tropas  del  califato  desbordan  1ª  y  2ª  catarata,  pero  encuentran   oposición   importante   y   no   fuerzan,   dando   tiempo   a   los   estados   cristianos   nilóticos   de   consolidarse   (kushitas   con   nómadas   que   se   consolidan   (nobatys,   asimilados   a   nubios)   que   luego  harán  diferentes  estados  cristianos.     Las   hostilidades   acaban   pronto:   en   el   mismo   s.   VII,   como   excepción   en   el   comportamiento   califal.   Normalmente,   respeta   a   los   grupos   judaicos   y   cristianos,   pero   establece   que   no   hay   pacto   posible   con   los   infieles   à   pero   se   produce   con   los   cristianos   del   Nilo,   con   el   sur   de   Egipto.  Es  el  Bhakt  (pactum),  acuerdo  que  durará  siglos,  entre  gobierno  del  califato  egipcio  y   estados  cristianos  del  sur.   Es  un  acuerdo  duro  para  los  estados  nubios  cristianos,  porque  han  de  pagar  anualmente  con   esclavos.  Pero  el  califato  respeta  el  acuerdo  y  resulta  un  caso  excepcional  à  no  tienen  encima   la  constante  amenaza  de  un  ataque  musulmán.       2     Entonces   nos   encontramos   con   una   dificultad   de   aproximación   con   el   periodo.   Si   período   clásico   de   África   es   entre   VII   -­‐   XVI   es   porque   por   primera   vez,   tanto   la   zona   oriental   indica   cómo  sur  inmediato  del  Sáhara,  disponen  de  unidad,  no  política,  pero  si  ideológica,  porque  el   islam  está  presente  en  ambos  lugares.     Esta  nueva  unidad  tiene  un  nombre:   • • • En   el   África   oriental   es   swahili,   los   costaneros,   los   habitantes   de   la   costa.   Cuando   decimos  costa  swahili  decimos  en  realidad  costa  de  los  costeros.     Costa  meridional  del  desierto  del  Sáhara  es  en  la  palabra:  Sahel  (costa).     o Y  también  cuando  hablamos  a  público  no  informado  evitar  hablar  de  todo  sur   del  Sáhara  como  Sudán  (la  gente  piensa  que  sólo  lo  es  el  Sudán  Oriental).  Pero   es  toda  la  zona,  que  va  del  Sudán  occidental  al  oriental.  La  palabra  es  Sudan,   tenemos   que   acostumbrarnos,   que   en   árabe   es   igual   a   “negro”.   El   que   está   inmediatamente  al  sur  de  la  costa  meridional  del  Sáhara.    Así,  al  hablar  a  gente   en   nociones   generales,   usamos   el   término   Sahel,   porque   el   de   Sudán   desorienta  a  la  gente.   Zandj  (i)  à  los  que  nunca  son  islámicos  en  África  oriental.     Todo  swahili  no  es  musulmán,  pero  por  un  camino  o  por  otro  se  liga  al  islam:  por  comercio  o   religión:  así,  mercader  o  musulmán  se  identifican  al  África  oriental,  mientras  que  Zandj  (que  no   sabemos  qué  quiere  decir)  son  los  pueblos  infieles  del  África  oriental.       EL  PROBLEMA  DE  LA  MIRADA  HEGEMÓNICA     Dificultad  mayor  del  tema  islam  en  África  negra  a  partir  VII-­‐VIII-­‐IX,  nuestra  mirada  hegemónica   que  hace  ver  la  realidad  como  sumergida  bajo  el  agua,  torcida.  Pero  el  bastón  bajo  el  agua  no   está   torcido,   es   nuestra   ilusión.   En   el   mismo   VII,   inicialmente,   un   texto   bizantino     (griego),   traducido   en   el   siglo   IX   en   Córdova,   definía   el   islam   y   los   árabes   que   lo   transportaban   como   herejía  cristiana  de  gente  atrasada,  salvaje.     *A   partir   de   Menéndez   Pidal   por   la   derecha   y   posteriormente   Rodensón   por   la   izquierda,   han   hablado   de   la   permeabilidad  entre  islam  y  cristianismo  en  la  mediterránea.  No  hacía  falta  llegar  a  tiempos  cristianos  ni  romanos   para  que  mare  nostrum  solo  lo  fuera  al  atacar  y  destruir  a  los  otros,  como  ya  pasaba  con  griegos  y  cartagineses  en   Sicilia.     Se  comprende  que  importantes  minorías  cristianas  de  Toledo  o  Córdova  en  época  califato  omeya,  ninguno  tradujese   el  Corán.  Era  un  libro  del  demonio  y  por  tanto,  fuera.  Cristianos  de  Córdova  muchos  esfuerzos.  Los  cristianos  tenían   prohibido  la  acción  pública  (podían  ir  a  la  Iglesia,  lo  que  no  podían  es  hacer  procesiones  en  la  calle).  Cuando  hubo   más   bajas   hacia   el   islam,   algunos   se   hicieron   voluntarios   por   la   fe.   Dijeron   que   Muhammad   era   encarnación   del   diablo  y  su  religión  también.  La  permeabilidad  era  poca.  Prgoromos  del  XIV  contra  morerías  y  barrios  judíos  no  era   una  cuestión  de  días,  sino  una  cuestión  acumulada.  La  gente  podía  vivir  junta,  pero  se  ignoraban  y  respetaban  poco.   Y   se   puede   empeorar,   como   mostró   la   E.   Moderna   (del   XV   a   ahora),   que   fue   un   empeoramiento   del   sistema   Medieval.  Una  cosa  es  considerar  a  los  otros  pueblos  y  mantenerse  a  distancia,  otra  cosa  es  la  beligerancia  y  pensar   que  los  otros  pueblos  son  todo  el  mal  del  mundo  y  que  afecta  a  todo  negativamente.  Edad  Media  es  más  abierta  que   lo  que  viene  después.  Se  habría  de  revisar  a  fondo  todo  el  medievalismo  europeo.   3     Pero   tenemos   otro   problema   que   no   es   occidental   específicamente   ni   moderno.   Según   Levi-­‐ Strauss,   la   manera   de   entender   mal   el   mundo   es   ser   políticamente   hegemónico.   La   mirada   dominante  ha  de  pagar  su  factura.     Ejemplo:  950,  Mas’udi,  que  ha  vivido  dos  años  en  costa  oriental  africana,  es  culturalmente  un   árabe,   escribe   una   obra   (El   libro   de   los   campos   de   oro   y   de   las   minas   de   esmeraldas).   En   tal   obra,  da  información  de  la  costa  oriental  africana  pero  de  modo  discontinuo,  y  sobre  todo,   no   da   datos  políticos  (excepto  respecto  a  sociedades   donde   islam  está  implantado  parcialmente).   Cuando  habla  de  infieles,  de  Zandj,  es  curioso,  porque  ha  vivido  con  ellos,  y  todo  lo  que  explica   es  folklórico:  como  comen,  costumbres,  bailes,  que  el  rey  se  llama  waklimi  (era  rey  dios),  como   se   tocan   los   tambores   al   alba   para   despertar   el   día   y   el   rey…).   Pero   lo   explica   como   una   curiosidad   más.   Lo   da   como   curiosidad.   También   da   detalles   de   cómo   las   caravanas   que   van   al   interior  detectan  el  oro,  cómo  lo  hacen.  Pero  es  una  explicación  de  alguien  que  lo  único  que  ve   en  las  otras  poblaciones  son  curiosidades  y  anécdotas,  porque  desde  el  punto  de  vista  político,   nada  vale  la  pena.     Es  lo  que  en  siglo  XIV  con  la  ascendencia  de  la  modernitas  (1330),  Ibn  Battuta  viaja  por  Europa,   sin   hablar   de   la   política   de   los   cristianos   de   París.   Sólo   habla   de   anécdotas.   Su   magnífica   descripción  del  Imperio  de  Mali  también  defectuosa.  1352  explica  que  son  gentes  que  hace  las   cosas   bien,   bien   organizados,   caminos   vigilados,   no   riesgo,   se   puede   circular,   describe   protocolo  de  corte…  pero  no  habla  de  la  historia,  como  si  Mali  no  tuviera  dimensión  política.  Él   era  un  árabe  auténtico  y  normalmente  no  da  información  política.  Habla  de  otras  cosas.  Es  la   opacidad  de  las  aguas.   