Tema 8 - Interpretación e integración de las leyes tributarias. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Fiscal I
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 4
Subido por

Vista previa del texto

Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I Lección VIII. Interpretación e integración de las normas tributarias.
Interpretación e integración de las normas tributarias.
Una vez se ha determinado una norma como aplicable en su ámbito temporal y espacial, ésta norma debe ser interpretada. Las normas no siempre son fácilmente interpretables y son susceptibles de varias interpretaciones posibles. En el caso de las normas tributarias, las regulaciones sobre la interpretación de las normas las encontramos en el artículo 12 del a Ley General Tributaria, que no presenta ninguna especialidad, pues remite al artículo 3.1 del Código civil: “Las normas tributarias se interpretarán con arreglo a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 3 del Código Civil.”, que dispone que “las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquéllas.” Son, por lo tanto, los cinco criterios de interpretación: el criterio gramatical, el sistemático, el teleológico, el histórico y el social. Para las normas tributarias, el legislador estableció en el artículo 12.2 de la Ley General Tributaria que “en tanto no se definan por la normativa tributaria, los términos empleados en sus normas se entenderán conforme a su sentido jurídico, técnico o usual, según proceda.”, es decir, que cuando se proceda a la interpretación literal hay que atenerse al sentido técnico-jurídico u ordenado.
! Además, el mismo artículo 12 prevé en su apartado 3º la posibilidad de que el Ministerio de Hacienda dicte disposiciones interpretativas de las normas, que serán de obligado cumplimiento y se harán públicas en el boletín oficial que corresponda. Ello presenta dos ventajas, que se fija la doctrina auténtica interpretativa y que siempre que el ciudadano se atenga a dicha interpretación auténtica hecha por la Dirección General de Tributos no podrá ser sancionado por la actuación tributaria que haya realizado. Cabe añadir también que el artículo 106 de la ley reguladora de las bases de régimen local permite a las corporaciones locales dictar ordenanzas fiscales con disposiciones interpretativas y aclaratorias de su normativa fiscal.
! Interpretación de las normas de carácter sancionador.
— !31 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 179 de la Ley General Tributaria la imposición de sanciones exige que haya culpa en el sujeto a sancionar, y su apartado segundo establece una lista de supuestos para los que se excluye la culpabilidad, y estos son: cuando se realice por quien carezca de capacidad de obrar tributaria, cuando concurra fuerza mayor, cuando derive de decisión colectiva por quienes hayan salvado su voto o no asistido a la reunión que adoptó la decisión, cuando se haya puesto la diligencia necesaria para el cumplimiento de las obligaciones tributarias 10 y cuando sean imputables a una deficiencia técnica de los programas informáticos.
! Calificación.
La calificación está regulada en el artículo 13 de la Ley General Tributaria, que dispone que “Las obligaciones tributarias se exigirán con arreglo a la naturaleza jurídica del hecho, acto o negocio realizado, cualquiera que sea la forma o denominación que los interesados le hubieran dado, y prescindiendo de los defectos que pudieran afectar a su validez.” 11 Este artículo debe relacionarse con el artículo 115.2 del a misma ley (“En el desarrollo de las funciones de comprobación o investigación, la Administración tributaria calificará los hechos, actos o negocios realizados por el obligado tributario con independencia de la previa calificación que éste hubiera dado a los mismos.”); en definitiva, los hechos se califican con independencia del nomen iuris que le hayan dado las partes, se tendrá en cuenta su verdadera naturaleza jurídica.
La diferencia entre interpretación y calificación radica en que la interpretación recae sobre normas y la calificación sobre actos o negocios jurídicos.
! Prohibición de analogía e integración de las normas tributarias.
La Ley General Tributaria prohíbe la analogía para extender más allá de lo estrictamente establecido el hecho imponible, las exenciones y otros beneficios o incentivos fiscales, pues así lo dispone su artículo 14.
La jurisprudencia ha señalado que no se trata de una interpretación razonable si ésta es demasiado forzada o tendenciosa o cuando por tratarse de preceptos claros no era necesaria una interpretación especial. LA diligencia e interpretación razonable exige, por lo tanto dos cosas: poner de manifiesto la oscuridad del precepto y que aquella interpretación a la que se haya acogido resulte razonable aun cuando existiera una interpretación auténtica que haya publicado la Dirección General de Tributos.
10 11 Compárese con el artículo 1276 del Código Civil.
— !32 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I Sin embargo, si se presentara una laguna de ley en el ámbito tributario, se podrían integrar las normas, siempre y cuando se respetaran los límites del artículo 14 de la Ley.
! Conflicto en la aplicación de la norma tributaria.
Lo que antes se denominaba fraude de ley ha pasado a llamarse conflicto en la aplicación de la norma tributaria, y está regulado en el artículo 15 de la Ley General Tributaria. La razón por la que se modificó dicho concepto se debía a que el fraude de ley presentaba problemas por exigir la prueba del elemento subjetivo de la intencionalidad.
! El artículo citado dispone lo siguiente; 1) que existe conflicto en la aplicación de la norma cuando se evite total o parcialmente la realización del hecho imponible o se minore la base o la deuda tributaria mediante actos o negocios en los que a) sean notoriamente artificiosos o impropios para la consecución del resultado obtenido y b) que de su utilización no resulten efectos jurídicos o económicos relevantes distintos del ahorro fiscal y de los efectos que se hubieran obtenido con los actos o negocios usuales o propios. En segundo lugar, 2) la ley exige que para que se pueda declarar el conflicto de aplicación de la norma tributaria se requiere un informe favorable de la Comisión consultiva, remitiendo al art. 159 de la Ley. Además, 3) en las liquidaciones resultantes de un conflicto de la aplicación de la norma tributaria se exigirá el tributo aplicándolo a la norma que le debiera corresponder o eliminando las ventajas fiscales, imponiéndose además intereses de demora pero no sanciones.
! Simulación.
Es importante distinguir entre la simulación absoluta y relativa; siendo la primera la que se da cuando sin existir negocio jurídico alguno, se dota la apariencia de que sí lo hay, por ejemplo, con la libranza de falsas facturas sin ningún negocio jurídico subyacente; en cambio, la simulación relativa se da cuando a una determinada operación subyacente que sí existe, las partes le dan una apariencia externa.
El artículo 16 de la Ley General Tributaria dice que en los actos en los que exista simulación el hecho imponible gravado será el efectivamente realizado por las partes.
Obviamente, estas conductas comportan una mayor reprochabilidad en el sujeto responsable, causando unas consecuencias en el ámbito sancionador y pudiendo también alcanzar el ámbito penal. Acudir a elementos de la simulación hace que la Administración tributaria sancione de forma más grave la infracción; en el caso del ámbito sancionador — !33 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I tributario, la utilización de facturas o documentos falsos y/o la interposición de personas hace que la infracción se califique como muy grave, y en el ámbito penal constituye un subtipo agravado.
 — !34 — ...