Tema 13 (2017)

Resumen Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho Internacional Público
Año del apunte 2017
Páginas 16
Fecha de subida 17/06/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Tema 13. Otros espacios de interés colectivo

Vista previa del texto

Tema 13. Otros espacios de interés colectivo 1. Los cursos de agua internacionales Concepto: Tradicionalmente se han considerado los ríos internacionales como aquellos que cruzan por el territorio de dos o más Estados, o separan los territorios de dos o más Estados.
A medida que los ríos internacionales se utilizaron para otras actividades (producción de energía, etc.) el concepto de río internacional establecido en el Congreso de Viena se convirtió obsoleto.
Hoy en día la tendencia es sustituir el concepto de "río internacional" por el de "curso de agua internacional", que tiene un contenido más amplio. Por curso de agua se entiende "un sistema de aguas de superficie y subterráneas que, en virtud de su relación física, constituyen un conjunto unitario y normalmente fluyen a una desembocadura común".
El derecho de los cursos de agua internacionales: El derecho de los cursos de agua internacionales es el conjunto de normas internacionales que establecen los derechos y obligaciones de los Estados en orden al uso, conservación y aprovechamiento de dichas aguas. El primer problema que esta reglamentación plantea es el alcance de la soberanía de los Estados ribereños sobre las aguas situadas en su territorio.
Así, respecto a la regulación jurídica en la materia, se debe tener presente el principio de soberanía territorial según el cual cada Estado posee en su territorio competencias plenas y exclusivas en la parte del río que le pertenece. Este principio, sin embargo, debe ser matizado teniendo en cuenta los intereses comunes de los Estados ribereños hacia el curso de agua que deben compartir. Por ejemplo, si un Estado en el tramo que le pertenece extrae masivamente el agua para irrigar sus cultivos, vierte residuos tóxicos o modifica el curso de agua puede perjudicar al resto de Estados ribereños Cabe destacar la existencia de ciertos principios a los que debería sujetarse el uso de los cursos de agua internacionales, como, por ejemplo:  El principio de utilización equitativa y razonable de los cursos de agua internacionales por parte de los Estados ribereños  La obligación de no causar daños sensibles a los Estados vecinos en el aprovechamiento del río  La obligación de los Estados ribereños del curso de agua de cooperar para lograr una utilización óptima y una protección adecuada del río  Salvo acuerdo o costumbre en contrario, ningún uso de un curso de agua internacional tendrá prioridad sobre otros usos Cabe señalar que hay varios conflictos a raíz de los usos de los cursos de agua internacionales Los Canales Internacionales: Los canales internacionales o interoceánicos son: - vías de agua creadas artificialmente, - que ponen en comunicación dos espacios marítimos, y - normalmente su objetivo es facilitar la navegación.
Así, los canales son vías de agua, creadas artificialmente, que ponen en comunicación: - cursos de agua: estarán sometidos a la reglamentación de los cursos de agua o - mares u océanos: debido a su importancia están reglamentados por diferentes regímenes convencionales.
2. Las zonas polares Las zonas polares se han convertido en espacios de gran interés para los Estados. Cabe decir que las zonas polares presentan importantes diferencias en el Ártico y en la Antártida.
El Ártico Su importancia es: -estratégica: vía de comunicación situada entre dos superpotencias, donde la capa de hielo dificulta la detección de submarinos.
-económica: existen abundantes reservas de petróleo y gas en las plataformas continentales de la zona, posibilidades de pesca (ballenas, focas, etc.).
El espacio polar ártico comprende las tierras y las aguas situadas entre el círculo polar ártico y el Polo Norte, añadiendo la parte meridional de Groenlandia.
En relación a la regulación jurídica de los diferentes espacios que abarca el Ártico (territorio continental de los Estados Árticos, islas naturales, islas de hielo, y el Océano Glacial Ártico), hay que diferenciar: a) las zonas situadas en el territorio continental de los Estados Árticos que tienen derechos a atribuirse los correspondientes espacios marítimos b) el Océano Glacial Ártico, que es considerado Alta Mar (+ ZIFMO); es decir, las aguas y el hielo son espacios de interés internacional como la Alta Mar y, por tanto, hay libertad de navegación, sobrevuelo, pesca, investigación científica, etc.
c) las islas naturales -> pertenecen a los Estados Árticos. A dichas islas les son atribuibles los correspondientes espacios marítimos.
d) las islas de hielo, que ocupan un 10% de la superficie terrestre, son formaciones de hielo casi permanentes pero móviles. En principio no tienen derecho a atribuirse espacios marítimos.
A nivel institucional, en el año 1996 se firmó la Declaración para el Establecimiento del Consejo Ártico. Está integrada por los Estados Árticos (Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Rusia, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia)El Consejo Ártico es financiado por los ocho Estados Árticos de forma flexible, ya que cada uno puede decidir la cuantía de sus contribuciones al Consejo.
El Consejo Ártico tiene como objetivos: - el promover un desarrollo sostenible -> donde su actividad ha sido muy limitada debido a la falta de acuerdo entre los Estados Árticos - la protección del medio ambiente -> Cabe señalar que el Ártico está amenazado por tres grupos de problemas: la polución, la explotación de los recursos vivos y no vivos y el cambio climático.
Cabe destacar que, en el año 2016, los Estados Unidos y Canadá aprobaron una Declaración conjunta para proteger las áreas marinas más importantes del Ártico.
Si bien la creación del Consejo Ártico representó un salto cualitativo en la cooperación en el Ártico, no es menos cierto que los instrumentos adoptados no han conseguido ofrecer una respuesta omnicomprensiva a los problemas medioambientales y económicos de la zona.
Por último, hay que señalar que el deshielo producido por el cambio climático está revitalizando las reivindicaciones sobre la zona, ya que será más fácil la explotación de los recursos naturales: petróleo, oro, diamantes, etc.
La Antártida La Antártida, rodeada de mares y océanos, es un continente con prácticamente el 99% de la superficie cubierta de hielo que sirve de "refrigerador" de la tierra. Contiene el 90% del hielo de nuestro planeta, que representa la reserva más importante de agua dulce de la Tierra.
Su importancia es: - estratégica: en principio la Antártida tiene menos interés estratégico que el Ártico - económica: existen abundantes reservas minerales, de petróleo y gas, pesca (ballenas, focas, etc.), turismo, investigación científica, etc.
Entre los diferentes criterios de delimitación de la Antártida tenemos: 1. Superficie terrestre 2. Círculo Polar Antártico 3. Articulo IV del Tratado Antártico 4. El “Sea Ice” Intereses en juego: por un lado, están los intereses de la comunidad internacional, por ejemplo, los PMD pretenden una internacionalización de la Antártida, mediante su proclamación como PCH; y, por otro lado, está el problema de las reivindicaciones de soberanía.
Los principios fundamentales del régimen antártico son: ♣ Utilización exclusivamente para fines pacíficos ♣ Libertad de investigación científica ♣ Cooperación internacional en la investigación científica Las controversias se solucionarán por medios pacíficos, a elección de las Partes, y si no se llega a un arreglo por dichos medios, entonces el asunto se someterá al TIJ con el consentimiento de todas las Partes implicadas Finalmente, respecto a los mecanismos de control, cada parte se compromete a realizar esfuerzos para que nadie lleve a cabo en la Antártida actividades contrarias a los principios del Tratado.
3. El espacio ultraterrestre Delimitación del espacio ultraterrestre: Debido que el espacio aéreo se rige por el principio de la soberanía territorial, y el espacio ultraterrestre por el principio de la no apropiación (y la libre exploración y utilización), es importante establecer el límite entre ambos espacios. Aunque ningún instrumento interno o internacional trate la delimitación entre espacio aéreo y ultraterrestre, hay varios criterios para facilitarla: * Por un lado, están las teorías espacialistas, que defienden la división del espacio, en función de la altitud.
* Por otra parte, están las teorías funcionalistas, donde las potencias espaciales defienden que la reglamentación se realice según la naturaleza y las funciones de los objetos espaciales, ya que no quieren ver restringida su libertad de navegación por el espacio con el establecimiento de "fronteras".
Principios jurídicos aplicables: Toda actividad humana, tanto si se desarrolla en un espacio sometido a la jurisdicción estatal como si tiene lugar en un espacio fuera de la soberanía del Estado, como es el caso del espacio ultraterrestre, debe respetar el D.I. El derecho del espacio ultraterrestre es una rama del D.I. que comprende el conjunto de normas que se aplican a las actividades humanas que se desarrollan en el espacio ultraterrestre. En definitiva, es una rama del D.I. dirigida a reglamentar como los humanos deben utilizar el "pastel" del espacio.
Las actividades desarrolladas en el espacio ultraterrestre deberán llevarse a cabo de conformidad con:  Las normas y principios generales del D.I., tales como el principio de respeto a la soberanía territorial o el de la no intervención en los asuntos internos de los Estados, junto con el principio de la buena fe, entre otros.
 Las normas impuestas por imperativos científico-técnicos en el campo de las emisiones de radio o televisión por satélite.
 Las normas de derecho interno que reglamentan directa o indirectamente aspectos de las actividades espaciales.
 La regulación específica establecida en el derecho del espacio ultraterrestre.
Cabe destacar los principios del D.I. del espacio ultraterrestre:  El principio de libertad de exploración y explotación por todos los Estados del espacio, incluso la Luna y otros cuerpos. Este principio implica el derecho de libre acceso, de libre exploración y de libre utilización del espacio ultraterrestre.
 El principio de no apropiación del espacio, incluso, de la Luna y otros cuerpos celestes.
Implica que ningún Estado tiene derecho a extender su soberanía sobre el espacio y los mencionados cuerpos.
 El principio de la utilización del espacio para fines pacíficos.
 El principio de imputación de responsabilidad a los Estados por las actividades que desarrollan en el espacio sus organismos gubernamentales o no gubernamentales.
 El principio de cooperación y asistencia mutua en las actividades de exploración y utilización del espacio  El principio de subordinación de las actividades espaciales al D.I.
El régimen jurídico de la Luna: La Luna forma parte del espacio ultraterrestre y, en consecuencia, son aplicables los principios anteriores, donde uno de los principios más relevantes es el de no apropiación.
El régimen jurídico de la órbita geoestacionaria: La órbita geoestacionaria (GEO) es aquella que se sitúa justamente sobre el plano ecuatorial a una distancia aproximada de unos 36.000 Km de la Tierra, en la que los satélites artificiales se mueven en sincronía con la rotación de la Tierra.
Hoy día no hay duda de que la GEO forma parte del espacio ultraterrestre y, por tanto, le son aplicables los principios vistos que lo rigen (libertad de exploración y utilización de la órbita para todos los Estados; no apropiación, utilización para fines pacíficos, etc.).
La tele observación mediante satélites: En función del espacio sometido a observación, hay que diferenciar 3 modalidades de tele observación: la efectuada sobre zonas internacionales, la llevada a cabo sobre el propio Estado, y la realizada sobre zonas sometidas a jurisdicción de un tercer Estado.
Al margen de su utilización para fines militares, entre las aplicaciones civiles más importantes de la tele observación tenemos: agricultura, medio ambiente, geología, hidrología, oceanografía, meteorología, geografía / cartografía, etc.
Los desechos espaciales: La gran acumulación de desechos espaciales se ha convertido en un problema muy grave. Además de la misma contaminación del espacio, los residuos espaciales generan otros inconvenientes, tales como radio interferencias, y, sobre todo, riesgos de colisión.
La responsabilidad por actividades espaciales: Finalmente, en relación a la responsabilidad por actividades espaciales, los Estados son responsables de las actividades nacionales que realicen en el espacio los organismos gubernamentales o las entidades no gubernamentales.
4. La protección del medio ambiente: evolución y características de las normas Definición del DIMA (Derecho Internacional del Medio Ambiente): El derecho del medio ambiente es la rama más joven del D.I. El DIMA se puede definir como el sector de normas del ordenamiento jurídico internacional que tienen por objeto la protección del medio ambiente.
En sentido amplio, el DIMA comprende: * biosfera: hidrosfera, litosfera y atmosfera * medio natural: flora, fauna y biodiversidad.
* entorno social: medio urbano, medio paisajístico, etc.
* incluso, el entorno cultural, según parte de la doctrina.
El objetivo del DIMA es garantizar condiciones de vida adecuadas y satisfactorias para las generaciones presentes y futuras.
Actores: Los principales actores son:  Los Estados La interdependencia entre Estados les obliga a cooperar. Esto es especialmente cierto en el caso del medio ambiente donde la mayoría de problemas sólo pueden afrontarse mediante una acción conjunta de los Estados; por ejemplo: cambio climático, disminución de la densidad de la capa de ozono, contaminación, etc.
 Las Organizaciones Internacionales Las O.I. son un foro permanente donde los Estados pueden debatir y negociar aspectos medioambientales  Les ONG Las ONG juegan un papel destacado en la creación de instrumentos medioambientales, y en su aplicación.
EVOLUCION DEL DIMA: I. Evolución hasta la Conferencia de Estocolmo.
Las primeras normas (tratados internacionales) de DIMA son de principios del siglo XX y tienen como objetivo la conservación de especies con utilidad económica y comercial.
Los años 30 hasta la II GM es cuando se proyectan acciones sobre espacios naturales y recursos biológicos.
Después de la II GM se inicia la preocupación ambiental específica con la adopción de una serie de instrumentos para la protección de las aguas dulces y las aguas del mar II. La Conferencia de Estocolmo de 1972: Cabe destacar la importancia de la Conferencia de Estocolmo de 1972, donde se establecieron varios principios, como por ejemplo los principios sobre conservación de recursos, los principios sobre contaminación, o los principios sobre responsabilidad de los Estados, entre otros.
Cabe señalar la creación del PNUMA, que es el principal órgano de las N.U. en materia medioambiental, encargado de coordinar las acciones dirigidas a la protección del medio ambiente.
Sin duda la Conferencia de Estocolmo fue un punto de inflexión en la protección internacional del medio ambiente.
CARACTERÍSTICAS DEL DIMA: Las principales características del DIMA se pueden sintetizar en:  Funcionalidad: el DIMA tiene como objetivo proteger el medio ambiente en su conjunto.
 Orientación preventiva: la mejor forma de preservar el medio ambiente no es sancionar su degradación, sino poner todos los medios para prevenir el deterioro.
Por tanto, el DIMA trata sobre todo de prevenir y controlar las actuaciones que pueden producir un deterioro del entorno humano, introduciendo la reglamentación necesaria para evitar que dicho deterioro se produzca.
 Carácter prospectivo, dado que presta atención al largo plazo  Predominio del soft law tanto en el ámbito normativo (elaboración de instrumentos) como en el terreno de su aplicación o eficacia (mecanismos de verificación y control).
5. Principios rectores PRINCIPIOS RECTORES DE LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL DEL MEDIO AMBIENTE La comunidad internacional no ha adoptado, ni es probable que lo haga, ningún instrumento obligatorio de alcance general en materia de medio ambiente que establezca los deberes generales de los Estados. Por eso frecuentemente es necesario recurrir a una serie de principios jurídicos que constituyen la referencia para aplicar las normas relativas a la protección del medio ambiente.
Estos principios son: 1. Principio general de protección del medio ambiente.
2. Principio de la soberanía de los Estados sobre los recursos naturales.
3. El principio de cooperación internacional para la protección del medio ambiente.
4. Principio de prevención del daño medioambiental 5. Principio de precaución.
6. Principio de desarrollo sostenible.
7. Principio de responsabilidad por daños ambientales.
8. Principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.
9. Principio de reparación de los daños medioambientales ("quien contamina paga").
10. Principio de participación ciudadana.
1. Principi general de protecció del medi ambient L’obligació general de protecció del medi ambient ha estat proclamada clarament en la Declaració d’Estocolm.
El primer dels principis que es desprèn és el deure de tots els Estats de protegir el medi ambient, no solament en les seves relacions amb altres Estats, sinó també en els espais sotmesos a les seves competències així com en aquells que no estan sotmesos a cap competència territorial Això, es pot relacionar amb la reivindicació que el medi ambient sigui PCH.
El TIJ a l’assumpte de les Proves Nuclears va afirmar l’obligació dels Estats de “respectar i protegir el medi ambient natural És sobretot en les dues últimes dècades quan s'ha considerat que la salvaguarda de l’equilibri ecològic respon a un interès essencial de tots els Estats".
2. Principi de la sobirania dels Estats sobre els seus recursos naturals L’exercici de la sobirania estatal sobre els recursos naturals pot produir efectes negatius sobre el medi ambient. En aquest sentit, en els anys setanta van aparèixer límits a l’exercici de dita sobirania a mesura que la comunitat internacional va reconèixer la necessitat de cooperar per protegir el medi ambient. Així, cada cop més el dret sobirà dels Estats sobre els seus recursos naturals s’ha hagut d’harmonitzar amb l’obligació de no causar dany al medi ambient.
La relació entre sobirania permanent sobre els recursos naturals i la responsabilitat de protegir el medi ambient, apareix formalment reconeguda a la Declaració d'Estocolm i en termes similars en la Declaració de Rio.
3. Principi de cooperació internacional per la protecció del medi ambient El principi de cooperació és proclamat a la Carta de les N.U en determinats àmbits.
Posteriorment serà desenvolupat a la Resolució 2625 de 1970 que estén l'obligació de cooperar a totes les esferes de les relacions internacionals.
Cal destacar: a) al deure de promoure la conclusió de tractats i altres instruments internacionals mediambientals b) l’obligació de cooperar per impedir certes activitats. Els Estats han de cooperar per evitar qualsevol activitat que causi degradació ambiental greu o es considerin nocives per la salut humana c) el deure d’intercanviar informació rellevant per a la protecció del medi ambient i desenvolupar altres accions dirigides al mateix fi 4. Principi de prevenció del dany mediambiental El principi de prevenció es pot desglossar en dos elements: el principi de prevenir el dany mediambiental en general, i el principi de no causar dany mediambiental transfronterer (principi de bon veïnatge).
 El principi de prevenir el dany mediambiental en general.
Cal destacar que l’obligació de l’Estat d’origen d’adoptar mesures preventives o per minimitzar el risc és una obligació de diligència deguda. En tot cas, l’Estat d’origen haurà d’esforçar-se quan pugui per minimitzar el risc. En aquest sentit, dita obligació no garanteix que el dany no es produeixi.
Així, es considera que l’obligació de prevenció és una obligació de comportament.
Per tant, el principi de prevenció es configura com una obligació de diligència que imposa als Estats observar un comportament diligent, és a dir, l’adopció de totes les mesures necessàries per assegurar que les activitats desenvolupades dins del seu territori o sota la seva jurisdicció o control no causin danys apreciables o substancials que afectin al medi ambient d’altres Estats o a espais d’interès col·lectiu.
L’objectiu de la prevenció és evitar o minimitzar el dany mediambiental.
L’obligació ex-post facto implica que quan un Estat ha estat incapaç d’evitar o prevenir la producció d’un dany sensible al medi ambient, té el deure de complir l’obligació de posar en marxa tots els mitjans a la seva disposició amb el propòsit de, a més a més de posar fi a la conducta lesiva i perseguir i processar a les persones responsables, reparar les possibles conseqüències  El principi de no causar dany mediambiental transfronterer (principi de bon veïnatge) El principi de no causar dany mediambiental transfronterer té una vessant negativa, el deure de tot Estat d'abstenir-se de realitzar en el seu propi territori activitats que puguin provocar efectes perjudicials en el territori d'altres Estats; i una vessant positiva, la necessitat de cooperar amb els Estats veïns.
5. Principi de precaució Segons el principi de precaució davant el risc o amenaça d’un dany medi ambiental cal actuar per evitar-lo o disminuir el risc, fins i tot, existint incertesa científica respecte a les conseqüències perjudicials de l’activitat en qüestió.
És diferencia del principi de prevenció, ja que aquest últim s'aplica quan el risc de dany ja es coneix. En canvi, l'aplicació del principi de precaució té lloc quan ni tan sols es té certesa científica de que el risc de dany existeix. De fet, la precaució és un pas més enllà de la prevenció.
6. El principi de desenvolupament sostenible Es tracta d'un principi d'origen econòmic que integra 3 components: el desenvolupament econòmic, el desenvolupament social i la protecció del medi ambient.
El principi de desenvolupament sostenible tracta d’integrar la preservació del medi ambient en el procés de desenvolupament 7. Principi de responsabilitat per danys ambientals Les normes convencionals específiques sobre responsabilitat mediambiental són pràcticament inexistents o bé són molt ambigües i generals 8. Principi de responsabilitat comú però diferenciada Els Estats hauran de cooperar amb l’esperit de solidaritat mundial per conservar, protegir i restablir la salut i la integritat de l’ecosistema de la Terra. En vistes a que han contribuït en diferent mesura a la degradació del medi ambient mundial, els Estats tenen responsabilitats comunes però diferenciades.
El principi de responsabilitat comú però diferenciada inclou dos elements: el primer es refereix a la responsabilitat comú dels Estats de protegir el medi ambient i, el segon, implica la necessitat de tenir en compte les diferents circumstàncies, en particular la contribució de cada Estat a la creació de cadascun dels problemes ambientals i la seva capacitat de prevenir, reduir i controlar les amenaces mediambientals.
9. Principi de reparació dels danys mediambientals (qui contamina paga).
Aquest principi sobre tot persegueix que el causant de la contaminació assumeixi el cost de les mesures de prevenció i lluita contra la mateixa.
Cal destacar que el principi de "qui contamina paga" ha estat reconegut en nombrosos instruments internacionals.
Les modalitats més comuns de reparació són: i) la restauració de l’ecosistema danyat, ii) la indemnització 10. Principi de participació ciutadana S'estableix el deure dels Estats de facilitar i fomentar la participació del públic disposant la informació a disposició de tots.
Els ciutadans interessats en les qüestions ambientals han de ser informats, participar en el procés de decisió, etc.
6. Atmosfera La contaminación del aire puede adoptar varias formas y ser producida de diferentes modos, por ejemplo, por la emisión de gases o partículas por factorías, plantas generadoras, automóviles, barcos o aeronaves; por la dispersión a través del aire de productos químicos, de polvo ocasionado por actividades en la tierra, o de calor producido por generadores.
Además, el aire contaminado puede tanto constituir un vehículo para la sucesiva contaminación de ríos, lagos o mares, como acarrear efectos notables en el clima, en los fenómenos atmosféricos (lluvias ácidas) o en la capa de ozono existente. Por todo ello la contaminación atmosférica es potencialmente de alcance más universal que otras y sus efectos pueden ser catastróficos.
La mayor parte de los Estados industrializados han dictado en las últimas décadas normas para combatir este tipo de contaminación dentro de sus fronteras.
Por lo que se refiere a tratados internacionales en esta materia, el más importante por ser multilateral es el “Convenio de Ginebra”, cuyo objetivo es principalmente comprometer a las partes a que se esfuercen en limitar y reducir gradualmente dentro de lo posible la contaminación atmosférica, así como el de establecer organismos para la obtención de datos y la realización de investigaciones sobre esta forma de contaminación.
Este tratado obliga a los Estados Partes, a celebrar consultas entre sí en un breve plazo, a demanda de los Estados lesionados por la contaminación o expuestos a un riesgo significativo.
Ahora bien, a escala global destaca la adopción de la “Convención para la protección de la capa de Ozono” que obliga a las partes a tomar todas las medidas apropiadas contra las actividades humanas que puedan modificar la capa de ozono.
Cuestión aparte merece la protección del clima global frente al recalentamiento de la atmósfera.
Cabe destacar aquí la “Convención marco sobre el cambio climático”.
Recordando que los cambios del clima de la Tierra son una preocupación común de toda la Humanidad, el Convenio afirma expresamente que las Partes deberían proteger el sistema climático en beneficio de las generaciones presentes y futuras sobre la base de la equidad y de conformidad con responsabilidades comunes.
7. Medio marino Respecto al medio marino, su relativa indefensión frente a la contaminación y la gravedad de los daños que ésta puede ocasionar a las especies vivas que en él habitan, al litoral y a las playas, explican que la acción internacional para la protección del medio marino no haya sido la primera y sea la más importante en resultados a escala mundial y regional.
La contaminación del mar puede originarse a través de una gran diversidad de actividades y fuentes. Puede producirse desde tierra, desde el aire o desde los fondos marinos (por actividades allí realizadas).
La mayor parte de los Estados han dictado normas internas protectoras frente a la contaminación marina.
Cabe destacar la “Declaración de Estocolmo” que establece que los Estados deberán tomar todas las medidas posibles para impedir la contaminación de los mares por sustancias que puedan poner en peligro la salud del hombre o dañar los recursos vivos y la vida marina.
En definitiva, los Estados tienen la obligación de proteger y preservar el medio marino.
La importancia que se da a la lucha contra la contaminación se trasluce en la obligación de los Estados de dictar leyes y reglamentos, en cooperación en cada caso con las Organizaciones Internacionales competentes, para prevenir, reducir y controlar toda forma que afecte a cualquier espacio marino.
Finalmente, respecto a las convenciones internacionales, cabe destacar el “Convenio de Montego Bay”, el cual se autoconstituye en marco normativo de referencia de los demás convenios específicos en esta materia medioambiental.
8. Cursos de agua internacionales (punto de vista medioambiental) La utilización de las aguas de los ríos y lagos internacionales, con finalidades de todo tipo, incluso para el vertido de desechos industriales o urbanos, se ha intensificado enormemente en las últimas décadas, originándose así problemas de contaminación, a veces extremadamente graves.
Cabe señalar la Conferencia de Estocolmo, que dice que el objetivo fundamental de todas las actividades de utilización y aprovechamiento de los recursos hidráulicos, es asegurar el mejor aprovechamiento del agua y evitar su contaminación en cada país.
Ahora bien, conviene resaltar la importancia del Convenio Marco.
Los Estados del curso de agua, al utilizar un curso de agua internacional en sus territorios, adoptaran todas las medidas apropiadas para impedir que se causen daños sensibles a otros Estados del curso de agua.
Cuando, a pesar de ello, se causen daños sensibles a otro Estado del curso de agua, el Estado cuyo uso los causa deberá eliminar o mitigar esos daños y, cuando proceda, examinar la cuestión de la indemnización.
En resumen, la práctica actual tiende en su conjunto hacia la imposición a los ribereños de obligaciones de cooperar entre sí, en especial por medio de la celebración de convenios internacionales para la prevención de la contaminación, que, si bien no establecen prohibiciones absolutas de contaminar, sin embargo, adoptan fórmulas destinadas a impedir nuevas contaminaciones.
9. Residuos Los desechos, fruto de diferentes actividades humanas, pueden convertirse en ocasiones, en un peligro muy grave para la integridad del medio ambiente y para la salud humana. La creciente producción de los mismos ha conducido a diferentes Recomendaciones, Directivas y Reglamentos reguladores de su gestión y eliminación.
Pero el principal problema internacional es el que plantea su tráfico por encima de las fronteras, particularmente porque ciertos países “de destino” pueden ver que áreas de su territorio se conviertan en verdaderos basureros internacionales venenosos.
Para regular este tráfico, por impulso del P.N.U.M.A., se ha elaborado la Convención sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación.
De acuerdo con su articulado, los Estados de origen de los desechos tóxicos o peligrosos se obligan a reducir la producción y exportación de los mismos.
Cabe resaltar que el tráfico ilegal de desechos peligrosos de considera criminal.
En muchas regiones del mundo los Estados han celebrado acuerdos para regular el tráfico transfronterizo de desechos peligrosos y su eliminación.
Conviene destacar finalmente que la Comisión de Derechos Humanos de las N.U. ha realizado diferentes estudios de los efectos para los derechos humanos del tráfico de residuos tóxicos y peligrosos.
10. diversidad biológica Primeramente, destacar la “Convención sobre la Diversidad Biológica”. En ella se parte de la afirmación de que es interés común de toda la Humanidad la conservación de la diversidad biológica, es decir, la variabilidad de organismos vivos, incluidos entre otras cosas los ecosistemas terrestres y marinos.
Respecto a la lucha contra la desertización, cabe resaltar la “Convención de las Naciones Unidas para combatir la desertización en los países afectados por sequía grave o desertización, en particular en África”.
Este instrumento parte de la afirmación de que la desertización y la sequía son problemas de dimensión global y que para combatirlos es necesaria la acción conjunta de la comunidad internacional.
Ahora bien, cabe destacar diversos convenios internacionales importantes. Quizá el más conocido es el “Convenio de París” para la protección de todas las especies de aves silvestres.
Respecto a especies de animales marinos cabe señalar el “Acuerdo sobre la pesca de focas” en el Mar de Behring.
Cabe mencionar convenios sobre protección de especies muy singulares que estén en peligro como las propias focas, los osos polares (Convención de Oslo), las vicuñas o las ballenas.
Es importante destacar el Convenio relativo a la conservación de especies migratorias de animales silvestres. Este Convenio obliga a restaurar los hábitats y a eliminar los obstáculos a la inmigración de especies consideradas en peligro.
En este sentido es importante el Acuerdo sobre conservación de los gorilas y sus hábitats (Acuerdo Gorila). El ámbito geográfico de aplicación del Acuerdo se extiende a diez Estados africanos. Entre las medidas generales de conservación figuran: la restauración de los hábitats, la erradicación de la caza furtiva, detener el avance del Ébola y otras enfermedades infecciosas, cooperar en situaciones de emergencia, etc.
Por último, destacar que ciertos tratados protegen a los animales frente a determinadas actividades, como el Convenio europeo para la protección de los vertebrados utilizados con fines experimentales y otros fines científicos.
...

Comprar Previsualizar