T1. La empresa y sus objetivos (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Rey Juan Carlos (URJC)
Grado Publicidad y Relaciones Públicas - 2º curso
Asignatura Organización y Administración de empresas
Año del apunte 2014
Páginas 10
Fecha de subida 30/11/2014
Descargas 2
Subido por

Descripción

1. Conceptos de empresa
2. El objetivo empresarial: beneficio vs. creación de valor
3. Agentes que participan en la fijación de objetivos: shareholders y stakeholders

Vista previa del texto

Tema 1. La empresa y sus objetivos 1. Conceptos de empresa El concepto de empresa se verá desde 4 enfoques: A. Empresa como unidad básica de producción Dentro de este enfoque se engloban cuatro teorías: a) Teoría económica tradicional, teoría neoclásica o teoría de la firma.
Es el punto de vista más antiguo del concepto de empresa, del siglo XIX y principios del XX. Desde este enfoque tradicional, la empresa es un agente económico que utiliza factores productivos para obtener productos (bienes y servicios). Este concepto se estudia dentro del área de la microeconomía1, centrándose más en el mercado2 que en la empresa. Esto hace que se considere la empresa como una caja negra, cuyo funcionamiento y organización no son importantes; lo único relevante es el coste de producción.
Esta teoría distingue tres tipos de mercado: monopolio (un solo oferente determinante en los precios), oligopolio (unas pocas empresas determinantes en los precios) y competencia perfecta (producto homogéneo, precioaceptancia, información perfecta, libertad de entrada y salida, racionalidad ilimitada de los factores).
b) Teoría de los costes de transacción (Coase, 1937).
Coase cuestiona la teoría anterior, pues asume que el mercado no funciona de forma perfecta y analiza la empresa como un mecanismo alternativo a éste. La empresa existe porque es más eficiente que el mercado a la hora de asignar los recursos, debido a la existencia de los costes de transacción.
Para Coase, acudir al mercado conlleva unos costes3 de transacción: costes ex ante (generados antes de la adquisición) y costes ex post (generados tras la adquisición).
 En los ex ante tenemos: los costes de información (el coste de recabar información sobre las distintas opciones que hay en el mercado, siendo ), los costes de negociación (lo que cuesta negociar las condiciones de la compraventa, de hacer un contrato...; fruto de la información asimétrica de la competencia imperfecta) y los costes de garantía (derivados de intentar protegernos para que se cumplan las condiciones de los contratos).
1 Microeconomía: estudia los agentes básicos de la economía (economías domésticas o unidades básicas de consumo, y empresas o unidades básicas de producción). Macroeconomía: estudia las macromagnitudes, el funcionamiento global de la economía.
2 Mercado: lugar donde interactúan unidades básicas de consumo y producción según la ley de la oferta y la demanda).
3 Costes: Pueden ser explícitos cuando es dinero, o implícitos cuando es de oportunidad  En los ex post pueden ser costes por posibles juicios derivados de la falta de calidad del producto, costes por retrasos...
Esta teoría, en definitiva, afirma que cuantas más transacciones haya que hacer para elaborar un producto, y cuanto más privilegiada sea la información requerida para ello, más posibilidad hay de que la empresa sea más eficiente que el mercado.
Dentro de la propia empresa, los costes de transacción se tendrán en cuenta a la hora de externalizar (comprar piezas, etc) o internalizar (fabricarlo); cuando los costes de transacción superen a los costes de producción, se internalizará la producción, y viceversa.
c) Teoría de la agencia (Jensen, 1976).
Según esta teoría la empresa es un nexo de contratos entre los distintos grupos heterogéneos que forman la empresa (trabajadores, directivos, accionistas, clientes, proveedores...); observa la parte contractual de la empresa, viendo a ésta como un mero ente legal que contrata con distintos participantes. A esa relación entre la empresa y los distintos grupos se le llama la "relación de agencia": donde se establece que una parte (el principal) obliga a otra (el agente) a realizar determinadas funciones a cambio de una remuneración. Quien establece esta relación, por tanto, es el principal, la agencia.
Al establecerse estos contratos se generan unos costes de agencia derivados de la negociación de contratos, recabación de información, de control sobre los agentes...
El problema es que cada grupo va a tener sus propios objetivos, objetivos que pueden entrar en contradicción entre ellos. Para solucionar este conflicto de objetivos se tendrá que establecer un "regateo" entre los grupos para conseguir un objetivo común d) Enfoque estratégico (vigente actualmente).
Este enfoque intenta aunar las visiones micro y macroeconómicas y la de la economía de la empresa. Parte de analizar la empresa, las estructuras de propiedad de la empresa, los grupos de poder que actúan en ella, la organización interna de ésta... y sobre todo las estrategias y políticas que llevará a cabo para conseguir sus objetivos, siempre intentando lograr una ventaja competitiva.
B. Empresa como organización (Simon, 1957).
Este enfoque parte de considerar a la empresa como un tipo de organización.
Una organización es un conjunto de personas que cuentan con unos materiales e instalaciones y que tienen un objetivo común. La empresa encaja en esta definición como un tipo de organización particular, que se diferencia con el resto de organizaciones por tener ánimo de lucro, con el fin económico de obtener bienes y servicios. Le da menos importancia al aspecto económico de la empresa, centrándose en el aspecto social, humano.
Dentro de la empresa como organización también es importante estudiar la estructura organizativa de la empresa. En esta estructura se establecerá una jerarquía, debido al principio de autoridad, y una diferenciación de las tareas que provocan las áreas funcionales.
C. Empresa como sistema. (Bertalanffy).
La teoría general de sistemas parte de la definición de sistema: "conjunto de dos o más elementos interrelacionados entre sí".
Empresa Entradas o inputs: Materias primas, trabajadores, energía, capital, información...
Feedback o retroalimentación Salidas o outputs: Bienes y servicios, información, externalidades (postiivas y negativas)...
Función de control El sistema empresa tiene una serie de características: Es un sistema abierto, es decir, tiene relación con el entorno.
Es finalista (tiene un fin u objetivo).
Es cibernético: el sistema es autorregulado. La función de control compara los outputs reales con los previstos, para ver si hay desviaciones. Éstas se pasan en forma de feedback para que se analicen las desviaciones, sus motivos, y propone unas medidas para corregirlas.
 Es un sistema artificial, creado por el hombre.
 Es un sistema jerárquico.
   D. Empresa desde el punto de vista de la macroeconomía A nivel macroeconómico hay dos cuestiones a estudiar:  El flujo circular de la renta refleja la intervención permanente de las empresas (unidad básica de producción) y las familias (unidad básica de consumo) en dos mercados: el de bienes y el de factores productivos, intervención que provoca un flujo ininterrumpido real y monetario.
 El valor añadido es la diferencia entre el valor monetario de los bienes y servicios obtenidos y el valor monetario de los inputs adquiridos.
2. El objetivo empresarial. Beneficio vs. creación de valor A. El objetivo neoclásico En la empresa neoclásica el único y principal objetivo era el máximo beneficio. Teniendo en cuenta que el beneficio total es igual al ingreso total menos el coste total, para maximizar el beneficio habrá que igualar ingreso marginal con coste marginal (por una derivada).
En la actualidad el objetivo del máximo beneficio sigue vigente pero se cuestiona y ya no es para nada igual de importante. Esto se debe a que se han analizado las limitaciones de este objetivo beneficio:    La relatividad del beneficio: la contabilidad no es una ciencia exacta, tiene unos márgenes de variaciones y unas diferencias entre unos métodos contables u otros. Que el beneficio no sea algo que se pueda calcular a la perfección hace que no se tenga tan en cuenta.
Es un valor absoluto, que no pone en relación ningún dato. Si queremos maximizar beneficio (cifra absoluta, no en relación a nada) o rentabilidad (una relación entre lo ganado y lo invertido, % de beneficio/capital invertido).
Hay que distinguir entre beneficio contable (beneficio de un periodo pasado) y beneficio económico (expectativas futuras de beneficio).
B. El objetivo empresarial en la teoría de la organización Ya vimos que la teoría de la organización contempla los diferentes grupos que forman la empresa. Cada uno de estos grupos va a tener sus propios objetivos (los trabajadores unos, los accionistas otros, los clientes otros...), que normalmente no estarán de acuerdo unos con otros, generando un conflicto de objetivos.
La empresa en sí tiene unos objetivos globales surgidos de una negociación entre los distintos grupos que participan; lógicamente los grupos con más influencia y poder dentro de la empresa conseguirán satisfacer sus objetivos en mayor medida. Sin embargo, a la hora de elaborar los objetivos globales, se establece una limitación para todos los grupos por igual: conseguir la supervivencia de la empresa; ningún grupo puede anteponer la consecución de sus objetivos a esta supervivencia.
En esta teoría, a diferencia de la del enfoque neoclásico, hay múltiples objetivos. Éstos van a ser dinámicos, cambiarán según evolucione la negociación (siempre limitada por esa supervivencia).
C. La dirección y los objetivos i. El gobierno de la empresa La forma jurídica más habitual de empresa son las Sociedades Anónimas, por ello vamos a estudiar el gobierno de este tipo concreto de organizaciones. En una SA los propietarios de la empresa son los socios o accionistas, que unidos forman la Junta General de Accionistas. Ellos no se ocupan del control de la Sociedad, por ello eligen a los Administradores, quienes representan a la Sociedad; cuando son más de dos forman el Consejo de Administración.
La función básica del Consejo de Administración es la supervisión general de la compañía, y tendrá tres responsabilidades: la responsabilidad estratégica (establecer las líneas de actuación de la empresa a largo plazo), la responsabilidad de comunicación (ser una vía de comunicación entre la empresa y los accionistas) y la responsabilidad de vigilancia (a los directivos, los pueden nombrar, cesar, proponer sus retribuciones...).
Los Consejeros pueden ser internos o externos. Los internos son directivos de la empresa, también se denominan Consejeros Ejecutivos o Consejeros Delegados.
Dentro de los consejeros internos se elige al Director General. Los consejeros externos no forman parte de la dirección, simplemente representan a los accionistas, y a su vez pueden ser dominicales (representan a los accionistas mayoritarios) o independientes (representan a los accionistas mirnoritarios / capital flotante).
La ley da unas Recomendaciones del buen gobierno sobre el Consejo de Administración que, como su nombre indica, las empresas pueden no seguirlas.
1. La composición del consejo: la mayoría de los consejeros deben ser externos, y de ellos al menos 1/3 deben ser independientes. Se aconseja así para que los directivos no concentren todo el poder, que puedan ser supervisados con libertad.
2. El tamaño del consejo debe ser de 5 a 15 consejeros, con igualdad entre hombres y mujeres.
3. El presidente del consejo no debe ser el director general de la empresa, sino un consejero externo. En España muchas veces se incumple este apartado.
4. Dentro del Consejo se aconseja que se creen cuatro comisiones: la de Auditoría (se encarga de auditar la empresa, comprobar la veracidad de los documentos contables de la empresa), la de nombramientos (de nombrar y cesar cargos), la de retribuciones (fija la retribución de los consejeros) y la comisión delegada (formada por los consejeros delegados, los directivos de la empresa).
5. El funcionamiento del consejo: aquí se especifica la periodicidad de las reuniones (1 vez al año se evalúa el funcionamiento), cómo debe funcionar...
Junta general de accionistas Administradores o Consejo de Administración Consejeros delegados (Director General) Empresa ii. Mecanismos de control directivo Existen una serie de mecanismos para intentar que los objetivos de los directivos sean acordes con los objetivos de los accionistas, para que ambos organismos luchen por el mismo objetivo.
  Mecanismos Internos a. Supervisión directa: Los directivos entre sí se vigilan de forma directa, pero además los Consejeros externos se dedican a vigilar a los directivos, especialmente a través de las comisiones de auditoría y de nombramientos. También se pueden contratar auditorías externas para estos fines.
b. Incentivos: Es el mecanismo de control más eficaz. Consiste en dividir la retribución de los directivos entre la parte fija y la parte variable, siendo esta parte el programa de incentivos que tanto funciona en las cúpulas directivas. Los incentivos pueden ser bonus (cantidad de dinero que se cobra si cumplen un objetivo prefijado), opciones sobre acciones (tienen como objetivo secundario fidelizar a los directivos,pues tienen que cumplir un plazo para que puedan ser suyas), cesión directa de acciones o los planes de acciones fantasmas ("te doy el año que viene lo equivalente a 2.000 acciones en dinero si consigues que su cotización suba").
Mecanismos externos: Son aquellos que están fuera del ámbito de la empresa, y son mecanismos "automáticos" de los propios mercados.
a. Mercado de empresas: A los directivos les interesa gestionar bien su empresa para evitar que sea absorbida o comprada por otra (cuanto peor es una empresa más barata de comprar), pues en esas operaciones suelen desaparecer muchos puestos de trabajo, entre ellos los de la alta dirección.
b. Mercado de capitales: Es similar; si una empresa está mal gestionada sus acciones bajarán y será fácil que se realice una OPA y la adquiera otra empresa, lo que genera el mismo resultado que el caso anterior.
c. Mercado de directivos: El directivo que lleva bien su empresa tiene más posibilidades de conservar su empleo, o incluso de ser contratado en un puesto mayor cotizado en otra empresa (aunque en los altos cargos los contratos están muy blindados y rara vez se producen despidos).
d. Mercado de bienes y servicios: Los directivos tendrán que ser más eficientes en mercados de competencia perfecta reduciendo costes, aumentando ingresos... Mientras que en los monopolios y en los oligopolios, como su poder de actuación es mayor (mayor discreccionalidad), no tienen que ser tan eficientes y su gestión no tiene por qué ser tan buena.
