Tema 30 - Paredes del abdomen (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Medicina - 1º curso
Asignatura Anatomía y Embriología
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 30/10/2014
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Anatomía Humana Paredes del abdomen.
Paredes del Abdomen Clasificación.
El esqueleto a nivel del abdomen está únicamente representado a nivel ventral por los procesos costales de las vértebras lumbares. En cambio los músculos del abdomen son muy importantes y forman la parte principal del tejido de sostén del tronco.
La falta de esqueleto en el abdomen dota de gran movilidad a esta parte del cuerpo pero también la hace más accesible a los traumatismos, por lo que se comprende fácilmente que estos músculos tienen gran desarrollo y su contracción forma un muro duro y elástico que reparte de forma uniforme las presiones que actúan sobre él. Asimismo estos músculos forman la columna de sujeción anterior del tronco en la posición bípeda.
En esta región cobran gran importancia las fascias y las aponeurosis. Ambas estructuras son diferentes aunque tradicionalmente se habían utilizado como términos sinónimos. Las fascias son formaciones fibrosas de envoltura de las estructuras anatómicas que en los músculos actúan como vainas y capas de separación. Las aponeurosis son láminas fibrosas de los propios músculos que se prolongan para fijarse en huesos como si se trataran de tendones o en estructuras vecinas, en el abdomen algunas aponeurosis musculares contribuyen a formar la vaina de los músculos rectos.
Los músculos del abdomen se clasifican atendiendo a su posición en la pared abdominal: GRUPO ANTERIOR Ms. Recto del abdomen Ms. Piramidal del abdomen GRUPO LATERAL Ms. Oblicuo Externo Ms. Oblicuo Interno Ms. Transverso del Abdomen GRUPO POSTERIOR Ms. Cuadrado lumbar Recto del Abdomen.
Son dos músculos colocados a cada lado de la línea media ventral que forman las paredes del abdomen a nivel anterior y medio. Morfológicamente se clasifican como músculos poligástricos por la existencia de varios vientres musculares en número variable (3-4) con intersecciones tendinosas separándolos que se fijan a la lámina anterior de la vaina de los rectos.
Los rectos del abdomen están envueltos por una envoltura fibrosa cerrada de gran trascendencia anatómica y clínica denominada vaina de los rectos. Los dos rectos tienen vainas independientes que se unen en la línea media formando la línea alba.
Es un músculo superficial, claramente visible en individuos delgados y musculados al igual que sus intersecciones tendinosas. Por su cara profunda se relaciona con la arteria epigástrica inferior incluida en el interior de la vaina.
Origen: A nivel del pubis en el espacio entre la sínfisis y la cresta del pubis.
Inserción superior: En la cara ventral de los cartílagos costales 5º-7º.
Inervación: Nervios intercostales 7º-12º y nervio iliohipogástrico.
Acción: Mantiene la posición de las vísceras abdominales, favorece la expulsión del contenido de las vísceras (micción, defecación y vómito), potente flexor del tronco.
-1Fecha última actualización:19/08/2008 Universitat Pompeu Fabra Anatomía Humana Paredes del abdomen.
Piramidal.
Es un músculo rudimentario que se presente en la parte inferior, anterior y media del abdomen como una lámina muscular oblicua que se extiende desde el pubis a la línea alba de la vaina de los rectos.
Oblicuo externo.
Es el mayor de los músculos del abdomen, se extiende sobre gran parte de la pared lateral del tórax, sus fibras se disponen en dirección caudal y ventral por lo que recibe el nombre de oblicuo, se coloca en el plano más superficial de la pared anterolateral del abdomen por encima de oblicuo interno y transverso.
Origen: En la cara lateral de las costillas quinta a duodécima, mediante digitaciones que se entrecruzan con las del serrato anterior y dorsal ancho.
Entre su borde posterior, el borde anterior del músculo dorsal ancho y la cresta ilíaca forma un espacio triangular conocido como triángulo lumbar inferior.
Inserción: Se realiza mediante una amplia lámina aponeurótica denominada aponeurosis del oblicuo externo, que se une a la vaina del recto del abdomen, entrecruzándose en la línea media con la del oblicuo externo contralateral, y caudalmente se fija en la cresta ilíaca y pubis.
El borde inferior se esta aponeurosis forma entre la espina ilíaca anterior superior y la espina del pubis un arco tenso que constituye el ligamento inguinal. En la zona de su inserción en el pubis, forma los límites del anillo inguinal superficial.
Inervación: Nervios intercostales 5º-12º y nervio iliohipogástrico.
Acción: La contracción bilateral determina la flexión ventral del tronco, la contracción unilateral produce la rotación del tronco hacia el lado opuesto. Favorece la espiración forzada. Protege la cavidad abdominal y favorece la micción, defecación y vómito.
Oblicuo Interno.
Ancha lámina muscular colocada por encima del ms. transverso del abdomen y por debajo del oblicuo externo y, en su parte posterior, del dorsal ancho. Sus fibras son oblicuas de abajo hacia arriba y de lateral a medial.
Origen: En toda la extensión de la cresta ilíaca y en el tercio lateral del ligamento inguinal, en las apófisis espinosas de las últimas vértebras lumbares. El borde posterior forma el triángulo lumbar superior junto con el borde lateral del músculo erector de la columna, el borde inferior de la costilla XII y el borde inferior del músculo serrato posterior e inferior.
Inserción: 1.
2.
3.
4.
En el reborde costal desde la 12ª costilla hasta la apófisis xifoides.
