Derecho Eclesiástico del Estado. Tema 1. (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Valladolid
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Eclesiástico del Estado
Año del apunte 2014
Páginas 6
Fecha de subida 17/01/2015
Descargas 9
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 1: Formación histórica del derecho eclesiástico del Estado.Fenómeno religioso, libertad religiosa y relaciones Estadoconfesionales religiosas.- Derecho de la libertad de conciencia.
1- Formación histórica del concepto.
No siempre ha habido coincidencia entre la denominación de esta asignatura y su contenido porque originariamente se denominaba Derecho canónico pero surge este nuevo nombre cuando se ve necesario que el Estado entre a regular ciertos aspectos del fenómeno religioso.
Por ejemplo: el matrimonio no es solamente un rito sino que también tiene efectos civiles, por lo tanto surge un momento en el que el Estado tiene que regular ciertos aspectos del ámbito religioso.
En la elaboración de este concepto se pueden apreciar tres etapas distintas dependiendo de cuál sea el objeto de estudio de esta asignatura: - - En un primer momento hay una división de competencias entre la Iglesia y el Estado.
En este primer momento la Iglesia y el Estado se ocupan de distribuirse cada uno de ellos las materias cuya regulación les compete y también van a establecer los criterios para resolver el posible conflicto que puedan surgir entre ambos poderes a la hora de regular estas materias. Por ejemplo: en el matrimonio que es una institución religiosa y civil, ocurre que lo quieren regular la Iglesia y el Estado y cada uno de ellos va a establecer requisitos independientes (de acuerdo al Derecho civil solo se pueden casar con mayor de edad y eso no lo admite la religión). Si se casa con 14 años no tendrá competencia civil Relación entre los ordenamientos de la Iglesia y del Estado. En este momento el Derecho eclesiástico e ocupa de establecer la relación entre el ordenamiento de la Iglesia y el del Estado y para ello se van a seguir dos orientaciones doctrinales:  Concepción positivista: según la cual se va a negar el carácter jurídico de las normas religiosas  Teoría de la pluralidad de ordenamientos de Santi Romano. Según esta teoría hay ordenamientos originarios y ordenamientos derivados de manera que los ordenamientos confesionales serian ordenamientos derivados del ordenamiento del Estado que sería el Derecho original, es decir, según esta teoría hay varias teorías, uno es el derecho originario (el del Estado) y otros son derivados (confesionales).
En ambos momentos, la relación entre la Iglesia y el Estado se caracteriza por estar institucionalizada, es decir, que los auténticos protagonistas de la relación y los destinatarios de las normas van a ser ambos poderes, la Iglesia y el Estado, desconociendo a los individuos, bien ciudadanos del Estado o miembros de una confesión.
- En el tercer momento rige una concepción personalista del Derecho eclesiástico del Estado, de manera que en este momento, esta asignatura tiene por objeto el estudio de esas normas destinadas a favorecer y garantizar el ejercicio del Derecho fundamental individual de libertad religiosa de los ciudadanos que además son 1 miembros de una determinada confesión religiosa. Por eso para garantizar el ejercicio de este Derecho fundamental, el Estado en algunas ocasiones se ve obligado a establecer relaciones de cooperación con las distintas confesiones religiosas a las que pertenece sus ciudadanos. Por ejemplo: el que está en prisión tiene restrictiva la libertad pero tiene otros Derechos fundamentales como es el derecho religioso.
2- Fenómeno religioso, libertad religiosa y relaciones Estado-confesiones religiosas Posibles modelos de relaciones Estado-confesionales religiosas:  Modelo de identidad: En este modelo se da una concepción monista de Universo, es decir, no se distingue entre cuerpo y alma, entre lo espiritual y lo temporal ni entre comunidad política y comunidad religiosa porque la pertenencia a una de estas comunidades implica necesariamente la pertenencia a la otra (por nacer en determinado territorio tienes una determinada religión).
Por lo tanto en este modelo el Estado y la confesión se identifican y ambos se valoran positivamente porque consideran que cada uno de ellos contribuye a la consecución de los objetivos del otro.
No obstante, dentro de este modelo podemos apreciar dos submodelos dependiendo de cuál sea el polo dominante de la relación de manera que uno de ellos se subordina al otro: - Teocracia: en esta el polo dominante es la Iglesia, es propio de los Estados islámicos Cesaropapismo: el polo dominante es el Estado En ambos modelos, se produce una identidad entre ambos ordenamientos ya que en la teocracia los ciudadanos están obligados a acatar las normas religiosas y en el cesaropapismo en los miembros de las distintas confesiones les vinculan todas las normas del Estado (a la mujer musulmana infiel se la lapida ya que está cometiendo un delito religioso y civil). Se confunde lo civil con lo religioso.
En este modelo de identidad, al confundirse lo religioso y lo político, se produce graves consecuencias para el ejercicio de la libertad de conciencia porque las normas religiosas que obligan a los miembros de una confesión, obligan también desde el punto de vista del Estado y lo mismo sucede a la inversa, hay normas estatales que están vinculadas a determinados actos de carácter religioso.
 Modelo de exclusividad También se caracteriza por una concepción monista del universo, pero a diferencia del modelo de identidad, en este caso la iglesia y el estado se valoran negativamente cada uno al otro para la consecución de sus objetivos.
Dentro de este modelo hay dos submodelos: a- Estado perseguidor: estado laicista (no es lo mismo que estado laico) Laicista es un estado perseguidor 2 b- Iglesia que excomulga al estado En ambos submodelos no existe libertad de conciencia, porque el estado no solo persigue la práctica de determinadas creencias religiosas por ser contrarias a las creencias oficiales, sino que castiga y persigue cualquier creencia religiosa de sus ciudadanos, por entender que las creencias religiosas obstaculizan la consecución de sus propios objetivos como estado.
Por lo tanto la libertad de conciencia consiste precisamente en liberar al hombre de toda creencia religiosa por entender que estas le impiden el pleno raciocinio y le enajenan de su propia personalidad.
Esto se corresponde con las teorías Marxistas. Estados comunistas, Europa del este antes de la caída del muro de Berlín.
 Modelo de utilidad Dos realidades autónomas en su zona, iglesia y estado, con una zona en común. (dos círculos con zona en común, Z.A.I. y Z.A.E con una subordinación en la zona que coinciden ambos) Hay una zona de materias mixtas que en función quien tenga preferencia dará lugar a dos submodelos.
Concepción dualista del universo, cada uno tiene su zona de autonomía que regula y hay unas zonas en común, como por ejemplo el matrimonio, institución en la que tienen interés ambos, estado e iglesia.
Cada uno de los dos, iglesia y estado, tiene plena autonomía para regular sus propias materias, pero hay determinadas materias denominadas materias mixtas, cuya regulación tiene interés para ambos ordenamientos, iglesia y estado, de manera que para evitar posibles conflicto en esta zona mixta, se va a producir una subordinación de un poder al otro.
En la zona mixta y sólo en la zona mixta se produce una subordinación, y dependiendo de quien domine en esa zona, sea el polo o poder dominante en esta zona mixta, se pueden apreciar dos submodelos: - Iglesia de estado – El estado es el poder dominante Estado confesional – La iglesia es el poder dominante Inglaterra es un modelo de iglesia de estado, mientras que la España franquista era un modelo de estado confesional.
Estos dos submodelos están informados por el principio de confesionalidad, pero esta confesionalidad admite dos submodalidades: a) Confesionalidad doctrinal – El estado como tal estado cree y confiesa que determinadas creencias religiosas son las únicas y verdaderas, de manera que corresponde al estado su propagación y defensa. Por ejemplo el estado fuerza a todos los ciudadanos a ser católicos.
3 En cualquier caso la confesionalidad doctrinal es una confesionalidad excluyente e intolerante, que no admite el ejercicio, ni en público ni en privado, de otra confesión que no sea la oficial.
b) Confesionalidad histórico – sociológica (esta admite tres variantes) – En esta confesionalidad el estado no cree ni confiesa determinadas creencia religiosas, simplemente el estado se encuentra legitimado para privilegiar determinadas creencias religiosas respecto de otras, no por razones doctrinales, sino por razones históricas, porque contribuyen a la formación de la conciencia nacional; o por razones sociológicas, porque se trata de las creencias que profesan la mayoría de sus ciudadanos. El estado no fuerza a nadie a ser de una religión, pero si privilegia a unas confesiones sobre otras.
Nuestro estado es un estado laico con reminiscencias de confesionalidad histórico sociológica.
A su vez, como esta confesionalidad histórico-sociológica corresponde a un modelo de transición hacia un modelo de estado laico, admite tres variantes: I.
Intolerante y perseguir la práctica de creencias religiosas que no sean la oficial. La diferencia con la confesionalidad doctrinal es que no te obliga a ser católico, puedes elegir no ser de ninguna religión.
II. Meramente tolerante con otras creencias religiosas pero permitir solo su ejercicio en privado.
III. Compatibilidad entre la libertad de conciencia y el trato privilegiado que se otorga a determinadas confesiones religiosas.
Desde el punto de vista de la relación entre iglesia y estado en los modelos de utilidad en general, podemos decir que en la zona mixta donde se produce la subordinación, en el caso del estado confesional, las normas estatales o civiles, van a estar informadas por los principios de la religión oficial. Por ejemplo: matrimonio, causa de disolución canónica por no consumación, pero no causa civil, pero bajo esta creencia, la sentencia canónica de anulación tiene efectos civiles.
Por otro lado en el caso del modelo de iglesia de estado el ordenamiento confesional se convierte en un ordenamiento derivado del ordenamiento del estado, y el poder estatal interviene en la organización de los asuntos internos de la iglesia oficial. Por ejemplo: en Inglaterra la reina madre nombra a los obispos.
 Modelo de neutralidad El estado laico es aquel que no emite ningún juicio de valor ni positivo ni negativo sobre las creencias religiosas de sus ciudadanos, para garantizar y la no discriminación de los ciudadanos por razón de sus creencias religiosas.
Es decir, se trata de un estado neutral.
4 Sin embargo el estado laico o neutral si hace una valoración positiva del derecho fundamental de libertad religiosa de sus ciudadanos, en virtud del cual los ciudadanos tienen derecho a creer o no creer, a tener unas u otras creencias religiosas.
El agnóstico y el ateo ejercen su derecho de libertad religiosa, porque el estado neutro o laico permite elegir o no creer. Nadie le puede imponer el seguimiento de una religión.
EL hecho de que el estado neutral no emita ningún juicio de valor, únicamente supone que el estado es imparcial frente a las creencias religiosas de sus ciudadanos, es decir, que no otorga un trato de favor a los creyentes respecto a los no creyentes, pero esta imparcialidad no significa indiferencia, porque constitucionalmente existe un derecho fundamental (art 16.1 constitución) que es el de libertad religiosa.
De manera que el estado está obligado a garantizar el pleno ejercicio de los derechos fundamentales, también el de libertad religiosa. Y por eso el estado se compromete a remover los obstáculos que impiden el pleno ejercicio de este derecho fundamental, por ejemplo a través de la asistencia religiosa en los centros públicos. Estos derechos sólo serán para aquellas confesiones con las cuales el estado tiene acuerdos: judíos, musulmanes, cristianos y evangélicos.
Por otro lado junto a la neutralidad que caracteriza a un modelo de estado laico, hay otra nota que lo define, que es la separación entre la iglesia y el estado. De esta separación se derivan una serie de consecuencias o necesidades o actuaciones: a. No es posible que el estado intervenga en los asuntos internos de la iglesia.
b. En ningún caso el estado puede adoptar decisiones políticas por razones religiosas.
c. No se pueden atribuir efectos civiles a los actos o negocios jurídicos nacidos al amparo de las normas confesionales, salvo que se trate de actos realizados en el ejercicio del derecho fundamental de libertad religiosa de los ciudadanos.
Por ejemplo: el matrimonio. Pero sólo tendrá efectos civiles cuando haya coincidencia en ambos ordenamientos.
- -  Conclusiones En los tres primeros modelos: identidad, utilidad y exclusividad, las relaciones entre la iglesia y el estado se encuentran profundamente institucionalizadas. Es decir, se rigen por el principio institucionalizada, lo cual significa que lo protagonistas de esta relación y los destinatarios directos de la normas en estos modelos van a ser la iglesia y el estado, desconociendo cuales son los derechos que tienen los ciudadanos del estado y los fieles de la respectiva confesión.
En cambio, en el modelo de neutralidad la relación se encuentra personalizada, es decir, se rige por el principio personalista, lo cual significa que los verdaderos protagonistas de esta relación y los destinatarios directos de las normas van a ser los ciudadanos, titulares del derecho fundamental de libertad religiosa.
5 - - - De manera que sólo indirectamente y para garantizar el pleno ejercicio de este derecho fundamental individual, la iglesia y el estado establecen relaciones de cooperación.
También el instrumentos jurídico por el que se rigen las relaciones entre la iglesia y el estado es diferente en el modelo de neutralidad y en el resto de modelos, de manera que el concordato es el elemento jurídico por el que se regulan las relaciones jurídicas entre la iglesia y el estado en los modelos de identidad, utilidad y exclusividad, y tiene por objeto a distribución de competencias entre ambos poderes y la resolución de conflictos entre ellos.
En cambio el instrumento jurídico que regula las relacione entre la iglesia y el estado en el modelo neutral o laico, es el acuerdo, que es la norma jurídica bilateral en la cual la iglesia y el estado establecen las condiciones que mejor garantizan el pleno ejercicio del derecho de libertad religiosa de los ciudadanos.
Derecho de la libertad de conciencia: <Derecho eclesiástico del estado>  tiene como objeto el derecho de la libertad de conciencia El conjunto de normas jurídicas de naturaleza estatal, sean de origen unilateral o bilateral, que tienen por objeto la protección y la promoción de los derechos de igualdad y libertad ideológica y religiosa, o lo que es lo mismo, de la libertad de conciencia.
Actualmente el derecho eclesiástico del estado tiene por objeto el estudio de la libertad de conciencia, de manera que actualmente la denominación de la asignatura no se corresponde con s contenido porque actualmente lo que NO es el derecho eclesiástico, son la normas que regulan la relación entre la iglesia y el estado, por eso esta asignatura en algunos planes de estudio se denomina derecho de la libertad de conciencia.
Actualmente podemos definir el derecho de la libertad de conciencia como: El conjunto de normas jurídicas de naturaleza estatal, sean de origen unilateral o bilateral, que tienen por objeto la protección y la promoción de los derechos de igualdad y libertad ideológica y religiosa, o lo que es lo mismo, de la libertad de conciencia.
6 ...