8. K-ABC (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 4º curso
Asignatura Avaluació i diagnòstic infantojuvenil I
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 14/04/2016
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

    Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp 8.  K-­‐ABC   Batería  de  evaluación  para  niños  de  Kaufman     Ficha  técnica   Nombre  del  test:  Batería  de  evaluación  para  niños  de  Kaufman  (K-­‐ABC).   Autores:  Alan  S.  Kaufman  y  Nadeen  L.  Kaufman.   Fecha  de  publicación  original:  1983.   Modo  de  aplicación:  individual.   Ámbito  de  aplicación:  clínico  y  educativo.   Tiempo  de  aplicación:  de  40-­‐45  minutos  a  75-­‐85  minutos.   Edad  de  aplicación:  de  2  años  y  medio  a  12  años  y  medio.   Áreas  que  pretende  medir:  inteligencia  (procesamiento  mental)  y  conocimientos  académicos.     Modelo  teórico  en  el  que  se  fundamenta:     A  partir  de  los  años  sesenta,  gracias  al  impulso  de  la  revolución  cognitiva,  el  interés  de  los  investigadores   en  el  campo   de  la  cognición   se  centra  en   los   procesos  más  que   en   los   productos  del  funcionamiento   cognitivo.  Uno  de  los  modelos  que  más  influencia  ha  tenido  en  el  campo  de  la  evaluación  de  los  procesos   cognitivos   es   el   PASS,   que   se   fundamenta   en   la   idea   de   que   la   inteligencia   se  puede  considerar  un   constructo  cognitivo  y  en  la  descripción  que  hizo  Luria  (1974)  de  la  organización  cerebral  en  tres  unidades   funcionales.  La  primera  unidad  funcional  es  la  encargada  de  mantener  la  activación  cortical  y  la  atención,   la   segunda   codifica   la   información   mediante   procesos   simultáneos   y   sucesivos   y   la   tercera   es   la   responsable   de   los   procesos   de   planificación   y   supervisión   de   las   actividades   cognitivas.   Así   pues,   el   modelo  PASS  propone  que  la  planificación,  la  atención,  el  procesamiento  simultáneo  y  el  sucesivo  son   los   cuatro   procesos   básicos   que   integran   el   funcionamiento   cognitivo  humano.   Además,   estos   cuatro   procesos  no  son  independientes,  sino  que  están  interrelacionados  y  forman  un  sistema  interdependiente   que  se  relaciona  con  la  base  de  conocimientos  de  la  persona.       Como  vemos,  esta  teoría,  que  sirve  de  base  al  K-­‐ABC,  parte  de  una  concepción  dicotómica  del   procesamiento  de  la  información:  un  procesamiento  secuencial  (habilidades  analíticas  sucesivas  o       Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp seriales)  y  un  procesamiento  simultáneo  (habilidades  holísticas,  gestálticas  o  paralelas).  Los  autores  del     K-­‐ABC     definen    la     inteligencia    como     un    estilo     individual     de     procesar     información    o     resolver   problemas,  y  probablemente  las  conductas  más  inteligentes  provienen  de  una  integración  de  procesos  de   tipo  secuencial  y  simultáneo.   Así,  podemos  decir  que  el  K-­‐ABC  está  basado  teóricamente  en:   - Teorías  neuropsicológicas:  tres  unidades  funcionales  de  Luria   - Teorías  de  la  psicología  cognoscitiva:  procesamiento  holístico  vs.  analítico  (Neisser),  visual  vs.   verbal  (Paivio)  y  controlado  vs.  automático.   - Teorías  de  la  inteligencia:  fluida  vs.  cristalizada  (Cattell).     Escalas:   1.     Procesamiento     mental:     incluye     las     escalas     de     procesamiento     secuencial     y     simultáneo,     que   proporcionan  una  estimación  global  de  la  inteligencia  o  capacidad  de  procesamiento  mental.   -­‐   Procesamiento     secuencial:     evalúa     la    habilidad     para     procesar     la     información     de     manera   secuencial  y  serial  y  para  resolver  problemas  cuyos  elementos  están  relacionados,  temporal  y   linealmente.   -­‐   Procesamiento   simultáneo:   evalúa   la   capacidad   para   sintetizar   elementos   separados   y   para   resolver   los   problemas   que   se   presentan   mediante   elementos   que   han   de   ser   integrados,   simultáneamente,  para  llegar  a  la  solución  adecuada.   2.  Conocimientos  académicos:  evalúa  los  conocimientos  adquiridos  por  medio  de  la  educación  formal  e   informal.   