Tema 16 - Recaudación de los tributos. El pago. El procedimiento de apremio. Embargos y tercerías. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Fiscal I
Año del apunte 2014
Páginas 6
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 4
Subido por

Vista previa del texto

Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I Lección XVI. La recaudación de los tributos.
La recaudación de los tributos: introducción.
A lo largo de las anteriores lecciones hemos estudiado, desde el nacimiento de la obligación tributaria al producirse el hecho imponible hasta los procedimientos de gestión e inspección de los tributos; y por lo tanto procede ahora concluir esta sección mediante la recaudación de los tributos. Una vez se produce el hecho imponible, y nace la obligación tributaria principal, nace junto con ésta una exigibilidad de la deuda tributaria; y esta puede pagarse para extinguir la deuda; sin embargo, en caso de no haber pago, la Administración podrá iniciar un procedimiento de apremio.
! El principal objetivo de la Hacienda Pública es obtener ingresos, y el procedimiento a través del cual los obtiene es la recaudación. No es por ello de extrañar que el artículo 77 de la Ley General Tributaria otorgue una preferencia a la Administración para cobrar sus deudas, antes que los demás acreedores que pudiera tener el obligado tributario.
Cuando el obligado no cumple sus obligaciones, la Administración debe tomar medidas para cobrar sus deudas, y por ello, por ejemplo, en 2012, se reforma la ley para que puedan adoptarse medidas cautelares en los procesos de inspección con el objeto de garantizar el cobro de la deuda tributaria (art. 81.4 LGT; si bien fueron reformados los apartados. 1 y 5 del mismo artículo).23 24 ! Analizaremos, en la presente lección el procedimiento de apremio: la providencia de apremio, la obligación de embargo y la realización de bienes.
! La recaudación de los tributos es la última de las fases de la gestión tributaria, y tiene por objeto hacer efectiva la deuda tributaria, que haya sido previamente liquidada o autoliquidada. Se trata de un procedimiento administrativo; y el artículo 2 del Reglamento de Recaudación (aprobado por Real Decreto 939/2005) define la gestión recaudatoria de la Hacienda Pública como “el ejercicio de la función administrativa conducente al cobro de las deudas y sanciones tributarias y demás recursos de naturaleza pública que deban satisfacer los obligados al pago.” (art. 2.1 Reglamento de Recaudación).
23 La anotación preventiva de embargo no prohíbe disponer del bien.
Los requisitos para adoptar medidas cautelares, que deben ser siempre motivadas y razonadas (art. 81.1 y 81.5 LGT) tienen los requisitos de fumus bonis iuris (apariencia de buen Derecho) y de periculum in mora (peligro en la demora).
24 — !67 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I En materia de recaudación las normas básicas a tener en cuenta serán, la Ley 58/2003 General Tributaria, la Ley 47/2003 General Presupuestaria y el Reglamento de Recaudación aprobado por Real Decreto 939/2005.
! El elemento central de la deuda tributaria es el pago, que es el modo normal de extinción de la deuda tributaria (recuérdese que el art. 59 LGT dispone que la deuda tributaria puede extinguirse por pago, prescripción, compensación o condonación).
! A fin de estudiar el procedimiento de recaudación, deberemos distinguir entre los procedimientos de pago en periodo voluntario y el procedimiento de ejecución de la deuda en periodo de apremio.
! El pago de la deuda tributaria; plazos para el pago en periodo voluntario.
Se entiende pagada una deuda tributaria en periodo voluntario, cuando se haya realizado el ingreso de su importe en los órganos competentes para ello y en los plazos previstos por la normativa tributaria.
Los plazos para pagar en periodo voluntario son (art. 62 LGT), si la deuda se ha determinado mediante autoliquidación, en el momento que establezca la norma del tributo, y si es resultante de una liquidación practicada por la Administración: a) en caso de que la notificación de liquidación se realice entre los días 1 y 15 de cada mes, desde la recepción de la notificación hasta el día 20 del mes posterior; y si este día no fuera hábil, el día hábil inmediato siguiente; b) en caso de que la notificación de la liquidación se realice a partir del día 16 y hasta el último día del mes, se tendrá de plazo para hacer el ingreso hasta el día 5 del segundo mes posterior siguiente; y si este día no fuera hábil, el inmediato hábil siguiente.
! Fraccionamiento y aplazamiento del pago.
De acuerdo con el artículo 65 de la Ley General Tributaria, las deudas que se encuentren en periodo voluntario o ejecutivo podrán aplazarse o fraccionarse, previa solicitud del obligado tributario, cuando su situación económico-financiera le impida de forma transitoria efectuar el pago en los plazos establecidos. Los términos los fija el Reglamento General de Recaudación.
— !68 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I Las deudas aplazadas y fraccionadas deberán garantizarse (art. 82 LGT); con una entidad de crédito o sociedad de garantía; y en caso de no poderse la Administración aceptará garantías de hipoteca, prenda, fianza personal o las que determine el reglamento.
! El fraccionamiento o aplazamiento del pago impedirá el inicio del periodo ejecutivo, pero no la obligación de satisfacer el interés de demora.
! Recaudación en el periodo ejecutivo: el procedimiento de apremio.
El procedimiento de apremio es el mecanismo coactivo para monetizar la deuda tributaria.
! El periodo ejecutivo se inicia, a tenor de lo dispuesto en el art. 161 LGT; en el caso de deudas liquidadas por la Administración al día siguiente del vencimiento del plazo establecido para su ingreso (ver supra) y en el caso de deudas a ingresar mediante autoliquidación presentada sin realizar el ingreso; al día siguiente de la finalización del plazo que establezca la normativa de cada tributo para dicho ingreso.
Sin embargo, si se ha hecho una solicitud de fraccionamiento o aplazamiento, o se interpone recurso o reclamación en tiempo y forma contra una sanción; no se iniciará el periodo ejecutivo, aun cuando no se hubiera producido el pago en periodo voluntario; en este último caso, hasta que haya sanción firme en vía administrativa (art. 161.2 LGT).
! Iniciado el periodo ejecutivo, la Administración tributaria efectuará la recaudación de las deudas liquidadas o autoliquidadas a través del procedimiento de apremio sobre el patrimonio del obligado (art. 161.3 LGT).
! Caracteres del procedimiento de apremio.
Tres rasgos caracterizan el procedimiento de apremio: en primer lugar, las facultades exorbitantes que tiene la Administración en dicho procedimiento; en segundo lugar, que se trata de un procedimiento de naturaleza administrativa, la Administración puede proceder al cobro de la deuda sin necesidad de la intervención de un órgano judicial; y finalmente que el procedimiento de apremio no es acumulable a ningún otro.
! — !69 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I Clases de procedimientos de apremio.
Hay dos clases de procedimientos de apremio: los procedimientos singulares y los procedimientos universales.
! Los procedimientos singulares son aquellos en los que hay una relación unívoca respecto de un bien o una persona concreta, mientras que en los universales la acción se dirige de manera indiferenciada contra la totalidad de la esfera jurídica del sujeto; subsumiéndose todos los procesos que tuviera este, si los tuviere, dando lugar a un concurso; si hubiera un conflicto entre el procedimiento de apremio y uno singular, si el embargo de apremio es más antiguo que el otro prevalecerá; y si se trata de un procedimiento universal o concursal, se tomará como referencia la providencia de apremio, versus la declaración de concurso.
! Fases del procedimiento de apremio.
El procedimiento de apremio tiene 3 fases: iniciación, tramitación y terminación.
! 1. Iniciación del procedimiento de apremio.
El procedimiento de apremio se inicia mediante la notificación al obligado de la providencia de apremio 25 (art. 167) y en ella: a) se identificará la deuda pendiente, b) se liquidarán los recargos, c) se requerirá al obligado que efectúe el pago; d) se hará todo lo demás que contenga el Reglamento de Recaudación.
! 2. Tramitación del procedimiento de apremio.
Pueden darse 3 casos; (1) que haya oposición por parte del deudor tributario por los motivos que establece la ley en el art. 167.3 LGT (extinción de la deuda o prescripción del derecho a exigir el pago; solicitud de aplazamiento o fraccionamiento, falta de notificación de la liquidación, anulación de la liquidación, error en la providencia); (2) que no la haya, procediéndose así al embargo de bienes advertido en la providencia de apremio; (3) que haya nulidad en el procedimiento.
! 3. Terminación del procedimiento de apremio.
El procedimiento de apremio terminará (art. 173) por pago, declaración de crédito incobrable, declaración de extinción de la deuda por otra causa.
25 Téngase en cuenta que la providencia de apremio tiene la misma fuerza que una Sentencia judicial.
— !70 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I ! El embargo.
El embargo es la parte del procedimiento de apremio que tiene por objeto la realización de actuaciones materiales coactivas practicadas sobre el patrimonio del deudor con la finalidad de hacerse pago de la deuda tributaria.
! El orden de embargo de los bienes está marcado por dos criterios: (a) menor onerosidad y (b) mayor facilidad de enajenación para la Agencia Tributaria. El orden lo establece el art. 169 LGT: (1) dinero en efectivo o cuentas abiertas en entidades de crédito; (2) valores realizables a corto plazo; (3) sueldos 26; (4) bienes inmuebles; (5) intereses o frutos de cualquier especie; (6) establecimientos mercantiles o industriales; (7) metales preciosos, piedras finas; (8) bienes muebles; (9) créditos a largo plazo.
! Es importante recordar que todos y cada uno de los embargos que se traben por la Agencia Tributaria respecto de bienes susceptibles de inscribirse en un Registro exigen un acto administrativo adicional al embargo: la gestión de la anotación preventiva de embargo, que a pesar de ello no impedirá disponer del bien al propietario del bien embargado.
! Una vez la Hacienda Pública se hace con los bienes embargados los enajenará mediante subasta, concurso o adjudicación directa (incluso a sí misma puede adjudicárselos como último recurso); según sea conveniente, para hacerse así con el importe de la deuda. El remanente de la enajenación deberá ser devuelto al propietario de los bienes embargados.
! Las tercerías.
Una tercería es una intervención de un tercero en un procedimiento judicial, que, al verse perjudicado por el embargo de los bienes de un sujeto (en este caso), interviene o bien porque tiene un mejor derecho (tercería de mejor derecho) o bien porque tiene el dominio sobre el bien embargado (tercería de dominio).
! Los sueldos y salarios solo son embargables en la medida en que permitan a la persona gozar de un mínimo exento.
26 — !71 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I La tercería de mejor derecho da lugar a que, en virtud de un mejor derecho del tercero (por ejemplo, derecho a percibir alimentos del embargado en virtud de una sentencia judicial), en cuyo caso, la Hacienda Pública dejaría una parte sin embargar.
! La tercería de dominio se daría cuando el bien a embargar es propiedad de un tercero de buena fe, y si efectivamente le pertenece no puede embargarse.
 — !72 — ...