SECCIÓN 2 (parte 2) (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 2º curso
Asignatura genero y historia
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 17/11/2014
Descargas 17
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 8. Historias de libertad femenina: las beguinas - Las beguinas eran una asociación de mujeres cristianas, contemplativas y activas, que dedicaban su vida a la ayuda a los desamparados, enfermos, mujeres, niños y ancianos, y también a labores intelectuales. Organizaban la ayuda a los pobres y a los enfermos en los hospitales, o a los leprosos. Trabajaban para mantenerse y eran libres de dejar la asociación en cualquier momento para casarse.
- El gran talento de las beguinas fue hacer la vida que querían sin molestar a nadie, ya que no representaban para la política un enemigo llamado como tal.
- Pero en teología sí que encontraron un digno adversario. Desprecian la forma de vida de las beguinas.
- Las beguinas son en realidad no una ideología ni una forma política determinada (aunque lo puedan llegar a ser) sino sobre todo una manera de vivir. Se especializan en la contemplación de su interior, de su espíritu.
- Intentan conocerse a sí mismas: ‘’ ¿quién soy, y qué quiero?’’ = consigna: hacer lo que quiero, coincidiendo con quien soy.
- Forma de vida formada para mujeres, pero sin excluir. No incluir sin excluir. Hay beguinos, una minoría de hombres, que quieren vivir como ellas.
- Motivos: en general en la Edad Media se cree que la mujer es más mística que el hombre, que pueden tener experiencias espirituales más fácilmente y más intensas que el hombre, capaces de una exploración espiritual mayor. Algo tiene que ver con ello el cuerpo de la mujer (alberga otro cuerpo dentro, los seres humanos)  esto facilita llegar/conectar a una alteridad máxima y superior, que la cultura medieval cristiana llama Dios.
- Los hombres se asocian así a las mujeres para conectar mejor con esa espiritualidad máxima. Para que les ayuden.
- No obstante, en su mayoría, es una forma de vida de mujeres para mujeres. Aunque hubiera beguinos la mediación es femenina.
- Las beguinas forman parte del movimiento medieval del libre espíritu. Libres, en su caso, en primer lugar, de la jerarquía eclesiástica, porque impide la exploración personal, directamente, de Dios.
- La Iglesia se propone como la mediadora entre los seres humanos y Dios, pero las beguinas dicen que ésta no es necesaria para llegar a Dios, con una concepción espiritual libre = por tanto creen que no hay herejías.
- Van a las iglesias como todo el mundo pero la exploración es sin la mediación eclesiástica. Pero la exploración espiritual personal es muy dura, y puede llegar a destruir a la persona, por lo que necesitan de una compañera, otra beguina.
- En esta mediación se sitúan ‘’más allá de la ley, no en contra’’. Por lo que consiguieron ser perseguidas muy poco.
- Quieren relacionarse directamente con Dios porque creen que cada criatura es divina, ya que la crea Dios, y que por lo tanto todo ser humano alberga algo de divino en su ser.
- Ellas creían que participaban de Dios, por lo que Santo Tomás las llamó ‘’Deificatio’’, que se convirtió en un pecado muy grave y en herejía.
- Son libres de la jerarquía eclesiástica y del patriarcado. Quieren vivir libres del patriarcado, y de su sustancia o fundamento principal, el contrato sexual. Por ello, no entran en eso, no se casan, se salen de ahí.
- Solteras, viven solas o entre mujeres, en las ‘’casas de beguinas’’ que está documentado que eran un máximo de diez. Son casas a pie de calle, no muy grandes, para atender a todo el que necesite de su ayuda. Viven entre la gente, ya que es un movimiento popular y sobre todo urbano (aunque también hubo en el campo).
- Se entiende que sea urbano en un siglo XII, en pleno apogeo de las ciudades por lo que podemos documentar bien a las beguinas.
- Adquieren una importancia grande porque hay más mujeres en la sociedad europea. Emily Coleman descubrió que en las sociedades medievales, en siglo XI, había demográficamente más varones, de manera artificial, que mujeres.
 producto de los infanticidios que se producían, diferenciados por sexos. Por lo que hay pocas niñas, y muy demandadas porque se tienen que casar.