D. Máximo valor. Creación de valor El objetivo empresarial que actualmente prevalece es el de la creación de valor, ya que este objetivo satisface tanto a los accionistas (que buscaban maximizar el valor de sus acciones) como a los directivos.
El valor de mercado de las acciones depende, como cualquier bien y servicio, de la oferta y la demanda, y una vez entra en bolsa se denomina valor de cotización. La ventaja de este tipo de acciones es que podemos saber constantemente su valor.
Además de que aumente el valor de las acciones, los accionistas quieren obtener una rentabilidad de ellas (dividendos anuales). El valor de estos dividendos, que lo fija el Consejo de Administración a final de año, tendrá que estar por encima de la rentabilidad mínima de las acciones, es decir, lo mínimo que están dispuestos a recibir los accionistas por ellas. El valor de esta rentabilidad mínima dependerá de cuánto ganarían en otra inversión por ese dinero, del riesgo que asumen al tener esas acciones...
Por otro lado, recordemos que los directivos tenían ciertos objetivos económicos. Pero también tienen otros no económicos como el poder o el prestigio.
La creación de valor es el objetivo final hoy en día porque aúna estos dos objetivos. La creación de valor se mide con un indicador llamado la curva de valor, una relación entre el valor de mercado de los fondos propios y el valor contable de los fondos propios. (VMFP/VCFP).
1. El Valor de Mercado de los Fondos Propios se calcula en función del beneficio futuro esperado de la empresa. Se puede calcular de dos formas, pero la más sencilla es equipararlo a la capitalización bursátil (el valor en conjunto de las acciones de la empresa).
2. El Valor Contable de los Fondos Propios4, formado por el Capital Social (nºacciones x Valor Nominal), la Prima de Emisión de Acciones (la diferencia que hay en una ampliación de capital entre el Valor de Emisión de las nuevas y el Valor Nominal de las originales, que va a una cuenta especial de la empresa; sólo cuando se venden acciones sobre la par), las Reservas (beneficios no distribuidos por la empresa, la autofinanciación, que puede ser legalmente obligada, estaturia o voluntaria) y los Beneficios del Ejercicio Los resultados del cociente de la Creación de Valor indicarán una situación diferente en función de su resultado. Si es mayor que 1, el VMFP es mayor que el VCFP; si es 1 son iguales; y si es menor que 1, el VMFP será menor que VCFP. La empresa crea valor en el primer caso.
CV = VMFP/VCFP CV = CapBur / (CS+PrE+Reser+Benef) CV = CapBur / Fondos propios o Patrimonio Neto CV = CapBur / (Activo - Deudas) 4 Activo: conjunto de bienes y derechos de la empresa. También se llama estrucutra económica o aplicación de fondos.
Pasivo: conjunto de obligaciones, deudas y fondos propios propiedad de la empresa. Se divide en fondos propios y deudas o exigible. Los fondos propios en las S.A. es el Capital Social (nº de acciones x Valor Nominal, lo que valían las acciones al crearse) 3. Agentes que participan en la fijación de objetivos: stakeholders y shareholders Los shareholders son los accionistas o socios Los stakeholders son los grupos de interés de la misma.
de la empresa.
La teoría de los stakeholders (Freeman, 1984) define los grupos de interés como "un grupo de individuos que pueden afectar o verse afectados en el logro de los objetivos empresariales". Hay dos formas de clasificarlos:   Por un lado, la división entre internos y externos a. Stakeholders internos: formado por los directivos, los trabajadores y los accionistas.
b. Stakeholders externos: formado por los clientes, los proveedores, los competidores, el estado, la sociedad en general y otros organismos de interés (sindicatos, organizaciones de consumidores).
Por otro lado, la clasificación entre primarios y secundarios a. Stakeholders primarios: son primarios cuando mantienen relaciones contractuales formales con la empresa. Todos los internos, además de los clientes y los proveedores.
b. Stakeholders secundarios: los que no mantienen relaciones contractuales.
...