Tema 3 Ps. Sexualidad (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Salamanca
Grado Psicología - 4º curso
Asignatura Psicología de la Sexualidad
Año del apunte 2016
Páginas 15
Fecha de subida 09/10/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes tomados en las clases de Psicología de la Sexualidad de Antonio Fuertes y José Luis Martínez. Curso 2016-2017. Nota media obtenida en la asignatura: 8'1.

Vista previa del texto

TEMA 3. LA EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL EN CONTEXTOS EDUCATIVOS 1. ¿ES NECESARIA LA EDUCACIÓN SEXUAL FORMAL? La educación sexual incidental o implícita (“currículum oculto”) es ese tipo de educación que hacemos “sin querer”, sin intenciones educativas. Sin embargo, aunque no se utilice con intencionalidad educativa explícita, este tipo de educación sexual transmite de manera implícita un mensaje. Los mensajes sobre sexualidad ocurren de manera continua en gran cantidad de contextos; la vida cotidiana está llena de gestos, de conductas, que transmiten mensajes sobre la sexualidad sin dar cuenta de ello.
Este tipo de educación es la que se da cuando un maestro dice a sus alumnos “niños a colocar las mesas, niñas a regar las plantas”, cuando una madre cambia de canal para que su hijo no vea una escena de cama (como si no fuera bueno ni hablar de ello ni verlo), cuando se les regala muñecos a las niñas sin genitales, cuando unos padres pintan la habitación de su futuro hijo en función de su sexo (azul/rosa), cuando se cuentan chistes verdes, chistes machistas o chistes sobre la sexualidad de los mayores y un largo etcétera. No sabemos el impacto que tiene exactamente este tipo de mensajes educativos, pero sí su grandísima importancia.
Cuando hablamos de educación sexual “formal” o explícita nos referimos a la educación sexual que se hace en las aulas siguiendo un programa educativo de manera organizada y estructurada. Este tipo de educación no es, por tanto, algo improvisado. Lo que se debe hacer desde la educación sexual formal es contrarrestar los aprendizajes negativos desde una perspectiva de salud, bienestar y respeto.
Sin embargo, como la mayor parte de los aprendizajes sobre sexualidad que tienen lugar a lo largo de nuestra vida ocurren de manera implícita, la educación sexual explícita tiene unos efectos limitados.
Además, siguen existiendo importantes riesgos sexuales (embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, violencia sexual: coerción, coacción). Por ejemplo, en España se dan unos 15.000 embarazos no deseados en menores de 19 años al año y las tasas de sida son muy elevadas todavía.
Una forma eficaz de prevenir estos riesgos es mediante la educación sexual; si existen riesgos sexuales lo lógico es que ayudemos a nuestros chicos y a nuestras chicas a prevenirlos.
Además, y relacionado con la educación incidental de la que hemos hablado, la sexualidad está muy presente en la sociedad. Hoy en día esto es una obviedad. En internet, en los medios de comunicación, en la música, en el cine, en la publicidad, etc. aparecen desde agresiones a diferentes tipos de violencia sexual o la sexualidad utilizada como instrumento para vender un producto.
Pero, aunque esta sobresexualización es evidente, se carece de recursos para interpretar la información sexual de manera adecuada. La sociedad actúa de manera hipócrita, dejando a los jóvenes “a la intemperie”, ya que las fuentes de información que existen son insuficientes o inadecuadas.
Desde un punto de vista ideal, los contextos idóneos para la obtención de información sexual serían la familia y la escuela. Sin embargo, ni la familia ni la escuela cumple las funciones que se esperarían de ellas. Los adolescentes obtienen la mayor parte de esta información de su círculo de amigos; los iguales son la principal fuente de información sexual. Como en la mayoría de los aspectos los iguales no tienen suficientes conocimientos, la información que se transmite es falsa, errónea.
Esto era así también hace cincuenta años; los cambios legislativos y reformas que se han llevado a cabo a lo largo de estos años no han servido para mucho, ya que prácticamente no se ha avanzado nada en este tema. La escuela debería garantizar que todos los niños reciban una buena educación sexual, ya que en la gran mayoría de los casos no se hace desde la familia.
Diferentes estudios demuestran que los jóvenes no tienen claras cuestiones muy básicas sobre la sexualidad. Concretamente, en un estudio se aplicó un test de conocimientos sexuales y, aunque se obtuvo que el nivel de conocimientos era medio, se tenían errores muy graves en temas de anatomía, fisiología, riesgos y orientación sexual. Por ejemplo, cuesta muchísimo comprender que una chica de 20 años, perfecta, bella y virgen pueda estar infectada por el virus del sida; en general se conocen las vías de transmisión del sida pero esto no se asocia con otros conceptos. También se tienen muchos mitos Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 1 sobre el tema de la primera vez (“la primera vez que mantienes relaciones sexuales no puedes quedarte embarazada”) o sobre los métodos anticonceptivos (aunque existen múltiples métodos de anticoncepción, el único que previene de las ETS es el preservativo masculino o femenino). Esto muestra lo importante que es la diferencia entre conocer algo y comprenderlo.
