Tema 7 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Criminología y Políticas Públicas de Prevención - 4º curso
Asignatura Sistemas Penitenciarios
Año del apunte 2016
Páginas 6
Fecha de subida 19/07/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Sistemas Penitenciarios TEMA 7. El personal de los centros penitenciarios “The invisible ghosts of penality” Tradicionalmente, el personal de los centros penitenciarios ha sido poco estudiado (Liebling, 2000), es decir, los académicos estudiaban en prisión pero los trabajadores no salían en los trabajos, el personal de la prisión no se veía reflejado. Hasta los 70-80 no comenzaron a haber estudios sobre el personal de prisión en EEUU. En Europa, desde los años 90 es ya un tema bastante tratado por los académicos.
¿Por qué lo estudiamos? (Bennett et al., 2008) 1. Impacto sobre la vida de la prisión (effects of)  cómo se experimenta el poder de los funcionarios o de qué forma mantienen el orden, etc.
2. Impacto del trabajo en prisión sobre ellos mismos (effects on)  ellos, en sí mismos, son importantes y, en cierta manera cumplen su tiempo en prisión porque están sometidos a ciertos aspectos de la institución total. Son el grupo de funcionarios públicos que más estrés laboral experimentan. Se trata mucho el cinismo, que se dice que es una característica del personal.
3. Personifican el sistema penal  son los que en última instancia aplican la pena y hacen que ésta se convierta en una realidad para el interno. Muy importante desde el punto de vista de la legitimidad, ver cómo es el trato hacia los internos y cómo el Estado ejerce su poder penal.
El personal de la prisión Las prisiones en su origen tenían un régimen militar, eran presidios civiles con régimen interior sujeto a disciplina militar. Más tarde, se produjo una desmilitarización, por la que se iban sustituyendo los militares por funcionarios civiles dedicados a la supervisión y el control.
Ideal rehabilitador: consecuencias:  Concepción de vigilantes como “trabajadores sociales con uniforme”  Había un conflicto de rol, puesto que se pedía a estos vigilantes que actuasen como modeles a seguir por el interno, no se les exigía sólo el control sino un trato más humano. Se decía que producía un conflicto de rol, que han de aprender a solventar con la experiencia.
 Introducción de personal de tratamiento  Se introducen psicólogos y otros profesionales orientados a mejorar las condiciones de vida del interno.
1 Sistemas Penitenciarios Organigrama de un CP en Cataluña El director es importante porque tiene mucho poder, por ejemplo para ejecutar las sanciones leves de los internos, decide los horarios de los presos, etc. A parte de él, hay 4 subdirectores:  Subdirector de tratamiento: del cual depende el personal de tratamiento  Subdirector de interior: se encarga de la clasificación interior de los internos y de la vigilancia y el orden en la prisión.
 Gerente: se encarga de la administración del centro y temas económicos, como gestionar el presupuesto de la prisión.
 Secretario técnico jurídico: se encarga de la administración y tiene una función de asesoría jurídica para los altos cargos del centro penitenciario.
Por tanto queda claro que los dos tipos de personal están muy diferenciados, orgánicamente están también en situaciones diferentes dentro de la cárcel, y no dependen ni del mismo jefe.
En España el organigrama es diferente y más complejo.
Área de Rehabilitación: PERSONAL DE TRATAMIENTO Hablamos de un personal de tratamiento en un sentido amplio, no sólo los de los programas sino todo el personal que orienta su trabajo a la rehabilitación y reinserción de los internos. Estos no van de uniforme.
Equipo Multidisciplinar El personal de tratamiento se agrupa en equipos multidisciplinares. Según la ley, como mínimo tiene que haber 1 por cada centro penitenciario.
Composición esencial:  Educador social: dirige el equipo, es con quien el interno suele tener más contacto. Suele ser su referencia.
 Psicólogo: se encarga, fundamentalmente, del asesoramiento del riesgo de los internos y de programas cognitivo-conductuales.
2 Sistemas Penitenciarios    Jurista: cuenta la pena, sabe cuál es la pena de cada interno y controla cuándo cumplen los requisitos legales para acceder a los diferentes beneficios penitenciarios.
