Tema 7: Digestivo (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Biología - 2º curso
Asignatura Fisiologia animal
Año del apunte 2016
Páginas 16
Fecha de subida 04/05/2016
Descargas 28
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 7: NUTRICIÓN Y DIGESTIÓN Concepto de nutriente La nutrición son todos aquellos procesos encaminados a la obtención de alimento, su procesado, la obtención de nutrientes y la utilización por las células. La digestión forma parte de la nutrición así como la alimentación.
Un nutriente son todos aquellos productos externos al organismo que forman parte como tales de procesos metabólicos del organismo. En este sentido, las proteínas no serían un nutriente pero sí que lo serían los aminoácidos.
Los nutrientes se clasifican según varios criterios: - - Por los tipos del nutriente: glúcidos, lípidos, proteínas.
Por la esencialidad: esencial quiere decir que no tenemos los mecanismos necesarios para sintetizarlo.
Tenemos el ácido oleico, linoleico, las vitaminas, 21 aminoácidos; los no esenciales son aquellos que no tenemos que ingerir por la dieta.
Según su función: estructurales, energéticos, catalíticos, etc.
Según su naturaleza química: orgánicos e inorgánicos.
Es importante saber que las necesidades nutricionales son distintas entre las especies. Dentro de una misma especie son diferentes para los dos sexos, dentro de una misma especie y sexo son distintas dentro de la edad del individuo y según su actividad.
Las dos características más relevantes de la ingesta son:   Periodicidad: la aparición del sistema digestivo es un avance evolutivo muy importante que permite a los animales no alimentarse constantemente (como las esponjas) y permite al animal alternar periodos de ingesta con periodos de ayuno.
Cantidad: la regulación está relacionada con el valor energético de los alimentos y con los depósitos de energía de los animales. Siempre se regula la cantidad de la ingesta y en relación tenemos el concepto de balance nutricional, la diferencia entre lo que ingerimos de ese nutriente y lo que se elimina por las heces de ese nutriente. Como tenemos una ingesta periódica el balance nutricional se refiere a 24 horas y en general, por la facilidad de medirlo, se evalúa el balance de nitrógeno (se miden los aminoácidos que se ingieren con la dieta y determinar en orina y heces los derivados nitrogenados). Si el resultado del cociente es positivo se dice que estamos frente a un balance de nitrógeno positivo y se está en un buen estado nutricional, si es negativo se dice que se está con problemas nutricionales por agotamiento de nutrientes.
Motilidad El sistema gastrointestinal tiene una organización tubular, donde un extremo se utiliza para la ingestión del alimento (como es la boca) después encontramos distintos tramos especializados en el tratamiento mecánico y químico, en la absorción y secreción de sustancias y finalmente tenemos un extremo donde se da la acumulación de heces que serán expulsadas por el extremo opuesto al de la boca, bien por el ano o bien por la cloaca según el animal.
Una característica muy importante del tracto digestivo es que la movilidad va disminuyendo desde la boca hacia los tramos finales, siendo muy elevada en estomago e intestino delgado. Una segunda característica es que las variaciones no obedecen solo en las diferencias en los procesos de alimentación sino que también obedecen a diferencias nutricionales.
En aspectos evolutivos, se ha tendido a aumentar la superficie del sistema digestivo aumentando la longitud y también aumentando la presencia de pliegues o vellosidades internas.
Características de los vertebrados En los vertebrados, la estructura digestiva más importante y que es indispensable es el intestino ya que es el punto donde se absorben los nutrientes, pero otro que también es importante es la mandíbula. En muchos vertebrados la mandíbula es articulada y más o menos móvil, en algunos reptiles puede desencajarse para que el animal engulla las presas enteras.
La lengua es una innovación de los cordados, es muy variable en cuanto a su desarrollo y a la presencia de papilas córneas y de queratina, sobre la lengua hay papilas gustativas que ayudan a discriminar el gusto del alimento. Algunos vertebrados pueden proyectar la lengua para detectar a sus presas o bien para capturarlas. En general, la lengua sirve para mover el alimento en la boca y para la deglución. A partir de los terrestres encontramos glándulas salivales que segregan saliva, que lubrica el contenido de la boca y por lo tanto impide la lesión de la mucosa y el esófago.
Después de la boca tenemos el esófago, una zona de conducción más o menos larga en todos los vertebrados en función de la longitud del cuello del animal, y en general no está diferenciado salvo mamíferos y aves anatómicamente con el esfínter del estómago.
El intestino tiene una longitud diferente en función de si el animal es carnívoro, omnívoro o herbívoro.
En herbívoros y omnívoros es muy largo. Hay animales fermentadores, como los caballos que presentan ciegos posteriores (en el intestino delgado y grueso hay microorganismos que fermentan el contenido vegetal de la dieta). En el caso de peces, anfibios y reptiles no hay diferenciación clara del intestino delgado, el grueso es corto y los ciegos son más o menos abundantes según el régimen alimenticio del animal. En estos, el intestino grueso o colon se continúa con un recto que se abre a una cloaca.
Aves En las aves la boca está recubierta por placas corneas formando el pico.