- Pero las poblaciones, está demostrado, se regulan solas.
- En el siglo XII este infanticidio artificial para regular la población decrece.
- Está documentado que estos siglos hay un 50% de casados y un 50% que no  hombres que eligen y crean otro modelo de vida, fuera del matrimonio y del patriarcado.
- Las beguinas están documentadas desde finales del siglo XI, nacidas en el centro y norte de Europa, a diferencia de las cátaras que se encontraban en el Mediterráneo.
- Éstas son mucho más ‘’peligrosas’’ que las beguinas porque viven en sociedades y culturas mediterráneas, más desarrolladas tradicionalmente a nivel cultural y social (imperio romano) que el norte y el centro del continente.
- Es un movimiento interclasista = campesinas, aristócratas, y muchísimas industriales…:  Las vemos mucho en el textil, sin saber porque ha sido un núcleo de muchas ‘’herejes’’ en la época medieval.
 Muchas en la medicina (como las brujas).
 Muchas en la enseñanza de niñas en las ciudades y en el campo. Se daba en la misma casa de beguinas, llamada Amiga, documentada en castellano ya en el siglo XVI (ex: Luis de Góngora). Se llaman así porque enseñan con amor y no con fuerza. ‘’Amiga’’  ‘’amare’’  ‘’amicus’’.
 También las encontramos en el miniado (miniaturas de los manuscritos) y copiado de manuscritos, que en la época se hace por encargo.
 ‘’Acabadoras de la vida’’ para los que querían la compañía de una beguina en sus momentos finales.
Documentado en algunos testamentos. Para morir hay que querer = ellas saben manejar ese proceso.
 Las encontramos en l práctica de enterrar los condenados a muerte porque una vez condenados pertenecían al rey y no se podían enterrar. Se dejaban al intemperie dejándolos expuestos a los buitres.
Ellas, con permiso real, los enterraban porque formaban parte de la sociedad y, a veces, tenían vínculos familiares (como en la tragedia de Antígona).
 También pordioseras, pero ellas trabajaban para vivir, no pedían limosna. Pero ésta era una experiencia importante para llegar a la alteridad, porque suponía ponerte en manos de otro y haber que pasaba.
- Noción del trabajo propia: trabajar para vivir = trabajar lo justo para vivir, para tener tiempo para su espiritualidad. No trabajar para ganar y lucrarse. Anticapitalistas, chocan con los movimientos burgueses que están surgiendo en las ciudades.
- Inspiradoras, por ello, aunque con contenidos distintos, del movimiento de pobreza voluntaria (no a causa de su exclusión social) que se dará en la Europa del siglo XIII.
- Éste es un movimiento contra la economía de mercado. Santa Clara i San Francisco de Asís son claros ejemplos, pero son mucho más rigurosos con la pobreza (en sus creadas órdenes mendicantes) que las beguinas.
- Hay beguinas que llevan su inspiración espiritual hasta formas extremas, que hoy nos cuesta entender: como las llamadas Muradas, reclusas o emparedadas.
- Son mujeres corrientes como las beguinas (de hecho también son beguinas), normalmente mayores (esperanza de vida 40 años, las mujeres que se casan) y que no se suelen casar (por lo tanto viven más).
- Pasan por una crisis personal, a veces provocada por un viaje a Tierra Santa (las beguinas viajan mucho entre casas de beguinas.
- Deciden murarse en una muralla o en una puerta de una ciudad, vestidas de negro (porque dejan atrás una vida), y viven de la piedad de la gente.
- Ahí se escribieron algunos de los tratados místicos medievales más importantes (ex: Juliana de Norwich, en sus Showings). Normalmente solas.
- Se muran en lugares mediadores, que contactan (murallas contactan el campo con la ciudad, la puerta también…). Porque la mediación es el fundamento de la política: así proponen una propuesta política: su cuerpo está amurallado, es inviolable, pero dejan una ventana abierta porque a la vez su cuerpo está abierto a la gente. Por lo tanto, hacen política sexual.