Trabajador social: su rol principal es hacer de puente entre el interior y el exterior, miran el entorno familiar, ven dónde irá el interno si sale de permiso, etc. También hace de contacto con el exterior acerca de las posibilidades laborales del interno.
Otros: docentes, médicos, monitores, CUSI, etc.
Tratamiento individualizado  Tendría que ser garantizado por el equipo multidisciplinar, el programa tendría que adaptarse a las necesidades de cada preso, pero en realidad se ve que estos no ven casi al personal de tratamiento, y que cuando tienen contacto, éste no es suficiente. Se dice que uno de los motivos de este problema es la escasez de personal.
Impacto en el interno y legitimidad del sistema  El grupo más valorado para los internos es el de seguridad.
Consideran que el personal de tratamiento no hace bien su trabajo (normalmente porque se decepcionan cuando el personal dice que no cumplen ciertas expectativas, toman decisiones muy importantes sobre ellos pero los ven muy poco). La relación de confianza y seguridad sería necesaria para un mayor éxito del tratamiento.
Los profesores se preocupan sólo porque los internos aprendan, y como que no tienen poder de decisión sobre ellos, también son bien valorados. Los monitores y voluntarios también establecen relaciones próximas con los internos, ofrecen una función de ayuda.
Área de régimen interior: PERSONAL DE RÉGIMEN INTERIOR En el imaginario popular, el personal de régimen interior se compara con la policía, puesto que se considera que su función es más similar. No obstante, los funcionarios están día a día con los internos, lo que supone una diferencia muy grande con el trabajo policial, pues estos no tienen apenas relación con los delincuentes.
3 Sistemas Penitenciarios Además, como los internos están en una situación de privación, muchas veces el propio personal siente que su rol no es el de policía, sino el de chacha. También se compara con el rol de enfermero porque la proporción de internos con problemas psiquiátricos es muy alta.
En Cataluña van uniformados y el uniforme recuerda bastante al de Mossos. Son el colectivo más numeroso y el más trascendente, porque están 24h al día con los internos. No obstante, esta ratio no es real, porque la vigilancia se hace en 3 turnos de 8h y, además, no todo el personal trabaja dentro de los módulos. Al final, en el patio hay muchos internos y pocos funcionarios.
Funciones   Funcionario de Vigilancia Interior (AGE) “Además de garantizar el mantenimiento del orden, está directamente implicado en las tareas educadoras y de rehabilitación de los presos” (Secretaría General de Instituciones Penitenciarias) Hay una instrucción que cita a los funcionarios a escribir informes sobre la evolución del interno.
Funcionario de Régimen Interior (Catalunya) “Sin perjuicio de su participación en […] el desarrollo de los modelos de intervención y programas de tratamiento […] es el encargado de garantizar la seguridad, el buen orden y la convivencia ordenada en el centro penitenciario” (Decreto 329/2006) El funcionario no sólo ha de cumplir el rol de seguridad, sino que ha de intervenir en las tareas educadoras y de rehabilitación de los presos.
La función de rehabilitación  Sería conveniente que los funcionarios trabajaran conjuntamente con el personal de tratamiento y compartir información, puesto que, dado su mayor contacto con los internos, los conocen más. Esto es la práctica no sucede y es un error enorme.
¿Cómo mantienen el orden? Elementos a disposición del funcionario de vigilancia para mantener el orden:  Rutina. Hacer seguir unas mismas pautas todos los días. De esta forma, la gente se acostumbra y así se consigue que haya orden. Ejemplo: cacheos rutinarios (contribuyen a reforzar la idea de que el funcionario tiene el poder sobre el interno).
4 Sistemas Penitenciarios    Beneficios (informales). Ofrecer algo a alguien para premiar un buen comportamiento. El problema es que los beneficios formales están en manos del personal de tratamiento. Sin embargo, en España los funcionarios siguen teniendo mucho poder, pueden proporcionar beneficios informales, como la distribución de los internos por celdas (individual o compartida), distribución de los destinos en el módulo (celda individual + fuente de ingresos + ocupación del tiempo), dar información a los internos sin que estos tengan que rellenar una instancia, etc.
Coerción (partes, sanciones). Los funcionarios de vigilancia tienen el poder de imponer los partes y las sanciones. Éstos no sólo son negativos por el castigo, sino porque pueden frenar la progresión del interno (tener un parte puede implicar una mala valoración de cara a la progresión).
(Buen) ejercicio de la discrecionalidad. En la prisión hay muchas normas que se podrían aplicar, pero muchas veces el poder de los funcionarios se manifiesta por cuando deciden no aplicarlas. Esto puede hacer que el interno le tenga respeto. Un buen funcionario es aquel que es consistente (actúa igual con todo el mundo) y flexible (tiene en cuenta las circunstancias del momento, el preso…).
Concepto clave: las relaciones Muchos autores defienden que unos elementos son más importantes que otros, pero se considera que lo más importante es que las relaciones entre funcionarios e internos sean correctas y permitan una buena convivencia.
 Origen instrumental de las relaciones  Para el funcionario  seguridad dinámica: aproximación a la seguridad que se basa en abrir relaciones con los internos. Así los funcionarios consiguen información, cosa que permite recopilar datos para anticiparse a los problemas.
 Para el interno  acceso a beneficios A raíz de un motín se realizó una investigación que concluyó acerca de la importancia de las relaciones.
Respecto a cómo son las relaciones en prisión hay dos perspectivas: 1) Perspectiva “apreciativa” (Liebling)  Dimensión moral de las relaciones: trato humano y cuidado del interno. Si bien es cierto que las relaciones se inician por intereses mutuos, de forma instrumental, éstas tienen una dimensión moral.
Una vez los funcionarios entran en contacto tan frecuentemente con ellos, al final se acaba estableciendo una relación más humana.
 Se trabaja con emociones. El trabajo en prisión muchas veces implica la gestión de emociones.
 Relación correcta  autoridad legítima  La formación recibida no prepara para esto  importancia de la experiencia 2) Perspectiva crítica  Las relaciones importan como medio de ejercicio de poder (naturaleza puramente instrumental). Las relaciones son importantes, no por el factor humano, sino por razones instrumentales.
 En los funcionarios predomina una orientación securitaria: el énfasis en el rol del cuidado es irreal.
5 Sistemas Penitenciarios La importancia del tipo de orden Las consecuencias de un tipo de orden u otro no son las mismas, tanto para el interno como para el funcionario.
Impacto en el interno  En aquellas prisiones donde hay relaciones positivas entre presos y funcionarios […] la calidad de vida del interno es mejor (Liebling, 2008).
 La estancia en prisión es experimentada como justa y legítima (Drake, 2008) Impacto en el funcionario  Un trabajo orientado al cuidado de los presos puede rescatar de la monotonía y proveer de oportunidades de crecimiento personal a los funcionarios (Crawley, 2004). Puede dotar el trabajo de sentido.
 Mientras que la obsesión por la seguridad puede llevar a la paranoia, el hastío y la desaparición de la empatía (Scott, 2006) El nuevo problema del orden en las prisiones no es si lo conseguimos mantener o no, sino qué tipo de orden: uno basado en las relaciones o uno basado únicamente en la disciplina.
La subcultura de los funcionarios Hace referencia al conjunto de normas o definiciones de cómo se hace el trabajo que unen al colectivo y condicionan mucho la manera de actuar. En una subcultura ocupacional muy orientada a la seguridad, aquellos que intenten desarrollar un rol más de cuidado pueden ser mal vistos.
     Carácter autoritario a imponer las normas y a que quede claro que ellos son los que tienen el poder.
Cinismo: división del mundo en dos bloques morales (presos y funcionarios). Surge por distintos motivos.: uno es que muchos entran con la ilusión de poder marcar la diferencia, pero con el paso de los años ven que siempre están entrando y saliendo los mismos delincuentes. Eso les lleva a pensar que lo que hacen no sirve de nada. Ese también es el motivo de que estén tan quemados.
Peligrosidad de su trabajo. Percepción común con la policía. Constantemente hacen reclamaciones a causa de las agresiones que sufren. Por otro lado, quieren ser considerados autoridades públicas para que, si en la calle se cruzan con un interno y este les agrede, constituya un delito de atentado contra la autoridad.
Se sienten poco valorados: por la sociedad y por la Administración penitenciaria Solidaridad de grupo. Creen que si no se valoran entre ellos, no lo hará nadie.
6 ...

Comprar Previsualizar