Derecho Eclesiástico del Estado. Tema 3. (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Valladolid
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Eclesiástico del Estado
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 17/01/2015
Descargas 3

Vista previa del texto

TEMA 3: principios informadores y constitucionales del Derecho eclesiástico español.- Personalismo y libertad de conciencia.- Igualdad en la libertad de conciencia.- Tolerancia y pluralismo ideológico, cultural y religioso.- Laicidad del Estado. Cooperación del Estado con las Confesiones.
Como ha sucedido en los otros modelos de derecho comparado, la forma en que se reconozca y la forma en que actúe los principios informadores de un modelo va a dar lugar a que estemos en presencia de uno u otro modelo de relaciones entre la iglesia y el Estado.
A) Principio de personalismo o personalista: El principio de personalismo tiene un expreso reconocimiento constitucional en el artículo 10.1 de la constitución en el que se reconoce que la dignidad de la persona y los derechos inviolables que le son inherentes así como el libre desarrollo de la personalidad junto al respeto por la ley y el respeto a los derechos de los demás, se convierten en fundamento del orden público y de la paz social. De este precepto podemos derivan tres consecuencias: - Que la persona considerada individualmente es el centro y el eje de la titularidad de los derechos fundamentales pero también Todos los derechos fundamentales, también el de libertad religiosa, están orientados al pleno desarrollo de la personalidad del sujeto Los poderes públicos se comprometen a garantizar el pleno disfrute de todos los derechos fundamentales, por eso se establecen relaciones de cooperación con las confesiones para la garantía del derecho fundamental de libertad religiosa de los ciudadanos.
B) Principio de libertad de conciencia (dentro del principio personalista) A partir del principio personalista e íntimamente relacionado con el se encuentra la libertad de conciencia que no cuenta con un expreso reconocimiento constitucional pero indirectamente (como ocurre en Alemania e Italia) aparece o se deduce del artículo 16.1 de la constitución donde se reconoce la libertad ideológica y religiosa. Y además de esto hay dos preceptos constitucionales en los que expresamente se hace referencia al ejercicio de la libertad de conciencia: en el artículo 30.2 donde se reconoce la objeción de la conciencia al servicio militar; y el artículo 20.1.d) donde se reconoce la conciencia de los periodistas (si al medio por el que trabaja cambia de ideología puede pedir que se le indemnice).
No obstante, la libertad de conciencia presenta una doble dimensión: - - Interna según la cual todo ciudadano tiene derecho a tener unas u otras ideas, creencias o convicciones. Pero la libertad de conciencia no se agota con la libertad interna Externa: consiste en la libertad para expresar y actuar, para manifestar libremente, las propias ideas, creencias y convicciones y para actuar conforme a las mismas.
1 Esto se conecta con el modelo francés, para que el modelo sea laico tiene que tener una plena libertad de conciencia. Pero en el modelo francés no existe la dimensión externa, por lo que no es plenamente laico.
C) Principio de pluralismo y tolerancia: El artículo 1.1 de la constitución dice que España se constituye en un estado social y democrático de derecho que propugna como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. De este precepto podemos distinguir las siguientes consecuencias: 1- El principio pluralista tiene un reconocimiento expreso en el artículo 1.1 de la constitución español como un valor superior del ordenamiento jurídico 2- Además el pluralismo se considera un valor positivo, que garantiza el pleno desarrollo o realización de la persona 3- Es una exigencia de la libertad de conciencia porque solo es posible el pleno ejercicio de esta libertad si hay diversas opciones para elegir de manera que se puedan formar las convicciones de acuerdo con las opciones más afines a cada uno El principio de tolerancia no tiene ningún reconocimiento expreso en la constitución, pero de este principio podemos hacer dos afirmaciones breves. Este principio se deriva del anterior ya que, el pluralismo exige como norma de convivencia la tolerancia a través de la cual se produce un respeto por parte de las mayorías a las minorías. Y en segundo lugar, como principio de convivencia se puede hablar de tolerancia en una triple dimensión: convivencia entre personas, entre colectivos, y convivencia entre ordenamientos.
Por lo tanto, el contenido de este principio de tolerancia se deriva de varios preceptos constitucionales que son: no solo el artículo 1.1 que reconoce el pluralismo, sino también el artículo 9.2 de la constitución, el 10.1 sobre la dignidad de la persona, el 14 sobre la igualdad, y el 16 que reconoce la libertad religiosa D) Principio de igualdad en la libertad de conciencia Si que tiene un expreso reconocimiento en el artículo 14 y dada su ubicación en la constitución, se va a proyectar sobre los demás preceptos constitucionales.
De este principio podemos hacer las siguientes afirmaciones 1- La igualdad es entendida en el texto constitucional en un sentido amplio y se comprende tanto la igualdad ideológica como religiosa, es decir, se pretende conseguir la igualdad en el ejercicio del derecho de libertad de conciencia (que se trate igual al que cree o no) 2- Es necesario lograr un equilibrio entre los principios de igualdad y de libertad porque la justicia no es otra cosa que eso, tratar de manera igual las situaciones jurídicas iguales pero también tratar de forma desigual las situaciones jurídicas diferentes 3- Tanto la libertad, como la igualdad como la justicia, se consideran valores superiores de todo el ordenamiento jurídico en el artículo 1.1 de la constitución 2 E) Principio de laicidad Este principio es el básico que define al modelo de estado laico. Este principio, no tiene un expreso reconocimiento constitucional literal, sin embargo, tanto la doctrina como la jurisprudencia del tribunal constitucional entiende que del artículo 16.3 de la constitución podemos deducir que la constitución español establece que es un modelo de estado laico a pesar de la formula poco afortunada que utiliza este precepto cuando establece que ninguna confesión tiene carácter estatal. De manera que, esta expresión lo que supone realmente es poner fin al modelo de confesionalidad católica del régimen anterior.