- La gente va a visitar y a pedir orientación espiritual y ayuda. Abandonaron y, por tanto, no abandonaron el Mundo.
- Pero murarse, en el siglo XII, no es raro, porque es normal murar a las mujeres adulteras en una celda de dimensiones similares a las Muradas. Pero a diferencia de las adulteras, las ventanas de las casas de las cuales dan al interior de la casa, las ventanas de las Muradas dan al exterior para dar y recibir.
- (El marido de la adultera está obligado a alimentarla y a no dejarla morir aunque ella lo pida).
- Las beguinas aportaron mucho a la lengua. Impulsaron la lengua materna en la escritura. A partir del siglo VII en Europa sabemos que las madres hablan a sus hijos en la lengua que se habla más, no en latín.
- Las beguinas aportaron el llevar las lenguas maternas a la escritura teológica, porque el latín ya era una lengua muerta y no se podía conectar así con Dios. Con sus lenguas maternas experimentan su espiritualidad amorosa.
- Un poco problemáticas ya, tienen problemas en el siglo XV porque nos acercamos a la modernidad, al régimen del uno, y ellas eran demasiado independientes y libres. Pero no hubo cruzada contra ellas.
- No desaparecen, pero la Revolución Francesa las prohíbe, aunque reviven en el siglo XIX y perviven más o menos hasta la actualidad.
TEMA 9. Un espacio liminar: la vida monástica - Liminar: que no se sitúa en el centro de nada sino en márgenes (latín limen-liminis =margen), en su sentido literal no despectivo no de inferioridad. Hoy es más despectivo.
- No me quiero situar en el centro del patriarcado, de la cultura cristiana, sino en lugares que es posible hacer una vida distinta.
- La vida monástica se puede estudiar desde muchos puntos de vista históricos: la han practicado durante toda su vida muchos hombres y mujeres. Siglo IV hasta hoy, sobretodo el XX, hoy menos presencia.
- El monacato ha sido en general una institución rica con reformas hacia la pobreza. Por tanto se puede estudiar desde el punto de vista económica i social i también cultural. Monasterios han sido repositorios de la cultura: obres de arte, libros, patrocinado y creado, arquitectura esencial, escrito obras importantísimas de la filosofía, literatura, teología… Cultura occidental.
- Acerquémonos desde la política sexual, desde el género y el sexo. La historiografía que ha tocado la vida monástica desde la política sexual es muy escasa y es sobretodo femenina.
- Las historiadoras de los propios monasterios, las monjas, más significativa la de ellas. Por lo general, consideran que su vida es una vida de libertad, es una opción libre. Hrotsvitha de Gandersheim en el siglo X fue la primera autora de teatro que no vivió exactamente en una institución de monjas sino de canonesas. Mujer germánica. Serie de obras de teatro. También escribió una historia de su propia institución de canonesas.
- Arquitectónicamente monasterios muy parecidos, pero las canonesas no hacen voto de pobreza (vida monástica más común = 3 votos: castidad, pobreza, obediencia).
- Las instituciones de canonesas, muchas en la Europa Medieval, no hacen el voto de pobreza. Están en edificis claustrales, que parecen monasterios. Son mujeres aristocráticas que administran sus propios bienes, muy ricas.
- La historiografía masculina a veces las llama monjas como las demás, pero es escueta porque a los hombres les interesa lo suyo.
- Estos sitios son vistos como sitios de libertad. Pero después de la revolución Francesa, anticlerical, la Ilustración fue muy hostil a los monasterios. Y las generaciones que se han formado en herencia de la ilustración (marxismo) han visto el monasterio como un lugar de clausura y opresión. El catolicismo es misógino, y su jerarquía católica, pero el cristianismo a veces no.
- Hay una distancia entre la jerarquía católica y lo que hace la gente cristiana, el mensaje de Cristo. Este es un tópico que está en toda la historia del cristianismo. Hay fieles que son fieles a la iglesia y otros no. La disidencia cristiana no es siempre heterodoxa: por no pensar como el papa no son considerados como herejes.
