EJEMPLO PROPIO TRABAJO METO (2017)

Trabajo Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Fisioterapia - 1º curso
Asignatura metodologia y bioestadistica
Año del apunte 2017
Páginas 17
Fecha de subida 20/09/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

“Hipoterapia en niños y adolescentes autistas” Autor: Paula Espinàs Gómez e-mail de contacto:paulaespinas@gmail.com Página 1 de 17 ÍNDICE ÍNDICE............................................................................................................................................ 2 RESUMEN ...................................................................................................................................... 3 Palabras clave: ........................................................................................................................... 3 MARCO TEÓRICO ........................................................................................................................... 3 Introducción .............................................................................................................................. 3 Revisión bibliográfica ................................................................................................................ 4 Material y métodos ............................................................................................................... 4 Descripción ............................................................................................................................ 5 Conclusiones........................................................................................................................ 11 Previsión de traslación a la práctica clínica ......................................................................... 12 ANEXOS ....................................................................................................................................... 13 BIBLIOGRAFÍA .............................................................................................................................. 16 Página 2 de 17 RESUMEN El autismo es un trastorno del neurodesarrollo en el que se ven afectadas funciones cognitivas, motoras y sociales de los pacientes que la padecen. La causa de la patología aun no es clara, aunque se barajan diversas hipótesis. Al no ser clara su causa no se puede saber con certeza un tratamiento que vaya bien. Además, el tratamiento puede variar mucho de una persona a otra debido a que la patología se presenta de forma diferente entre los diferentes pacientes.
La hipoterapia se presenta como una terapia alternativa, nada agresiva, que reduce en gran parte los signos del autismo. La hipoterapia actúa en el cuerpo del paciente mediante las vibraciones y oscilaciones que emite el caballo durante su patrón de marcha. El animal es una fuente constante de entrada de sensaciones diferentes empezando por la diferente perspectiva de las cosas que tiene el paciente encima de él, por el tacto de su pelo y por el entorno tranquilo que producen. Gracias a este entorno tranquilo la terapia hacia personas discapacitadas se hace mucho más fácil.
Palabras clave: Trastorno autístico (autisticdisorder), Terapia asistida con caballos (EquineAssistedTherapy), Rehabilitación (rehabilitation) y Tratamiento (treatment).
MARCO TEÓRICO Introducción El autismo es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por la alteración de la interacción social, la comunicación y el comportamiento restringido y repetitivo. Los tratamientos farmacológicos y conductistas pueden mejorar la calidad de vida de estos pacientes. La fisioterapia asistida con caballos o equinoterapia, debido a su poca agresividad y al no presentar efectos secundarios mejora mucho la calidad de vida de los pacientes, pudiendo incluso aminorar las dosis farmacológicas y mejorando muy notablemente los signos característicos de dicha patología. La equinoterapia consiste en el empleo de caballos para la rehabilitación física y emocional de los pacientes.
Además de las vibraciones y movimientos que ejerce el animal sobre el jinete, el contacto con este tipo de animales tiene numerosos beneficios emocionales y cognitivos. Mediante la equinoterapia, se puede tratar casi cualquier discapacidad del sistema nervioso. Esta técnica se aplica en pacientes con una edad mínima de 18 meses. El objetivo de este trabajo es conocer y comprender los diferentes tipos de tratamientos disponibles y la forma en que los caballos ayudan a los autistas. Una vez comprendidos los términos anteriores, se podrán desarrollar nuevos tratamientos de rehabilitación para dar una mejor calidad de vida al paciente. En este trabajo, englobaremos el autismo “corriente” y el trastorno de espectro autista en la misma palabra. También englobaremos en la palabra “hipoterapia” todas las modalidades de Página 3 de 17 terapia asistida con caballos. El motivo de la englobación de los términos es para hacer más fácil la búsqueda.
He elegido la hipoterapia como tratamiento porque siempre he estado rodeada de caballos, y se por propia experiencia el entorno que éstos crean y los beneficios que aportan física y emocionalmente a las personas. La hipoterapia trata numerosas patologías, pero he escogido el autismo porque conozco a gente autista, la cual me gustaría ayudar. Además es una patología que me interesa mucho conocer a fondo.
