Tema 4- MÉTODO DE ESTUDIO Y EVALUACIÓN DE LA PERSONALIDAD (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Valencia (UV)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Personalidad y diferencias individuales
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 03/03/2015
Descargas 2
Subido por

Descripción

Impartida por Elena Ibañez

Vista previa del texto

TEMA 4. MÉTODO DE ESTUDIO Y EVALUACIÓN DE LA PERSONALIDAD 1. El método clínico Es el proceso o secuencia ordenada de sus acciones que los clínicos han desarrollado desde el inicio de su actividad. Se puede estudiar desde diversos puntos de vista: -El objetivo: determinar el estado de "salud" o "enfermedad" de un individuo. Diagnostico, pronóstico y tratamiento. Diversas exploraciones clínicas (entre ellas entrevistas, observación, cuestionarios, etc).
-El contexto en el que se realiza: Espacio socio-político-cultural -Acciones o procedimientos a aplicar:  El interrogatorio o anamnesis - a que lo atribuye el sujeto(la enfermedad, el trastorno..). 3 preguntas básicas en el contexto clínico: ¿Qué le pasa? ¿Desde cuándo? ¿A qué atribuye el sujeto lo que le sucede?  El examen físico (la aparirencia que tiene la persona)  Exploraciones complementarias (cuestionarios, analíticas,etc) Serie de acciones que debemos hacer para elaborar un diagnóstico.
2. La investigación cualitativa Grupo de métodos de investigación de base lingüística-semiótica usados principalmente en ciencias sociales. En Psicología de la personalidad las técnicas cualitativas tienen unas características muy específicas 1. Estudian al sujeto en su contexto real y específico 2. Estudia a las personas en su comportamiento global 3. Acentúa la compresión de los aspectos subjetivos de la conducta.
En general, las técnicas cualitativas incluyen entrevistas abiertas, grupos de discusión, observación, etc. Conviene destacar las siguientes: 1. La etnografía.Estudio de las etnias.
2. Investigación participativa: Interrelacionas la investigación y las acciones en un determinado campo seleccionado por el investigador, con la participación de los sujetos investigados.
Las técnicas cualitativas más normalmente utilizadas son: 1. La observación: Registro y seguimiento de las conductas espontáneas en un contexto natural de un grupo o de determinada persona. Es decir, son las pautas de comportamiento real de la persona, incluye aspectos que, a veces, ni uno mismo se da cuenta. Por ejemplo, estudios de Ekman sobre la mentira. La observación puede ser participante (el observador forma parte de la observación, en casos con personas con problemas de autismo, esquizofrenia..Se observa como reaccionan ante las acciones del psicólogo) o no participante y global o selectiva. Hoy en día los registros se pueden cuantificar (poco, bastante, mucho).
2. La entrevista clínica: similar al método clínico pero hoy en día existen entrevistas clínicas estructuradas.( DSM-IV, SCID-I Y II, o la PDI-5 del DSM-V).
3. El estudio de Casos: A veces hay características que se dan de forma prototípica en una determinada persona, para eso está el estudio de casos. Se centra en una temática específica que le ocurre a una persona en particular. En esto se diferencia de las biografías.
(Película: las tres caras de Eva).
4. Análisis de contenido: Se estudia el contenido latente y el contenido manifiesto, a través de la cantidad de palabras utilizadas, las relaciones existentes entre las palabras, etc. en una actualidad está bastante automatizado, existiendo programas para realizarlo.
5. Historias de vida: Parten del relato de la vida de una persona, o de parte de la misma para ilustrar su perfil personal, su forma de vida o su condición en un momento determinado.
Historias de personas que padecieron cáncer o enfermedades raras.(Solo se habla de un momento determinado de una persona y lo que le lleva a hacer, ESPECÍFICA) 6. Biografías: Se trata de una historia de vida global de una persona, recogiendo su época, su contexto histórico y geográfico, sus transformaciones y su continuidad. Además estudia las interrelaciones del personaje con las personas con las que conviene, y no solo a corto sino también a largo plazo.
Actualmente los psicólogos utilizan las psicobiografias, que es plantear a alguien que cuente su vida en una determinada época de su vida, en la adolescencia, por ejemplo.
3. El método correlacional Se basa en el establecimiento de relaciones entre variables, dimensiones o procesos o, en general, unidades de observación y medidas de personalidad. Hay dos momentos básicos: 1. La medida de las variables 2. El análisis de las relaciones El análisis correlacional y la posterior factorización ha sido el análisis estadístico más utilizado.
4. La metodología experimental Poco utilizado.Consiste en el control y variación de la variable independiente (experimentador) para ver lo que ocurre en la variable dependiente. Se utiliza para establecer relaciones causales y, por tanto, poder predecir con bastante exactitud las conductas de los sujetos.
Dado que las Personalidad es una variable global, resulta difícil utilizar una metodología experimental, no así cuando se utilizan variables aisladas. (Cuando manipulo variables aisladas, como por ejemplo, extroversión, sí que se puede utilizar la metodología experimental).(Matriz de correlaciones entre variables,Análisis factorial: me agrupa todas las variables que están más correlacionadas) 5. LA EVALUACIÓN DE LA PERSONALIDAD Uno de los objetivos de los sistemas de análisis de la personalidad es la descripción de la misma. Los fines pueden ser múltiples, algunos relativos a la vida ordinaria (conocer a una persona), en otros casos es el medio para tomar decisiones (selección de personal), y en otros puede ser para hacer un diagnóstico de la personalidad (trastornos de la conducta).
La descripción de la personalidad no es un proceso automático o lineal a partir de los datos recogidos por los cuestionarios u otros tipos de información. No basta con tener un perfil de personalidad delante para conocer lo que significa, se necesitan al menos dos elementos: Formación teórica. Es necesario que la persona tenga formación sobre psicología de la personalidad. No basta con que se tenga el manual del cuestionario para poder interpretar un perfil, es necesario conocer los principios básicos de funcionamiento de la personalidad y conocer suficientemente el modelo teórico que se está utilizando.
Experiencia tutorizada. Incluso conociendo la teoría del modelo utilizado, o habiendo estudiado psicología de la personalidad, la interpretación de un perfil de personalidad supone experiencia y tutorización. Mientras más información tiene un perfil mayor dificultad suele conllevar. Perfiles parecidos pueden estar indicando patrones de personalidad diferentes.
Incluso con conocimientos y experiencia, la descripción y evaluación de la personalidad necesita atención y cautela. En un perfil de personalidad hay dos tareas claramente diferentes.
La primera es la baremación de los resultados. El significado de la baremación es diferente en función del tipo de unidad de medida que se está utilizando y además es necesario conocer suficientemente la naturaleza del rasgo sobre el que se estás haciendo el baremo. La puntuación no tiene una interpretación automática.
La segunda operación consiste en interpretar el perfil resultante de los baremos. Para ello se necesita conocimiento teórico y experiencia práctica. Una interpretación correcta del perfil consiste en una lectura de la interacción de los rasgos. La interacción puede tomar formas muy distintas.
Algunos de los instrumentos más conocidos y extendidos han desarrollado manuales complementarios de interpretación en los que se recogen el comportamiento observado que suele acompañar a determinados perfiles de personalidad.
La correspondencia entre perfiles y patrones de conducta y experiencia no es lineal. Un mismo perfil puede aludir a organizaciones de la personalidad diferentes porque el perfil no incluya todas las variables del sujeto o porque la organización interna de las variables puede variar. Las variaciones de conducta que puede haber detrás de un mismo perfil pueden ser importantes y por ello la evaluación de la personalidad está afectada siempre por un factor de probabilidad.
6. LA EVALUACIÓN OBJETIVA DE LA PERSONALIDAD En la mayoría de cuestionarios de personalidad, la información proviene de cuestionarios de autoinforme, expuestos a todos los sesgos que puedan tener. Además, la información proporcionada por la persona está limitada por el propio conocimiento de sí mismo. Esta reflexión ha originado la búsqueda de indicadores objetivos de la personalidad.
Las formas de posibles medidas objetivas de comportamiento son innumerables. Hundleby distinguía los siguientes tipos: Medidas del comportamiento expresivo. La forma de hablar, de escribir, de andar y otras.
Las simulaciones de conducta. Ensayos parecidos a la vida real en los que se muestran las formas de conducta y reacción ante situaciones peculiares.
Las variables fisiológicas. La tasa cardíaca, la conductancia de la piel ante la percepción de determinados acontecimientos.
Las pruebas perceptual-motoras. Como la forma de conducir un coche o de dar una clase o percepción de signos o gráficos.
Pruebas de rendimiento ejecución. Suma de números, lectura de textos, resolución de problemas.
Las ventajas que se han referido para acudir a los tests objetivos de personalidad son las siguientes: Resistencia a la falsificación. Ningún sujeto va a admitir que posee cierto rasgo, pero esos rasgos evaluados por los métodos objetivos evitan este inconveniente.
Evitación de las tendencias de respuesta. Gran parte de los cuestionarios de autoinforme están afectados por la deseabilidad social de las respuestas o por la aquiescencia de respuesta. Con los tests objetivos estos y otros sesgos al menos se limitan.
Disminución del auto-engaño. Incluso intentando responder con honestidad, la información que se proporciona está afectada por factores como la autoestima, la autorepresentación de sí mismo y otros aspectos relativos a la propia imagen personal.
Mayor independencia de factores culturales. Las tasas de metabolismo basal o frecuencia crítica de parpadeo ocular probablemente están menos afectadas por variables culturales.
El gran problema de los tests objetivos es su misma condición de falta de validez aparente.
Establecer la validez real de tales procedimientos para evaluar la personalidad no siempre resulta fácil. La validación de los indicadores indirectos de evaluación de la personalidad resulta más difícil en cuanto más se aleja del ámbito de la conducta.
7.
LA EVALUACIÓN PROYECTIVA DE LA PERSONALIDAD Las técnicas proyectivas de evaluación de la personalidad consisten en tareas abiertas y poco estructuradas. El supuesto básico de todas ellas consiste en que la acción de estructurar y organizar la respuesta es una manifestación de la estructura y la dinámica de la personalidad.
Son diferentes las técnicas proyectivas que se han utilizado. Las más frecuentes han sido las siguientes: Completamiento de frases. Consiste en una serie de frases que se presentan solo con una formulación inicial que el sujeto debe terminar. El supuesto base es que el comienzo de la frase activa un tema que el sujeto debe resolver y que el tipo de respuesta proporciona información importante para la personalidad o para un área de la misma.
Describir manchas de tinta. Aunque existen varias pruebas con esta técnica, el modelo inicial y más importante es el desarrollado por Hermann Rorschach que presenta diez láminas de manchas de tinta, las cinco primeras en negro y las cinco siguientes con elementos o en color.
La tarea que se le pide al sujeto es que escriba lo que observa, ve o puede interpretar. Los supuestos iniciales es que la organización y estructuración perceptiva de lo presentado supone una “proyección” de la estructura perceptiva del sujeto. Si las respuestas son globales sería un indicador de esquemas mentales analíticos y minuciosos. El sistema de interpretación incluye tanto aspectos formales (ya mencionados) como de contenido.
Tareas de dibujo. La técnica se basa en pedirle al sujeto que dibuje algún tema en concreto o que dibuje de forma libre. El supuesto base es que las características formales del dibujo (tamaño, inclinación del papel, intensidad del trazo) son elementos indicadores de la personalidad, también lo serían algunos de los aspectos del contenido en función del tema dibujado. Uno de los formatos más utilizados ha sido el de Buck que pedía que se dibujara un árbol, una persona y una casa.
La elaboración de relatos. La invención y completamiento de relatos ha sido otra de las técnicas proyectivas habituales. El supuesto base es que la elaboración de relatos e historias activa los elementos habituales de la psicología de la persona, sus necesidades y sus motivaciones principales, así como su forma de pensar y las imágenes más habituales en su repertorio personal. Uno de los instrumentos más extendidos en esta técnica ha sido el Test de Apercepción desarrollado por Murray. El análisis del contenido se hace a partir del modelo de necesidades desarrollado por el autor.
Las técnicas proyectivas han tenido un importante declive en la investigación y en la evaluación académica de la personalidad. Las razones de ello han sido la dificultad para objetivar sus contenidos y el uso poco controlado de las mismas. Desde la perspectiva teórica, en muchos casos no está suficientemente establecida y aceptada la relación entre un indicador y su supuesto significado en la evaluación. El gran riesgo de este tipo de técnicas es lo que se ha llamado la correlación ilusoria que tiende a asociar, sin comprobación suficiente, un indicador proyectivo y un significado psicológico.
...