- Por eso, la historia social acercó la jerarquía eclesiástica a lo que pensaban en los monasterios, y en muchos casos se equivocó.
- Nos interesa la vocación, que ha sido sustituida por la profesión. La vocación interesa poco desde la ilustración, racionalista. ‘’vocación’’ significa llamada, estoy llamado a ser pintor.
- Hoy en día somos más libres de elegir, se ha recuperado: haz lo que quieras.
- La historiografía era muy hostil a la vida monástica. Por ello no se estudiaba. Pero se empezó a ver algunos aspectos interesantes.
Texto: “Teniendo siempre nuestra experiencia como lente por la que mirar, veíamos caer uno a uno los estereotipos de la “eterna” opresión y pasividad femeninas: ciertas agrupaciones femeninas –los monasterios–, nos iban mostrando su naturaleza, no ya de obligadas clausuras, sino de lugares inventados por mujeres deseosas de vivir juntas la experiencia de la búsqueda de la Verdad.” (Marirì Martinengo y otras, Libere di esistere. Costruzione femminile di civiltà nel Medioevo europeo, Turín, SEI, 1996, 2; trad. Libres para ser.
Mujeres creadoras de cultura en la Europa medieval, trad. de Carolina Ballester Meseguer, Madrid, Narcea, 2000, 15).
 Cambio historiográfico muy grande. Se pensaba que eran obligadas a clausurarse la mayoría de las veces.
Descubrimos que muchas veces era por devoción, que querían vivir juntas para buscar la verda no solo de lo divino sino su verdad personal.
- El feminismo descubre que puede haber libertad en la vida monástica  se empieza a estudiar desde los espacios públicos y privados.
- La antinomia público-privado ha sido algo que ha provocado la miseria de la historia de las mujeres.
- La antinomia del pensamiento es un producto del racionalismo masculino clásico y europeo. Lo que hizo el feminismo de la diferencia en la última mitad del XX es limpiar la lente un poco: dar cuenta que la vida no está ni mucho menos entera en lo público. Momento de gran ensanchamiento de la mirada: cabe en esta nueva mirada algo de libertad en el monacato, las monjas ya no son unas viejas aburridas oprimidas a los hombres.
- Pensar que en la Europa Medieval no es ni la mitad la gente que se casa (estadísticas que conocemos): hay mucha gente que no entra en el matrimonio y al no entrar ahí busca una nueva vida y entra en el monacato, no entra en el patriarcado.
- Si no te casas no entras en el contrato sexual creado por el patriarcado, no entras en la institución básica del patriarcado en el dominio del hombre.
- Tópico de la historiografía: marginación de las mujeres (o prostitución), patrimonio o monacato. Historia de las mujeres.
- Se ha descubierto que hay un trabajo simbólico del monacato para apartarse del patriarcado, que se apartan de la sociedad mayoritaria creadora. Gente suficiente que dice NO a la familia patriarcal, no a la paternidad y maternidad, y no necesariamente por falta de recursos económicos. En general en los monasterios se entraba con una dote.
- El monasterio es un espacio público porque es una institución pública pero además es un espacio privado.
¿Porque? Porque quienes entran ahí, las monjes/as, tendrán ahí su casa para el resto de su vida, la casa, lo más privado que hay.
- Elección más corriente en la juventud, pero también ingreso en la vejez, sobre todo entre mujeres aristocráticas que hubieran querido elegir otra vida en vez del matrimonio y la maternidad pero tenían que seguir el linaje.
- Por tanto, se disuelve la antinomia público-privado.
- En realidad, el monacato, aunque haya sobre esto discusión, fue inventado por una mujer en un contexto muy interesante de política sexual que no ha sido olvidado en el mundo religioso desde el siglo IV.
- A finales del siglo IV, Macrina la Joven, en la provincia romana del Ponto, en un lugar que se llamaba Annesis (Turquía), junto al rio Iris, fundó el primer monasterio.
- Mujer muy culta, perteneciente a una familia de orden senatorial, la clase más alta del imperio romano. Rica.
Filósofa.
- Al morir su prometido, ella se marchó a una casa que tenía en Annesis, junto con su madre y algunos servidores, y fundaron una casa que terminó siendo el primer monasterio.
- Al tiempo, vino a la casa su hermano, San Basilio, y la historiografía le atribuye a él la fundación del monasterio.
- Ella se inventa la clave del monacato al menos femenino: su idea de la Consacratio Dei. Es lo que ella que inventa y que tiene que ver con la política sexual y que el feminismo recupera al darse cuenta que es opuesto al patriarcado.
- Tiene sentido de ‘’consagrar tu cuerpo a Dios’’. Se ha visto como que consagrando tu cuerpo a Dios no lo consagras a un hombre. Se elude el contrato sexual, no se va en contra.
- De aquí sale la idea monástica de ‘’castidad’’, que proviene de esta definición primera del monacato. La castidad es un valor romano, y en Roma es un valor femenino. En las necrópolis romanas hay un epitafio para las mujeres que dice CASTA FUIT LANAM FECIT.
- El monaquismo convirtió la castidad en un valor también masculino. La invención del cristianismo es que es un valor femenino y masculino. El cristianismo innova e interviene en la política sexual.
- ‘’No practicarás la heterosexualidad’’, propia de la familia con interés creador.
- En los monasterios va, por tanto, quien no tiene vocación de madre o de padre. Algo esencial en la vida y en la política sexual.
- Al lado del consagrar tu vida a Dios están también la ascesis y la oración. La ascesis es vivir con poco, el menos es más. Vivir con poco, como en las beguinas, para tener tiempo para lo demás. Trabajar poco, pero luego sí. La oración la consideran en el cristianismo de todos los siglos una clave de la vida del espíritu. Es llegar a expresar la experiencia espiritual.
- Dedicarte a la vida de Dios, consagrarte, a la vida del espíritu, y decirlo (oración). Por eso se han escrito tantos tratados místicos y espirituales.
- Todo esto asociándolo con la idea cristiana de ‘’Dios-creador’’. Una idea de Dios muy distinta a la del politeísmo romano. El monacato es exclusivo del cristianismo católico.
- La idea cristiana de que Dios crea al hombre a su imagen. El vínculo creador entre el ser humano y Dios, característico de la cultura cristiana. Una sociedad que valora mucho la creación frente a la sociedad clásica que valora el pensamiento.
- Se practica la castidad, se rechaza el contrato sexual. Se separan del contrato sexual y se crea un sistema de parentesco alternativo, una familia alternativa, un sistema de parentesco alternativo que se llama ‘’espiritual’’ que usa las mismas palabras que la familia patriarcal: hijos, hermanos, padres, madre, hermanas… - Pero con relaciones distintas. En los monasterios se practica el amor por encima del poder, y en la familia el poder frente al amor. Vínculos espirituales frente a vínculos de sangre: la vida elegida sin poder.
- En el sistema de parentesco monástico entra un factor, difícil de entender: la obediencia.
- La obediencia es al abad/abadesa. Es una obediencia que se ha de entender, según S. Weil, como una de las necesidades eternas del alma (las del cuerpo son amor, comida, dormir…).
- Simone Weil entiende obediencia al ser, a quien yo soy, pero que no se todavía quién soy ni hasta qué punto.
No obediencia al papa, al abad, sino a uno mismo, que se puede hacer en estos sitios.
- Al principio la castidad es parte de la vida ascética, porque conviven hombres y mujeres. Pero con el tiempo viven por separado.
- Estos monasterios nobles fueron desapareciendo en Europa por el problema de la castidad.
Poema de una monja a otra. Siglo XII. Monasterio de Tegernsee (Baviera): “Porque no ha nacido nadie en el mundo tan bella y llena de gracia, o que tan castamente y con tanta intimidad me ame.” (En María-Milagros Rivera Garretas, ed., Las relaciones en la historia de la Europa medieval, Valencia, Tirant lo Blanch, 2006).
...