T1: Crecimiento y cambio estructural (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Entorno Economico Español
Año del apunte 2017
Páginas 6
Fecha de subida 12/06/2017
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Entorno Económico Español Marc Serra Codina PRINCIPALES RASGOS DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO ESPAÑOL:  La evolución de la renta per cápita no sigue una trayectoria sostenida a lo largo del tiempo sino que experimenta oscilaciones cíclicas de amplitud variable.
 El crecimiento de la economía española entre 1961-2014, (tomando como indicador el PIB per cápita) supera holgadamente la media de los países comunitarios.
 España antes de pertenecer a la UE ha participado con intensidad de los acontecimientos económicos fundamentales vividos por los países occidentales europeos con los que no ha dejado de acrecentar sus relaciones. Pueden distinguirse 5 etapas bien diferenciadas: o El rápido aumento en el PIB per cápita y de convergencia con la media de Europa (comprende el decenio de 1960 y la primera parte del 1970) son los años del crecimiento industrial acelerado con una importante apertura al comercio exterior y a la inversión extranjera.
o La segunda etapa (1975-1984), de crisis económica y de divergencia con Europa en cuanto a la evolución de la renta per cápita.
o La tercera etapa cubre el ciclo decenal completo que se afirma desde 1985, coincidiendo con la incorporación de España a la UE, y muestra un perfil evolutivo del PIB per cápita aún más semejante al de los países comunitarios. Los efectos del crítico proceso de unificación de Alemania acentúan la fase recesiva de este ciclo.
o La cuarta etapa tiene un singular expansión, que comprende desde mediano el decenio de 1990 hasta 2007, y se caracteriza por la combinación de un apreciable ritmo de crecimiento de la renta per cápita con una notable estabilidad macroeconómica, en gran medida resultado del eficaz ajuste realizado para asegurar el buen funcionamiento de la moneda única europea.
o La quinta etapa, iniciada en 2008 y es de profunda recesión, consecuencia de los desequilibrios creados en la etapa anterior, especialmente durante sus años finales, así como de la honda crisis financiera internacional que estalla en 2007.
Entorno Económico Español Marc Serra Codina  Otro rasgo distintivo del crecimiento económico español, consiste en la mayor profundidad de las tres crisis que se han producido durante el periodo estudiado. Los efectos sobre la economía española del encarecimiento del crudo de petróleo que tuvo lugar durante la segunda mitad del decenio de 1970 fueron más intensos que en otros países, y se vieron amplificados por importantes subidas en los salarios, en el marco del proceso de transición política hacia la democracia. El lento crecimiento económico de este periodo supone, un retroceso en el proceso de convergencia de España con la renta per cápita media comunitaria, que hasta entonces había sido muy rápido, y que solo se reactiva a partir de 1985. La segunda crisis de las aludidas tuvo su centro en el año 1993 y fue de breve duración e intensidad, mientras que la tercera es la iniciada en 2008, de alcance y duración mucho mayor que la anterior, y en la que de nuevo España ha iniciado una recuperación económica que se consolidará en 2015.
 Un último rasgo es que las fluctuaciones que se producen en cada una de las cinco grandes etapas consideradas poseen un carácter más marcado que en España. Puede considerarse normal si el término de comparación escogido es una zona geográfica de mucha mayor dimensión.
DETERMINANTES DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO ESPAÑOL:  EL PAPEL DEL CRECIMIENTO A LARGO PLAZO: Un aumento de la renta per cápita puede conseguirse, bien porque se agrande el porcentaje de la población que realiza actividades productivas, o bien porque aumente el rendimiento del trabajo medio o la productividad del trabajo. Esto significa, que el crecimiento pueda lograrse indistintamente por cualquiera de estas dos vías, ya que existen límites para aumento de la producción de población empleada, derivados de factores demográficos, sociales y culturales.
Además, dicho aumento requiere la ampliación de la capacidad de producción que, a su vez, depende de la eficiencia con la que se producen Entorno Económico Español Marc Serra Codina los bienes y servicios, base de competitividad de una nación en el mercado internacional. La productividad del trabajo aparece, así como la pieza clave del crecimiento económico. Solo un crecimiento basado en ella permite el incremento del salario real y de la renta familiar. La distinción del periodo posterior a 1985 permite observar que todos los países comunitarios contemplados cambian su pauta de crecimiento a lo largo de la década de 1990, aumentando sensiblemente su capacidad de generación de empleo.
 PRODUCTIVIDAD, CAPITAL Y PROGRESO TECNOLÓGICO: Dada la importancia que para el crecimiento económico reviste el aumento de la productividad, ha de prestarse atención ahora al estudio de sus determinantes.
La teoría convencional del crecimiento explica el aumento en la productividad del trabajo partiendo de una función agregada de producción, a través de dos factores: la mayor capitalización de las explotaciones y la mejora en la eficiencia que consigue cada combinación de trabajo y capital aplicada al proceso productivo.+ cuyo principal determinante a largo plazo es el avance tecnológico. No obstante, debe tenerse en cuenta que, a corto plazo, otros factores pueden disminuir esta eficiencia, como el cambio de la estructura productiva hacia actividades con un menor rendimiento. Por otra parte, conviene también aclarar que se entiende por capital humano: la combinación de salud y conocimientos que posee cada trabajador, que se refleja en su rendimiento laboral y en su nivel relativo de salario. En definitiva, lo expuesto puede expresarse diciendo que el trabajo aumenta su productividad porque dispone de mayores medios de capital físico y humano o porque el rendimiento global del proceso productivo se incrementa para una combinación de capital y trabajo dada.
El ascenso de capital humano, sostenido y más pronunciado desde 1975 hasta el año 2000, compensó en alguna medida el menor avance del capital Entorno Económico Español Marc Serra Codina físico, pero no pudo evitar que la aportación de ambos tipos de capital al incremento de la productividad se hiciera gradualmente menor.
Como en toda economía madura, en la española el crecimiento de la productividad del trabajo se ha ralentizado con el tiempo, al recibir menos impulso del capital físico y también del humano, en las dos últimas décadas.
Como era también de esperar, la desaceleración de la PTF ha contribuido en una medida notable, a esta evolución decreciente, ralentizándose conforme España se acercaba en renta per cápita a otras economías.
Pero lo que resulta anómalo, y singulariza a España en el marco de las grandes economías europeas, es el prácticamente nulo aumento de la PTF desde el inicio del decenio de 1990, que apuntaba a un estancamiento de los niveles de eficiencia del trabajo y del capital aplicados a la producción en los últimos 20 años, algo que debe atribuirse a la creación de empresas de baja eficiencia en los años de expansión.
En cualquier economía, el aumento de la PTF descansa en la incorporación de nuevas ideas, procedimientos y métodos a los procesos productivos y a los productos, que se hace factible a través de quipos de investigación y de una cualificación creciente de los trabajadores. En las primeras etapas de desarrollo de un país existe una gran capacidad para obtenerlos de otros países, a través de la importación de bienes de quipo que los incorporan o mediante la compra a otros países de licencias, patentes, marcas, así como de asesoramiento técnico. O, más simplemente, mediante la imitación de tecnologías suficientemente difundidas, que son absorbidas e implementadas a través de equipos humanos bien formados. De ahí que el capital humano ejerza un papel indirecto en el progreso técnico, favoreciendo la captación, absorción, y difusión de nuevas tecnologías. La localización del territorio nacional de empresas extranjeras desempeña, asimismo, un importante papel en todo este proceso.
Entorno Económico Español Marc Serra Codina Pero cuando se alcanza un elevado grado de desarrollo, la capacidad de adquirir y asimilar tecnologías de otros países hace más difícil y costosa, siendo fundamental un esfuerzo propio de creación de nuevas ideas y el logro de una elevada cualificación de los trabajadores, con el fin de facilitar su absorción, difusión y transformación de nuevos bienes y procesos productivos. En consonancia con este proceso, España ha hecho un esfuerzo muy apreciable a lo largo del tiempo por ampliar el número de sus investigadores En definitiva, todo parece apuntar a un predominio en España de investigaciones marginales y de escasos resultados, reflejo de una falta de ambición y adecuada organización en el esfuerzo tecnológico español, en términos comparados. Se diría que España no ha transitado bien desde la fase de imitación de las tecnologías foráneas ala de creación de las propias.
OBERTURA EXTERIOR E INTEGRACIÓN ECONÓMICA Y MONETARIA: Merece una atención especial el importante papel desempeñado por la apertura al comercio exterior entre los factores impulsores de la demanda. Abrir la economía al exterior en momentos de expansión europea permitía paliar con mayores exportaciones el aumento de importaciones que provocaba la liberalización comercial.
Pero a la expansión de la demanda externa se unió, en tales periodos, un fuerte aumento de la demanda interna, tanto de la formación bruta de capital de las empresas, necesitadas de una mejora en sus técnicas productivas y en la calidad de sus productos, para adaptarse a un marco de mayor competencia, como del consumo nacional, que encontró un estímulo en el mayor poder adquisitivo de la población, al abaratarse los productos cuya protección disminuía, y en posibilidad de adquirir una mayor variedad de bienes de importación.
La participación de España en el proceso de integración monetaria europea exigió y supuso una drástica reducción de la mayor parte de sus desequilibrios macroeconómicos, mientras que la crisis actual ha tendido a intensificarlos. Solo el Entorno Económico Español Marc Serra Codina déficit del comercio exterior se ha comportado de manera opuesta, relevando su carácter anticíclico, pues el crecimiento de la demanda nacional se traduce en un aumento más proporcional de las importaciones. Así, este déficit se acentuó mucho durante la etapa expansiva anterior a la crisis y se ha reducido durante los años de recesión, para volver a repuntar con la recuperación económica, incluso anticipando ligeramente esta, ya durante 2014.
...

Tags:
Comprar Previsualizar