Puntos  fuertes:   -­‐   Las   instrucciones  de   la   prueba   son   sencillas  y   requieren   pocas  habilidades   verbales   para   su   comprensión.  Así,  se  minimiza  el  papel  del  lenguaje.   -­‐           Se  reduce  la  presencia  de  tareas  relacionadas  con  aspectos  culturales.   -­‐           Se  evitan  las  referencias  al  CI.   -­‐           Mide  por  separado  los  conocimientos  académicos  y  la  inteligencia.   -­‐           Cada  subtest  cuenta  con  un  ítem  de  ejemplo  y  dos  de  ensayo  o  aprendizaje.   Puntos  débiles: -­‐   La     agrupación     de     subtest     y     el     estilo     predominante     de     procesamiento.     Muchas     de     las   actividades   escolares,   o   de   la   vida   diaria,   requieren   ambos   tipos   de   procesamiento,   aunque   pueden  ser  resueltas  eficazmente  utilizando  un  tipo  de  procesamiento  u  otro.   -­‐   Hay  un  exceso  de  correlación  entre  el  PMC  y  los  Conocimientos  (0.68)  y  entre  el  procesamiento   simultáneo  y   los  Conocimientos  (0.74).  Así,  la  distinción  entre  inteligencia  fluida  y  cristalizada   podría  ponerse  en  duda.   -­‐   Los  perfiles  que  se  obtienen  en  el  K-­‐ABC  son  poco   específicos  en  relación  a  los  problemas  de   aprendizaje.   -­‐           Falta  demostración  empírica  de  las  orientaciones  de  tratamiento  a  partir  de  los  resultados  del   test.         Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp Escala             Subtest     Procesamiento   secuencial                                 Procesamiento   simultáneo         Tarea   Imitar  una  serie  de  movimientos  de  manos  en  el   mismo  orden  en  el  cual  los  muestra  el  examinador   (reproducción  motriz  de  una  secuencia).   Repetir,  oralmente,  una  serie  de  dígitos  en  el  mismo   orden   en   el   cual   se   presentan   (memoria   automática  auditivo-­‐ vocal).   Señalar     siluetas     de     objetos     comunes     en     el     mismo   orden  en  el  cual  son  nombradas  por  el  examinador  (integración     auditiva-­‐visual,     memoria     auditiva-­‐   motora   y   retención   sin   repetición).   Identificar  y  nombrar  un  objeto  que  es  expuesto,  parcial  y   sucesivamente,  por  medio  de  una  ventana  (integración  de   estímulos).   Seleccionar,           entre           un           grupo           de           personas   fotografiadas,  una  o  dos   caras  que  le  han  sido   expuestas   antes   brevemente  (estrategias  de  exploración  visual).   Movimientos  de   manos   (2;6  a  12;6  años)   Recuerdo  de  números   (4  a  12;6  años)   Orden  de  palabras   (2;6  a  12;6  años)   Ventana  mágica   (2;6  a  4;11  años)   Reconocimiento  de   caras   (2;6  a  4;11  años)   Completar,     mentalmente,     un     dibujo     incompleto     y   nombrarlo  o  describirlo  (inferencia  perceptiva).   Juntar  triángulos  de  color  azul  por  una  cara  y  amarillo   por   la   otra   y   formar   un   dibujo   reproduciendo   diferentes   modelos  (reproducción  de  modelos  abstractos,  organización  del   espacio,   síntesis   perceptivo-­‐manipulativa,   formación   de   conceptos  no-­‐  verbales).   Cierre  gestáltico   (2;6  a  12;6  años)   Triángulos   (4  a  12;6  años)   Matrices  análogas   (5  a  12;6  años)   Memoria  espacial   (5  a  12;6  años)   Seleccionar  un  dibujo  o  diseño  que  completa  una  analogía   visual  (razonamiento  analógico).   Recordar  la  posición  de  dibujos  colocados  al  azar   sobre  una  página  (recuerdo  y  transporte  espacial).                                 Conocimientos   académicos     Vocabulario  expresivo   (2;6  a  4;11  años)   Caras  y  lugares   (2;6  a  12;6  años)   Aritmética   (3  a  12;6  años)   Adivinanzas   (3  a  12;6  años)   Lectura,  decodificación   (5  a  12;6  años)   Lectura,  comprensión   (7  a  12;6  años)     Ordenar     una     serie     de     fotografías     que     ilustran     un   evento   (seriación,   establecimiento  de   relaciones  temporales,   planificación,   anticipación   de   consecuencias,   relaciones   de   causa-­‐efecto).   Nombrar  una  serie  de  objetos  que  se  presentan   mediante  fotografías  (denominación  de  objetos).   Reconocer     y     nombrar     personas     y     personajes     de   ficción   famosos   o   lugares   conocidos   que   le   son   presentados   en   fotografías  o  dibujos.   Identificar  números,  contar,  calcular  y  comprender   conceptos  matemáticos  (conceptos  de  número,   capacidad,  relación  unidad/objeto,  figuras  geométricas   básicas...).   Inferir  y  enunciar  un  concepto  verbal  concreto  o  abstracto  del   cual  se  proporcionan  diversas  características.   Series  de  fotos   (6  a  12;6  años)       Leer  letras,  sílabas  y  palabras.   Ejecutar  una  serie  de  órdenes  que  se  dan  por  escrito.       Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp     La  batería  permite  agrupar   algunos  subtest   de  las   escalas  de  procesamiento  secuencial  y  simultáneo   en  una  escala  no  verbal,  que  es  muy  útil  para  evaluar  niños  sordos  o  con  problemas  de  lenguaje:   4  años                                                                                          5  años                                                                                         6  –  12  años   1.  Reconocimiento  de  caras   2.  Movimientos  de  manos   3.  Triángulos   1.  Movimientos  de  manos   2.  Triángulos   3.  Matrices  análogas   4.  Memoria  espacial   1.  Movimientos  de  manos 2.  Triángulos   3.  Matrices  análogas   4.  Memoria  espacial   5.  Series  de  fotos                   Aplicación  y  corrección:   El   número   y   tipo   de   subtest   a   administrar   dependerá   de   la   edad   del   niño   en   cuestión.   Durante   su   aplicación,  es  esencial  la  observación  clínica   del  niño   para  la  confirmación  de   hipótesis.  Asimismo,  cabe   destacar  una  novedad  que  introduce  el  K-­‐ABC  respecto  de  otras  pruebas  de  inteligencia:  el  examinador  se   posiciona  al  lado  del  examinado.   Por  otro  lado,  los  pasos  a  seguir  en  la  corrección  del  K-­‐ABC  son:   -­‐  Obtener  las  puntuaciones  directas.   -­‐  Transformarlas  en  puntuaciones  típicas  y  calcular  la  banda  de  error  según  el  nivel  de  confianza.   -­‐  Sumar  las  puntuaciones  típicas  de  SEQ,  SIM,  NV  y  CON.  Además,  sumar  SEQ  y  SIM.   -­‐  Transformar  los  totales  a  puntuaciones  típicas  y   buscar   la  banda   de  error  según   el   nivel  de   confianza.   -­‐  Comparar  las  puntuaciones  típicas  con  las  escalas  globales.   -­‐  Determinar  la  significación.     Utilidad:   El  K-­‐ABC  se  ha  utilizado  ampliamente  en  el  ámbito  educativo  y  en  el  clínico,  tanto  en  niños  sin  trastorno   como  en  los  que  padecen  alguno.  Además,  es  de  especial  utilidad  para  evaluar  niños  de  minorías  étnicas   y  socioculturales,  los  cuales  en  los  test  con  más  carga  verbal,  como  el  WISC,  obtienen  perfiles  parecidos   a   los   niños   con   problemas   de   aprendizaje.   El   K-­‐ABC,   al   tener   menos   carga   verbal,   analiza   mejor  esta   población,   proporcionando   una  medida  más   equitativa  de  la  inteligencia  en  las  poblaciones  deprimidas   lingüística  y  culturalmente,  así  como  en  extranjeros  que  aún  no  dominan  bien  la  lengua  y,  en  general,   todos  aquellos  niños  con  dificultades  lingüísticas.   Por  otro  lado,  el  K-­‐ABC  se  ha  utilizado  ampliamente  para  evaluar  poblaciones  especiales  como:  niños  con   trastornos   del   aprendizaje   (tienen   puntuaciones   mayores   en   la   escala   de   procesamiento   mental   y   menores  en   la   escala  de  conocimientos   académicos),   con   retraso   mental,   superdotados  (generalmente   tienen   puntuaciones   más   bajas   en   el   K-­‐ABC   que   en   otras   pruebas   que   podrían   sobreestimar   su   rendimiento),  con  trastornos  de  conducta  (sujetos  impulsivos  obtienen  puntuaciones   más  bajas  que  los   no   impulsivos   en   todas   las   escalas   del   K-­‐ABC,   pero   especialmente   en   la   escala   de   procesamiento   simultáneo),   autistas   (actualmente  no  hay  un  patrón  de  puntuaciones   típicas  para   estos  sujetos)  o  con   trastornos   auditivos   (debido   a   que   se   permite   dar   instrucciones   por  mímica,   que  son  más  efectivas  que   por  lenguaje  de  signos;     estos  sujetos  tienen  puntuaciones  medias  en  la  escala  no  verbal  y  obtienen  una   dt  por  debajo  de  la  media  en  la  escala  de  conocimientos  académicos)  (Conde,   1993.
Patricia  Camprodon.  Si  necesitas  más  apuntes  puedes  encontrarlos  en  mi  cuenta  de  unybook  pcamp   ...