Moda cómo actitud y comunicación social (2007)

Trabajo Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Filosofía - 4º curso
Asignatura Estética
Año del apunte 2007
Páginas 13
Fecha de subida 21/06/2014
Descargas 3
Subido por

Descripción

“El cuerpo humano no es más que apariencia, y esconde nuestra realidad.”
Disertación sobre la importancia de la moda en la estética de la era de la información.

Vista previa del texto

Moda cómo actitud y comunicación social “El cuerpo humano no es más que apariencia, y esconde nuestra realidad.” -Victor Hugo Estética, B1, 2007-2008 Profesor Francisco Caja Indice 1. Introducción: Apariencia y Estética pág. 3 2. La sociedad estética: La moda pág. 6 3. Estética y Actitud: Las tribus urbanas pág. 9 4. Conclusión pág. 12 5. Bibliografía pág. 13 2 1. Introducción: Apariencia y Estética.
Según cualquier enciclopedia, la Estética, con E mayúscula, (cuyo termino uso por primera vez Baumgarten en 1750), es una rama de la filosofía que investiga la naturaleza del arte, su percepción y los criterios que se aplican para formar juicio sobre él. El concepto clásico del arte como imitación de la naturaleza sostenido por los antiguos, fue superado por los filósofos modernos, desde Kant y Scheling hasta Benedetto Croce y Jorge Santayana, que destacan los aspectos creativos y simbólicos del arte. El problema central de la estética se refiere a la belleza, su carácter esencial, las características por las cuales se reconoce y se juzga, y sus relaciones con la mente humana. Y esto también se aplica a la relación social que pueden establecer los humanos entre ellos mediante la concepción artística, la estética, la apariencia.
Hasta aquí bien, tenemos que la Estética es la rama filosófica que estudia la filosofía y el arte como uno. Podemos buscar otras referencias en la enciclopedia, por ejemplo, esteticista (aquel partidario al esteticismo) y esteticismo (doctrina que considera el universo como una continua creación de belleza, actitud que atiende más al juego formal de las ideas que a su verdad).
Por su parte, lo estético también se puede definir como lo perceptible por los sentidos, lo relativo a la estética, lo artístico, lo que es de bello aspecto, o de una persona que se dedica al estudio de la belleza.
Veamos también una palabra importante en la Estética para muchos autores, desde los antiguos griegos hasta los contemporáneos: La Apariencia.
3 En una enciclopedia normal, no de términos filosóficos, simplemente encontramos la siguiente definición; 1. Aspecto exterior de una persona o cosa 2. Verosimilitud, probabilidad 3. Cosa que parece y no es 4. telón, decoración teatral –salvar las apariencias- hacer ostentación de buena conducta, no por amor a la virtud, sino por respeto a la opinión.
En cambio podemos fijar la vista en Inmanuel Kant y ver que para él la apariencia, el aspecto exterior, la cosa que parece y no es, le llama fenómeno (que proviene de la raíz semántica griega que significaba apariencia); el aspecto de las cosas ante nuestros sentidos, el primer contacto con el mundo exterior, el de la experiencia. Y cómo fenómeno, hay algo más que lo simplemente sensitivo, lo que él llamó noúmeno. En nuestro caso podemos referirnos más precisamente a que tras la apariencia encontramos la misma Estética. El mismo conocimiento que ofrecen los sentidos es un conocimiento que desvela, pero al mismo tiempo los sentidos ocultan la verdadera esencia de las cosas.
Una enciclopedia y los escritos de Kant, Hegel o Schelling se pueden referir a la estética como esto. La belleza como idea, o la belleza como verdad, oculta en el manto de la apariencia, o saliendo de la belleza en si misma, ir a hablar del arte, de la obra de arte, estética tanto siendo bella cómo horrible, que sin embargo seguirá provocándonos pasiones. De esto se han dedicado a hablar los filósofos, del valor de verdad de caducas obras de arte en museos. Es normal que dijeran aquello de “El Arte ha muerto”. El arte como hermano de la historia deja su fruto y muere.
En la era de lo contemporáneo, cuando nada nos es ajeno y cuando no hay historia que desvelar porque todo es un continuo, un devenir continuo y incesante de acontecimientos inmediatamente registrados y compartidos por las redes de la información. ¿Ha desaparecido por ello, la belleza acaso? ¿De alguna manera la gente ha perdido el sentido estético? ¿Más aun cuando vivimos en una sociedad manipulada por las ideas de belleza que nos intentan 4 trasmitir? ¿Cuando el mayor uso que se da a la palabra estética, utilizada por las masas, se refiere al cuidado de la belleza personal y su moda al vestir, a su apariencia, pero no a las ideas abstractas de lo sublime, lo bello? Esto se debe entre otros, a que el lenguaje que nos rodea es poético; lo podemos ver en la publicidad que nos abruma o en las más simples expresiones cotidianas, que han de ser sometidas a una comprensión metalingüística para ser comprendidas; hay una tendencia a conocer desde la sola apariencia y las emociones superficiales mostradas; se prefiere desvelar lo oculto en lo más cotidiano de nuestras vidas antes que conocer por referencia directa, lo subjetivo a lo objetivo.
Nos manifiestan (y queremos manifestar) una apariencia que remiten a algo más. En gran parte de esto se basa la moda de las estéticas que llena el mundo actual de lo social; Una manera de gritar al mundo todo lo que son o quieren ser mediante la simple vestimenta, a veces unida a una actitud vital particular.
5 2. La sociedad estética; La moda Vivimos en una sociedad estética, donde importa mucho nuestra apariencia, sin llegar a importar realmente el contenido de las ideas que aparentamos defender.
Este viaje de la apariencia a la ideología se realiza mediante el estudio de la moda, las razones por las que simplemente los elementos decorativos que utilizamos para vestirnos complementan nuestra humanidad (pues la palabra moda viene de modo) e incluso son lenguaje poético para aquellos que nos quieren leer. La dimensión estética de la moda reside en que es una manifestación plural, que sin un conocimiento cultural nos costaría de desvelar.
La moda siempre es una apariencia que manifiesta o desvela; pero al no ser conceptual, debe ser descifrada; La apariencia está repleta de condiciones emocionales, y lo más destacable es que manifiesta preferencias personales, culturales, sociales y hasta religiosas. Es una dimensión subjetiva de la colectividad, capaz de establecer decenas de juicios apreciables simplemente en su apariencia.
Ateniéndonos a la base de la moda, vemos que surge del adorno (primeramente de lo sagrado) y el lujo, elementos que carecen de finalidad practica, en absoluto técnicos. Desde los albores de los tiempos, en la misma prehistoria, los utensilios eran adornados con motivos sagrados… Y hoy vivimos en una sociedad totalmente volcada a lo estético. Cuando hoy en día hablamos de la apariencia mediante la moda, no hablamos de la finalidad técnica de cobijarse del frío, si no de la más clásica belleza, carente de utilidad.
La finalidad de la moda es permitir ser visto, ser analizado, no es nada sin el otro, es un medio de comunicación social, la moda es apariencia, y la belleza queda velado tras el vestido propiamente dicho. Así pues, la tela del vestido no es lo bello ni verdadero, es un concepto abstracto que se manifiesta mediante 6 la apariencia exterior; remiten a algo más allá de lo dado, una manifestación de lo bello.
El lenguaje de la moda no es discursivo, pero su representación es mensaje y testimonio histórico, de sentimientos y ánimos compartidos por la sociedad, por las actitudes que marcaron el uso de tipos determinados de adornos a la hora de vestir. La actitud con el tiempo se convierte en estética, pues aquellos que tuvieron unos ideales que transmitían con una actitud frente a la vida, posteriormente se identificó con su manera de vestir y actuar y hoy en día en su mayor parte ha degenerado simplemente en apariencia, en estética.
La gente viste de ciertas maneras para transmitir una actitud, quizás consciente de ella, quizás sin saber que significa pero teniendo las ganas de transmitir esa idea de que es lo bello (o lo terrible) en el mundo, de cómo hemos de vivir la vida. Desde la moda formal de la gente que pretende vivir integrada en la sociedad del capitalismo actual como de aquellos radicales que con su ropa pretende mostrar al resto del mundo que están en contra de una sociedad equivocado, con unos valores erróneos sobre la ética y la belleza.
Existe una prieta relación entre lo social y lo individual, y en la cultura occidental se aprecia claramente en las celebraciones; En las bodas la novia viste de blanco, un color que habla de pureza, claridad y juventud, mientras que en los funerales, se viste de negro, mostrando frialdad, muerte, sufrimiento, sobriedad, duelo. Al mismo tiempo la selección de piezas individuales de ropa en cualquier ambiente es muy significativa, como los tejanos para demostrar actividad, juventud, aspecto casual, o los trajes para mostrar seriedad y madurez. Por su parte entra en juego la moda llevada por las subculturas urbanas, de las que hablaremos más adelante, como las ropas de tejidos naturales para demostrar un rechazo a lo establecido.
Así pues la moda es una comunicación social, pues no es en soledad, necesita de quien la manifieste y de quien la desvele; al igual que el arte ha sido siempre una obra social. El arte ha explicado la sociedad de su momento y como el autor comprendía el mundo, y hoy en día cada persona transmite al exterior y a los demás su manera de comprender y actuar respecto al mundo 7 con su apariencia, con su estética, con la ropa que elige para salir a la calle y demás adornos como pueden ser los tatuajes (que no son más que pequeñas obras de arte artesanales escritas imperecederamente sobre la piel).
La moda es social, pero los hombres anhelamos una ilusión de individualidad; por ello la moda es a la vez diferencia personal y consenso social, la diferencia es individual, el consenso universal; con la moda se busca una integración en la comunidad como el encuentro de una identidad personal o de grupo.
Algunos historiadores, como lo hicieran antes del arte, parten de la moda para explicar la época; Anatole France decía que si volviera a nacer en otro siglo y sólo pudiera tener un libro para describir la época, escogería una revista de moda para situarse.
8 3. Estética y Actitud; Tribus urbanas El proceso de modernización vía globalización desde finales de los noventa se ha ido estableciendo con rapidez en nuestra cotidianidad, sumado a la intensificación de los medios de comunicación y a la inmediatez de la integración de los mensajes culturales de diversos lugares han logrado una modernización a todo nivel hasta en los lugares más recónditos y aparentemente tradicionales (como el paisaje rural) de los países occidentales.
Este proceso de modernización sepulta elementos culturales propios tanto de vestimenta, religión, cocina, arte, ideología y estética, tan ligados a la ética y la concepción de belleza tradicional de cada cultura; los ha remplazado o hasta fusionado con otros ya globalizados, despojándonos de nuestra identidad y provocando la internacionalización no solo de los procesos económicos, los conflictos sociales y los fenómenos político sino hasta de los fenómenos culturales “Lo que define a una identidad ya no está marcado únicamente por el lugar de origen, o por el barrio en el que se habita, sino por todo un juego de elementos culturales en movimiento.. Todo esto influye en las formas como el individuo va percibiendo y definiendo al “otro” o “autodefiniéndose”” Eduardo Kingman, Antigua Modernidad y Memoria del presente, Cultura Urbanas e Identidades.
Uno de los elementos que facilita la aparición de estas nuevas identidades en la juventud es la música, un género musical en particular que define en parte toda una actitud, toda una subcultura estética, todo un mensaje vital frente al mundo. La música siempre ha sido uno de los principales artes y ha pretendido suscitar una experiencia Estética en el oyente, expresar sentimientos, hechos, y particularmente para el tema que nos ocupa, 9 ideologías. Todas las culturas tienen manifestaciones musicales, toda música está ligada a un grupo social y sus acontecimientos, y al no ser universal puesto que todo contenido, significado e interpretación puede variar según los oyentes, forma parte del entramado subjetivo de cada hombre y cada conjunto de personas que se identifican por ver el mundo de la misma manera, dichas tribus urbanas.
Podemos ver como el jazz nació cómo expresión de libertad de la población negra marginada, como el heavy metal es expresión de enfado y furia contra lo establecido generalmente, mientras que otros géneros del metal y el punk suelen enfocarse exclusivamente en la critica contra las religiones o la educación civilizadora que pretende convertir a la gente en títeres mediáticos.
Algunos géneros de la música moderna de baile como el dance están relacionados con el hedonismo y el disfrute de la vida. Por su parte la romanticista música gótica de los años setenta llora la perdida de un pasado que fue mejor y sólo puede ver la fealdad estética de un mundo sumido en los humos de la industrialización y la globalización, mientras que la música new age de los hippies hablan del retorno a lo bello de la naturaleza.
Así la música forma también parte de este entramado de la comunicación social que es la estética mediante la apariencia y la moda personal, fuera en vestir o en música que escuchar.
Los diversos géneros musicales llegan a nuestra sociedad como parte de una estrategia comercial creada en las grandes potencias, por las industrias discográficas, pero la mayoría de jóvenes las han transformando y convertido en su bandera de lucha contra la cultura dominante y su sistema social, político y cultural. Es así que, la música se convierte en una forma de reivindicación social, cultural y étnica, o de una restitución de ciertos valores, costumbres y tradiciones.
A estas nuevas formas de agrupación las conocemos como tribus urbanas.
Las subculturas como tribus urbanas son más comunes en las grandes urbes, donde la complejidad y el inmenso tamaño de la ciudad y la sociedad crean una sensación de alienación o aislamiento del nivel individual.
10 Esto, en efecto, puede conducir a la formación de tribus urbanas cuyos miembros están unidos bajo un conjunto de características, pensamientos, modas e intereses comunes para formar una pequeña comunidad El neologismo de tribu urbana fue utilizado por primera vez en el 1990 por Michel Maffesoli en un libro llamado "El Tiempo de Las Tribus". La reciente tendencia de pensamiento llamada neo-tribalismo explicaría el fenómeno de las tribus urbanas como intentos de recuperar la interacción humana la cual se ha perdido debido al aislamiento y la alienación de la sociedad moderna.
Los nuevos actores sociales se apropian de la música para autodeterminar sociedades urbanas con cánones éticos y estéticos propios, el género musical marca su forma de vestir, sus hábitos, su conducta, su ideología que en muchos casos es política, su lenguaje y su mundo simbólico como cualquier sociedad lo haría. Así, simplemente por el hecho de mantener una apariencia externa, están comunicando gran parte de sus sentimientos y opiniones respecto al mundo, si bien no sea sin hipocresía o incomprensión en las mismas ideas que quieren mostrar.
: “Cada sociedad tiene su régimen de verdad, su “política general de la verdad”: es decir, los tipos de discursos que ella acoge y hace funcionar como verdaderos; los mecanismos y las instancias que permiten distinguir los enunciados verdaderos o falsos, la manera de sancionar unos y otros; las técnicas y los procedimientos que son valorizados para la obtención de la verdad; el estatuto de aquellos encargados de decir qué es lo que funciona como verdadero”.
Focault, Microfísica del poder.
11 4. Conclusión Así podemos concluir en la relevancia de lo Estético (y estético) en lo contemporáneo, de la gran importancia de la apariencia que oculta cómo comunicación social, y que multitud de pequeñas sociedades (en contra de la globalización) son creadas a lo largo del mundo en base a referencias puramente Estéticas, cómo son el Arte (el adorno, la música) y la Apariencia, una manera de construir una identidad, una nueva imagen social elaborada exclusivamente sobre el arte y el arte representativo que se ha inspirado de los sucesos históricos importantes, y que los pioneros de las tribus urbanas crearon y que hoy en día se extiende gracias a dicha globalización; Los problemas del paro ingleses dando luz a la violencia de los skinheads y a los irreverentes mods británicos, la guerra de Vietnam y el pacifismo contra las guerras que dio a luz a los hippies, amantes de la belleza de la naturaleza, los punks y su tendencia de ir en contra de la sociedad mostrando una estética escandalosa (aunque hoy en día se hayan, contradictoriamente, encasillado en unas formas de vestir), los grupos de música ingleses cómo Joy Division y The Cure creando un neo-romanticismo callejero basado en una actitud depresiva ante la vida, maquillaje blanco, y el Carpe Diem…Todo ello afectando en gran medida al mundo en que vivimos, en su tejido social cotidiano, viéndose reflejado la moda, el cine y la música, entre otros, y que son más, esas cosas, que Arte y por lo tanto Estética? La moda es síntesis del tiempo, representación de lo pasado e incensante devenir.
12 5. Bibliografía Virginia Aspe de Cortina, Rocio Mier y Terán de Garcia; Apariencia, representación y artificio de la moda Ed.: México : Universidad Panamericana, Facultad de Filosofía, 1998 Kingman, Eduardo; Salma, Ton; Antigua Modernidad y Memoria del Presente: Cultura Urbanas e Identidades, FLACSO, Ecuador Watters, Ethan, Urban Tribes, A Generation Redefines Friendship, Family, and Commitment, Ed: Bloomsbury USA , 2003 www.tribusurbanas.net 13 ...

Tags: