Tema 10 Carcinogénesis por virus ARN (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Ciencias Biomédicas - 3º curso
Asignatura Cáncer
Año del apunte 2015
Páginas 4
Fecha de subida 03/05/2016
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

3º C. Biomédicas (UdL) Irene LV CÁNCER TEMA 10 Carcinogénesis vírica (II) CARCINOGÉNESIS POR VIRUS ARN Retrovirus y cáncer En 1989 y 1981, Robert Gallo y cols. hicieron las primeras publicaciones sobre los retrovirus en humanos, en concreto sobre el VIH. Realizaron aislados a partir de líneas celulares de leucemia de células T en humanos. Se vio que las líneas de leucemia de células T contenían retrovirus.
HTLV -1 o virus tipo 1 de la leucemia humana en células T Se trata del retrovirus más implicado en cáncer. Como su propio nombre indica, causa leucemia de células T, una patología no muy frecuente en nuestro entorno. Los estudios epidemiológicos indican que hay de 10 a 20 millones de personas infectadas en el mundo. En general es un tipo de cáncer poco prevalente pero es endémico en Japón, el Caribe, África y América del sur. En estos clusters geográficos es necesario plantearse si tras el tumor hay un agente infeccioso.
El virus HTLV-1 presenta tropismo por las células T. La infección por el virus es muy frecuente pero solamente el 3-5% de los individuos desarrolla la leucemia. Este tipo de leucemia resulta letal en unos meses.
Neoplasia linfoide maligna (leucemia) con presencia de marcadores de superficie propios de las células T (citometría de flujo). Los pacientes presentan afectación cutánea y visceral.
Pueden encontrarse anticuerpos anti-HTLV-1 en sangre (en suero).
Supervivencia de entre tres y cuatro meses.
Los linfocitos afectados presentan lobulación del núcleo y se denominan "células en flor" ("flower cells").
Patogénesis Durante su ciclo de vida, el retrovirus puede transformarse en provirus, la versión de doble cadena de ADN del virus e integrarse al azar en el genoma de la célula huésped. Todas las células de una misma leucemia presentan la misma inserción (en el mismo lugar) ya que se da un proceso de proliferación clonal de los linfocitos T.
La infección por el HTILV-1 precede a la expansión clonal de los linfocitos.
Mecanismos de oncogénesis del retrovirus  El retrovirus puede activar la transcripción directa de oncogenes. Ocurre por ejemplo en el caso del virus del sarcoma aviar (Src).
 El provirus se integra cerca de los oncogenes en el tejido que desarrolla el tumor (C-MYC).
Mecanismo transregulador del HTLV-1 El gen TAX, factor transregulador, resulta fundamental para la transformación celular ya que interacciona con múltiples proteínas: - Interacciona con factores de transcripción celular (como NF-kB implicado en proliferación y supervivencia).
1 CÁNCER Curso 2015/2016 - Transactivación de genes: citoquinas, receptores de citoquinas, … - Activación de ciclinas (que favorecen la progresión del ciclo celular) y represión de genes supresores tumorales (CDKN2A/p16, p53) El ciclo celular se desregula, dando lugar al proceso de proliferación monoclonal (todos los linfocitos tienen la inserción en el mismo punto aunque, en principio, se trata de una expansión policlonal). La alta tasa de proliferación favorece la adquisición de más mutaciones y el desarrollo de la leucemia.
Resumen HTLV-1 - Necesaria la infección de los linfocitos T - El HTILV-1 no contiene ningún oncogen - La proteína TAX, codificada por el genoma vírico, es necesaria y suficiente para la transformación celular.
- Activación de factores de transcripción: cascada pro-mitógena (policlonal).
- Linfocitosis crónica - Mutaciones secundarias: monoclonal  leucemia T adulta.
VIH, SIDA y cáncer Podemos encontrar dos tipos de VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana: HIV-1 y HIV-2. Ambos son miembros de una familia de retrovirus, los lentivirus e infectan a los linfocitos T CD4+.