La forma y desarrollo del pico está relacionado con el tipo de alimentación del animal. Después encontramos un esófago donde hay una distensión llamada buche. El buche se desarrolla mucho en granívoras. En este se acumula el alimento, se segregan enzimas digestivos y parece que de aquí es de donde se extrae el alimento predigerido que se da a las crías. Del buche el alimento pasa al estómago, que tiene dos zonas diferenciadas y su grado de desarrollo también está relacionado con la vida del animal: En primer lugar tenemos el proventrículo, una zona donde se abren glándulas secretoras de moco, clorhídrico y enzimas digestivos y a continuación una zona más musculosa (su desarrollo también depende del régimen del animal) que se llama molleja. Esta es una zona donde las aves pueden tragar incluso piedras que les sirven para el tratamiento mecánico del alimento, ya que no tienen dientes.
A continuación de la molleja tenemos el intestino delgado con circunvoluciones, dividido en duodeno, yeyuno e íleon. A continuación tenemos el intestino grueso que es corto y se abre en la cloaca. En función de la dieta tenemos más o menos número de ciegos que se abren en el intestino grueso y en la cloaca. En los ciegos ocurre la fermentación de la fibra de la dieta por microorganismos.
El estómago: en general es una víscera muscular en la que se produce el tratamiento mecánico y se inicia el tratamiento químico del alimento. Los estómagos pueden ser mono o multicamerados, estos últimos lo tienen los animales que llevan a cabo la rumia mientras que el monocamerado no está relacionado con ésta.
El tracto digestivo de mamíferos: recubriendo la boca tenemos los labios que pueden ser poco o muy móviles (en los primates). Hay 12 músculos encargados de mover los labios y la función de estos no solo es retener el alimento sino que también sirven para beber agua y modular la voz. La lengua más robusta la tienen los rumiantes, es musculatura esquelética y en los grandes carnívoros está recubierta de papilas queratinizadas y también en aves rapaces, que les permiten roer los huesos y extraer la carne.
Estómago multicamerado. La rumia En los rumiantes el estómago es multicamerado. Los animales que llevan a cabo la rumia son los rumiantes (bovinos, ovinos, caprinos y cérvidos) e incluso los camélidos.
Después del esófago tenemos una gran cámara llamada rumen o panza, a continuación tenemos el retículo o redecilla, seguido por el omaso y abomaso. El rumen es el lugar donde se da el proceso del alimento sin masticar, ahí va formando capas, se da la fermentación por microorganismos y empiezan a producirse contracciones del rumen, lo que hace que parte de este se regurgite a la boca y el animal lo mastica. A continuación lo traga y en la siguiente contracción del rumen, el alimento entra en este y se deposita en capas, la siguiente vez que se contrae una parte pasa a la boca y otra pasa al retículo. Cuando se contrae el retículo, el contenido pasa al omaso y finalmente al abomaso o cuajar. Solo el abomaso es homologo al estómago monocamerado.
La rumia es un proceso en que el animal ingiere la comida sin masticar y luego el animal la regurgita continuamente. 180 litros de saliva segrega una vaca al día para contrarrestar la acidez del rumen y mantener un pH adecuado en la boca. Tienen un estómago multicamerado con 4 cámaras.
Finalmente, encontramos un intestino delgado con las 3 zonas claramente diferenciadas y separado del grueso por una válvula llamada íleocecal. Después tenemos el intestino grueso que se continúa con un recto que se abre al ano.
Los grupos de mamíferos herbívoros presentan gran cantidad de ciegos para obtener los nutrientes de la alimentación.
Anatomía funcional del digestivo humano La boca se continúa con la faringe, que es común al sistema respiratorio y al digestivo, es un único conducto que finaliza en el esófago. A la boca se abren glándulas salivales: parótidas, submaxilares y sublinguales. El esófago se continúa o se abre en el estómago a través de un esfínter gastro- esofágico también llamado cardias. A continuación encontramos el estómago y este finaliza y se continua con el intestino delgado y aquí tenemos otro esfínter (el pilórico), después tenemos el intestino grueso, el ciego, el colon dividido en 3 tramos y el recto.
Tenemos 2 vísceras asociadas al sistema digestivo, que se consideran glándulas anexas a éste.
La epiglotis es una membrana que según su posición permite que esté cerrado el esófago o la tráquea.
Motilidad gastrointestinal Los movimientos gastrointestinales son la actividad peristáltica presente en vísceras con musculatura lisa, la mezcla y el complejo motor migratorio.
La actividad motora gastrointestinal se produce por factores miógenos (musculatura gastrointestinal), neurógenos (aferentes y eferentes, SN entérico y SNA) y humorales (hormonas) generalmente secretados por el propio sistema gastrointestinal que tienen efecto directo sobre el propio sistema (gastrina, secretina, colecistocinina y péptido inhibidor gástrico).