Revisión bibliográfica Material y métodos Para la elaboración de este trabajo he consultado en diferentes bases de datos y en bibliotecas. En primer lugar, elaboré las palabras clave que me servirían de ayuda para orientarme en las bases de datos. Las palabras que utilicé fueron en inglés: autisticdisorder (desorden autístico), Equine-AssistedTherapy (Terapia asistida con caballos), rehabilitation (rehabilitación) y treatment (tratamiento). Estas palabras las utilicé como descriptores en PubMed y en PEDro. Para saber que palabra era la que utilizaba la base de datos hice uso de MeSH una herramienta dentro de la plataforma de PubMed, y de DeCs (descriptores en ciencias de la salud).
Cuando buscas el descriptor en MeSH ya te da la opción de poner algunos filtros. En mi caso, puse filtros varios, dependiendo de si lo que quería buscar era la etiología de la enfermedad, los tratamientos o la rehabilitación entre otras cosas. En caso de buscar los descriptores a través de DeCs, primero buscas el descriptor y después en la base de datos lo utilizas para buscar los artículos que te interesen.
Utilicé también una base de datos llamada UpToDate. En esta base de datos tan solo introduje el descriptor y no puse ningún filtro, ya que la base no lo permite. En PubMed y PEDro busqué los artículos referentes a la aplicación de la fisioterapia en el autismo, y en UpToDate busqué los artículos referentes al autismo en sí, como patología médica. UpToDate me sirvió también para buscar numerosa bibliografía que pudiese servirme de ayuda para buscar posteriormente en PubMed o PEDro. La mayoría de artículos utilizados para confeccionar el trabajo los encontré en las bases citadas anteriormente, pero algunos los busqué en Google Académico. Para buscar los artículos en Google Académico introduce las palabras “hippotherapy” y “autisticdisorder”.
En todos los buscadores me salieron muchos artículos, pero, obviamente, no los utilicé todos. Los criterios que utilicé para escoger uno u otro fueron el año de publicación y el perfil de los pacientes estudiados. Utilicé principalmente artículos que no tuvieran más de 10 años de antigüedad. En mi caso, al ser una técnica que no ha sido muy Página 4 de 17 estudiada aún, no fue difícil encontrar artículos que dataran de 10 años como máximo, pero si me fue más difícil que fueran diferentes entre ellos. Por otra parte, los pacientes estudiados me interesaban que fueran niños o adolescentes que padecieran autismo. En las referencias de mi trabajo aparecen también dos libros. Uno de ellos es un diccionario de términos médicos el cual me prestó un médico conocido. El otro es un manual básico sobre hipoterapia que me prestaron en la biblioteca de Gimbernat.
Como en todos los trabajos de búsqueda e investigación, para realizar éste también tuve limitaciones. La limitación que más problemas me produjo fue que la mayoría de artículos eran de pago, con un precio muy elevado que no podía permitirme. Otra limitación a tener en cuenta es el poco conocimiento sobre la correcta utilización de las bases de datos y el poco tiempo disponible para poder aprender a utilizarlas correctamente. Por último, cabe destacar que en el ámbito de la hipoterapia se han realizado pocos estudios, por lo que casi todos los artículos encontrados tratan sobre los resultados de los mismos estudios con pocas aportaciones entre artículo y artículo.
Descripción • Definición y etiología del autismo El autismo es un trastorno mental caracterizado por una inhibición extrema y una concentración anormal en la fantasía, acompañada de ilusiones, alucinaciones e incapacidad para comunicarse verbalmente o por cualquier otro medio con el ambiente externo. Los niños que padecen esquizofrenia suelen padecer de autismo.
En concreto, el autismo infantil, es una incapacidad caracterizada por el anormal desarrollo en el niño de las áreas emocional, social y de lenguaje.
Puede deberse a una disfunción cerebral de tipo orgánico, en cuyos casos hace una aparición antes de los tres años de edad, o ir asociada a esquizofrenia infantil, en cuyo caso el autismo aparece más tarde, pero siempre antes del comienzo de la adolescencia. El niño autista permanece fijado en uno de los estados que los niños normales pasan a lo largo de su desarrollo. Si la situación se debe a una enfermedad orgánica del cerebro, el niño resulta incapaz de evolucionar hacia el siguiente estado del desarrollo, aunque no se da la regresión a estados más tempranos salvo si se acompaña de esquizofrenia.1 El autismo infantil se caracteriza por dificultades en la comunicación, en la expresión, dificultades cognitivas y un comportamiento obsesivo y estereotipado.
Los factores patogénicos en esta enfermedad son poco claros. Se ha visto que hay un pequeño componente hereditario, pero sobre todo intervienen factores del entorno, así como la condición física materna durante el embarazo, malos tratos al nacer y en sus primeros años de vida, o situaciones poco acogedoras que pudieran desencadenar algún tipo de estrés. El estrés tiene un gran papel genotóxico induciendo a la rotura las hebras simples o dobles del ADN. Se ha Página 5 de 17 evaluado el grado de afectación del ADN en pacientes con autismo infantil y sus madres, mediante la técnica “ensayo cometa”. (Foto 1 y Foto 2)2 Según la Asociación Internacional Autismo-Europa (2000), en el mundo 5 de cada 10.000 personas presentan un cuadro de “autismo clásico”, y las cifras suben a una cada 700-1.000 personas si contamos el espectro autista. La prevalencia de esta enfermedad es mayor en el sexo masculino que en el femenino, independientemente de la edad. En los últimos 15 años la prevalencia de esta enfermedad ha ido en aumento (Tabla 1, 2 y Gráfico 1, 2).3 • Diagnóstico del autismo Es una de las enfermedades con más alteraciones psiquiátricas heredables, pero no hay ningún marcador molecular que defina su diagnóstico. Para diagnosticar autismo en un paciente debe presentar diferentes signos. La poca interacción y atención hacia las demás personas, el evitar el contacto visual con la gente, el hecho de no responder al ser llamado por su nombre o la incapacidad de participar en juegos de imitación son signos que nos podrían indicar que el paciente padece autismo. 4 El motivo de consulta más frecuente en un niño autista es el retraso del lenguaje, por lo que para un diagnóstico precoz, se debe profundizar en la conducta social de un niño de 2 años que no ha iniciado lenguaje.
El autismo presenta una amplia gama de problemas en el lenguaje, desde la ausencia completa del lenguaje hasta un lenguaje desenvuelto. Según algunos autores, el lenguaje autista se clasifica en dos vertientes: una desenvuelta, con alteraciones de la prosodia y la comprensión, y otra no desenvuelta, por la cual se comportan como mudos o sordos o con alteración grave en la comprensión. No siempre es fácil establecer los límites del autismo. Prácticamente, todo síntoma característico del autismo puede verse en pacientes que no lo padecen, tal es el caso de los otros trastornos generalizados del desarrollo, como el síndrome de Rett y el trastorno desintegrativo de la niñez.En la edad preescolar, debe diferenciarse el autismo de bajo funcionamiento del retraso mental una vez se ha descartado la sordera y, si el autismo es de alto funcionamiento, se debe diferenciar de los niños con disfasia o trastorno específico del lenguaje (TEL).Por su parte, en los niños mayores, los adolescentes y los adultos jóvenes permanece el retraso mental como diagnóstico diferencial con los autistas de bajo funcionamiento.5 Normalmente los niños autistas son diagnosticados a los 5 años, una edad muy tardía ya que muchos profesionales cuando aparecen los primeros síntomas responden con un “esperemos y veamos”. Este retraso en el diagnóstico de autismo infantil, viene acompañado de un inicio de tratamiento tardío.4 • Tratamientos para el autismo Página 6 de 17 El tratamiento más convencional se basa en la psicoterapia, a menudo acompañada de ludoterapia, aunque también hay tratamientos farmacológicos.
❖ Psicoterapia: Abarca diversos métodos de tratamiento de las alteraciones mentales y emocionales por medio de técnicas psicológicas en lugar de métodos físicos.
Entre estas técnicas, que se utilizan de forma individual o en grupo, se encuentran el reforzamiento, la persuasión y la catarsis. Algunos de los objetivos de la psicoterapia son cambiar los patrones comportamentales de mal adaptación, mejorar las relaciones interpersonales, resolver los conflictos internos que provocan problemas personales, modificar convicciones erróneas sobre uno mismo y el medio y fomentar un sentido definido de auto identidad para promover el crecimiento individual, de tal forma que se permita una existencia más llena y con más sentido.
❖ Ludoterapia: Es una forma de psicoterapia en la cual el niño juega en un ambiente protegido y estructurado con juegos y juguetes que le da el terapeuta mientras éste observa su conducta y sus reacciones pudiendo así acceder a su forma de pensar y sentir y a sus fantasías. Al ir descubriendo los conflictos, el terapeuta puede ayudar al niño a comprenderlos y tratar de resolverlos.1 ❖ Farmacológicos: En el autismo se utilizan diversos medicamentos. La risperidona es un medicamento que se utiliza para controlar el comportamiento, mejorando la apatía y la irritabilidad de las personas autistas.6 ❖ Otros: Los humanos no sintetizamos ácido fólico, sino que lo introducimos a través de la dieta. La intervención con ácido fólico en niños autistas mejora los síntomas sobre la sociabilidad, los aspectos cognitivos del habla verbal y no verbal, el lenguaje receptivo y la expresión afectiva hacia los demás. Además, el tratamiento con ácido fólico también mejora las concentraciones de homocisteína, ácido fólico, y normaliza el metabolismo redox de la glucosa.7 • Definición de hipoterapia La hipoterapia fue mencionada ya por Hipócrates, pero no fue hasta 1992 cuando se estableció el primer protocolo para esta terapia por la American Hippotherapy Association.8 La hipoterapia es la aplicación consciente, planificada y controlada del caballo y la equitación para la prevención y curación de daños en el cuerpo humano. Utiliza actividades sobre el caballo y actividades sin ir sobre este en personas con afectaciones motoras, falta de equilibrio, coordinación, postura y comportamiento.
Actúa en los órganos sensoriales, el sistema músculo esquelético, límbico, vestibular y ocular. Puede ser aplicada de forma individual o en grupos, aunque se recomienda hacerla en grupo ya que la relación con el caballo, el terapeuta y el resto del grupo incrementan la vida social del paciente.
Página 7 de 17 Como en toda terapia, en la hipoterapia también hay diferentes tipos, que dependerán del perfil del paciente y de las metas que se quieren conseguir con la terapia.
Aunque las evidencias son escasas, incorporar animales en el proceso de tratamiento reduce los problemas de conducta y los problemas funcionales. La interacción con los caballos, ya sea cuidándolos o tratando con ellos, produce una relajación psicológica, lo que hará que el niño pueda manejar mejor el estrés y volverse más sociable. 9-10 Así como la hipoterapia tiene numerosas indicaciones también presenta contraindicaciones. Está contraindicada de manera absoluta en pacientes que presenten una incapacidad para realizar la abducción de los miembros inferior o si presenta otras incapacidades establecidas por el médico como podrían ser hernias inguinales o problemas cardiovasculares. Las contraindicaciones relativas se fijan en la situación del usuario y el grado evolutivo de la discapacidad o enfermedad. Un requisito imprescindible es la vacunación del tétanos. La hipoterapia puede generar lesiones si no se corrige en el momento adecuado la postura o la técnica. Una postura incorrecta puede dar lugar a lesiones de forma inmediata o en un plazo relativamente breve. Las lesiones más comunes son lesiones en las partes blandas de la rodilla, deformidades de extremidad inferior o lesiones en la musculatura aductora de la extremidad inferior, así como problemas de columna.
El fisioterapeuta es el profesional que lleva a cabo las sesiones de hipoterapia. Éstas han sido indicadas por un médico. Los movimientos y oscilaciones producidos por el paso del caballo sirven para estimular y reforzar el método de fisioterapia en la rehabilitación.11 • ¿Qué caballo escoger? Lo primero que miran en un caballo que vaya a ser utilizado para el tratamiento de personas discapacitadas es el comportamiento. Buscan un comportamiento calmado, bueno y amable. El segundo criterio a mirar es la conformación del animal, que sea ancho o angosto, con zancada corta o larga o que haya más o menos movimiento en la espalda. (Foto 3, Tabla 3) Se estudia el comportamiento del caballo principalmente de dos formas. Por una parte, se analiza de forma química, midiendo las concentraciones de cortisol, epinefrina y norepinefrina en plasma. Por otro lado, se evalúan las reacciones de los caballos ante diferentes estímulos que pueden asustarles y se evalúan sus reacciones. Algunos de estos estímulos son: - Poner un muñeco que se mueva y haga ruido sobre una cartulina durante 20 segundos.
Explotar un globo al lado del cuerpo del animal.
Página 8 de 17 - Abrir repentinamente un paraguas delante del caballo y mantenerlo abierto durante 20 segundos.
Las reacciones (expresiones, sonidos y movimientos) para cada estímulo son apuntadas y usadas para calcular la puntuación de reacción de ese caballo. 12-13 La edad ideal del caballo de terapia se estima que es a partir de los seis años, con un nivel de doma y entrenamiento correcto.
Estudios realizados en Japón muestran que los caballos de menor altura transmiten frecuencias más altas que los caballos de mayor altura. Los caballos no muy altos, de 1’60m o los ponis C, son los más apropiados ya que “arropan” al jinete entre su grupa y su cuello. Además, permiten ser montados por dos personas a la vez, paciente y fisioterapeuta, en caso de necesidad.11-12 • La hipoterapia como tratamiento para el autismo La hipoterapia da resultados desde periodos tempranos. A partir de los 30 días de terapia se pueden observar avances importantes en el autocontrol de la irritabilidad, la hiperactividad, la marcha (Gráfico 3) y la atención entre otros síntomas propios del autismo. En los niños tratados con hipoterapia se observa una mayor comunicación social, así como un mayor uso de palabras ya conocidas y el aprendizaje de nuevas palabras.
En el autismo, la relación entre el caballo y el niño es esencial. Para esta patología se utiliza la gimnasia a lomos del caballo y los cuidados del animal. Las vibraciones, el movimiento del caballo y las complejas posturas que tiene que adoptar el jinete, mejoran las sensaciones, las funciones motoras, el esquema corporal, el equilibrio y la coordinación.9-10 La figura del caballo se ha de ver como un soporte y fuente continua de estimulación.
Se escoge al caballo como animal de terapia para la población autista para atenuar el miedo y establecer contactos con un entorno no objetual. Además, beneficia aspectos psicológicos como la autoestima y la seguridad en sí mismo, al vencer el miedo e ir consiguiendo logros importantes durante las sesiones.
Un programa de hipoterapia para personas con esta patología debe constar, como mínimo, de veinte sesiones. Durante estas sesiones se realizarán diversas actividades que, poco a poco, mejoran el vocabulario, la curiosidad, la autoestima, la comunicación, la empatía el equilibrio, la programación de tareas, el movimiento físico, la conducta, la cooperación, la atención y la imitación del paciente. La mejora de los aspectos anteriores debe dar, como consecuencia, una mejora en espacios como el hogar y el colegio.14 Página 9 de 17 El aire más utilizado en las sesiones de hipoterapia es el paso. Hay diferentes modalidades de paso como el paso corto, paso largo o paso reunido. En pocas ocasiones se utilizará el trote o el galope ya que son aires que pueden desestabilizar al jinete con mayor facilidad. El caballo debe moverse con el ritmo indicado por el profesional según las necesidades del paciente.11 Los movimientos tridimensionales que el caballo transmite al paciente es lo que principalmente provoca los efectos terapéuticos. Estos movimientos tridimensionales provienen del ciclo de la marcha del caballo, que va cambiando periódicamente dependiendo del aire en que se mueva, entre otras cosas. Como este ciclo va cambiando cada poco, los movimientos del caballo se transmiten al jinete mediante oscilaciones.9-10 El paso del caballo transfiere al jinete de 90 a 110 oscilaciones tridimensionales por minuto. Hay tres tipos diferentes de oscilaciones: • • • Oscilaciones en un eje ságito-transversal: Provocan una abducción y aducción de la cadera.
Oscilaciones en un eje fronto-sagital: Provocan rotaciones de cadera.
Oscilaciones en un eje fronto-transversal: Dependen de la velocidad y ritmo del caballo. Provocan una flexo-extensión de la cadera.11 Los impulsos transmitidos por el caballo estimulan los mecanismos posturales reflejos del jinete, entrenando así la coordinación y el equilibrio. El caminar del caballo proporciona al jinete una entrada de sensaciones mediante los movimientos variables, rítmicos y repetitivos.15 Estos impulsos pueden transmitirse al niño en diferentes zonas de su cuerpo dependiendo de la postura que adopte encima del animal. La postura más utilizada es en sedestación, mirando hacia delante encima de una silla de montar. Se pueden utilizar múltiples posiciones en diversas monturas o sin ninguna montura, entre ellas el decúbito supino, decúbito prono, sentarse hacia atrás a horcajadas, de lado, de rodillas o incluso de pie.
Los ejercicios que realiza el niño son muy diversos. Algunos son ir en línea recta o hacer ondas entre conos cambiando de postura entre uno y otro. Durante la sesión de hipoterapia se realizan cambios de posturas, carreras de obstáculos y juegos en grupo o individuales con los caballos.16 El paciente recibirá terapia siempre del mismo caballo en la medida de lo posible. La asignación del caballo para el jinete irá de acuerdo con los objetivos que tenga el paciente y, por consecuente, con los objetivos de las sesiones.
Página 10 de 17 Pacientes que hacen uso de esta terapia, afirman que uno de los elementos clave que ayudan a bajar los niveles de ansiedad es la atención recíproca entre la persona y el caballo, el “equipo” que forman; moverse en sincronía con el cuerpo del caballo y que el caballo intuya y sea responsable de su jinete.9-10 En los niños que padecen autismo es muy difícil planificar, asignar e implementar una terapia, ya que tienden a aumentar rápidamente los niveles de ansiedad y de procesamiento emocional. El trabajo con caballos les resulta muy eficiente, ya que el animal no critica ni trabaja esperando resultado alguno del niño, además crean un entorno muy tranquilo en el cual trabajar.16 Los caballos detectan los cambios en el cuerpo humano casi inmediatamente. Este hecho provee a la persona un espejo en el que puede comprender mejor su propia psique gracias a la ayuda del animal. Se ha demostrado que hay mecanismos básicos universales y estructuras también universales muy parecidas entre el comportamiento humano y el animal, pudiendo entablar relaciones sociales entre diferentes especies y mejorar la salud de las implicadas.17 Conclusiones La hipoterapia es una terapia innovadora y nada agresiva como podría serlo la terapia con fármacos. Se ha demostrado que mejora notablemente los síntomas de la enfermedad y previene posibles secuelas. Aplicada en un mínimo de 20 sesiones ya se empiezan a notar cambios. Por las razones anteriores, entre otras, creo que debería ser considerada como una alternativa a las actuales terapias o incluirla en el tratamiento del paciente.
Debido al diagnóstico tardío, muchas familias no pueden permitirse los tratamientos convencionales. La hipoterapia podría ser recetada como precaución para que, en caso de padecer autismo, no evolucione tan rápidamente.
Los beneficios más destacables de la terapia son: - Mayor autocontrol del carácter: hiperactividad, irritabilidad, estereotipos, autolesión.
Mejoras en el ciclo de la marcha: equilibrio, coordinación, postura, propiocepción, flexibilidad muscular, tono muscular.
Mayor atención e interés por el mundo exterior.
Mayor comunicación verbal y no verbal.
Mejora de las funciones cognitivas: aprendizaje, léxico.
Mayor percepción sensorial.
Autoconfianza.
Reducción del estrés: cortisol.
Mejora en las relaciones sociales: con el animal y los de su entorno.
Creo que se deberían realizar más estudios sobre como el caballo incide en la fisiología del paciente para poder explotar más la terapia. Los nuevos estudios Página 11 de 17 podrían servir también para evaluar el tratamiento a largo plazo y poder evitar posibles errores como deshacer el vínculo entre la persona y el animal en el cual se apoya.
Estudiando los diferentes tratamientos, entre ellos la hipoterapia, se podrían acotar más las causas del autismo que actualmente no son claras.
En mi opinión se deberían tener en cuenta las limitaciones de la terapia. La terapia es dada con un tipo de animales que han de encontrarse en un entorno natural en el que puedan estar tranquilos para que funcione bien. En las grandes ciudades el paciente para acudir a terapia tendría que desplazarse a las afueras de la ciudad, donde haya un entorno adecuado en el que poder hacer la terapia. Este detalle no ha sido nombrado en ninguno de los artículos y creo que es importante, ya que una de las características de la terapia es el entorno tranquilo en el que se desarrolla.
Previsión de traslación a la práctica clínica Este trabajo de búsqueda y revisión de artículos creo que podría ser útil para dar una primera idea sobre esta terapia, para que puedan tener conocimiento y poder darla a conocer.
En la práctica clínica podría ayudar a los pacientes a disminuir las dosis de sus medicaciones. La disminución, o incluso eliminación de los fármacos en el cuerpo del paciente aportaría numerosas mejoras tanto orgánicas como emocionales al paciente, además de mejorar la vida de éste a largo plazo.
Página 12 de 17 ANEXOS IMÁGENES (Foto 1) (Foto 2) (Foto 3) Página 13 de 17 TABLAS Estudio epidemiológico a nivel mundial AÑO DEL ESTUDIO PREVALENCIA (por cada 10.000 habitantes) 1970 0’7 1991 4’4 1992-2001 12’7 2006 123 2009 110 (Tabla 1, Tabla 2 ) Estudio epidemiológico en España AÑO DEL ESTUDIO PREVALENCIA (por cada 10.000 habitantes) 1990 4’8 1994 2’49 1995 2’93 1998 3’6 (Tabla 3) Página 14 de 17 GRÁFICOS (Gráfico 1 , Gráfico 2 ) Prevalencia del autismo en España 6 5 4 3 2 1 0 1990 1994 1995 1998 Prevalencia (Gráfico 3) Página 15 de 17 BIBLIOGRAFÍA 1.
Freixas Pastallé C, Boada Durán A, Graugés Pons D, Blasco Santamaría RM, Fernández Ferrín C. Diccionario de medicina Mosby. Barcelona: Océano; 1995 2.
Porokhovnik LN, Kostyuk SV, Ershova ES, Stukalov SM, Veiko NN, et al. The maternal effect in infantile autism: elevated DNA damage degree in patients and their mothers. Biomed Khim. 2016 May;62(4):466-70.
3.
Fortea Sevilla MS, Escandell Bermudez MO, Castro Sánchez JJ. Revista de psicología. 2013; 1 (1):769-86.
4.
Klin A, Klaiman C, Jones W. Reducing age of autism diagnosis: devolopmental social neuroscience meets public health challenge. Rev Neurol (Barcelona). 2015 February 25; 60 (0): 3-11 5.
Moreno-Flagge N. Trastornos del lenguaje. Diagnóstico y tratamiento. Rev Neurol. 2013; 57(1): 85-94 6.
Soares A, Shiozawa P, Trevizol AP, Paula CS, Lowenthal R, Cordeiro Q. Effects of augmentation agents in autistic disorder patients treated with risperidone: a systematic review and a metaanalysis. Trends Psychiatry Psycother (Porto Alegre). 2016 Apr-Jun; 38(2): 114-6 7.
Sun C, Zou M, Zhao D, Xia W, Wu L. Efficacy of Folic Acid Supplementation in Autistic Children Participating in Structured Teaching: An Open-Label Trial. Nutrients. 2016; 8(6):337.
8.
Tulay Koka T, Ataseven H. What is hippotherapy? The indications and effectiveness of hippotherapy. North Clin Istambul (Istambul). 2015; 2(3): 247-52 9.
Steiner H, Kertesz ZS. Effects of therapeutic horse riding on gait cycle parameters and some aspects of behaviour of children with autism. Acta physiologica hungarica (Budapest). 2015; 102(3): 324-35 10. Gabriels RL, Pan Z, Dechant B, Agnew JA, Brim N, Mesibov G. Randomized controlled trial of therapeutic horseback riding in children and adolescents with autism spectrum disorder. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. 2015 July, 54(7):541-9 11. Ernst M, De la Fuente M. Manual básico de hipoterapia. Terapia asistida con caballos.
Barcelona: La liebre de Marzo; 2007.
12. Matsuura A, Ohta E, Ueda K, Nakatsuji H, Seiji K. Influence of equine conformation on rider oscillation and evaluation of horses for therapeutic riding. J Equine Sci. 2008; 19 (1): 9-18 13. Anderson MK, Friend TH, Evans JW, Bushong DM. Behavioural assessment of horses in therapeutic riding programs. 1999; 63: 11-24.
14. Romero Martínez JJ. Autismo e hipoterapia. En: Ernst M, De la Fuente M. Manual básico de hipoterapia. Terapia asistida con caballos. Barcelona: La liebre de Marzo; 2007: 71-4 15. Jámbor P, Bokor A, Stefler J. Influence of equine conformation on linear hippotherapeutical kinematic variables in free walk. Acta Agraria Kaposváriensis (Kaposvar). 2013; 17(1): 16-27.
16. Hicks J. The effects of complementary hippotherapy for children with autism spectrum disorder.
[Thesis]. Orlando, Florida: University of Central Florida; 2015 Página 16 de 17 17. Anderson S, Meints K. Brief Report: The effect of Equine Assisted Activities on the Social Functioning in Children and Adolescents with Autism Spectrum Disorder. J Autism Dev Disord.
2016; 46: 3344-52.
Página 17 de 17 ...

Comprar Previsualizar