El VIH no está directamente implicado (como agentes etiológicos) en la tumorogénesis pero los pacientes infectados tienen cierta predisposición a padecer tumores característicos.
2 3º C. Biomédicas (UdL) Irene LV Sarcoma de Kaposi Se trata de uno de los tumores desarrollados con mayor frecuencia tras la infección por el VIH.
Además, fue el primer tumor detectado en individuos homosexuales de EEUU antes del SIDA.
Se desarrolla tras la infección por el herpesvirus tipo 8 (HSV-8) que, en los casos de individuos infectados por el VIH, aprovecha la situación de inmunodeficiencia. Se puede ver mediante hibridación in situ (para HSV-8) que las células están infectadas.
Se produce la proliferación descontrolada de las células endoteliales: tumor vascular. La proliferación vascular favorece el desarrollo de angiomas (lesiones de la superficie cutánea , formadas por la agrupación de vasos) y puede haber también afectación visceral.
Hoy en día, se trata de un tumor más frecuente en gente mayor, ya que presentan cierta inmunodeficiencia debida a la edad.
Los afectados presentan nódulos o pápulas de color rosado en la piel formadas por la proliferación vascular. Histológicamente, se produce extravasación hemática. En la imagen podemos ver una tinción para un marcador vascular (CD34).
Normalmente, la afectación cutánea es autolimitada. Los casos en los que hay afectación visceral son muy extremos pero también puede encontrarse.
Por ejemplo, en la imagen vemos la autopsia de un estómago afectado (abierto por la curvatura mayor) que está lleno de hematomas. Las lesiones de los vasos en los órganos internos pueden desencadenar en un sangrado interno.
También puede haber, por ejemplo, afectación hepática.
Otros tumores - SIDA Además del sarcoma de Kaposi, los afectados por el SIDA son más susceptibles a desarrollar otros tumores.
Los pacientes con SIDA presentan mayor afectación por Linfomas no Hodgkin y de cánceres asociados al papilomavirus.
La inmunodeficiencia de los pacientes con SIDA implica un mayor número de infecciones víricas (el sistema inmune no responde bien y predispone a la infección), que están implicados en la etiología de algunas neoplasias.
3 CÁNCER Curso 2015/2016 Mayor incidencia en pacientes con SIDA del carcinoma escamoso perianal y de cáncer de cérvix uterino. En los enfermos de SIDA se lleva a cabo una vigilancia muy estricta para estos tipos de cáncer (que se desarrollan más frecuentemente).
Histológicamente, en un linfoma pueden observarse linfocitos atípicos con muchos núcleos.
CARCINOGÉNESIS POR MICROORGANISMOS - Helicobacter pylori H. pylori fue la primera bacteria considerada carcinógeno. Esta bacteria está implicada en primer lugar en la aparición de la úlcera gástrica. La infección está implicada en la etiopatogenia de tumores malignos gástricos, el adenocarcinoma (en el estómago hay epitelio glandular) y en el linfoma gástrico (tipo MALT).
Con la H. pylori ocurre algo similar a lo que ocurre en el caso de la infección por el virus de la hepatitis: la bacteria se ve implicada en la inflamación crónica. La inflamación crónica implica la producción de agentes genotóxicos y además, el gen CagA de la H. pylori estimula la proliferación celular.
En la infección gástrica crónica se produce en primer lugar atrofia gástrica, acompañada a veces de metaplasia intestinal que induce un cambio del epitelio. Tras la metaplasia aparece la displasia y después el carcinoma. Solo un 3% de los casos de los infectados por H. pylori desarrollan el carcinoma.
Se administra un tratamiento con antibiótico en el caso del linfoma, para ver si la gastritis y el linfoma remitan. Los carcinomas se tratan con cirugía.
En la imagen podemos ver un estómago con una úlcera (es la zona en la que falta tejido). Al microscopio vemos una tinción especial para H.
pylori, en la que se confirma la infección.
4 ...