Por último señalar que la educación sexual formal es necesaria porque cuando se han evaluado los efectos de la misma se ha comprobado que en su mayor parte son efectos positivos. Cuanto más saben las personas sobre sexualidad más se valoran, más se aceptan a sí mismas y a los demás, mayor autoestima tienen, más seguras se sienten en sus decisiones sexuales, menores riesgos toman, más fácilmente satisfacen de manera adecuada su curiosidad, más respetan y se preocupan por los demás, etc.
Aunque la educación sexual pueda ser un facilitador de un inicio ligeramente más temprano de la actividad sexual, mediante ella garantizados que este inicio tenga lugar en un contexto de mayor seguridad. Es necesario aprender que la sexualidad es una experiencia compartida con los demás, algo mutuo, no algo unidireccional ni coercitivo.
Hemos señalados seis argumentos importantes a los que se puede recurrir a la hora de defender la importancia de la educación sexual formal. Estas seis razones, aunque hay muchas más, son suficientes para entender que este tipo de educación es más que necesaria, es imprescindible.
2. LA EDUCACIÓN SEXUAL EN ESPAÑA LA EDUCACIÓN SEXUAL EN EL CURRÍCULUM EDUCATIVO MARCOS LEGALES: - Desde la LOGSE (1990) hasta la LOE (2006), la educación sexual se viene considerando como un contenido transversal que impregna todas las áreas del currículum.
• • La transversalidad es una propuesta interesante, tanto a nivel teórico, como práctico pero no garantiza una verdadera educación sexual en nuestro país.
En la LOE, referencias en la asignatura “Educación para la ciudadanía”.
La educación sexual, la salud, la educación ambiental, la educación para la paz se considerarían contenidos transversales, áreas de conocimiento de las que deberían hacerse cargo todas las materias.
Sin embargo, aunque esta idea era fantástica, llevada a la práctica fue un fracaso absoluto. Se abrió la posibilidad de que los profesores realizaran educación sexual, pero diseñando algo ideal que no se evaluaba en la práctica, ya que ni se formó al profesorado ni se supervisó su realización.
Además, con la LOE nació la asignatura “Educación para la ciudadanía”, que pretendía incluir diferentes contenidos de educación para la salud, educación en valores, educación sexual, etc. Mediante esta asignatura de manera explícita la educación sexual estaba vinculada a un profesor concreto, tratándose contenidos de este tipo en el aula. Sin embargo, en 2013 se eliminó.
- Con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE)-2013 desaparece toda referencia a la educación sexual.
Aunque en nuestro currículum educativo no existe referencia a la educación sexual, curiosamente sí existe en el ámbito legislativo: - Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo: defiende que “los poderes públicos garantizarán la información y la educación afectivo-sexual y reproductiva en los contenidos formales del sistema educativo” (Art. 5, a).
Aunque esta ley obliga a que los poderes públicos garanticen la educación sexual en contextos formales, esto es meramente una cuestión de intenciones que se ha traducido en delegar en las comunidades autónomas las políticas sobre salud sexual. La ES se ha convertido en una especie de feria en la que cada comunidad autónoma decide lo que hacer con ella. En vez de tomarla como un asunto serio de crucial importancia para toda la sociedad, se ha convertido la ES en algo que se trata en contextos moralistas proclives a determinadas creencias políticas y religiosas.
Por tanto, nuestro país se encuentra en una situación en la que hay de todo y nada a la vez, en la que una educación sexual idealizada depende del poder político de la comunidad autónoma en cuestión.
EN LA PRÁCTICA: - En la práctica, la educación sexual en España es muy limitada e insuficiente (IPPF, 2006; Parker, Wellings, y Lazarus, 2009).
En el ámbito educativo existe la “libertad de cátedra”, es decir, la Constitución protege a los profesores.
Esto es beneficioso porque, aunque la educación sexual no está explícitamente reconocida en el currículum, en la práctica los profesores u orientadores pueden hacerla. Digamos que la ES actualmente es un acto voluntarista. Quizás por esta razón diferentes informes europeos indican que la educación sexual en nuestro país es muy limitada.
- En el sistema educativo: intervenciones puntuales.
• • • Contenidos específicos del profesorado en algunas asignaturas. El profesor de turno puede dedicar tiempo a tratar temas relacionados con la educación sexual o puede no hacerlo.
Paradójicamente hay algunos profesores de ciencias naturales o biología que no imparten el tema del aparato reproductor o que lo dan en un par de clases pero dedican dos semanas al tema del aparato digestivo o a explicar la reproducción de los invertebrados. Algunos profesores de educación física trabajan el tema de la imagen corporal, en lengua algunas veces se hace algún comentario de texto sobre los riesgos sexuales, etc. Obviamente esto resulta insuficiente.
Orientadores educativos y tutores: horas de tutoría. En algunos centros educativos se utilizan estas horas para hablar de temas relacionados con la educación sexual, como de riesgos sexuales o métodos anticonceptivos.
Especialistas ajenos al centro, como ONGs. También en algunos casos el centro educativo contacta con algún colectivo ajeno al mismo para que imparta clases de educación sexual. Es típica la visita del comité antisida para dar una conferencia sobre el tema, pensando que hacer esto es suficiente. Estos colectivos suelen hacerlo bien, pero estas intervenciones no están justificadas, este modo de operar no es el correcto, ya que se deja a los alumnos en manos de personas ajenas al centro que les pueden transmitir los mensajes que quieran. La educación sexual es responsabilidad de los centros educativos, son ellos los que se tienen que implicar en trabajarla.
Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 3 En definitiva, en general no hay programas determinados, coherentes a la hora de impartir educación sexual en los centros. En el mejor de los casos son meras intervenciones puntuales y en el peor no se menciona nada al respecto.
- Grupos y colectivos “interesados” que intentan sacar algún tipo de beneficio a través de la ES.
• • De tipo religioso. Aprovechan el vacío que hay en la educación sexual para transmitir su moral, sus creencias, su visión de la sexualidad sesgada, condicionada y nada científica.
Empresas privadas: Tampax, Durex. Utilizan las carencias existentes para vender a los centros que van a realizar educación sexual cuando en realidad lo que más hacen es publicidad de sus productos.
Esto es la tónica general, lo que no quiere decir que en algunos centros no se haga buena educación sexual. Afortunadamente algunos centros educativos cuentan con orientadores con buena formación que implantan programas desde lo que se trabaja la ES de manera adecuada.
OBSTÁCULOS A LA EDUCACIÓN SEXUAL EN ESPAÑA A continuación se muestran los resultados de un estudio en el que se les preguntó a los maestros por las dificultades que encontraban a la hora de hacer o no educación sexual.
La línea verde representa a los docentes que no impartían ES, la línea morada a los docentes que sí la impartían. Los obstáculos que percibían la mayoría de ellos (los que no impartían ES ligeramente en mayor medida) son: • • • • Falta de preparación. En general, el profesorado en España no se siente formado para impartir educación sexual. Es imposible pretender hacer una buena ES sin un profesorado bien preparado para impartirla. En España solo hay dos universidades en las que se forme al profesorado en este área: la Universidad de Salamanca y la Universidad de Córdoba.
Falta de tiempo. Este era el principal obstáculo percibido en ambos casos.
Limitaciones legales. “Como no nos obligan y encima nos supone un gran esfuerzo, ¿para qué lo vamos a hacer?”.
Falta de recursos. Los recursos con los que contamos en España son completamente suficientes, no tienen nada que envidiar a los recursos con los que cuentan en otros países.
Pero, aunque los programas que se han elaborado en nuestro país son de una calidad extraordinaria, estos no se conocen, ya que el profesorado no está formado.
CAMBIOS NECESARIOS PARA UNA EFECTIVA EDUCACIÓN SEXUAL Para lograr una efectiva educación sexual es necesario realizar cambios principalmente a tres niveles: legales, en el centro educativo y en la formación del profesorado.
Los cambios legales deberían traducirse en una asignatura concreta que podría recibir el nombre del estilo a “Promoción del desarrollo personal y social, del bienestar y la salud” o “Desarrollo afectivo, social y sexual”. En definitiva, debería existir una materia concreta que se ocupara de este tema. De este modo se garantizaría que todos los estudiantes recibieran esta información, impartida por profesores formados para ello. Así se garantizaría uno de los principales objetivos de la escuela: ser un medio de socialización. Si en la escuela se siguen trabajando solo materiales instrumentales tendremos jóvenes que saben mucho de matemáticas, historia o biología, pero no una sociedad feliz.
En cuanto a los cambios en el centro educativo, los profesores y orientadores deben hacer uso de la libertad que les permite el sistema y responsabilizarse de la educación afectiva, social y sexual. Los centros tienen mucha libertad para gestionar los procesos educativos que se imparten en ellos.
Por último, se debe hacer hincapié en la formación del profesorado, tanto a nivel universitario como de forma continua. Las reformas que se han llevado a cabo hasta ahora en la mayoría de universidades españolas no han beneficiado en nada a la educación sexual.
3. UN MODELO PARA LA INTERVENCIÓN EN EDUCACIÓN SEXUAL INFLUENCIAS DEL EDUCADOR/A SEXUAL EN LA INTERVENCIÓN A la hora de llevar a cabo educación sexual ni todo sirve ni todo el mundo vale. La educación sexual no es un tema elevadamente complejo de impartir, no es necesario ser un experto en sexología, ya que los contenidos que se trabajan son, en general, sencillos. Sin embargo esto no quiere decir que no haya que estar preparado con una formación mínima.
