Psicología clínica: habilidades terapéuticas resumen (2016)

Resumen Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 3º curso
Asignatura Psicologia Clínica
Año del apunte 2016
Páginas 15
Fecha de subida 24/03/2016
Descargas 31
Subido por

Vista previa del texto

Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar PSICOLOGÍA CLÍNICA LECTURA 2: HABILIDADES TERAPÉUTICAS relación terapéutica positiva Fundamental en la situación terapéutica: la relación entre psicólogo y paciente. Esta se basa en los sentimientos y actitudes que los participantes de la terapia tienen entre ellos y la manera en la que lo demuestran.
agrado mutuo respeto mutuo confianza mutua Cuanto mejor sea la relación, más abierto se mostrará el paciente hacia el terapeuta y participará más en las actividades que este le proponga, así como en las fases de evaluación e intervención.
Ambos deben formar un equipo o alianza terapéutica que esté basada en:    Un vínculo emocional positiva entre ellos.
Acuerdo mutuo sobre los objetivos de la intervención.
Acuerdo mutuo sobre las tareas a realizar.
Además de tener buena relación con el paciente, el terapeuta deberá tener una relación similar con terceras personas muy próximas al cliente como pueden ser los padres (cuando este es menor) o incluso con otros profesionales que también le atienden (psiquiatra, enfermera, abogado, etc) Sin embargo, una buena relación terapéutica es necesaria pero no suficiente para conseguir buenos resultados clínicos, ya que en muchos casos también son necesarias determinadas técnicas terapéuticas. Aun así hay una parte de la terapia que es más artística y corresponde con el saber ver qué actitudes y en qué grado son adecuadas para qué clientes en las distintas fases de intervención y en qué momento aplicarlas.
No debemos confundir tener una buena relación con el paciente con tener una amistad: la relación debe ser siempre asimétrica (el cliente necesita y el terapeuta ofrece), no altruista (el terapeuta cobra por los servicios prestados por lo que el cliente no debe sentirse en deuda con el) y seguir ciertas reglas y normas de funcionamiento como la duración de las sesiones, la cantidad de las mismas, los honorarios, el lugar de la terapia, etc.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar CARACTERÍSTICAS PERSONALES GENERALES PARA SER TERAPEUTA Autorregulación (que acompañe al autoconocimient o para que este no influya negativamente en la terapia del paciente) Aceptación del cliente (ser concientes de los diferentes estilos de vida y en las cosas positivas que todos podemos desarrollar).
Tener un buen ajuste Ψ general.
La experiencia vital puede ayudar o entorpecer la terapia.
Conocer las diversas culturas.
Autoconocimiento (reconocer los propios recursos y limitaciones) Energia, persistencia y flexibilidad Interés sincero por las personas (evitando el voyeurismo, abuso de poder y la autoterapia).
CARACTERÍSTICA S Cumplir nuestra etica y ser profesionales.
Respecto a la energía, persistencia y flexibilidad se refiere a que para conseguir resultados terapéuticos se necesita mucho tiempo (paciencia), una actitud positiva y activa (energía) y adaptarnos a los diferentes tipos de pacientes que podamos llegar a tener (flexibilidad).
MOTIVACIONES ASOCIADAS CON LA PROFESIÓN DEL TERAPEUTA Existen dos tipos de motivaciones: funcionales y disfuncionales: Motivaciones funcionales: Motivaciones disfuncionales: -Interés por la gente y por si mismos.
-Capacidad de escuchar y de conversar.
-Querer conocerso mejor a uno mismo (puede influir en la terapia del paciente).
-Empatia, comprensión y capacidad de introspección.
-Querer ayudar a a otros a superar problemas propios no superados.
-Negar las posibles gratificaciones personales por parte del cliente.
-Buscar superar la soledad mediante el contacto con los pacientes.
-Paciencia hacia los demás y tolerancia a la ambigüedad (respuestas parciales).
-Caer en el abuso de poder con los clientes.
-Satisfacción del poder que se ejerce pero sin caer en su abuso.
-Necesidad desmesurada de dar amor o ser amado.
-Saber tomarse las cosas con humor.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar Otras motivaciones que existen pueden ser la independencia a la hora de trabajar, o hacerlo con una gran variedad de personas con un abanico grande de problemas, satisfacción al ayudar a otros, etc.
ACTITUDES BÁSICAS DEL TERAPEUTA QUE FAVORECEN LA RELACIÓN Existen 3 actitudes básicas y fundamentales: la empatía, la aceptación incondicional y la autenticidad. Una actitud adicional que se incluye dentro de la empatía es la escucha activa.
ESCUCHA ACTIVA Al escuchar activamente al cliente podemos: Facilitar Aumentar Potenciar Animar Lograr • Que los clientes hablen sobre sí mismos y sus problemas.
• Que comuniquen información relevante.
• Las probabilidades de entender mejor al cliente.
• La relación terapéutica.
• A los clientes a ser mas responsables de su cambio.
• A que vean al psicólogo como un colaborador y no como un experto.
• Que la terapia tenga más éxito.
La escucha activa implica 3 actividades básicas: 1.Recibir el mensaje: 2.Procesar los datos atendidos: 3.Emitir respuesta de escucha: •Debemos atender a varios aspectos tales como la comunicación no verbal y vocal (como se adecuan la una a la otra) y los cambios en las mismas, la comunicación verbal (aquello que se dice explicita o implicitamente o lo que se evita) y la actitud (tanto hacia el terapeuta como hacia el terapeuta).
•Saber distinguir las partes del discurso que son importantes de las que no y saber lo que quieren decir. debemos interpretar correctamente lo que el cliente nos dice, ya que de no regular los propios pensamientos y emociones en la sesion, podemos interpretar algo de la manera que queremos y no con lo qe el cliente quiere transmitir en realidad.
•Algunas de ellas pueden ser miradas amigables, asentimiento, orientación corporal hacia el cliente, expresiones de interés como "uhm" o "aha", "ya veo", etc.
•Debemos dar respuestas de confirmación que le hagan ver al cliente que lo hemos escuchado, mediante clarificaciones, parafrasis, reflejos y sintesis.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar OBSTÁCULOS PARA LA ESCUCHA EFICAZ:        No tener interés por el paciente o sus problemas.
Juzgar los mensajes o conductas del cliente y/o tener reacciones emocionales a ellos.
Distraernos con nuestras propias preocupaciones.
Interrumpir al cliente innecesariamente o no respetar los temas que son importantes para él.
Hacer hipótesis con pocos datos y creer solo a aquella información que la confirma.
Hacer interpretaciones o sugerencias de forma precipitada.
Variables ambientales como el frio/calor, ruido u hora del día, no estar bien o estar cansado.
Hemos dicho que la escucha activa es importante, y que la poca escucha puede ser un problema por el que el cliente no se sienta escuchado y comprendido pero es que un exceso de escucha activa puede hacer que el cliente solo perciba comprensión pero no ayuda activa de parte del terapeuta.
EMPATÍA Se trata de la cualidad que nos permite ponernos en el lugar de nuestro cliente y vivir el problema tal y como él lo está viviendo (no es solo pensar en cómo lo viviríamos nosotros en lugar del cliente). Debemos comprender el significado de aquello que nos explica pero a la vez ir más allá, comprendiendo las implicaciones emocionales, cognitivas y conductuales. Para transmitir al cliente nuestra actitud empática lo podemos hacer por varios medios: Demostrar actitud empática Escucha activa: Mirar, asentir, orientarse, expresiones ("uhm" "aha").
Tratar Formular Utilizar Recurrir aquellos problemas que son importantes para el clientes.
preguntas que clarifiquen lo que el cliente dice.
paráfrasis y resúmenes de lo que ha explicado.
al uso del reflejo (repetir o parafrasear lo que nos dice.
Entre las funciones de comunicar la actitud empática tenemos:    Revela el interés del terapeuta de entender al cliente.
Este a su vez puede hacerse otra impresión del terapeuta.
Facilita que el cliente sea consciente de sus propios actos/sentimientos.
La empatía mejora la relación terapéutica y facilita el cambio por lo que una terapia sin empatía podría llevar al cliente a ver a su psicólogo como insensible, sobre todo al principio de la terapia.
La actitud empática es muy importante en los clientes que no vienen voluntariamente a terapia porque mediante esta técnica podemos ganarnos su confianza. Por lo tanto, la empatía también nos permite:     Comprender mejor las conductas negativas del cliente.
Evitar juzgarlas.
Reducir reacciones emocionales ante estas.
Pensar mejor en sus soluciones.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar Los terapeutas pueden entrenar su empatía mediant el método de Rogers: tres personas donde dos hablan sobre un tema y la tercera hace de moderador. La segunda persona no puede hablar en su turno antes de que el moderador resuma de forma suficiente lo que ha dicho la primera así como sus sentimientos y emociones.
ACEPTACIÓN INCONDICIONAL Es la aceptación del cliente tal y como es y existen varios niveles de aceptación donde el más alto representaría la incondicional y el más bajo correspondería a juzgar las conductas del cliente y a expresar disgusto o aprobación a alguna de ella o a todas. La aceptación incondicional implica comprometerse con el cliente y esforzarse por entenderlo, aunque el componente más importante es tener una actitud no valorativa, es decir, que el paciente sienta que lo aceptamos tal y como es, sin juzgarlo de ningún modo sobre sus sentimientos, pensamientos y conductas, incluso en situaciones difíciles como que engaña a su pareja, que quiere suicidarse o que desea que su hijo estuviese muerto, aunque claro está que aceptar que el paciente tenga esos pensamientos no implica que lo aprobemos.
Si tenemos alguna crítica hacia algunos pensamientos o actitudes del paciente, podemos planteárselas como sugerencias de cambio hacia su persona de manera que lo hagamos reflexionar sobre ello y sobre sus ventajas o desventajas y no como críticas, lo que provocaría en el cliente un sentimiento de juicio negativo y rechazo.
AUTENTICIDAD Implica ser uno mismo durante la terapia, aunque la espontaneidad total tampoco es positiva.
Se trata de combinar la sinceridad con el tacto y la diplomacia de manera que consigamos no perjudicar al cliente o a la relación terapéutica con él. Por lo tanto hay que saber qué decir, cuándo y cómo hacerlo. Cornier & Cornier distinguieron 4 componentes de la autenticidad: Conductas no verbales: Poco énfasis: Contacto ocular, sonrisa y orientación corporal hacia el cliente.
De su rol, autoridad o estatus por parte del terapeuta.
Autenticidad Espontaneidad: Autorrevelación: Expresarse con naturalidad, sin pensar en todo lo que se hace y se dice.
Dar información sobre sí mismo y sus reacciones a la situación terapéutica.
También incluye, si los hay, reconocer los propios errores que puedan haberse cometido en el marco de la terapia, en vez de negarlos, ya que de esa manera se consigue mejorar la relación con nuestro paciente.
Respecto al aspecto de las autorrevelaciones, algunas informaciones que podemos revelar al cliente son nuestras experiencias profesionales, estado civil, nº de hijos, sensaciones sobre la manera en la que han manejado ciertos problemas y opiniones y sentimientos positivos Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar respecto al cliente y la terapia con él. Es muy poco habitual la autorrevelación sobre temas políticos, religiosos y sexuales o sobre sentimientos negativos. Otros puntos importantes sobre ellas son:  Las autorrevelaciones deben darse como respuestas directas a preocupaciones que exprese nuestro cliente y deben hacerse si se considera que serán beneficiosas (por ejemplo, dado el caso, se puede explicar al cliente algún problema similar al suyo y la manera en la que logró superarlo).
Deben adaptarse al ánimo del cliente y a lo que haya expresado.
Dependiendo de la fase de la terapia donde nos encontremos podemos tener mayor o menor nivel de intimidad del contenido de la autorrevelación.
Deben ser concisas y poco frecuentes para no robar tiempo de terapia ni protagonismo a nuestro paciente.