La musculatura lisa intestinal es un sincitio, cualquier estímulo sincitial va a producir la estimulación de toda la musculatura. Por otro lado tiene actividad eléctrica continua, siempre está activo. Este movimiento continuo es lo que se denomina ondas lentas, no son potenciales de acción, es una actividad eléctrica rítmica que se caracteriza por cambios en la permeabilidad de la membrana al sodio y al potasio de manera que alcanza umbral del potencial de acción pero los cambios de la membrana dan lugar a actividad eléctrica continua. Cuando hay un estímulo se desencadena potencial de acción, que tiene la forma de espigas y por eso se llama potencial en espiga. Este potencial de acción se produce siempre en el punto de máxima amplitud de las ondas lentas, es como si estuviera facilitado.
  Los estímulos que permiten despolarizar la membrana de la M.L.I son la acetilcolina, la estimulación parasimpática, la distensión (estiramiento) y algunas hormonas gastrointestinales  todos ellos polarizantes.
Los factores hiperpolarizantes de la membrana son la adrenalina, noradrenalina y la estimulación simpática.
La actividad del simpático puede parar la digestión en cualquier fase, por eso no se recomienda hacer ejercicio durante la digestión porque es cuando se activa el simpático.
Cuando se produce este potencial de acción en espiga se desencadena el peristaltismo, que consiste en un anillo de contracción que impulsa el contenido hacia una zona anterior a ese anillo de contracción que se distiende. Por lo tanto el peristaltismo consiste en un anillo de contracción y una onda de constricción. El peristaltismo avanza en 2 direcciones: anal y bucal. En dirección bucal enseguida desciende la actividad peristáltica, pero no se pierde en dirección anal.
Los movimientos de mezcla son contracciones de la musculatura lisa que facilitan la mezcla en las zonas del sistema gastrointestinal que no se están contrayendo.
Los movimientos en masa son típicos de intestino grueso, que se suelen desencadenar después de la ingesta y son pocos (unos 3 al día). El movimiento en masa no es más que una onda peristáltica muy intensa que se da en el intestino grueso y se propaga por ese moviendo todo el contenido. Estos movimientos son muy importantes en la primera ingesta después del ayuno nocturno.
El complejo motor migratorio son ondas peristálticas (entre ingestas) desde la boca hacia el ano que evitan que queden restos de la ingesta en tramos del sistema gastrointestinal, favorecen su limpieza.
Estructura del tracto digestivo A partir de un mesenterio tenemos la hoja parietal del peritoneo (recubre vísceras). El sistema gastrointestinal está recubierto por el peritoneo, que tiene dos láminas: la lámina parietal pegada a la pared del abdomen y una lámina visceral. Del peritoneo forma parte el mesenterio, que está entre las dos láminas.
La capa visceral del peritoneo es lo que se denomina serosa. Debajo de la serosa tenemos dos capas musculares, una de musculo liso longitudinal y otra de musculo liso circular. Entre ambas hay un plexo nervioso que se llama plexo mientérico. Debajo de la musculatura circular (más hacia la luz) encontramos la submucosa. Entre la circular y submucosa tenemos otro plexo nervioso llamado plexo submucoso. Ambos plexos forman el sistema nervioso entérico (el submucoso y el mientérico).
En la submucosa tenemos los cuerpos de glándulas secretoras digestivas. Después de la submucosa hay una capa muscular y después ya tenemos el epitelio, la lámina propia y la luz del tracto digestivo. A la luz del tracto se abren conductos de glándulas externas al digestivo como son el páncreas y el hígado.
Toda la musculatura del tracto gastrointestinal es lisa y por lo tanto de contracción involuntaria, salvo el esfínter anal externo y el esofágico superior. Los dos son de musculatura esquelética y por lo tanto de control voluntario.
El sistema nervioso entérico hemos dicho que tenía dos plexos. El plexo mientérico, sus neuronas por su disposición regulan la actividad motora gastrointestinal porque están entre la musculatura. Las neuronas del plexo submucoso regulan la actividad secretora. Hay gran cantidad de interneuronas que permiten que la actividad motora y secretora esten coordinadas. A través del plexo submucoso, por sus neuronas, se envía información al otro plexo y al sistema nervioso central y autónomo.
Cuando se produce estimulación del plexo mientérico, desde este se produce aumento en la frecuencia de ondas lentas, aumento de su intensidad, aumento de su velocidad de conducción y un aumento del tono de la pared gastrointestinal, lo que favorece la actividad motora.
La conexión entre el sistema nervioso autónomo y el mientérico: se envían señales a neuronas del plexo mientérico y de ahí a neuronas por interneuronas del plexo submucoso, estimulándose la actividad motora, secretora del plexo submucoso y glándulas endocrinas que hay en el epitelio gastrointestinal.
 El ganglio simpático actúa directamente sobre la musculatura inhibiéndola, así como en las células de la mucosa. También a través de interneuronas que forman parte de los plexos.
 En el caso del parasimpático se mandan señales directas a la musculatura o bien a los afinos de las glándulas. Siempre actúa sobre mientérico y submucoso.
La disposición anatómica del sistema gastrointestinal permite la existencia de los reflejos gastrointestinales y se pueden clasificar en 3 grandes grupos:    La que se producen gracias a la comunicación existente a nivel local, entre la parte mientérica y submucosa.