En la vaina del recto del abdomen mediante una aponeurosis de inserción.
Las fibras más caudales pueden alcanzar el pubis uniéndose con las del músculo transverso formando el tendón conjunto.
Algunas fibras acompañan el cordón espermático hasta el escroto formando el músculo cremáster.
Inervación: Nervios intercostales 8º-12º y nervios ilioinguinal e iliohipogástrico -2Fecha última actualización:19/08/2008 Universitat Pompeu Fabra Anatomía Humana Paredes del abdomen.
Acción: La contracción bilateral produce la flexión ventral del tronco, la unilateral se usa como palanca para la torsión del tronco hacia el lado del músculo que se contrae. Facilita la expulsión del contenido de las vísceras abdominales.
Transverso del Abdomen.
Es el músculo más profundo de la pared anterolateral del abdomen, sus fibras se disponen desde sus puntos de origen siguiendo una dirección transversal. Por su cara profunda está en contacto con el peritoneo por medio de una fascia de revestimiento conocida como fascia transversalis.
Origen: 1.
2.
3.
En la cara medial de los cartílagos de las seis últimas costillas.
Apófisis costales de las vértebras lumbares por medio de una aponeurosis de origen que se une a la fascia toracolumbar.
Cresta ilíaca en toda su extensión y tercio lateral del ligamento inguinal.
Inserción: 1.
2.
3.
En la línea media mediante una aponeurosis de inserción que se fusiona con la de los restantes músculos del abdomen, característicamente forma una línea de forma semilunar (línea semilunar o de Spiegel) en la interfase entre fibras musculares y aponeuróticas.
Las fibras más caudales se insertan en el pubis formando un tendón denominado hoz inguinal, en las ocasiones en las que se fusiona con fibras del oblicuo interno formar el tendón conjunto.
En el cordón espermático formando el músculo cremáster.
Inervación: Ramas de los últimos cinco nervios intercostales y nervios iliohipogástrico e ilioinguinal.
Acción: Actúa como faja elástica del abdomen. Contribuye al vaciado de las vísceras abdominales.
Cuadrado Lumbar.
En la pared posterior del abdomen se localizan dos músculos, el psoas que aunque es un músculo de la extremidad inferior, por su localización también puede ser considerado músculo profundo del abdomen y el cuadrado lumbar, éste último tiene la siguiente disposición: Origen: Cresta ilíaca y apófisis costales de las vértebras lumbares.
Inserción: 12ª Costilla.
Inervación: Ramas del 12º nervio intercostal.
Acción: La contracción unilateral inclina el tronco o la pelvis hacia el lado correspondiente según tome punto fijo en la cresta ilíaca o en la costilla.
-3Fecha última actualización:19/08/2008 Universitat Pompeu Fabra Anatomía Humana Paredes del abdomen.
Fascias y aponeurosis del abdomen Vaina de los Rectos Las diferentes aponeurosis de inserción de los músculos de la pared lateral del abdomen convergen hacia la línea media en una envoltura fibromuscular del recto anterior del abdomen.
Éste se halla recubierto de una gruesa lámina aponeurótica que recibe la denominación de vaina de los rectos.
Las fibras de la aponeurosis de uno y otro lado confluyen en la línea media del abdomen formando una zona desprovista de músculo, pero de gran consistencia, constituida por fibras de uno y otro lado entrecruzadas, que recibe el nombre de línea alba y que tiene importancia en el abordaje quirúrgico del abdomen y en la aparición de algunas hernias de la línea media.
Por otra parte la disposición de las aponeurosis de los tres músculos de la pared lateral del abdomen respecto al cuerpo del recto del abdomen varía según consideremos los dos tercios superiores del abdomen o el tercio inferior: 1.
2.
En el tercio superior, las aponeurosis del oblicuo externo y un desdoblamiento anterior de la del oblicuo interno pasan anteriormente al vientre del recto del abdomen, mientras que la hoja posterior del oblicuo interno y la aponeurosis del transverso pasan profundamente al recto.
En el tercio inferior, las tres hojas aponeuróticas son anteriores al recto anterior del abdomen. Esto determina la presencia de una zona profunda e inferior desprovista de recubrimiento aponeurótico, delimitada por un arco aponeurótico superior denominado línea arcuata (arco de Douglas) Fascia transversalis.
La parte profunda del músculo transverso del abdomen se halla cubierta por una fina capa aponeurótica que tapiza toda la cara profunda de los músculos del abdomen fijándose caudalmente en el pubis y la cresta pectínea, apoyándose sobre los vasos ilíacos. . La fascia transversalis por su cara profunda se halla tapizada por la serosa que recubre la cavidad abdominal y sus vísceras denominada peritoneo.
Esta capa presenta varios engrosamientos en su tercio inferior que contribuyen a formar parte de las paredes del conducto inguinal: • • • Hoz inguinal (ligamento de Henle): fibras arqueadas procedentes de la aponeurosis del músculo transverso que se prolonga medialmente hasta el pubis y hacia abajo hasta el ligamento pectíneo.
Ligamento interfoveolar (ligamento de Hesselbach): Fibras de refuerzo de la fascia transversalis en la parte lateral, que rodean el anillo inguinal profundo.
Tracto iliopúbico (cintilla de Thompson): Fibras paralelas al ligamento inguinal situadas en la parte profunda de éste.
En la zona del conducto inguinal, la fascia transversalis se introduce en su interior formando parte de las envolturas del cordón espermático.
-4Fecha última actualización:19/08/2008 Universitat Pompeu Fabra ...

Tags: