Práctica 3 Geografia e Historia Grupo B1 (2016)

Pràctica Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 1º curso
Asignatura Geografia i Història
Año del apunte 2016
Páginas 4
Fecha de subida 12/04/2016 (Actualizado: 12/04/2016)
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

aenriquezalvaro PRÁCTICA 3: Un ejercicio de antroponimia: las cartas de población Geografía e Historia 2015/2016 Un ejercicio de antroponimia: las cartas de población A partir de las cartas de población de las localidades de Cardona (carta datada en el año 986) y de Vilafamés (datada en el año 1241), se observa una variación antroponímica clara.
Tanto Cardona, situado al norte de Barcelona (actualmente en la comarca del Bages), como Vilafamés, actualmente en el norte de la Comunidad Valenciana, se encontraban, justo en el momento en que se les otorgó la Carta Puebla, en la Marca.
La Marca separaba el mundo cristiano del mundo musulmán y, en el contexto de la Reconquista, se llevó a cabo programas de repoblación de los territorios recuperados por parte de los cristianos. Al conquistar un territorio del enemigo, inmediatamente se otorgaba una carta de población a esa localidad. Esta carta reconocía los derechos y las libertades de los habitantes del municipio, además de fijar condiciones jurídicas y las relaciones entre los pobladores, para atraer población a la nueva localidad.
En el caso de Cardona, encontramos un castillo estratégicamente situado en la frontera entre los dos mundos. Además, posee un diapiro salino1 que se explotó activamente hasta el siglo XX. El Comte Borrell II de Barcelona entregó la carta de población a esta localidad en el año 986, con el fin de repoblar este territorio, proteger el castillo y la Marca y, además, explotar el yacimiento de sal. Para conseguir la repuebla, permitió a los habitantes de esa localidad trabajar una vez a la semana el yacimiento de sal a su conveniencia.
En el caso de Vilafamés, observamos, casi tres siglos más tarde, un territorio peligroso de vivir, a causa de la gran proximidad con el otro mundo, que, al igual que el cristiano, realizaba expediciones de partidas armadas contra el adversario. Este territorio, concedido como municipio por Guillem Ramon de Viella en nombre de Jaume I, se habitó con funciones defensivas y de explotación del terreno. Un requerimiento que se les hizo a la población fue el de servir a su señor un mes al año en sus expediciones contra el mundo musulmán. A cambio, se les ofreció la exención de algunos de los impuestos típicos de la época, conocidos como “usatges”.
Las cartas puebla son documentos de información muy valiosa. Además de situarnos en una realidad histórica de una población, nos informan también de los antropónimos de los habitantes de la nueva localidad, de los señores que la otorgaron y de los que estuvieron de testigos cuando se otorgó. Esto nos permite ver cómo han evolucionado estos nombres con el paso del tiempo.
Cabe destacar que la mayoría de la población no-nobiliaria copiaba o basaba sus nombres a los de sus amos. Así, los nombres propios que la nobleza había adoptado traspasaban a toda la sociedad medieval.
1 La sal era un conservante magnífico en la Edad Media y era, realmente, un producto muy valioso para ésas sociedades.
2 Observando la carta de población de Cardona vemos que la mayoría de nombres que aparecen son de origen gótico. Los nobles del momento, en este territorio, se nombran de esta forma en honor de los nombres de los grandes conquistadores de origen godo, que se establecieron siglos antes en la península.
En cambio, si nos fijamos en la carta de población de Vilafamés, nos encontramos con un panorama muy distinto: la mayoría de los nombres que aparecen son nombres latinizados y de santos católicos. La mayoría de ellos, no con tanta frecuencia pero, se han conservado hasta la actualidad y se siguen usando en nuestra sociedad2.
El porqué de este cambio es, según Bartlett (Bartlett 2003, p.367) por dos motivos: - - El primero de ellos es la difusión de nombres considerados como católicos, de santos y vírgenes, a través de la expansión y de la colonización de la reconquista.
El segundo, y más importante para él, es la concepción que empieza a tener la aristocracia desde el siglo X-XI de la universalización y de la idea de pertenecer a una comunidad o grupo; en este caso el sentirse europeo delante de las demás culturas no-católicas.
Si consideramos esto como verídico, nos damos cuenta que la antroponimia de las sociedades de la Edad Media evoluciona a nombres ciertamente comunes en muchos sitios del continente europeo. Hay una evolución de nombres más regionales y marcados por las acciones históricas de un pequeño territorio a una aglomeración antroponímica en un territorio mucho más amplio que tiene en común la cultura feudal y, sobretodo, la religión católica como eje de la sociedad.
Vemos, pues, como los nombres de las cartas pueblas de dos localidades situadas en la Marca, en espacios y tiempos distintos, evolucionan de una forma más territorial a una forma más “universal”; más común con los parámetros del momento en Europa. Esto último es debido a la unificación religiosa de todo el continente y, probablemente, del sentimiento de pertenencia a una cultura por parte de los altos estamentos.
Es evidente afirmar que los nombres actúan de marcadores de los cambios culturales en el tiempo. Por lo tanto, merecen y deben ser estudiados como tales.
2 Documento anexo de la práctica.
3 Catálogo de los nombres de pila que aparecen en la carta puebla de Cardona (986) Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 Nombre Wifred3 Ermengol4 Ramon Seniofret Borrell Miró Ermenir Vivas Odon Ennego Bonici Geribert Wisat Josefret Gundemar Frugifer Trasovari Godofred Wisibal Sendret Ranimir Frecuencia 3 3 2 2 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 % 11,111 11,111 7,407 7,407 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 3,703 Catálogo de nombres de pila que aparecen en la carta puebla de Vilafamés (1241) Nº 1 2 3 4 5 6 7 Nombre Guillem Arnau Bernat5 Domènec Ballester Martí Guillem Ramon Andreu Frecuencia 5 2 2 1 1 1 1 % 38,46 15,38 15,38 7,69 7,69 7,69 7,69 3 O Wifret O Armengol 5 Se ha considerado a B. Escrivà como Bernat Escrivà.
4 4 ...