   CARACTERÍSTICAS DEL TERAPEUTA QUE FAVORECEN LA RELACIÓN Otras características del psicólogo que pueden ayudar a mejorar la relación con el cliente son: cordialidad, competencia, confianza, atracción y grado de directividad.
CORDIALIDAD Se trata de expresar tanto verbal como no verbalmente interés, aprecio, ánimo y aprobación por el cliente (estos dos últimos sólo cuando sea necesario).
Contacto visual Contacto físico Sonrisas Proximidad física Conductas no verbales de cordialidad Inclinación corporal Expresión facial de interés Asentimiento Postura relajada Voz suave y modulada Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar Respecto al contacto físico puede ser muy útil en momentos de estrés emocional pero hay que ir con cuidado para que el cliente no lo malinterprete, por eso antes de usarlo debemos pensar si será en beneficio del mismo y si el nivel de confianza no permite usarlo.
Un exceso de cordialidad tampoco es bueno ya que puede provocar el efecto contrario en el cliente: este puede sentirse abrumado o malinterpretar las intenciones, hasta puede llegar a enamorarse del terapeuta. También es verdad que el nivel típico de cordialidad que se aplica normalmente en la terapia también puede ser demasiado para clientes con trastorno antisocial o que sean de naturaleza hostil, por lo que con ellos hay que ser amables pero sin resultar demasiado cercanos, para respetar su espacio.
COMPETENCIA Consiste en ayudar a los pacientes a resolver sus problemas y generarles más seguridad sobre sí mismos y autocontrol. Por lo tanto incluye todas las habilidades pertinentes a esa tarea, ya sean de autoconocimiento, autocontrol, relacionales o técnicas. La competencia de un psicólogo está directamente relacionada con su experiencia terapéutica (la cual se define mejor por las horas totales de trabajo con pacientes que con años de experiencia).
La competencia real es importante pero más lo es la percepción que nuestro paciente tiene sobre ella, ya que eso permite que su confianza sobre nosotros a la hora de la terapia aumente.
Algunas conductas que demuestran competencia por parte del terapeuta son:        Nivel de experiencia, diplomas/certificados/títulos, historial de éxitos, entorno en el que trabaja, estatus del terapeuta, edad, apariencia, etc. (sobre todo al inicio de la terapia) Contacto ocular y seguridad al presentarse Disposición frontal del cuerpo Hacer preguntas pertinentes o que estimulen el pensamiento Mostrar indicadores verbales de atención y fluidez verbal Ausencia de contradicciones Hacer pensar en soluciones, sugerirlas o aplicarlas.
Saludar dando la mano y por su nombre Se ha preparado la entrevista y sabe el motivo de consulta Hacer preguntas directas y relevantes, sin interrumpir al cliente Interesado y tranquilo, habla con fluidez, confianza y seguridad Voz infexiva y vivaz, cambio de exresiones faciales y gestos Se dirige a la raiz del problema Apariencia cuidada No ser arrogante, sino cordial y reactivo al cliente Recomienda posibles soluciones Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar CONFIANZA Es la percepción del cliente de que el terapeuta no le engañará sino que le ayudará y está asociada a mejorar los resultados del tratamiento. El cliente confía cuando percibe las siguientes cualidades en su terapeuta: Competencia No defensivo Sinceridad Dinámico y seguro Intenciones Confidencial Aceptación Cordialidad Es posible que los clientes evalúen si el terapeuta es digno de su confianza con algunas maniobras como las siguientes:       Pedir información personal al terapeuta en busca de un indicador que les permita saber si podrá ayudarlos o no.
Contar un secreto para saber hasta qué punto pueden confiar en ese terapeuta y cómo serán valorados.
Pedir un favor para ver si pueden confiar en el psicólogo. Siempre que el favor sea razonable, accederemos a realizarlo y sobre todo a cumplirlo. Si no lo es, se le explica con tacto al cliente las razones por las que no se puede realizar.
Subvalorarse para ver si el terapeuta lo acepta tal y como es.
Molestar al terapeuta para evaluar sus límites y la firmeza de estos.