Lo   más   aprovechable   de   la   mirada   hegemónica   es   la   etnografía.   Pero   vemos   las   cosas   turbosamente.  XVII,  etnógrafos  europeos  enviados  a  África  más  reconocidos:     • • Cabazzi   à   habla   de   cómo   son   las   sociedades,   sus   protocolos   de   corte…   pero   todos   estos  etnógrafos  no  hablan  de  política  o  historia.     Mungo  Park,  a  finales  del  XVIII,  es  el  mismo  caso.  De  la  dimensión  política  no  tenía  ni   idea.   La  hegemonía,  pues,  produce  etnógrafos.  Pero  no  se  puede  ser  hegemónico  y  verlo  todo  claro.   Las  cuestiones  centrales  se  desdibujan.     Y  no  sólo  sucede  con  los  occidentales,  porque  los  chinos  o  los  árabes,  por  ejemplo,  también.   Y    quien  está  subordinado  en  el  ranquin  también  puede  costarle  darse  cuenta  de  las  cosas  de   su  alrededor.               4     Conclusión  sobre  la  mirada  hegemónica  opaca  y  el  término  Yihad.     Llevamos  500  años  de  hegemonía  en  el  mundo,  más  claro  en  los  últimos  200,  con  resultados   catastróficos:  nuestras  ideas  controlan  todo.  Incluso  en  la  República  China  las  ideas  básicas  son   las  mismas.  Ello  dificulta  las  cosas.     Y   así,   adjudicamos   al   islam   como   punto   sustancial   a   él   la   Yihad,   la   cual   nuestros   diarios   traducen   sin   inquietud   como   “guerra   santa”.   Y   los   yihadistas   son   los   que   practican   la   guerra   santa  y  ponen  bombas  y  atentados.  Pero  no  es  eso.     Yihad   en   árabe   es   “esfuerzo”,   esfuerzo   ante   dios,   conscientemente.   Es   el   combate   cordial.   Cuando  en  el  s.  X  la  teología  musulmana  más  avanzada,  la  egipcia,  tipifica  los  diferentes  tipos   de  Yihad,  saca  unas  30,  y  solo  la  8  es  la  militar,  la  lucha  por  dios,  la  disposición  a  morir  por  la  fe.   Pero  la  más  importante  variante  del  yihad,  la  que  preside  todas  es  la  del  corazón,  la  del  propio   ego,  contra  uno  mismo.     Pero  en  el  siglo  X  se  traduce  al  latín  y  no  lo  tradujeron  los  mozárabes  de  Al-­‐Ándalus,  capaces   de   traducir   el   Corán.   Roma   tuvo   que   pedir   a   los   monjes   monasterios   irlandeses   un   especialista   en  árabe  para  que  fuera  a  Córdova  a  traducir  el  Corán  al  latín.  ¿En  qué  pensaría  este  monje  al   traducir   sistemáticamente   yihad   por   guerra   santa?   La   traducción   la   forja   occidente,   un   occidente   que   ya   veía   su   relación   con   el   islam   como   una   confrontación   militar   que   se   produciría   en   breve,   y   por   ello,   visión   restrictiva   del   islam   y   de   uno   de   sus   conceptos.   Y   hoy   identificamos  Yihad  con  terrorismo.     Yihads  militares  al  sur  del  Sáhara  en  sentido  estricto  hay  que  esperar  al  siglo  XVIII  para  tener  la   primera  y  al  XIX  para    tener  unas  cuantas  en  toda  la  zona  sudanesa  (del  este  al  oeste),  que  son   levantamientos   de   poderes   musulmanes   contra   otros   musulmanes   que   consideran   malos   musulmanes.   Los   árabes   no   convirtieron   a   los   negros   a   bófetas.   Eso   no   paso.   No   hubo   ninguna   Yihad  contra  negros,  nunca  almorávides  lo  hicieron  contra  el  Imperio  de  Ghana,  como  se  dice.   Nunca  documentado.     Historiadores   del   islam   han   inventado   infinidad   de   guerras   santas   en   el   sur   del   Sáhara   que   nunca  existieron.  No  existen  yihads  antes  del  XVIII  en  África  negra  (si  lo  ponemos  en  examen   suspenso).         5     ...

Tags: