Tema 3. Media, educación y desarrollo (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Psicología - 3º curso
Asignatura PSICOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 21/07/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Tema 3 . Media, educación y desarrollo Las TIC como herramientas psicológicas Los media han introducido prácticas propias de la sociedad del conocimiento, y han creado una “nueva ecología del aprendizaje”. El rasgo de esta nueva ecología es la tendencia o aspiración a una personalización creciente del aprendizaje, debido a un aprendizaje más individualizado en función de los intereses de cada persona.
Parámetros Dónde y con quién Escolarización universal - Instituciones educativas - Profesionales de la educación Cuándo Al inicio de la vida Qué Para qué Cómo Saberes culturales “estables” socialmente valorados Para poder desarrollar posteriormente un proyecto de vida personal y profesional - Mediante la acción educativa intencional, sistemática y planificada (competencia) - Predominio de las tecnologías basadas en la lengua escrita y las competencias exigidas para su caso (leer y escribir para aprender) Acción educativa distribuida e interconectada Multiplicidad de escenarios y agentes educativos Necesidades de aprendizaje en diferentes etapas de la vida Competencias o “habilidades básicas” para el siglo XXI Para formar aprendices competentes capaces de seguir aprendiendo a lo largo de la vida - Participación de comunidades de interés, práctica y aprendizaje - Utilización de diferentes lenguajes y formatos de representación de la información (con un predominio del lenguaje visual) - Las TIC digitales como vía de acceso a la información y al conocimiento Las tecnologías han modificado —y continúan modificando— nuestra manera de comunicarnos, de relacionarnos, de trabajar, de viajar, de divertirnos, y también de pensar y de aprender, entre otras muchas cosas. Además, las tecnologías han modificado —y están modificando— en profundidad las actividades y las prácticas socioculturales, ya que son el referente y el contexto del aprendizaje de las personas. Ahora tenemos otros escenarios de referencia, así como otros contextos de aprendizaje.
Los media influyen en los aprendizajes sobre la realidad, pero también desempeñan un papel fundamental en la construcción de la identidad, ya que las trayectorias de identidad se entrelazan en los distintos contextos y prácticas. El enfoque de aprendizaje conectado, conectado con la teoría sociocultural, resulta muy sugerente: “El aprendizaje conectado se lleva a cabo cuando una persona joven es capaz de perseguir un interés o una pasión personal con ayuda de amigos o adultos que se ocupan de su cuidado, y es además capaz de establecer relaciones entre este aprendizaje e interés con el logro académico, el éxito en la inserción profesional o el compromiso cívico.
Este modelo se basa en los datos que muestran que el aprendizaje más resiliente, adaptativo y efectivo requiere interés personal y apoyo para superar la adversidad y para ofrecer reconocimiento.” Los media son una herramienta esencial para la ciudadanía, ya que son necesarios para acceder a la información y para desenvolverse en la sociedad de hoy en día. La equidad se relaciona con el acceso a los media y con su uso. Las TIC utilizan sistemas semióticos que ya existían antes de su aparición (lenguaje oral y escrito, notación matemática, imágenes estáticas y en movimiento), por lo que no están creando un sistema nuevo de signos. Lo que hacen es crear, a partir de la integración de los sistemas clásicos, unas condiciones totalmente nuevas de tratamiento, transmisión, acceso y uso de las informaciones transmitidas hasta ahora por los sistemas clásicos. Se postula, pues, un posible cambio en los procesos psicológicos, como Vigotsky postulaba, pero en este caso no por la aparición de un nuevo código sino por las características de un nuevo marco global en el que todas ellas confluyen.
La televisión y los videojuegos Entre los riesgos de la televisión se encuentran que: Hasta determinada edad, los niños no diferencian adecuadamente ficción de realidad Es una práctica con escasa interactividad y con recursos emocionales que pueden hacer más difícil el pensamiento analítico Su contenido: violencia, sexo, estereotipos sociales, etc.
El tiempo que requiere: dependencia, reducción de otras actividades también necesarias para el desarrollo Entre las ventajas de la televisión se encuentran que permite el acceso a otras realidades así como su uso no formal. Hay factores de los media que predicen los comportamientos violentos, como la percepción del realismo de la violencia, la identificación con el personaje violento, la alta exposición a contenidos violentos, etc. Además, se produce una influencia del ambiente familiar en el desarrollo de comportamientos antisociales, de bajos niveles de empatía, de una percepción distorsionada de la confrontación y de ciertas preferencias por el visionado de la violencia.
No podemos establecer una relación directa entre el estímulo (televisión) y la respuesta (violencia), sino que hay factores mediadores entre E-R, es decir, E-O-R, como el nivel cognitivo del niño, sus conocimientos previos, su identificación con los modelos, el co-visionado, lo que se aprende de ese contenido en otros contextos, las estructuras competitivas, etc.
El co-visionado es una actividad conjunta que posibilita que los niños y niñas tengan los anclajes conceptuales y emocionales que les permitan comprender e interpretar los mensajes del medio. Esta actividad puede ser un elemento muy potente para enseñar a los niños, ya que posibilita que los niños y las niñas avancen en la comprensión en la distinción entre ficción y realidad.
Respecto al efecto de los videojuegos en el desarrollo, cabe destacar que se ha realizado mucha más investigación sobre los efectos nocivos de la utilización de videojuegos que de los efectos positivos. Sigue siendo una cuestión polémica si determinados juegos violentos hacen que la persona se vuelva más violenta, pero también contamos con estudios cuyos resultados muestran efectos beneficiosos para el desarrollo de los jóvenes.
Se basan en que el juego cumple las condiciones de una actividad organizada que requiere motivación, concentración, esfuerzo cognitivo y esfuerzo estratégico para conseguir metas graduadas.
Estudios que encuentran que no hay correlación entre tener menos amigos y jugar con videojuegos.
Las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje escolares Las TICs como instrumento psicológico que nos ayuda a pensar y a “inter-pensar”, gracias a la posibilidad de la interconectividad.
El impacto de las TIC en la educación o Las TICs son fundamentales en la sociedad, donde el conocimiento es el principal capital. Los medios de acceso a este capital (TICs) son, por lo tanto, cruciales y de gran valor económico.
o Valoración positiva de la penetración de las TICs como aprendizaje para la búsqueda, acceso y procesamiento de la información.
o Mucho menos optimismo con relación a la capacidad, hoy por hoy, de las TICs para mejorar los procesos de E/A, introduciendo formas nuevas o más potentes de mediación.
o En el choque entre la realidad escolar y las prácticas del profesorado por un lado y las TICs por otro, hoy gana la realidad = resistencia al cambio o ¿La presencia de las TICs facilitará el cambio profundo del sistema educativo que se requiere? ¡No son las TICs lo que importa, sino el uso que hacemos de ellas! o Tipos de uso: de los consumidores hacia los productores o Variables que condicionan el tipo de uso: recursos y diseños (tecnológico, tecno-pedagógico) y concepciones docentes Tipologías de uso o Modelo CPF – tres dimensiones Cantidad de tiempo (horas / semana) Foco – hacia dónde se está dirigiendo la utilización de esa herramienta Aprender las TICs (ej.: uso de periféricos) Objetivos no educativos (ej.: control de asistencia) Ayuda al aprendizaje de los estudiantes o Ayuda en el aprendizaje de un área (ej.: leer) o Apoyo a la adquisición de procedimientos o Ayuda efectiva o emocional (ej.: motivación) Modo – impacto sobre el currículo Eficiencia de la enseñanza de los contenidos (ej.: apoyo) Extensión (hasta qué punto permiten extender el conocimiento) Transformación (hasta qué punto permiten transformar el conocimiento) o Modelo de Mediación de Coll, Onrubia y Mauri TICs permiten relaciones sincrónicas y asincrónicas y comunicación temporal y espacial Aprendiz Docente TICs pueden ser una fuente de autoaprendizaje TICs pueden ser una ayuda para la organización y la planificación Contenidos Variables condicionantes del uso de las TICs o Variables condicionantes externas Deficiente acceso a internet en las aulas Falta de formación del profesorado en su uso Condiciones organizativas de los centros disfuncionales (por ejemplo, que no dotemos al profesorado de tiempo para organizar proyectos de diferentes asignaturas conjuntamente) o Variables de diseño Diseño tecnológico Diseño tecno-pedagógico: quién puede hacer qué, cómo, cuándo, con quién y sobre qué o Variables cognitivas Concepciones del profesorado sobre los procesos: transmisivos (profesorado papel activo y alumnado papel pasivo) VS. constructivistas (para que se produzca un aprendizaje significativo, el alumno debe ser un agente activo y constructor de su propio conocimiento).
Aprender y enseñar con TIC en la E.S.O.
1. TIC, alfabetización digital y calidad de la enseñanza La mayoría de los países desarrollados ha realizado importantes esfuerzos orientados a la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a sus sistemas educativos. De hecho, se ha puesto en marcha un buen número de acciones encaminadas a la formación del profesorado en el uso de estas tecnologías. Sin embargo, pese a los esfuerzos realizados, los frutos son más bien modestos: el uso habitual que profesores y alumnos hacen de estas tecnologías tiene una repercusión menor de lo previsto sobre los procesos y resultados del aprendizaje.
Por un lado, nos encontramos en un escenario social, económico, político y cultural marcado por la omnipresencia de las tecnologías digitales. En este contexto, surge la necesidad de formar a los ciudadanos para que puedan afrontar y resolver con garantías de éxito las situaciones con las que se encuentran en los distintos ámbitos de su actividad. Y esta necesidad se encuentra en el origen de una de las finalidades más importantes de la incorporación a las TIC a la educación escolar: promover la alfabetización digital de la ciudadanía, entendida como el dominio funcional de los conocimientos y las habilidades necesarios para utilizar las TIC en un amplio abanico de contextos y prácticas sociales y culturales.
Por otro lado, las TIC se insertan en el núcleo del mismo acto educativo, incidiendo directamente sobre las relaciones entre profesores, estudiantes y contenidos de aprendizaje. Desde esta perspectiva, la finalidad de la incorporación de las TIC a la educación escolar es contribuir a la mejora de las prácticas educativas, con la aportación de nuevos recursos metodológicos que promuevan el aprendizaje del alumnado y faciliten la acción docente del profesorado. Ambas finalidades (promover la alfabetización digital y mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje) reflejan dos maneras distintas de entender la incorporación de las TIC a la educación, de manera que no es inusual encontrar propuestas o proyectos orientados alternativamente a la consecución de una u otra. Sin embargo, ambos objetivos son irrenunciables: Tan importante es extender la alfabetización digital a todo el alumnado, como introducir mejoras en las prácticas educativas mediante el aprovechamiento de la potencialidad de las TIC para acceder a la información, procesarla, representarla y comunicarla.
En este sentido, vamos a centrarnos fundamentalmente en la segunda finalidad. En términos absolutos, no hay métodos de enseñanza mejores o más eficaces que otros. Los métodos de enseñanza deben valorarse en función de su capacidad para proporcionar ayudas ajustadas a las necesidades del alumnado, en el grado en que las necesita y en el momento en que las necesita. En otras palabras, la calidad de la enseñanza está asociada a la capacidad de la acción educativa para ajustar las ayudas y los apoyos a los procesos de aprendizaje de los estudiantes.
2. La potencialidad de las TIC para el aprendizaje y la enseñanza Las tecnologías digitales permiten crear entornos que pueden llegar a integrar todos los sistemas simbólicos conocidos: lenguaje oral, escrito, gráfico, numérico, imágenes estáticas y en movimiento, sonidos, etc. Esta integración permite a las TIC sacar provecho de las posibilidades que ofrecen los diferentes sistemas simbólicos y, al mismo tiempo, compensar sus limitaciones y restricciones. De esta manera, los entornos simbólicos basados en las TIC presentan una serie de características: Multimedia Permite la integración, la complementariedad y el tránsito entre diferentes sistemas y formatos de representación Hipermedia Comporta la posibilidad de instalar formas diversas y flexibles de organización de las informaciones, estableciendo relaciones múltiples y diversas entre ellas Interactividad Dinamismo Formalismo Conectividad Las acciones del usuario y los cambios producidos en la pantalla tienen un carácter contingente e inmediato, por lo que los cambios pueden ser interpretados como un feedback que permite al usuario reorientar sus acciones Capacidad de transmitir informaciones que varían en el transcurso del tiempo, lo que permite representar los aspectos temporales de los sucesos, actividades o fenómenos.
Exigencia de desplegar procedimientos precisos en un orden determinado para interactuar con el ordenador Permite la comunicación interpersonal y en grupo, y abre nuevas posibilidades al trabajo grupal y colaborativo Esto pone de relieve que las tecnologías digitales y los entornos simbólicos basados en ellas tienen una gran capacidad potencial para promover actuaciones del profesorado y del alumnado. Ahora bien, el hecho de que las TIC y los entornos simbólicos fundamentados en ellas tengan esta potencialidad no significa que baste con incorporar estas tecnologías a los centros y a las aulas para hacerla realidad. Para ello se requiere: Que profesorado y alumnado incorporen estas tecnologías a su actividad conjunta en el aula, es decir, que las conviertan en instrumentos psicológicos en el sentido vygotskiano de la expresión.
Que las TIC se utilicen para incrementar, diversificar y ajustar las ayudas y los apoyos al aprendizaje, tanto de los que tienen su origen en el profesor como de los que lo tienen en los propios compañeros.
3. Las TIC y la construcción guiada del conocimiento a) Las TIC como herramientas que permiten al profesorado apoyar, ilustrar, ampliar o diversificar sus explicaciones o demostraciones Las tecnologías digitales pueden aportar un valor añadido a las exposiciones del profesorado mediante la explotación de las posibilidades que ofrecen para presentar la información utilizando y combinando distintos tipos de lenguajes y formatos. Más específicamente, Internet posibilita el acceso a una gran cantidad de recursos educativos, cuyo uso no exige ser un experto en programación (enciclopedias, diccionarios, museos, asociaciones científicas, etc., que ofrecen informaciones sobre temas concretos de gran interés educativo y que son susceptibles de ser utilizados con provecho en el aula.
b) Las TIC como herramientas que permiten al alumnado construir conocimiento Los recursos tecnológicos son útiles para apoyar las explicaciones, las presentaciones y las demostraciones de los profesores. De este modo, contribuyen a que el profesorado pueda ampliar y diversificar las ayudas que presta al alumnado en su proceso de aprendizaje de los contenidos escolares. En primer lugar, estos recursos tecnológicos se pueden incorporar a los procesos de enseñanza y aprendizaje haciendo que el alumnado actúa como diseñador y constructor de representaciones más que como receptor de ellas, ya que esta actividad exige aclarar, profundizar y reorganizar los propios pensamientos, detectando y resolviendo eventuales lagunas e incomprensiones.
En segundo lugar, los recursos mencionados pueden ser empleados también como ayudas tecnológicas que permiten concentrar los esfuerzos en el desarrollo y la adquisición de las habilidades cognitivas de alto nivel implicadas en la realización de tareas y la resolución de problemas complejos.
4. Las TIC y la construcción colaborativa del conocimiento A continuación se comentará brevemente tres tipos de usos de las tecnologías digitales que permiten apoyar, mediante herramientas específicas, distintos elementos implicados en los procesos de aprendizaje colaborativo y aumentar las posibilidades de seguimiento y apoyo del profesorado: I.
Los foros electrónicos son las herramientas digitales más utilizadas para promover procesos de aprendizaje colaborativo, ya que favorece que el alumnado pueda preparar respuestas argumentadas y expresar con mayor precisión los significados que quieren transmitir. Desde la perspectiva del profesor, los foros posibilitan un seguimiento mucho más detallado y continuado del proceso de aprendizaje, al tiempo que permiten intervenir de forma inmediata y contingente en caso de necesidad.
II.
El uso de herramientas que facilitan los procesos de escritura conjunta, o más concretamente, los subprocesos de planificación, textualización y revisión implicados en la elaboración conjunta de textos escritos, como GoogleDocs.
5. Las TIC y la creación de entornos de aprendizaje en línea Incluimos en este apartado los usos de las TIC orientados al diseño de entornos del tipo aulas virtuales o espacios virtuales de aprendizaje. Estos entonos se caracterizan por las posibilidades que ofrecen a los participantes de acceder a la información, combinar espacios de trabajo en grupo y espacios individuales, registrar las acciones de los participantes en el entorno y conservar dichos registros para su utilización posterior, etc. Algunas plataformas son de acceso libre, como Moodle, y otras son propietarias y de acceso restringido, como Blackboard. En este apartado también conviene aludir a los entornos personales de aprendizaje, que constituyen espacios en red personalizados donde cada alumno organiza sus propios recursos para buscar, procesar, publicar, intercambiar o compartir información, herramientas y redes de interacción. Los entornos personales de aprendizaje aparecen como una propuesta que permite que el alumnado asuma el control de su propio aprendizaje. En conjunto, este tipo de entornos es adecuado para promover tanto los procesos de construcción guiada como de construcción colaborativa del conocimiento.
6.
El aprovechamiento de la potencialidad educativa de las TIC Las TIC no solo permiten desarrollar mejor y de forma más precisa, clara y atractiva las actividades de enseñanza y aprendizaje, sino que también permiten planificar y realizar actividades que serían imposibles o muy difíciles de llevar a cabo en ausencia de estas tecnologías. Por tanto, la potencialidad educativa de las TIC está fuera de discusión; la cuestión clave es el aprovechamiento de esa potencialidad, que remite a: I.
El valor diferencial de los usos de las TIC, ya que si bien todos los usos son susceptibles de aportar mejoras a los procesos de enseñanza y aprendizaje, no todos tienen la misma capacidad para transformarlos y mejorarlos. Los usos con mayor potencialidad de mejora son los que incrementan la cantidad y los tipos de ayudas que pueden utilizar los agentes educativos y los procedimientos de ajuste de las ayudas.
II.
Las condiciones para aprovechar las TIC, ya que requieren una buena disposición del profesorado implicado, un buen equipamiento y una infraestructura adecuada, así como la puesta en marcha de una serie de actuaciones que apoyen al profesorado, como: a. Centrar la formación continuada del profesorado en los usos efectivos de las TIC b. Integrar las TIC en las aulas ordinarias para que puedan utilizarse como un recurso habitual de enseñanza y aprendizaje c. Crear redes de difusión, intercambio y contraste de proyectos y experiencias que utilizan las TIC ...

Tags:
Comprar Previsualizar