Preguntar por las razones del terapeuta para ver si realmente se interesa por el cliente en cuestión o porque es su trabajo.
ATRACCIÓN Hay una correlación positiva entre l percepción que el cliente tiene sobre el atractivo del terapeuta y los resultados del tratamiento. El cliente ve a un terapeuta atractivo cuando este es amable y cordial y cuando se parece a él (identificación). Puede haber atracción física (más presente en las primeras sesiones) o interpersonal (más importante en la relación terapéutica a largo plazo).
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar GRADO DE DIRECTIVIDAD Se refiere al modo en que el terapeuta instruye, informa, pregunta, ayuda al paciente. El hecho de ser más o menos directivo depende de:      Tipo de problema: mayor gravedad y menor autocontrol del paciente, más directividad.
Locus de control: cuanto más externo (la culpa es de los otros), más directividad.
Libertad de elección: a menor libertad percibida, más directividad.
Fase de la terapia: cuanto más inicial, más directividad.
Sexo, cualificación profesional y edad del cliente: los hombres, con baja formación y más mayores necesitan más directividad, mientras que las mujeres, con más formación y más jóvenes necesitan menos directividad.
Se recomienda una terapia directiva con clientes dispuestos a ser dirigidos, con metas específicas, muy afectados o frágiles, en crisis o sin límites. En otro casos se aconseja ser lo menos directivo posible, ayudando al cliente a encontrar las respuestas por sí mismo, acordando las tareas a realizar en vez de imponerlas o, si el cliente tiene intención hacer algo nocivo, el terapeuta debe hacerle reflexionar sobre sus consecuencias en vez de decirle que no lo haga.
HABILIDADES DE COMUNICACIÓN Se tienen en cuenta tres habilidades: de escucha, de acción y de entrevistador.
HABILIDADES DE ESCUCHA Implica atender a lo que el cliente nos está explicando, procesar esa información y darle una respuesta tanto verbal como no verbal. Las más simples ya las hemos visto (asentimiento, mirada amigable, etc.) pero hay otras más complejas clasificadas en: clarificación, paráfrasis, reflejo y síntesis.
Clarificación Se trata de pedirle al cliente que nos aclare un aspecto de su mensaje cuando este es ambiguo o implícito, con preguntas del estilo: “¿qué quiere decir cuándo…?” o pidiendo explícitamente al cliente que lo explique con otras palabras o con un ejemplo. También podemos hacerlo con preguntas de comprobación tipo: “¿quiere decir que…?” para confirmar realmente que lo que hemos entendido es realmente lo que el cliente quería expresar.
Por otro lado nunca debemos dar por supuesto nada de los que nos diga el paciente, ni dejar que él suponga que le estamos entendiendo (Ud. ya sabe lo que quiero decir, etc.). Si el cliente no clarifica su discurso podemos pedirle una nueva clarificación o hacerle preguntas cerradas para concretar lo que quiere transmitir y en caso de que el cliente no quiera clarificarnos algo siempre podemos dejar para otro momento ese tema.
Paráfrasis Consiste en hacer una especie de resumen de lo que nos ha explicado el cliente pero con otras palabras. Se utiliza con varios objetivos: Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes      Usuario Unybook: smirapar Comunicar al cliente que hemos entendido su mensaje y que pueda estar en desacuerdo con lo que le decimos.
Reforzar ideas expresadas por el cliente.
Hacer que profundice en ideas o pensamientos o que se centre en ciertas situaciones o conductas.
Aclarar la esencia de un problema y ayudar a tomar decisiones.
Centrarse en el contenido cuando es precipitado hacerlo en los sentimientos.
Reflejo Es parecida a la paráfrasis ya que también realiza una recapitulación del mensaje del cliente, pero mientras esta se centra en el contenido del mensaje, el reflejo se centra en la parte afectiva y los sentimientos que se esconden detrás del mensaje. Por lo tanto se trata de que el terapeuta sepa expresar los sentimientos (explícitos o implícitos y de manera verbal y no verbal) del cliente a través de esta recapitulación. El reflejo suele incluir el uso de paráfrasis pro implica siempre la repetición del componente emocional. Se puede utilizar con varios propósitos:      Hacer que el cliente se sienta comprendido o en desacuerdo con nuestro reflejo.
Hacer que se centre en los sentimientos y que se dé cuenta de sus ideas, intensidad o importancia.
Animarlo a que exprese más sentimientos sobre otros temas (personas, situaciones…).
Dejarle diferenciar entre diferentes tipos de sentimientos.
No tener conflictos con un cliente insatisfecho con la terapia o el psicólogo.
Síntesis Es el uso de reflejos o paráfrasis para poder resumir el discurso de nuestro cliente durante una parte de la sesión o durante una o más de éstas. Es muy habitual utilizarlos al inicio o al final de las sesiones.
HABILIDADES DE ACCIÓN A diferencia de las respuestas de escucha, las respuestas de acción demuestran un estilo más directivo en la terapia, aunque estas últimas deben de estar basadas en las primeras (de escucha). Hay cuatro respuestas principales de acción: preguntas, confrontación, interpretación e información.
Preguntas Aparte de la clarificación, las preguntas se pueden hacer para obtener nueva información (ya sea sobre un problema o sobre el cliente mismo) o para hacer reflexionar al paciente sobre algún aspecto concreto. Las preguntas pueden ser abiertas o cerradas:  Preguntas abiertas: no se limitan a una respuesta dicotómica sino que requieren de una respuesta extensa y suelen empezar por “qué”, “cómo”, “cuándo”, “dónde” y “cuál”.
Se utilizan para iniciar la entrevista, introducir nuevos temas, conseguir nueva información y motivar al cliente a comunicarse.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes  Usuario Unybook: smirapar Preguntas cerradas: pueden contestarse con un “sí” o un “no” o con una frase muy corta. Se utilizan con pacientes que hablan demasiado o con aquellos que les cuesta empezar a hablar de sus problemas.
Algunas pautas para formular preguntas son: Tener claro el´objetivo de nuestra pregunta (¿es útil?).
Formular una pregunta a la vez y no muchas.
Dar tiempo al cliente para pensar la respuesta y responder.
Usar el método hipotético-deductivo.
Usar un lenguaje que el cliente entienda.
Evitar saltar de tema en tema.
No usar tanto el "Por qué" para preguntar.
No hacer preguntas intempestivas.
Evitar preguntas acusadoras (tono de voz, "por qué"...).
Confrontación Consiste en que el terapeuta hace notar al cliente una contradicción entre dos de sus mensajes verbales o entre su expresión verbal y no verbal o lo que dice el cliente versus lo que dicen otras personas sobre él o entre lo que dice el cliente y lo que hace realmente.
Cuando expresamos la confrontación debemos evitar palabras como “pero” o “sin embargo” y al final de la formulación está bien añadir una pregunta como “¿qué te parece esto?” o “me gustaría que me dijeras algo sobre esto”. Las confrontaciones deben ser usadas para aclarar las discrepancias y que el cliente sea consciente de ellas y pueda resolverlas, no se deben usar para mostrar enfado o frustración de parte del terapeuta. Esta técnica debe usarse con tacto y no como un ataque o acusación, recomendablemente una vez avanzada la terapia, cuando se ha establecido un vínculo de confianza con el cliente. En caso de que haya varias discrepancias hay que espaciar el abordaje de las mismas ya que sino el cliente pensará que lo estamos criticando.
Un cliente puede reaccionar de las siguientes formas a una confrontación: 1. Aceptación auténtica 2. Aceptación aparente: el cliente acepta verbalmente la discrepancia pero sin profundizar en ella para que el psicólogo no insista.
3. Confusión o desconcierto: el cliente parece no entender el planteamiento del terapeuta, bien porque este ha sido poco específico, bien porque busca una vía de escape.
4. Negación: el cliente no reconoce la discrepancia o no está de acuerdo con ella.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar Interpretación Consiste en hacer ver al cliente la relación que pueden tener sus conductas, emociones, pensamientos y situaciones para darle una explicación a sus problemas y conductas. Las interpretaciones pueden ser:    Poco profundas: es casi igual la del terapeuta que la del cliente.
Centradas en causa que puede controlar el cliente: funcionan más que aquellas centradas en cosas que el cliente no puede cambiar.
Con connotación positiva: funcionan mejr que las de connotación negativa.
A la hora de expresar nuestra interpretación al cliente debemos asegurarnos que se basan en datos obtenidos, que el cliente está emocionalmente preparado para recibirla, que habrá tiempo suficiente para discutirla con el paciente, que la planteamos con un lenguaje entendible y que minimizamos la influencia de los propios sesgos.
Información Se trata de comunicar datos o hechos sobre cosas que el cliente se supone que no sabe. Un ejemplo podría ser informar a alguien que quiere abandonar a su familia las repercusiones legales que esto podría tener. Ofrecer información ayuda al cliente a corregir errores y ser conscientes de las consecuencias de sus decisiones. Informar no es lo mismo que aconsejar, lo que significaría que además de ofrecer información, brindamos una pauta de acción que el cliente debería seguir, aunque si que es cierto que los clientes más dependientes necesitan un nivel de consejos en el inicio de la terapia hasta que son suficientemente capaces de prescindir de ellos.
Cuando proporcionamos información al cliente debemos tener en cuenta como darla para que sea más comprensible y como darla para que sea más recordable para el cliente: COMPRENSIÓN RECUERDO Debemos presentar la información de manera que se entienda y poner un par de ejemplos. Es mejor dar poca información que mucha y con un tiempo pausado. Al finalizar se pueden hacer preguntas sobre lo explicado y pedir al cliente que si tiene cualquier duda, la formule.
Debemos usar un lenguaje claro, enfatizar las ideas importantes, repetir la información si hace falta, dar ejemplos de esta, normas específicas, dar por escrito la información esencial y pedir al cliente que explique con sus palabras la información que queremos que recuerde.
Se pueden utilizar las metáforas para proporcionar información al paciente.
HABILIDADES DE ENTREVISTADOR Algunas de ellas son las siguientes: 1. Tener preparada una orden del día con los puntos a desarrollar.
2. Hay que dejar al cliente expresar su problema antes de hacerle preguntas más estructuradas.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes 3. Se debe armar un dialogo en base a temas relevantes; saber cuándo hablar y cuándo escuchar. Se deben evitar interrupciones frecuentes, largos silencios o divagaciones.
4. Clarificar las palabras ambiguas que use el cliente para evitar confusiones.
5. Interpretar los signos verbales y no verbales así como la coherencia entre ambos.
6. Reforzar al cliente por sus buenas conductas con contacto visual, Usuario Unybook: smirapar 7.
8.
9.
10.
elogios, muestra de interés, afirmaciones de apoyo, etc.
No tomar muchas notas durante la entrevista.
Parafrasear y resumir la información que nos da el cliente (sobre todo en momentos importantes).
Controlar las propias respuestas emocionales ante una respuesta del cliente (si se pone agresivo, o si se pone a llora, etc.).
Hacer una devolución de la información al cliente para que vea su evolución en la terapia.
ADAPTACIÓN DE LA INTERVENCIÓN A LAS CARACTERÍSTICAS DEL CLIENTE FORMA DE DEFINIR LOS PROBLEMAS Y COMUNICAR LA INFORMACIÓN Es donde los clientes tienen problemas muchas veces. Suelen presentar su problema de manera escueta o cambiante, quejarse de algo que no es el motivo principal de consulta o hablar del problema interpretándolo de una manera diferente del terapeuta. Por eso, después de dejar que el cliente exprese el problema, debemos aplicar el mejor estilo de entrevista que se adecue al cliente para llegar al significado real de su problema.
Otro problema es que generalmente las conductas reales del problema del cliente no coinciden con las conductas que él dice tener, por eso es de gran ayuda obtener información sobre el mismo problema a través de otras fuentes aparte del propio cliente (entrevistas con terceros, historias clínicas, expedientes, antecedentes penales, etc.) MOTIVACIÓN Y EXPECTATIVAS Hay que tener claro que el hecho de que el cliente acuda voluntariamente a consulta no quiere decir necesariamente que tenga intención de cambiar; puede ir para mantener su rol “de enfermo”, buscando atención o una relación social, desahogo emocional, etc. También es cierto que muchos clientes no están motivados para esforzarse a resolver sus problemas y es por eso que debemos potenciar esa motivación para evitar el abandono de la terapia y sus consecuencias.
Que el cliente esté motivado requiere, entre otras cosas, que esté dispuesto a cambiar, que vea al terapeuta positivamente, que esté de acuerdo con la hipótesis explicativa del problema y que se comporte activamente durante el tratamiento. Esta motivación del cliente se puede notar en su conducta verbal (que nos indica sus ganas de cambiar), el nº de sesiones al que acude, su cumplimiento de las actividades terapéuticas. Un aspecto importante es que la motivación no está asociada significativamente con los resultados de la intervención.
La expectativa del cliente se mide en base al tipo de terapia, resultados de la terapia y autoeficacia: a partir de esto elegirá si acepta el tratamiento o no e invierte el esfuerzo y tiempo Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes Usuario Unybook: smirapar en este. La expectativa depende también de experiencias previas, información recibida y estado emocional.
VARIABLES DEMOGRÁFICAS: SEXO, EDAD, CLASE SOCIAL, NIVEL EDUCATIVO.
SEXO: no es relevante, aunque cuando cliente y terapeuta son del mismo sexo se pueden dar mejores resultados en ciertos problemas.
EDAD: en el caso de los niños se deben hacer adaptaciones de tratamientos o tratamientos nuevos. Esto también ocurre con las personas mayores con déficits en habilidades cognitivas o falta de apoyo social.
CLASE SOCIAL: personas de clase social baja es más probable que abandonen la terapia (complejidad, coste, actitudes negativas, etc.). También se asocia a estas personas con peores resultados del tratamiento (por estrés, menos recursos, etc.).
NIVEL EDUCATIVO: hay una relación entre este nivel y el seguimiento de la terapia pero no es muy pronunciada.
TIPO DE PROBLEMA Se adopta un estilo más directivo cuanto más grave es el problema del paciente y menos autocontrol tiene el mismo. Ciertos problemas necesitan de intervención farmacológica y/o institucional a la vez que la terapia psicológica.
ENFERMEDADES O DÉFICITS FÍSICOS INCAPACITANTES Es necesario tener en cuenta determinadas enfermedades físicas que pueden dificultar el tratamiento, impidiendo o limitando ciertas técnicas psicológicas: no podríamos aplicar la inundación a las peores situaciones temidas en un paciente con problemas cardíacos.
ESTRATEGIAS PARA MEJORAR EL CUMPLIMIENTO DE LA INTERVENCIÓN Hay dos tipos de fuentes por las que el cliente se resiste al cambio: FUENTES INTERNAS:        Tener otros objetivos distintos de los terapéuticos.
Falta de motivación o credibilidad en el tratamiento.
Expectativas negativas de mejora o poco realistas de soluciones rápidas.
Vergüenza a mostrar a otro la propia intimidad o falta de confianza en el psicólogo.
Falta de habilidades o de memoria y comprensión.
Temor a asumir la propia responsabilidad o a perder la propia identidad.
Miedo a perder el autocontrol.
FUENTES EXTERNAS:   Retirada de refuerzo social o aplicación de castigos (por ejemplo, desaprobación).
Falta de apoyo social para el cambio o refuerzo de los demás sobre las conductas problemáticas.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar Sofía A. Miranda Paredes   Usuario Unybook: smirapar Cambios ambientales interferidores (problemas económicos, familiares, etc.).
Actuaciones inadecuadas del terapeuta (mala relación con el cliente, etc.).
Las pautas de actuación dependerán de los factores que generen la resistencia pero es fundamental comprender el punto de vista del cliente sin culpabilizarle ya que esto hace más difícil la situación.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en: https://unybook.com/perfil/smirapar ...