Los elementos que definen este principio son dos: - - Neutralidad del Estado respecto de las confesiones religiosas: significa que el ordenamiento jurídico estatal va a tratar por igual a las asociaciones religiosas y a las asociaciones ideológicas, es decir, el Estado va a mostrar una actitud de imparcialidad frente a las convicciones y creencias religiosas de sus ciudadanos. De manera que esta neutralidad es consecuencia del artículo 14 y del 16.1 de la constitución, así como del pluralismo del artículo 1.1 como valor superior del ordenamiento jurídico Separación del Estado de las confesiones religiosas: el principio de laicidad exige la mutua independencia del Estado respecto de las confesiones y de estas respecto de aquel, lo cual se traduce en una triple manifestación:  El Estado, como tal Estado no puede adoptar ninguna decisión política por razones religiosas (cuando pasaba la procesión se ponía multa si alguien fumaba por ser falta de respeto)  El Estado no puede intervenir en los asuntos internos de las confesiones religiosas sin perjuicio de que el Estado sí que pueda otorgar efectos civiles a determinados negocios jurídicos realizados por sus ciudadanos en el ejercicio del derecho de libertad religiosa siempre que se ajusten al derecho del Estado (por ejemplo, el hecho de que el matrimonio religioso tenga efecto civiles no quiere decir que el Estado intervenga en la religión. Pero para que tenga efectos civiles hay que ajustarse al derecho del estado/ en el matrimonio musulmán un valí habla como si fuera la mujer, pero esto en el derecho español no es apto porque tienen que estar de acuerdo el marido y la mujer, no que hable el valí por ella) (otro ejemplo, respecto al matrimonio canónica hay un impedimento sobre el parentesco. Pero no es lo mismo en el ordenamiento civil que respecto a la religión, el derecho civil lo admite pero el religioso no lo admite. Civilmente es válido, pero si quieres separarte religiosamente puedes separarte alegando que es tu primo).
 Las entidades religiosas nunca pueden formar parte del aparato del Estado, ni ser consideradas entidades públicas (como ocurría en el modelo alemán).
3 F) Principio de cooperación Este sí que tiene un expreso reconocimiento constitucional en el artículo 16.3 donde se establece que los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española, y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la iglesia católica y con las demás confesiones religiosas.
Respecto de este principio vamos a ver tres preceptos: 1. El concepto de cooperación La cooperación que el Estado realiza respecto con las confesiones religiosas es una cooperación constitucionalmente exigida para garantizar el pleno ejercicio de libertad religiosa de los ciudadanos creyentes. De manera que hay determinadas actividades religiosas llevadas a cabo por las confesiones religiosas que contribuye a la realización de fines estatales y por eso el Estado coopera con las confesiones religiosas, es decir, no se trata de actividades educativas o sanitarias llevadas a cabo por la confesión porque en este caso se someten al derecho común, sino de actividades de carácter religioso.
2. El fundamento La pregunta que nos hacemos es porque el estado coopera con las asociaciones religiosas. Y la respuesta es porque desde el punto de vista de la constitución de los objetivos del Estado, hay determinadas actividades religiosas que contribuyen a la realización de estos objetivos.
En nuestro ordenamiento jurídico, igual que en los demás países, se reconoce una serie de derechos fundamentales a los ciudadanos, y entre ellos está la libertad religiosa. Según el artículo 9.2 de la constitución, el Estado asume el compromiso de garantizar el pleno ejercicio de los derechos fundamentales reconocidos en la constitución y también se compromete a remover los obstáculos que impidan su plenitud. Cuando el Estado se enfrenta al derecho de libertad religiosa, en algunas ocasiones por sí solo no puede garantizar su pleno ejercicio, y es por eso que coopera con las confesiones religiosas para que estas contribuyan con su actividad a garantizar el pleno ejercicio del derecho de libertad religiosa cuya garantía es una misión del Estado. (Para garantizar el derecho que se compromete tiene que valerse de una confesión para conseguir un derecho estatal/ pacta con la confesión para que la confesión con su actividad religiosa pueda hacer el derecho de libertad religiosa (el preso no está privado al derecho de la libertad religiosa, ni política, ni sanitaria, por lo que el estado pacta con la confesión para que esta contrate a profesionales que cumplan con tal derecho, es decir, curas en las cárceles).
El fundamento del principio de cooperación se encuentra en el reconocimiento a del derecho y libertad religiosa como derecho fundamental en el artículo 16.1, en la obligación de cooperación que impone el articulo 16.3 y en la garantía de los derechos fundamentales que asume el estado en el artículo 9.2.
3. Alcance y limites 4 No obstante esta cooperación no puede ser ilimitada ya que el Estado solo puede cooperar con las confesiones religiosas hasta donde lo exija el pleno ejercicio del derecho de libertad religiosa de los ciudadanos sin sobrepasar los límites que establece el principio de laicidad y el principio de igualdad porque esta cooperación tiene que ser idéntica con la iglesia católica y con el resto de confesiones que se encuentren en las mismas circunstancias (el testigo de Jehová preso no tiene acuerdos con el estado respecto a su libertad religiosa. Solo lo hace a la iglesia católica ya que recibe beneficios de esta) 5 ...