Tema 8 - Incapacitación, asistencia y prodigalidad. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Civil I
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 6
Subido por

Vista previa del texto

Lección VIII. Incapacitación, asistencia y prodigalidad.
La incapacitación: concepto, requisitos, proceso y efectos.
A. Concepto de incapacitación. La incapacitación es un estado civil que restringe la capacidad de obrar al sujeto, total o parcialmente. La incapacitación requiere una Sentencia judicial constitutiva para que exista (art. 199 CC), y la persona incapacitada requiere un tutor (en caso de ser incapacitación total) o curador (en caso de ser una incapacitación parcial). No es lo mismo incapacitación que discapacidad e incapacidad. La incapacitación es un estado civil, la discapacidad un estado físico o psíquico de la persona y la incapacidad una falta de capacidad para comprender y autogobernarse. La incapacitación es, en definitiva, un estado civil que brinda el ordenamiento jurídico para ajustar la capacidad de obrar de una persona a su capacidad natural y por lo tanto es de protección jurídica, se hace en interés del incapaz.
! B. Requisitos para la incapacitación. El artículo 200 del Código Civil tan sólo establece dos requisitos para que una persona pueda ser incapacitada; sin embargo el proceso civil que se sigue establece suficientes garantías para la protección del presunto incapaz. Las causas de incapacitación, de acuerdo con el art. 200 CC, son que la persona presuntamente incapaz sufra una deficiencia de carácter físico o psíquico que le impida gobernarse a sí misma, y que ésta sea de forma persistente. Se reitera que la incapacitación siempre es consecuencia de una Sentencia firme (art. 199 CC).
! C. Proceso. El procedimiento de incapacitación está regulado por la vigente Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, en los arts. 756 a 762. En primer lugar, nos dice el art. 756 de la LEC que se ventila en el Juzgado de primera instancia; y están legitimados para promover la incapacitación (arts. 757.1 y 757.2 LEC) el presunto incapaz, su cónyuge o aquél que se encuentre en una situación de hecho asimilable, sus ascendentes o descendientes, así como sus hermanos; en defecto de los cuales, podrá promover la incapacitación el Ministerio Fiscal (art. 757.2 LEC), que podrá ser informado por cualquier persona que conociera de las posibles causas de incapacitación de un sujeto (art. 757.3 LEC), estando obligados a hacerlo los funcionarios que por causa de su cargo conocieran de la posible incapacidad de una persona.
Para incapacitar a los menores de edad se da una excepción (véase infra “Incapacitación del menor de edad”).
! El proceso de incapacitación cuenta con una serie de garantías, entre las que se encuentra la presencia del Ministerio Fiscal en el proceso, y cuando éste es la parte demandante se designa un defensor judicial al presunto incapaz (art. 758 LEC). En caso de que promueva la declaración de incapacitación el propio incapaz el Ministerio Fiscal actuará como parte demandada.
! ! A diferencia de los demás procedimientos civiles en los que las pruebas las aportan según consideren los litigantes, en este caso la Ley de Enjuiciamiento Civil exige que se den determinadas pruebas y audiencias preceptivas (art. 759 LEC); el Juez deberá oír a los parientes más próximos del presunto incapaz, examinar a éste por sí mismo y pedir un informe médico facultativo ad hoc para el caso para verificar que se dan los requisitos.
Además, la LEC habilita al Juez para tomar medidas cautelares (art. 762 LEC).
D. Efectos. El procedimiento puede terminar en una incapacitación o en concluir que no concurren las causas. La sentencia de incapacitación tiene tres características, que la separan y la alejan de otras sentencias recaídas en otros procedimientos civiles. Estas características son que es una sentencia constitutiva, es decir, que la sentencia crea el estado de incapacitado; no es declarativa. La segunda característica es que no es definitiva, a diferencia de la mayoría de sentencias civiles, no produce efectos de cosa juzgada, por lo tanto, es revisable cuando sea oportuno, para eliminarla o agravarla (art. 761 LEC). En tercer lugar, no es una sentencia uniforme, varía y se adecua a las circunstancias concretas de cada caso particular. Los efectos de la sentencia se deben valorar en función del grado de capacidad natural o de discernimiento. Será la Sentencia la que determine la extensión y límites de la capacidad de obrar del incapaz (art. 760 LEC). Al incapacitado se le asignará un representante legal (tutor, si la incapacitación es total) o un asistente (curador, si la incapacitación es parcial).
! Incapacitación del menor de edad.
El artículo 201 del Código Civil permite que se incapacite a menores de edad si se dan las mismas circunstancias previstas en el artículo 200 y si se prevé que la falta de autogobierno del menor vaya a persistir. La diferencia en el procedimiento es que sólo están legitimados para promover la incapacitación los que ejerzan la patria potestad o tutela del menor (art. 757.4 LEC); y los efectos que producirá la Sentencia serán la prolongación de la patria potestad a pesar de alcanzar los 18 años el menor; que no alcanzará la plena capacidad de obrar y se verá limitada su capacidad a lo establecido por el Juez en la Sentencia.
! Instituciones de protección de la persona: la asistencia.
A. Concepto. La asistencia es una institución de protección de la persona que existe en el Derecho Civil catalán desde 2010, y se otorga a las personas que, sin concurrir causas de incapacitación, ven mermada sus aptitudes físicas o psíquicas y consideran necesaria la ayuda de un asistente. La persona que solicite asistencia no debe tener falta de autogobierno, pues en dicho caso procede una incapacitación y no la asistencia. El asistente debe velar por el bienestar del asistido, y otorgarle el complemento de capacidad en los actos que lo requieran, sin el cual éstos serán anulables (art. 226-3 CCCat).
! B. Requisitos. Debe ser solicitada por la propia persona que vaya a ser asistida ante la autoridad judicial (art. 226-1 CCCat), y ésta debe ver una falta de aptitud física o psíquica que le dificulte actuar, pero en ningún caso puede ser incapacitante esta disminución de capacidades (art. 226-1.1 CCCat).
! C. Efectos. La persona asistida debe contar con el asistente para su complemento de capacidad en los actos jurídicos patrimoniales o personales que lo requieran, y el asistente debe velar por su bienestar e interés. La asistencia no es oponible a terceros en tanto no esté inscrita en el Registro Civil (art. 226-7.1 CCCat). La asistencia se extingue, de acuerdo con el art. 226-5 CCCat, con el fallecimiento de la persona asistida, la incapacitación de esta, o la extinción de las causas que la llevaron a tener ese estado civil.
! La prodigalidad: concepto, petición, procedimiento y efectos.
A. Concepto de prodigalidad. La prodigalidad es un estado civil que procede cuando un sujeto con obligaciones respecto a terceros tiene una conducta despilfarradora de su patrimonio que le impide cumplir con sus deberes de alimentos. La única mención del Código Civil vigente a la prodigalidad la encontramos en el art. 297, que dispone que los actos del pródigo anteriores a la demanda no podrán ser atacados por dicha causa. Para que proceda presentar una demanda para declarar pródigo a alguien, tres requisitos indispensables son necesarios: ! a) Que el sujeto tenga una conducta despilfarradora de su patrimonio, b) Que la conducta sea habitual y reiterada.
! c) Que el sujeto tenga un deber de alimentos respecto a terceros.
No es requisito para declarar a una persona pródiga que padezca enfermedades físicas o psíquicas que le impidan su autogobierno, la naturaleza de la institución de la prodigalidad no es en interés del despilfarrador, a diferencia de la incapacitación, sino en interés de los terceros que perciben los alimentos de éste.
B. Legitimación para solicitar la prodigalidad. La Ley de Enjuiciamiento Civil dispone en su art.
757.5 que para solicitar la declaración de prodigalidad podrán hacerlo el cónyuge, ascendientes o descendientes que perciban alimentos y los representantes legales de estos. Además, si no lo hacen los representantes legales, deberá hacerlo el Ministerio Fiscal.
! C. Efectos de la declaración de prodigalidad. Los efectos que produce la declaración de prodigalidad no incluyen la incapacitación. La declaración de prodigalidad no afecta al ámbito personal, sino tan sólo al ámbito patrimonial. El pródigo está sujeto a curatela, el curador deberá supervisar los actos que determine la sentencia. Los actos realizados sin la supervisión del curador serán anulables (art. 293 del Código Civil) por el propio curador o la persona curatelada cuando salga de la curatela. La Sentencia que declara al pródigo como tal es constitutiva, no es declarativa. No produce, por lo tanto, efectos retroactivos (art. 297 CC).
 ...