Los cuatro elementos o requisitos fundamentales que debería tener todo educador/a sexual son los que aparecen a continuación y hacer referencia a su nivel de conocimientos, a sus actitudes, a su personalidad y a sus habilidades.
Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 5 - Nivel de conocimientos.
• • • • Concepto de sexualidad. Un educador sexual debe manejar un concepto amplio, plural, actual e interdisciplinar de la sexualidad, teniendo en cuenta sus diferentes dimensiones: biológica, psicológica, relacional, etc.
Sexualidad infantil y adolescente. Saber qué caracteriza a la sexualidad en la infancia y en la adolescencia, cuáles son los cambios de naturaleza biológica y psicológica que acontecen. En primaria la educación sexual que se debe hacer es prepuberal y en secundaria adolescente.
Salud y sexualidad. El educador debe saber cuáles son los principales riesgos sexuales que afectan a los niños y jóvenes y cómo prevenirlos, cuáles son las conductas sexuales más saludables, etc.
Procesos de instrucción, de aprendizaje. Como la educación sexual formal tiene lugar en el ámbito educativo, el educador debe saber cómo agrupar a los alumnos en el aula, qué tipo de aprendizaje quiere provocar en ellos (conceptual, actitudinal, de valores), cuáles son las mejores estrategias para conseguirlo.
En educación sexual lo más difícil puede ser afrontar una situación o pregunta sin saber qué directrices seguir. Si esto ocurre, debemos interiorizar esta posición y sentirnos bien. Muchas veces basta simplemente con utilizar el sentido común y jamás sustituir nuestro desconocimiento científico por un criterio moral.
- Personalidad.
• • • • Autoestima.
Autoeficacia.
Estilo atribucional.
Expectativas, creencias.
- Habilidades.
• • • • Sociales, interpersonales.
Solución de problemas, resolución de conflictos.
Manejo de grupos.
Emocionales-afectivas: regulación.
- Actitudes.
• • Hacia la sexualidad. Educadores sexuales con actitudes muy abiertas hacia la sexualidad, actitudes de respeto y tolerancia.
Valores-moral sexual. Este apartado hace referencia a lo que el educador sexual piensa sobre qué está bien y qué está mal, qué es adecuado y qué inadecuado.
• • Ética relacional. Hoy en día el mundo está dominado por el individualismo, por lo que cada persona pueda o quiera hacer. En materia de sexualidad se debe adoptar una posición totalmente opuesta, ya que se ven implicadas otras personas. La sexualidad se da en un contexto interrelacional en el que hay que tomar consideración del otro. Esto empieza por evitar expresiones del tipo: “me lo/la tiré”, que instrumentalizan a las personas. Tener en cuenta a los demás es fundamental en todos los ámbitos de nuestra vida, pero especialmente en el plano sexual.
Hacia el ser humano, la adolescencia, el mundo. Las personas que trabajan haciendo educación sexual deben tener una visión positiva del ser humano y de las relaciones. Un educador/a que trabaje con adolescentes tiene que tener una actitud optimista hacia lo que es la adolescencia, con sus lagunas y con sus aspectos positivos, si no no podrá trabajar con esta población.
POSICIONES ACTITUDINALES MÁS DESEABLES EN EDUCADORES/AS SEXUALES - ABIERTAS (a conocimientos, experiencias, …) y FLEXIBLES (no pensar que se está en posesión de la verdad ni que lo que uno piensa lo piensa todo el mundo, aceptando a aquellas personas que tienen ideas diferentes a las nuestras). Tener un pensamiento de supremacía moral es un obstáculo para la educación sexual. Este pensamiento se observa cuando se sustituye un conocimiento científico por un aspecto moral, queriendo imponer a los otros las actitudes propias. Un buen educador/a huye del dogmatismo y permite y acepta que los demás piensen de forma diferente a él/ella.
- EROTOFÍLICAS. Un buen educador no reacciona de manera negativa a los estímulos sexuales, al contrario, reacciona bien.
- Conservadores o liberales, pero TOLERANTES. Como ya hemos mencionado, un educador sexual debe aceptar positivamente que hay muchas personas que pueden pensar de manera diferente a él. Se puede estar a favor o en contra de temas controvertidos como el aborto o el divorcio, pero siempre desde un punto de vista tolerante.
- CAPACES DE PONERSE EN LA MENTE DE OTRO. Un educador debe tener capacidad empática.
- PODER TRABAJAR CON SUJETOS CON DISTINTAS ACTITUDES. Es muy importante saber manejar diferentes situaciones, sobre todo las que se dan con personas que piensan y que tienen actitudes diferentes a las nuestras. Un educador sexual no puede pretender crear un grupo en el que todo el mundo piense igual que él. Esto es una forma de imposición, de adoctrinamiento. El buen educador sexual es aquel que en un grupo es capaz de trabajar con personas con diferentes actitudes y que al terminar la sesión consigue que todos estén de acuerdo con lo que se ha planteado.
Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 7 - Aceptación y valoración de la DIVERSIDAD. Hay que aceptar la diversidad, valorarla y alegrarse por ella, ya que es algo que nos enriquece infinitamente. Un educador sexual debe aceptar que la diversidad es positiva y que no tiene que generar problemas necesariamente, dando libertad para que cada persona viva su sexualidad de la forma en que ella quiera.
- Actitud ÉTICA: de la igualdad, de la salud, del placer compartido, de la responsabilidad para prevenir riesgos y del consentimiento de la otra persona. Como ya se ha mencionado, no podemos permitirnos expresiones del tipo “me lo tiré” o “me la follé”, muy habituales en nuestra sociedad, ya que transmiten una gran falta de ética y fomentan la visión individual de la sexualidad, dejando de lado el consentimiento de las otras personas que participan en las relaciones sexuales. Es fundamental no olvidar que la sexualidad es un aspecto compartido.
Estas son las características que se esperan en cualquier educador sexual.
MODELOS DE EDUCACIÓN SEXUAL Los cuatro modelos que aparecen a continuación son útiles para entender el fenómeno de la educación sexual. Son abstracciones, no son modelos científicos ni inamovibles.
La importancia de todos estos modelos de educación sexual es que proporcionan una referencia para entender diferentes situaciones y realizar diferentes lecturas de las mismas.
MODELO DE RIESGOS • • • Origen. Con los movimientos de democracia y libertad que se dieron en el mundo occidental después de la II GM (años cincuenta del siglo pasado), se vieron incrementados los riesgos sexuales que asumía la población. Los poderes políticos y sociales de la época se alarmaron ante este incremento y llevaron a cabo programas de educación sexual con el fin de reducir estos riesgos y el coste que conllevaban los problemas de salud sociales. Este modelo llegó a España casi cuarenta años después que a otros países (en el año 1985) para intervenir sobre las altas tasas de transmisión del virus del sida.
Autoridad: médica. Se delegó en el poder médico todas las intervenciones para reducir los riesgos de salud y disminuir la tasa de los riesgos sexuales.
Objetivos: evitar problemas de salud, costes y sufrimientos.
• • Contenidos. Estos programas trataban aspectos como la prevalencia de los problemas de salud, las consecuencias de estos o cuáles eran prácticas de riesgo y cuáles prácticas adecuadas, etc.
Metodología: campañas sociales, campañas divulgativas en los medios de comunicación, congresos que reunían a profesionales de la Medicina, etc.
Principales ventajas del modelo de riesgos: ü ü Con pocos recursos llega a toda la población. En muy poco tiempo llega a mucha gente, ya que se transmite a través de los medios de comunicación.
Deriva del conocimiento científico, tiene una base profesional. En principio este modelo está libre de connotaciones moralistas.
Principales inconvenientes del modelo de riesgos: û û û Visión sesgada de la sexualidad, ya que se centra solo en los riesgos. Por tanto, este modelo no contribuye a una imagen positiva de la sexualidad.
No plantea que la educación sexual es necesaria en la escuela ni atribuye responsabilidad a los padres.
El impacto se limita al tiempo que se desarrolla la campaña. El efecto del modelo de riesgos es limitado, ya que se ajusta al tiempo de presentación de las campañas, que además suelen ser bastante caras. Este modelo tiene un impacto positivo, aunque temporal (aproximadamente dos meses).
Por tanto el modelo de riesgos es un modelo necesario en algunas ocasiones pero insuficiente.
MODELO MORAL • • • • Origen. Debido al liberalismo presente en la época y su influencia en la sexualidad de la población, los poderes religiosos deciden tomar cartas sobre el asunto. Por tanto, este modelo surge como reacción a las propuestas de otros modelos de educación sexual. No tiene en sus raíces nada que tenga que ver con la sexualidad en sí, sino que ofrece una respuesta alternativa o frontal a esos “desmadres” que estaban ocurriendo en la sociedad.
Autoridad. Los valores morales y religiosos se presentan como un dogma que las personas deberían seguir.
Objetivos: preparación para el matrimonio y la familia. A la familia solo se llega a través del matrimonio, ya que éste es una institución fundamental. Por tanto, la educación sexual va encaminada a la abstinencia antes del matrimonio y a la exclusividad y fidelidad dentro del mismo, quedando totalmente descartadas actividades sexuales fuera de este.
Contenidos: anatomía, fisiología sexual y reproducción humana desde un punto de vista biologicista. Habilidades para decir “NO” a cualquier actividad sexual antes de matrimonio o fuera de él.
Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 9 • Metodología: directiva y doctrinaria. Desde este modelo se transmite de una forma muy técnica y autoritaria lo que es adecuado y lo que no, lo que está permitido y lo que no lo está. Pretende difundir su moral sexual a toda la sociedad y que esa sociedad comulgue con sus principios y valores. Los responsables de llevar a cabo la educación sexual son los padres y los moralistas (conjunto de representantes de las diferentes iglesias).
Principales ventajas del modelo moral: ü ü Pone en gran consideración el papel de los padres como responsables de la educación sexual de sus hijos.
Por primera vez se incorpora a la sexualidad la importancia de los valores éticos y morales.
Principales inconvenientes del modelo moral: û û û û û El origen deriva de creencias, no aparece como una propuesta inicial, sino como reacción a otros modelos. El modelo religioso de educación sexual es respetable, pero no puede ser impuesto a la sociedad de un país de naturaleza laica, de un estado aconfesional.
No tiene consideración de la mayor parte de avances científicos en sexualidad. Desde este modelo se hacen afirmaciones gruesas sin ningún tipo de aval científico que las respalde.
El tipo de metodología es muy doctrinario, en absoluto flexible y abierto.
Sus planteamientos están muy alejados de la realidad social y sexual de la mayor parte de la sociedad.
Grave problemática respecto a los riesgos sociales, ya que no propone mecanismos para evitar los riesgos sexuales más allá de la abstención.
El modelo moral de la educación sexual presenta contenidos coherentes pero sesgados; niega el derecho al placer sexual, la prevención de riesgos y la concepción artificial.
MODELO REVOLUCIONARIO • • • • • Origen. Este modelo nació tratando de unir política y sexualidad. Tiene su origen en los diferentes movimientos sociales de la Alemania de los años 30 y la fundación de la SEXPOL. El mundo obrero estaba oprimido por los sistemas capitalistas y una buena forma de que liberarlo de esas trabas y represiones es a través de la revolución sexual.
Autoridad: creencias freudo-marxistas. Este modelo fue asumido por movimientos y asociaciones de extrema izquierda, marxistas, feministas y liberales.
Objetivos: la revolución sexual, porque solamente mediante ella es posible una transformación que permita al movimiento obrero liberarse de la opresión capitalista.
Contenidos: anticoncepción, defensa de los derechos de las minorías sociales (mujeres, personas con discapacidad, personas mayores), derecho al placer sexual por parte de todas las personas independientemente de su sexo u orientación sexual. Critica a la moral dominante.
Metodología: directiva y doctrinaria. Aunque pueda no aparentarlo y de igual manera que el modelo moral, el modelo revolucionario transmite una visión única de la sexualidad, como si se estuviera en posesión de la verdad absoluta. Cuando el modelo moral tomo presencia en la sociedad, desde este modelo se sintió la necesidad de contrarrestarlo, asumiendo el mismo rol que asumieron los seguidores del modelo moral, pero desde el lado contrario. Por otro lado destacar que desde este modelo se ponían a disposición de la población teléfonos de ayuda y asesoramiento, profesionales muy preparados que se podían consultar en diferentes centros, se realizaban conferencias y charlas, etc. Además, en este marco podemos incluir diferentes asociaciones feministas, colectivos de gays y lesbianas o profesionales (como los de algunas ONG) que, sin pertenecer a ningún colectivo, tomaron actitudes reivindicativas.
Principales ventajas del modelo revolucionario: ü ü Gracias a este modelo se han conseguido grandes avances en el reconocimiento de la diversidad sexual gracias a la defensa de los derechos sexuales de las minorías (gays, lesbianas, transexuales, personas con discapacidad). Desde este modelo se pretendía normalizar la sexualidad más oculta, la sexualidad de los grupos minoritarios.
Su visión de la sexualidad no solo se tiene en cuenta los riesgos, sino que se aboga por una sexualidad actual y plural, basada en el placer y en la libertad.
Principales inconvenientes del modelo revolucionario: û û û Metodología muy doctrinaria, educación muy combativa. Este modelo cae en los mismos errores que el modelo moral, adoptando una posición muy similar a aquella que quería evitar, ya que considera que su forma de ver la sexualidad es la única.
No reconoce el deber que tienen los padres como educadores sexuales.
Gran presión a la actividad sexual en sus diferentes formas. Las personas que acuden a charlas de educación sexual impartidas desde este modelo se ven sometidas a una enorme presión para realizar actividades sexuales.
MODELO BIOGRÁFICO-PROFESIONAL • • • • • Origen. Este modelo trata de recuperar todos los aspectos positivos de los anteriores modelos y contrarrestar sus limitaciones, desde una visión positiva de la sexualidad. Del modelo de riesgos toma su relevancia científica, del modelo moral la importancia de la familia y los valores en la sexualidad y del modelo revolucionario el entendimiento de la sexualidad de una forma amplia.
Así, este modelo se basa en un concepto de “salud” distante de la Medicina y más próximo al bienestar de las personas.
Autoridad. Ni creencias religiosas ni políticas, sino el respeto hacia lo que la persona desea hacer con sus sexualidad. En algunas ocasiones no es suficiente con el criterio personal, entonces se apela a criterios profesionales y de derechos.
Objetivos: enseñar y adquirir conocimientos, trabajar actitudes que tengan que ver con la libertad y la responsabilidad, disponer de habilidades para poder expresarse, etc.
Contenidos: conceptuales, actitudinales y procedimentales.
Metodología. La educación sexual debe llevarse a cabo en la escuela por los profesores y orientadores, que tienen que asumir esa responsabilidad educativa, y en casa por los padres como miembros de la familia.
Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 11 El modelo biográfico-profesional es el modelo de referencia actual. Según este modelo, el educador/a tiene que actuar como MEDIADOR entre la persona y su bienestar personal y social, respetándola plenamente. El papel del mediador no es el de imponer sus creencias, su punto de vista o sus emociones (ya que dejaría de ser un mediador para pasar a ser un doctrinario), sino el de ser respetuoso con las creencias, actitudes, decisiones y opiniones del cliente, contribuyendo con su conocimiento basado en datos científicos y siendo honesto con lo que no sabe. Además, el mediador debe estar capacitado para evaluar diferentes conductas y situaciones y ofrecerá su ayuda y su posición ética al cliente si es necesario. El mediador debe actuar desde el respeto al trabajo de los demás y la tolerancia, no desde la imposición.
En definitiva, este modelo recibe el nombre de biográfico-profesional porque el mediador, el profesional, debe ser respetuoso con la biografía de la persona, con su historia, su vida, sus decisiones, su pasado, su presente y su futuro, y prestarle su ayuda útil, no sus opiniones o juicios.
4. LA EDUCACIÓN SEXUAL EN LA PRÁCTICA EDUCATIVA ORGANIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN SEXUAL: REQUISITOS PREVIOS No debemos olvidar que aunque nuestro sistema educativo actual no facilita la educación sexual, la permite.
A continuación a parecen las pautas a seguir a la hora de realizar ES en centros escolares, antes de empezar a trabajar con los alumnos.
- CENTRO: aceptación explícita. Lo ideal es que haya una aceptación explícita de la educación sexual en el Proyecto Educativo del Centro (PEC), es decir, que incorpore entre sus objetivos la educación sexual de sus alumnos. Si esto no ocurre, la aceptación tiene que venir de parte de la dirección pero, antes de hablar con el/la director/directora, es recomendable que sepamos cuál es su opinión con respecto al tema en situaciones más informales. Si efectivamente la dirección del centro nos da el visto bueno, seguimos adelante. En la mayoría de las ocasiones no suele haber problemas ya que estamos legalmente autorizados. Sin embargo, si nos encontramos con una dirección reacia a estas cuestiones educativas, lo mejor es no continuar. Hay que ser inteligentes a la hora de actuar, lo más importante es evitar conflictos. Por otro lado, es importante plantear también al consejo escolar por qué es importante la ES y por qué es importante que la hagamos nosotros, además de pedir su colaboración.
Posteriormente, antes de hacer nada con el alumnado, se debe informar al AMPA de cuáles son los objetivos de la ES, qué se pretende con ella.
- PROFESORADO. Este apartado se refiere a la/s persona/s que imparten educación sexual. Para llevar a cabo esta tarea son necesarios los siguientes requisitos: • • • • Formación básica. Para hacer ES no hay que ser un gran experto en sexualidad, pero sí hay que tener una formación básica y dominar determinados aspectos relacionados con el tema.
Dispone de recursos: programas, bibliografías, manuales, audiovisuales, etc.
Realiza la evaluación inicial del contexto (centro y comunidad donde está el centro). Del centro debemos valorar qué actitudes tiene el profesorado respecto a lo que vamos a trabajar, preferentemente en ambientes informales, así como los recursos con los que cuenta. En cuanto a la evaluación del entorno es interesante conocer si hay otros centros, colectivos u organizaciones (bibliotecas, ONG como Cruz Roja, colectivos de homosexuales, etc.) que ya estén trabajando la temática, conocer qué se está haciendo en el entorno. Evaluaremos también los grupos con los que vamos a tratar mediante escalas, cuestionarios, entrevistas, etc. Esta información nos permite adaptar los programas de educación sexual a la realidad concreta.
Solicita colaboraciones y hace partícipes a otros/as. Estos otros pueden ser profesores del mismo centro o profesionales ajenos al mismo.
- PADRES/MADRES. Antes de hacer nada con sus hijos y una vez que tengamos claro lo que vamos a hacer hay que reunirse con los padres en una reunión informativa o en varias reuniones de carácter formativo, en función de nuestras disponibilidades. Es imprescindible explicar a los padres nuestro programa y resolver posibles dudas, transmitiendo tranquilidad.
Informaremos a todos los padres y madres de esta reunión/es a través de la forma que se suela hacer en el centro (carta, correo electrónico, mensaje), teniendo en cuenta los horarios habituales de trabajo de los padres y posibles eventos relevantes (como puede ser un partido de fútbol importante) a la hora de fijar la fecha y la hora de la reunión. Normalmente este tipo de reuniones se suelen fijar al final de la tarde (20:00h). En el comunicado debemos insistir en la importancia de que a la reunión asistan ambos padres. Nuestro objetivo es que esta información la reciban la mayor cantidad de padres posible.
En la reunión con los padres les explicaremos la importancia de la educación sexual de los hijos, la importancia de la educación sexual en la escuela, los contenidos que se van a tratar, las horas que se pensamos emplear, los audiovisuales que van a ver, etc.
A pesar de que es inaudible informar a los padres, esto no significa que les tengamos que pedir permiso para que sus hijos reciban educación sexual, ya que esta se considera un derecho y los derechos no se cuestionan, se ejercen.
PROGRAMACIONES: OBJETIVOS, CONTENIDOS, ACTIVIDADES Y RECURSOS EN EDUCACIÓN SEXUAL - Objetivos: • • Generales: de etapa.
Específicos: de Unidad Didáctica.
Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 13 - Contenidos: • • • Conceptuales.
Actitudes, normas y valores.
Procedimientos.
- Metodología • Actividades y recursos.
- Evaluación.
El trabajo con el alumnado: La metodología 1) ¿Qué sabemos sobre el tema? Para empezar, si trabajamos con niños no muy mayores, podemos realizar una pregunta el tipo “¿quién sabe de dónde vienen los niños?”. Crear este clima nos permite cuál es el nivel de los niños en la temática, crear un marco conceptual sobre qué saben los chicos y chicas respecto al tema.
2) ¿Qué queremos saber? Lo ideal es que los niños nos planten qué es lo que quieren conocer. Si esto no ocurre, nosotros les acompañamos: “¿qué queréis saber sobre de dónde vienen los niños?”.
3) ¿Cómo podemos saberlo? Diseñamos una encuesta para hacer a una mamá embarazada, vemos un video acorde a la edad de los niños, etc.
4) Interpretación, reflexión y análisis de la información. Organizamos la información obtenida y la analizamos.
5) ¿Lo hemos conseguido? Evaluación final.
El trabajo con los padres como objetivo colaborador - ¿Por qué? Porque son los máximos responsables de la educación de sus hijos.
- ¿Para qué? Al menos para que acepten la educación sexual y evitar posibles conflictos con ellos. Sin embargo, lo ideal no es solo que acepten la educación sexual sino que colaboren con ella, orientándoles en cómo pueden hacer ES en el hogar. Trabajar con los padres también permite evaluar el entorno en que viven los hijos.
- ¿Quién? Padres, madres, educadores.
- ¿Cómo? Emitiendo una convocatoria por las vías de comunicación que tenga el centro educativo similar al ejemplo que aparece a continuación. Hacer esto no garantiza que vayan a venir, pero después ningún padre/madre podrá decir que no se le avisó.
La semana que viene comenzaremos un programa de educación sexual con su hijo. Debido al interés que tiene el tema nos gustaría tener un contacto directo con ustedes para informales de manera precisa en qué va a consistir dicho programa. Como ustedes son los máximos responsables de la educación de su hijo, les pedimos a ambos que acudan. Un afectuoso saludo.
Si es la primera vez que estamos en el centro y los padres no nos conocen es importante que nos presente el/la directora/a. También es importante que este transmita la idea de que tenemos muchos conocimientos sobre educación sexual, con el objetivo de transmitir credibilidad. Si no es posible que la presentación la realice alguien del centro nos presentaremos nosotros mismos, con humildad pero transmitiendo también credibilidad y seguridad.
Una buena forma de empezar estar reuniones es del siguiente modo: “Vamos a viajar atrás en el tiempo, haciendo el esfuerzo de imaginarnos con 7 años. ¿Qué sabíamos de sexualidad?, ¿qué dudas teníamos?, ¿quién nos respondía?, ¿qué nos gustaría que nos hubiesen explicado?. No me lo digan, háblenlo con la persona que tienen al lado” (técnica del cuchicheo, útil para rebajar la tensión).
Por otra parte, es muy importante apelar a la necesidad de recibir educación sexual y a las preocupaciones típicas de los padres, que dependerán de la edad de sus hijos. También es fundamental explicar a los padres los contenidos de la educación sexual que vamos a tratar con sus hijos, sin olvidar ni ocultar ninguno. Esta reunión es una oportunidad para consensuar con los padres el programa y pedirles colaboración (comprar algún recurso para utilizar en casa, hablar con los hijos para favorecer la comunicación, preguntarles sobre qué han hecho en el programa cuando lleguen a casa). No buscamos nunca ni crear polémicas ni entrar en discusiones con los padres.
Tema 3. La educación afectivo-sexual en contextos educativos 15 ...

Comprar Previsualizar