Tema 13 - El objeto del Derecho: los bienes, los frutos y el patrimonio. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Civil I
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 6
Subido por

Vista previa del texto

Lección XIII. El objeto del Derecho.
Los bienes: concepto, caracteres y clasificación de los bienes.
A. Concepto. Objeto del Derecho es, de acuerdo con la Doctrina decimonónica que elaboró los conceptos de sujeto de derecho, objeto de derecho y derecho subjetivo, todo aquello sobre lo que puede recaer un derecho subjetivo. La palabra para designar el objeto del derecho es el bien (lato sensu), bienes son todas las cosas que pueden ser objeto de apropiación, de acuerdo con el art. 333 del Código Civil. Los bienes pueden ser de diversa índole, entes, conductas, que recaen sobre la conducta humana (derechos de crédito, derechos familiares) o participaciones (condiciones de miembro de persona jurídica). En este caso nos referiremos a los bienes que sean entes.
! B. Caracteres. Los bienes deben ser, en primer lugar, útiles, económica o espiritualmente; en segundo lugar, deben ser apropiables (susceptibles de ser manejados), tanto natural como jurídicamente. En tercer lugar, deben tener existencia propia, substantivación.
! C. Clases. Múltiples son los criterios que nos permiten distinguir los bienes: 1. Bienes corporales y bienes incorporales. De acuerdo con GAYO son bienes corporales los que se pueden tocar, e intangibles los que no.
1. Entre los corporales distinguimos los homogéneos de los heterogéneos, siendo los primeros aquellos que no tienen forma propia y son cuantificables como masas o cantidades (agua, trigo, etc.) y divisibles; y los heterogéneos los que constan de elementos diversos.
1. *Los heterogéneos pueden ser, a su vez, simples o compuestos, siendo simples los que son obra de la naturaleza y sus partes son insustituibles (plantas o animales) y compuestos, que suelen ser obra humana, constan de una pluralidad de elementos capaces de tener existencia autónoma. Las pertenencias NO forman parte de la cosa, pero los elementos integrantes sí, y tienen una cierta autonomía; sin los elementos integrantes no puede concebirse la cosa de la que forman parte como tal.
2. Los incorporales son aquellos que carecen de existencia física, pero que pueden ser percibidos a través de los sentidos (ideas y creaciones, obras de arte, etc.).
2. Los bienes pueden ser muebles o inmuebles. Se clasifican los bienes entre bienes muebles e inmuebles, amén del art. 333 CC. El artículo 334 delimita cuáles son bienes inmuebles, que la Doctrina ha clasificado en cuatro categorías; los bienes muebles serán, a contrario, aquellos que no son inmuebles y puedan transportarse sin menoscabo (art. 335 CC). Clases de bienes inmuebles son: 1. Bienes inmuebles por naturaleza. Son aquellos que por su naturaleza lo son, como 2. Bienes inmuebles por incorporación. Son aquellos que están unidos, adheridos, a otro bien inmueble, que son inseparables al mismo sin causar deterioros, con dosis de permanencia.
3. Bienes inmuebles por destino. Son bienes colocados en el bien inmueble por el dueño, que pueden ser movidos pero que acompañan al bien inmueble con vocación de permanencia. Deben cumplir 4 requisitos: 1. Cumplir relación de servicio respecto al inmueble.
2. Afectar a ese servicio por voluntad del propietario.
3. Que haya colocación especial de la cosa.
4. Vocación de permanencia.
4. Bienes inmuebles por analogía. Entre estos están las concesiones administrativas y los derechos reales sobre bienes inmuebles.
3. Los bienes pueden ser consumibles o no consumibles, en función de si admiten o no reiterados usos.
4. Los bienes pueden ser fungibles o infungibles. Son fungibles aquellos que pueden ser perfectamente substituibles e infungibles aquellos que no.
5. Los bienes pueden ser divisibles e indivisibles.
6. Los bienes pueden ser de dominio público o de propiedad privada.
! 7. Los bienes pueden ser genéricos o específicos (genérica es aquella que no aparece determinada individualmente: específica la que está concretamente determinada).
Los bienes de dominio público.
A. Concepto. Son bienes de dominio público aquellos destinados al uso público (carreteras, ríos, torrentes, etc.) y los que pertenecen privativamente al Estado sin ser de uso común. No pueden ser objeto de derechos, pues la propiedad pública de los mismos hace que los gestione la Administración. Los enumera el artículo 339 del Código Civil.
! B. Clases. Los bienes de dominio público pueden ser de uso común (caminos, playas, ríos), o no serlo (fortalezas, monumentos, etc.).
! Los frutos: concepto físico y económico, clases.
A. Concepto. Según DÍEZ-PICAZO son los frutos los rendimientos o percepciones que la titularidad de una cosa permite obtener. Los frutos dan utilidad al bien del que emanan.
! B. Clases. El Código Civil distingue tres clases de frutos (art. 354 y 355) los frutos naturales, industriales y civiles. Son frutos naturales las producciones espontáneas de la tierra y las crías y productos de los animales; son frutos industriales los que producen los predios de cualquier especie a beneficio del cultivo o del trabajo y civiles el alquiler de los edificios, el precio del arrendamiento de tierras y el importe de las rentas perpetuas vitalicias u otras análogas (art.
355 CC).
! C. Caracteres de los frutos. Los frutos son (a) periódicos, (b) conservan la sustancia; (c) son producidos acorde con el sentido económico de la cosa; (d) son accesorios respecto a la cosa, es una utilidad de la misma; (e) son separables a la cosa.
! D. Percepción de los frutos. Los frutos naturales e industriales se perciben al separarse o al alzarse, mientras forman parte de la cosa son bienes inmuebles que integran la cosa; los frutos civiles se entienden percibidos por días (art. 451 CC).
! El patrimonio y los patrimonios autónomos.
A. Concepto. El patrimonio es el conjunto de derechos y obligaciones de contenido económico ligados a una persona física; que conforman su esfera jurídica. Señala DÍEZ-PICAZO que el patrimonio es, en primer lugar, un presupuesto de la idea de herencia; el patrimonio se transforma en herencia y lo reciben los sucesores; también se liga el concepto de patrimonio al soporte objetivo de la responsabilidad del deudor; finalmente, posibilita la subrogación real cuando un conjunto de bienes es objeto de una demanda o de una obligación de restitución.
B. Clases. Distinguimos: el patrimonio general de la persona, que se contrapone al patrimonio autónomo, que se compone de bienes pertenecientes a una o varias personas individualizados formando un conjunto sometido a titularidades y gravado con deudas específicas.
Del patrimonio autónomo podemos distinguir los patrimonios colectivos (como una sociedad de gananciales) del que son titulares más de una persona, y el patrimonio separado, que es un patrimonio con un único titular pero que se halla separado del suyo general, por ejemplo al recibir una herencia.
 ...