Reflejos que van desde el intestino hasta los ganglios del S.N. Simpático o hasta la medula espinal y vuelven desde ahí a otros tramos del intestino. Son de recorrido medio por ejemplo el reflejo gastrocólico, que cuando se va destensando el estómago se activa el peristaltismo en el colon para su vaciamiento. Otro es el reflejo enterogástrico, que se inicia en el intestino y finaliza en el estómago con el objetivo de impedir el vaciamiento cuando el estómago aún se está llenando.
Reflejos que van desde el intestino a la medula espinal y de ahí al tallo cerebral del encéfalo, concretamente a la zona del bulbo y vuelven al estómago e intestino. Mediante estos se controlan la actividad general, procesos dolorosos y también los reflejos relacionados con la defecación.
Circulación esplácnica Es una circulación especial que permite que los órganos o vísceras relacionadas con la digestión estén comunicadas por el sistema circulatorio.
Comunica intestino, bazo, páncreas, intestino delgado y grueso e hígado por la vena porta.
Permite llegada directa de nutrientes por la vena porta gracias a la proximidad de los intestinos.
La circulación esplácnica aumenta mucho en los procesos digestivos, este aumento de la cantidad de sangre se produce gracias a varios factores.
En primer lugar hay descenso de la presión parcial de oxigeno produciendo vasodilatación, en segundo lugar la actividad del parasimpático es vasodilatadora y acompaña vasodilatación de los vasos y finalmente se liberan hormonas como la secretina que bien ellas mismas o por mediadores tienen efecto vasodilatador. Cuando se lleva a cabo la digestión, gran parte de la sangre está en el sistema gastrointestinal. Por esto se produce el corte de digestión.
Procesos gastrointestinales: etapas de la digestión La masticación se lleva a cabo en la boca por los dientes, la digestión se inicia en la boca y es indispensable ya que todos los enzimas digestivos son de superficie y por lo tanto hay que triturarlos para que haya buena actividad enzimática. En la boca también se produce la salivación, que se lleva a cabo por las glándulas salivales de las cuales hay 3 grupos: - Parótida Submaxilar Sublingual.
La composición de la saliva es diferente en cada tipo de glándula. La saliva es una secreción mixta formada por agua mayoritariamente, proteínas, mucina y enzimas de los cuales el más importante es la alfa amilasa o ptialina. Además hay células epiteliales, leucocitos.
La función de la saliva es: - Dar humedad a la boca.
Lubricar: impide que los trozos de alimento lesionen la mucosa de la boca.
Facilitar la deglución.
La secreción salival se da en 2 fases: En el cuerpo de la glándula se sintetiza la secreción primaria, esta es líquido extracelular al que se le añade la alfa amilasa y mucina. Esta secreción primaria cuando pasa a través del túbulo de la glándula se modifica y la modificación implica la reabsorción de sodio y la secreción de potasio e iones bicarbonato. El sodio no podemos perderlo porque es un ion muy importante. Cuando el líquido extracelular se libera, se reabsorben los iones sodio y se secreta potasio e iones bicarbonato. Los iones bicarbonato son importantes para mantener pH de la boca.
Las glándulas salivales reciben inervación simpática y parasimpática. La inervación parasimpática aumenta a través de la acetilcolina la secreción de saliva porque el parasimpático es estimulador de las funciones digestivas. Por el contrario, la simpática no bloquea la secreción de saliva sino que la saliva es menos fluida, tiene menos componente líquido.
En la boca se produce la saliva, se vierte desde las glándulas salivales y se inicia la digestión con la masticación. La masticación es un acto reflejo, de manera que los músculos masticatorios están inervados prácticamente en su totalidad por el 5º par craneal, el trigémino. Es un proceso que se inicia voluntariamente pero se desarrolla como un reflejo. El inicio está asociado a la estimulación en la zona del bulbo del área relacionada con la masticación.
Cuando se desencadena el proceso, la presión del alimento contra el paladar duro produce inhibición de los músculos de la mandíbula inferior de manera que la mandíbula cae. Esta caída de la mandíbula desencadena un reflejo de tracción para volver a subir la mandíbula y de nuevo al subirla se presiona el alimento contra el paladar duro, lo que se llama el reflejo de masticación.
Fases de la deglución Las funciones digestivas se inician con la fase cefálica de la digestión, que se desencadena por estímulos olfatorios, visuales, auditivos, cognitivos relacionados con el recuerdo, el olor, el ruido de los alimentos, la visión y con la motivación y esto desencadena el inicio de la salivación, la secreción gástrica, la síntesis de enzimas pancreáticos, que aumenten las contracciones en vesícula biliar y se relaje el esfínter de Oddi. Esta fase cefálica, digestiva es responsable aproximadamente de un 10% de las secreciones totales del tracto y lo prepara para la ingesta de alimentos.
La deglución es todavía una fase voluntaria, pero una vez iniciado el proceso se lleva a cabo por acontecimientos reflejos.
La boca y la nariz se comunican por la faringe que se divide en tráquea y esófago. La respiración se inhibe para que el alimento no pase a los pulmones. Cuando el alimento toca el paladar blando y, concretamente receptores de los pilares amigdalinos al fondo de la boca, se desencadenan los siguientes acontecimientos: - - Fase bucal: Se tensan las cuerdas vocales y los pliegues faríngeos de manera que queda una hendidura estrecha que solo permite el paso del alimento bien masticado.
Fase faríngea: Se eleva la tráquea y al elevarse cae la epiglotis hacia atrás cerrando la tráquea, de esta forma si a la vez se ha producido la elevación del paladar blando, el alimento solo pasará al esófago.
Paralelamente a la activación de los centros que regulan la deglución se inhibe al grupo respiratorio dorsal, se interrumpe la respiración en la fase en la que esté.
Fase esofágica: cuando el bolo alimenticio pasa por la faringe, la distensión y contacto con sus paredes desencadena onda peristáltica faríngea o primaria que propulsa el contenido de la faringe hacia el esófago. A la vez que se da la onda peristáltica se relaja el esfínter esofágico superior, lo que permite que la onda propulse alimento al esófago. Cuando entra el bolo en el esófago (solo zona conductora del alimento, con glándulas simples productoras de molo) se engloba de moco para evitar lesiones. A la onda se le añade una onda peristáltica esofágica o secundaria, de manera que se va desplazando el bolo hacia el esfínter esofágico inferior o cardias, que separa el esófago del estómago. Mientras tanto sigue actuando la alfa amilasa.
Etapa gástrica En la parte que conecta esófago con estomago tenemos el cardias, un esfínter. Después tenemos el fondo del estómago, el cuerpo que es la parte central, el antro que es la parte las distal y el píloro que es el esfínter que lo separa del intestino delgado.
El estómago tiene 3 grandes funciones: - - Almacenamiento: Cuando se inicia la onda peristáltica esofágica, que va a propulsar el contenido al estómago y por lo tanto empieza a relajarse el cardias, se da una relajación de la musculatura del estómago, se abomba y se prepara para recibir el alimento y almacenarlo.
Mezcla con enzimas: En el estómago hay 2 movimientos:   Peristaltismo (propulsión) Mezcla Si tenemos los esfínteres cerrados y hay movimientos dentro de él se dará lugar a la mezcla continua del alimento con los jugos gástricos. Una vez se mezcla el alimento con los jugos se forma el quimo (es el conjunto, ya no es bolo).
- Vaciamiento: se encuentra regulado por factores gástricos del propio estómago y factores del duodeno.
Hay señales que lo regulan procedentes del estómago y del duodeno. Implica que se relaje el píloro.
El grado de relajación del píloro es muy pequeño, está prácticamente cerrado siempre, solo cuando hay potentes ondas peristálticas que cada vez son más intensas se favorece el paso de contenido líquido o semilíquido a través del píloro al duodeno. El resto de contenido gástrico retorna de nuevo hacia las partes anteriores del estómago, por eso al píloro se le llama bomba gástrica o pilórica. La actividad de esta bomba es regulada por el intestino. Los factores que proceden del intestino tienen la función de disminuir la actividad de la bomba pilórica, el estómago quiere pasar su contenido al duodeno pero el alimento tiene que estar cierto tiempo en cada zona.
 Factores gástricos: Grado de distensión de la bomba, que es un factor nervioso y factores hormonales. Las pareces del antro tienen las células G secretoras de gastrina, una hormona.
Esta hormona que se libera en sangre, a través de esta llega y por una parte aumenta el tono del esfínter esofágico anterior o cardias, disminuye el cierre del píloro al aumentar el peristaltismo del estómago, finalmente estimula la producción de jugos gástricos.
 Factores duodenales que retrasan vaciamiento: grado de distensión del intestino, irritación de la mcuosa intestinal, grado de acidez del quimo, la osmolaridad del quimo y la presencia de productos de desintegración de las proteínas.
Inhibición de actividad bomba pilórica: gracias a la secreción en el duodeno de secretina, colecistocinina y el péptido inhibidor gástrico. Las 3 se sintetizan en glándulas del duodeno, se liberan a sangre, por circulación esplácnica llegan al duodeno disminuyendo la actividad de bomba pilórica. El estímulo que desencadena síntesis y liberación de colecistocinina y péptido es la cantidad de grasa del quimo y el estímulo que desencadena la síntesis de secretina es el pH.
Secreciones gástricas Hay dos tipos de glándulas:   Oxínticas: forman parte de ellas las células mucosas, principales, parietales y enteroendocrinas.
Pilóricas En el estómago se segrega gran cantidad de moco, toda la pared tiene glándulas que forman parte de la barrera mucosa gástrica. Esta barrera es gruesa y hay gran cantidad de iones bicarbonato y recambio epitelial muy activo. Además de estas células productoras de moco, tenemos dos tipos de células llamadas células principales y células parietales.
- Las parietales, también llamadas oxínticas, secretan clorhídrico y factor intrínseco.
- Las células principales secretan pepsinógeno y moco de forma que cuando el clorhídrico activa el pepsinógeno, este se transforma en pepsina. La misma pepsina es activadora del pepsinógeno, pero toda la activación de la pepsina que iniciará la digestión del colágeno solo se puede producir a pH de 2-4 que se consigue gracias al clorhídrico.
Este pH bajo a la luz del estómago dañaría el epitelio gástrico y por eso está la barrera gástrica. En el epitelio el pH es de 7.4. En el estómago, a un pH tan bajo, deja de ser activa la alfa amilasa, se detiene digestión de hidratos de carbono y se inicia la de las proteínas.
Secreción de clorhídrico En la célula epitelial gástrica se combina CO2 + agua para dar ácido carbónico, que se desdobla de forma que los protones se mandan a la luz del estómago en recambio por iones potasio. El excedente se combina con hidroxilos para formar agua. Los iones bicarbonatos salen al capilar en recambio por iones cloro.
La gastrina, histamina y ACh son estimuladores de la formación y liberación de iones cloro y protones, mientras que la somatostatina son inhibidores de producción de clorhídrico en el estómago.
Regulación de la secreción y motilidad gástrica La secreción de clorhídrico es continua, sigue un ritmo circadiano con un máximo a las 24 h y un mínimo a las 7h. La secreción de gastrina no sigue un ciclo circadiano, solo se da cuando se distiende el estómago.
Factores que estimulan secreción gástrica: - Nerviosos Hormonales Cuando se inicia digestión, durante masticación y deglución, se da una descarga del nervio vago sobre el tracto digestivo lo que da lugar a un aumento de secreción de jugos gástricos. La actividad motora del plexo mientérico también estimula la secreción y también la hormona gastrina.
El grado de acidez de los jugos gástricos, cuando el pH baja por dejado de 2, determina que se inhiba la secreción gástrica. El reflejo enterogástrico, cuando intestino está lleno se envían señales al estómago que inhiben el vaciamiento y secreciones gástricas.
Fases de la secreción gástrica    Fase cefálica: el olor, recuerdo, contacto con la lengua… desencadena reflejo vagal y se secreta gastrina. El vago (X par craneal) es más potente que la hormona gastrina pero el hecho que se den a la vez tiene un efecto multiplicador.
Fase gástrica: se inicia cuando los alimentos llegan al estómago, se produce distensión de los alimentos, del estómago por el llenado, el aumento de la actividad motora estimula la secretora y también por la naturaleza química de los alimentos. Hay determinados alimentos denominados secretagogos que tienen como particularidad que estimulan las secreciones gástricas, un ejemplo es el café y el alcohol.
Fase intestinal: cuando el alimento empieza a pasar al intestino. Está regulada por las hormonas intestinales epistocinina y péptido inhibidor gástrico y además por el pH del contenido del quimo.
Etapa intestinal Después del estómago tenemos el intestino, con 3 tramos que finalizan en la válvula íleo-cecal que separa el íleon del ciego, que forma ya parte del intestino grueso. El ciego se continúa con el colon ascendente, después el transverso y finalmente el descendente que se continúa con el recto y el ano. El mesenterio une los distintos tramos de los intestinos, tiene efectos circulatorios y motores.
El intestino delgado tiene las mismas capas que otra zona del tracto, pero en la mucosa presenta microvillis, digitaciones del epitelio que aumentan mucho la superficie. En el interior de las vellosidades tenemos un sistema capilar arterial y venoso que la recorre entera así como un capilar linfático llamado quelífero central. En el interior de cada una de ellas encontraremos las anteriores estructuras. Como es una zona donde se van a absorber nutrientes, se necesita que haya capilares en abundancia. Todos los nutrientes que no pueden entrar en sangre entran en el quelícero central, sobre todo las grasas y serán transportados por la linfa.
En el tramo intestinal tenemos dos tipos de movimiento:   Propulsor: peristaltismo.
Mezcla: anillos contractorios que seccionan contenido y favorecen la mezcla.
El peristaltismo es muy intenso después de la ingesta. El contenido se va propulsando a la válvula ileocecal, esta detiene el contenido hasta que se produce el reflejo gastroileal que se produce cuando se desencadena o inicia el llenado del estómago y se relaja la válvula ileocecal, de manera que se permite el paso al intestino grueso del contenido.
La hormona gastrina también es un dilatador de la válvula ileocecal, es un relajante.
Secreciones del intestino delgado: en el intestino delgado encontramos gran número de células simples secretoras de moco. Además encontramos células enteroendocrinas que secretan hormonas secretina, colestitocinina y péptido inhibidor gástrico a la circulación.
Encontramos 3 tipos de secreciones que se mezclan con el quimo además del moco: las que están producidas por las criptas de Lieberkhun (glándulas situadas en la parte más inferior de las vellosidades), las glándulas de Brunner y las células secretoras de enzimas. (También tenemos las glándulas simples secretoras de moco).
   Criptas: Función de proporcionar un medio acuoso líquido que mueva los nutrientes a lo largo del epitelio intestinal para facilitar la absorción.
Brunner: Secretan moco y complejas.
Simples secretoras de enzimas: secretan enzimas intestinales.
Las células absortivas presentan microvellosidades de manera que aumenta mucho su superficie de absorción y están unidas entre ellas por desmosomas. Tienen la función de metabolizar algunos nutrientes y absorber los nutrientes.
Hay un medio acuoso secretado por las criptas que permite que los nutrientes se muevan cuando son hidrolizados por el epitelio y hay enzimas que iniciarán la hidrolisis de las proteínas.
Las secreciones del intestino delgado están reguladas por dos factores: - Estimulación vagal Contacto y naturaleza del quimo contra las paredes.
Higado y páncreas son glándulas anexas.
Hay un conducto común al hígado y al páncreas que finaliza en el intestino. El conducto se llama colédoco, este presenta un esfínter llamado esfínter de Oddi.
Páncreas El páncreas tiene en los mamíferos 2 porciones: - Porción endocrina Porción exocrina: constituida por glándulas que presentan una porción acinar y un conducto el cual se abre al conducto pancreático común al que se abren todos los afinares.
Tenemos 2 tipos de secreciones en el páncreas: - Acinar: sintetiza y secreta enzimas a los que se añade en el conducto una solución acuosa rica en iones bicarbonato.
Secreción que se produce en el conducto.
Las dos porciones, la enzimática y la de iones bicarbonato están reguladas por las hormonas secretina y colecistocinina. Secretina se encarga del pH y estimula la secreción acuosa de HCO2- y la colecistocinina sobre la composición del quimo, según la cantidad de grasas y productos de degradación, más hormona se sintetiza y estimula la secreción acinar.
El pH óptimo de las enzimas intestinales es de 7- 7’4. El quimo cuando pasa del estómago está a 2- 2.5 y se ha de subir el pH para permitir la hidrolisis por los enzimas intestinales. Los enzimas proteolíticos pancreáticos se sintetizan de manera inactiva en forma de zimógenos. La tripsina es más importante a nivel proteico, que se sintetiza en forma de tripsinógeno, que es la forma inactiva.
Además de tripsinógeno, las mismas células del páncreas sintetizan inhibidor especifico de la tripsina por si acaso se activara el tripsinógeno, porque cuando se activa y pasa a tripsina esta activa a todas las demás enzimas proteolíticas. Cuando se vierte el jugo pancreático al duodeno, una vez el tripsinogeno entra en contacto con la enterocinasa (enzima intestinal), se produce activación del tripsinogeno y por lo tanto de todas las enzimas proteolíticas.
La lipasa pancreática es una de las enzimas más importantes para la digestión de las grasas.
Hígado La bilis se secreta directamente por los hepatocitos hacia los canalículos biliares. Los canalículos biliares convergen en un conducto biliar común. La bilis está compuesta por sales biliares, colesterol, ésteres de colesterol, bilirrubina, biliverdina, entre otros. Se sintetiza continuamente y se acumula en la vesícula biliar, cuando se da una ingesta y esta desencadena el reflejo vagal, la liberación de gastrina, secretina y colecistocinina se tiene que vaciar la vesícula biliar en el colédoco, relajar el esfínter de Oddi para que llegue al intestino la bilis.
Pasado el vaciamiento, el hígado continua sintetizando bilis y no la acumula sino que la vierte directamente. La bilis es fundamental para la digestión de las grasas. La presencia de grasa en el duodeno era un estímulo para la síntesis de colecistocinina, la colecistocinina estimula y aumenta las contracciones de la vesícula biliar a la vez que relaja el esfínter de Oddi. Cuanto más grasa sea la comida mas colecistocinina se secretara, mayor serán las contracciones de la vesícula biliar.
Además de la colecistocinina, cuando se dan las ondas peristálticas en el intestino delgado a su paso por la zona del esfínter de oddi, como el peristaltismo va precedido de onda de relajación, el peristaltimo ayuda a que se relaje el esfínter y se vierten al intestino jugos pancreáticos y bilis.
Función de las sales biliares: - - Emulsiona las grasas (las grasas llegan en formas de gotas de grasas). Las gotas de grasas se tienen que hacer más pequeñas y a esto se le llama emulsionar. Las sales biliares son responsables de esto, tienen efecto detergente.
Hidrólisis de las grasas por la lipasa pancreática. Si mayoritariamente son triglicéridos se desdoblan en ácidos grasos y glicerol, es una reacción muy reversible y si se mantienen muy próximos se pueden volver a resintetizar. Para evitarlo, de nuevo las sales biliares forman micelas.
Formación de micelas, que retiran los ácidos grasos de la zona de la hidrolisis, los engloban y los transforman en complejos polares y por lo tanto, solubles en la solución acuosa que es el contenido intestinal y las aproximan hacia la superficie de las células absortivas.
Secreciones gastrointestinales: regulación hormonal Resumen de todo lo anterior.
Absorción La hidrolisis de proteínas es total hasta aminoácidos.
Una vez la micela se acerca a la célula absortiva se liberan los ácidos grasos libres y los monoglicéridos, entran en la célula absortiva y se da la resíntesis de los triglicéridos. A estos triglicéridos nuevos se le añade desde el retículo endoplasmático proteínas que forman el llamado quilomicrón (glóbulos de grasa y proteína).
Estos saldrán por endocitosis pero por su tamaño no pueden entrar en los capilares de las vellosidades y entran al sistema linfático por quelícero central.
Hidratos de carbono:   - Alfa amilasa = ptianina Amilasa pancreática Glucosa* Galactosa* Fructosa: Atraviesa epitelio del intestino delgado por difusión simple.
*Glucosa y galactosa lo hacen con coste energético en un cotransporte con Sodio.
Proteínas Respecto a las proteínas, se inicia digestión en estomago con digestión del colágeno, digestión de proteínas en aminoácidos en intestino delgado gracias a tripsina pancreática, entre otras. Finalmente los aminoácidos se desdoblan en péptidos pequeños y se absorben por cotransporte con sodio. Hay transportes específicos para aminoácidos ácidos, básicos y neutros.
Las grasas No se degradan, se hidrolizan hasta que no llegan al intestino delgado. Después de ser emulsionadas por sales biliares de la bilis del hígado se hidrolizan por la lipasa pancreática y da lugar a ácidos grasos, glicerol y monoglicéridos.
Las sales biliares se combinan con los ácidos grasos y monogliceridos formando micelas, que se aproximan a las células del epitelio intestinal. Allí liberan los ácidos grasos y los monoglicéridos y en esta forma entran en las células intestinales. Dentro se forman triglicéridos que se combinan con betalipoproteínas presentes en el retículo sarcoplasmático y se forma el quilomicrón. Por su tamaño no puede entrar en los capilares, entra en la linfa. Las sales biliares se reabsorben como tales y por el circulatorio esplácnico y vuelven al hígado.
Absorción de vitaminas y minerales Se da juntamente con las grasas. La absorción de minerales suele producirse por transporte activo estando prácticamente solo dos (calcio y hierro) reguladas por niveles endógenos.
Toda la absorción de nutrientes se acompaña de la absorción de agua.
Intestino grueso Tiene 2 funciones: - Acabar de absorber electrolitos y agua.
- Almacenar las heces.
El colon tiene 3 segmentos: - Ascendente Transverso Descendente: finaliza en el recto La motilidad es escasa, hay movimientos de mezcla y movimientos en masa. Los movimientos en masa se dan 2 o 3 veces al día, están asociados al reflejo gastrocólico y a la defecación.
En el intestino grueso se secretan grandes cantidades de moco para permitir cohesión de las heces, es una zona con mucha actividad bacteriana y el moco protege el epitelio del intestino.
Defecación En la mayor parte del tiempo el recto está vacío de heces, de manera que cuando se produce un movimiento en casa coincidiendo con una ingesta y gastrocólico se envía una parte del contenido del colon descendente al recto. Su llenado desencadena una actividad en el plexo mientérico que tiene resultado de una onda peristáltica en el colon descendente. Esta onda no solo activa, propulsa más contenido del colon descendente sino que además relaja el esfínter anal interno.
El recto está formado por: - Esfínter anal interno Esfínter anal externo.
Este reflejo que desencadena la onda es de intensidad débil. En general va acompañado de reflejos donde participa el parasimpático sacro, se envía una potente onda peristáltica que se suma al peristaltismo débil y se coordina con una inspiración profunda y una contracción de los músculos abdominales.
En un día podemos producir 1L de saliva, además al día también ingerimos 2 L de agua. Además hay 2L de jugos gástricos, 1L de bilis, 2 L de jugo intestinal y 2l de jugo pancreático. En total 8L de líquidos se absorben en el intestino delgado y 900mL en el intestino grueso, solo 100mL se pierden al día. Si se pierde mucha agua con las heces y con el vómito, se puede producir deshidratación.
El vómito El vómito puede estar asociado o no a náuseas. Se produce por una actividad refleja cuando se estimula el centro del vómito situado en el bulbo raquídeo. La estimulación del centro del vomito se da por sustancias limitantes presentes en el alimento y por lo tanto al intestino pero también por otras sustancias como los derivados de la morfina. Las señales procedentes del centro del vomito llegan al intestino delgado y desencadenan una onda peristáltica muy potente hasta la boca, relajando el píloro, el cardias y el esfínter esofágico superior. Después de esto se da una inspiración profunda y una contracción de los músculos abdominales y diafragma, favoreciendo el paso del alimento en dirección contraria (vómito). La consecuencia del vómito es la pérdida de líquidos. El paso de clorhídrico por la mucosa esofágica produce su erosión.
Metabolismo y regulación de la ingesta La regulación de la ingesta es muy compleja. Hay 2 tipos de mecanismos: - - A corto plazo: aquellos que estamos comiendo y de repente estamos saciados. Relacionados con señales del tracto gastrointestinal. La colecistocinina (CCK) sería una, produce inhibición de la ingesta.
La grelina se libera en el estómago vacía y estimula los centros del hambre.
A largo plazo: regulan el hambre, apetito. Mecanismo homeostático que pretende regular el peso corporal. El peso corporal depende de la ingesta y del gasto. El equilibrio de ambos es homeostático, si lo hay. Se quieren mantener reservas en forma de grasa, estos mecanismos se encargan de esto y se lleva a cabo gracias a la leptina liberada por la grasa que tiene un efecto anorexigénico.
Los centros que regulan la ingesta se sitúan en el hipotálamo, son neuronas que presentan polipéptidos orexigénicos (aumentan búsqueda de comida) y anorexigénicos (disminuye el hambre).
El peso corporal es un sistema homeostático.
...