Aproximación al Derecho urbanístico de Cataluña (0)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Bienes Públicos y Urbanismo
Año del apunte 0
Páginas 5
Fecha de subida 05/06/2014
Descargas 28
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 1. APROXIMACIÓN AL DERECHO URBANÍSTICO DE CATALUNYA I.
CONCEPTO Y EVOLUCIÓN HISTÓRICA Las ciudades antiguas se distinguen de la zona de ensanche, que tienen una cuadrícula y una disposición y anchura que hace entrever que pertenece a otra época.
El urbanismo lo creo Ildefonso Cerdá, en el año 1867, con el fin de abordar la nueva forma de organizar las ciudades, construyó la teoría general de la urbanización (urbis – ciudad). Creó el primer tratado de urbanismo. Su interés era crear un modelo de ciudad, que la expansión de la ciudad de Barcelona se hiciera de forma ordenada y distinta de cómo se había venido tratando las ciudades hasta entonces.
Cerdá no solo creó las bases de lo que eran los ensanches de las ciudades, es decir, como debía ordenarse y construirse ésta, sino que, además, introdujo conceptos de especial relevancia como zonas verdes, usos públicos (espacios de uso público), espacio de uso particular.
Él pensaba en la calidad de vida y en normas sanitarias, también en espacio público. El modelo urbanístico respondía a la idea de que los edificios tuvieran otra configuración. Se propugnaba la integración del hombre en el territorio; y dar calidad de vidas a las personas disfrutando y utilizando el territorio. Totalmente antagónico de lo que sucede en barrios viejos e históricos.
El urbanismo se puede definir como un conjunto de reglas que, desde una visión global, regulan todos los aspectos entre el hombre y el territorio. Es un conjunto de normas jurídicas, una rama del Derecho Administrativo que regula: 1. La ordenación del territorio 2. La ciudad 3. La vivienda 4. A día de hoy, incluye una serie de normas de protección del MA.
Respecto a la evolución, en el siglo XX ha seguido un urbanismo que daba una regulación de todo el territorio, se extendió la urbe + proceso urbanizador + el suelo rural (residual). A finales del siglo XX e inicio del siglo XXI que estamos ante un urbanismo social y urbanismo ambiental. La historia va de un urbanismo que se inició para ordenar el crecimiento de las ciudades, a un urbanismo que, a lo largo de los años, se hico más ambicioso y abordó la ordenación del territorio y, posteriormente, se entra de lleno en un urbanismo ambiental y social.
En el siglo XIX se regulaban, de alguna forma, las cuestiones urbanísticas, a través de Ordenanzas Municipales sobre policía urbana y rural. Los Ayuntamientos introducían sus Ordenanzas y establecían las alineaciones. A estas Ordenanzas escritas se les añadieron Planos de representación geográfica de las ciudades. De la unión de las normas escritas y los planos nacieron los primeros planes urbanísticos – conjunto de normas escritas y planos que regulan la ordenación de un determinado territorio-.
Respecto de estas primeras Ordenanzas, siguen las normas de ensanche. Es decir, cómo se iba a producir el diseño y crecimiento de las ciudades. Estas normas fueron típicas de finales del siglo XIX y primer cuarto del siglo XX. Al legislador y a las Administraciones le preocupaba regular el crecimiento futuro de las ciudades.
Simultáneamente, se iban aprobando normas sanitarias con incidencia en la planificación de las ciudades y de las construcciones.
Todo este compendio de normas (Ordenanzas, Planos, normas sanitarias) tomó cuerpo en el R de obras, servicios y bienes municipales de 1924.
En 1945 se aprobó una LBRL, en la cual se regulaban determinados aspectos del urbanismo e imponía la obligación de redactar planes generales de urbanismo.
En 1956 se dicta la Ley del suelo y ordenación urbana, que fue la primera Ley de urbanismo con carácter global que hubo. Dicha Ley instaura el esquema de los grandes rasgos del Derechos urbanístico vigentes aun hoy en día. Es el primer cuerpo legal integral del urbanismo en España. Esta Ley del 56 aparecen los conceptos de planeamiento, gestión, régimen jurídico del suelo, nuevo estatuto del derecho de propiedad.
En 1975 hay una nueva Ley del suelo. En 1976 se dicta el TR de la Ley del Suelo. De estos dos textos legales nacieron 3 Reglamentos de espacial importancia: 1. R de planeamiento 2. R de gestión 3. R de disciplina Una vez se aprueba la CE, se debe distinguir: · Por un lado, desde el punto de vista del contenido.
- El art. 33 tiene incidencia cuando hace referencia a la función social del derecho de la propiedad. dicho precepto establece que la función social del derecho de la propiedad delimitará su contenido de acuerdo con las leyes. Es decir, la propiedad está orientada a cumplir una función social.
- El art. 45, que hace referencia a la protección al MA, cuando establece que los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el MA.
- El art. 46 hace referencia que los poderes públicos promoverán, mantendrán el patrimonio, es decir, hace referencia a la conservación, recuperación y enriquecimiento del patrimonio artístico y cultura.
- El art. 47, que obliga a los poderes públicos a regular la utilización del suelo de acuerdo con el interés general, e impone hacer efectivo el derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.
· Por otro lado, desde el punto de vista de las competencias.
- El art. 148, que permite que las CCAA asuman competencias en materia de urbanismo.
- El art. 149 atribuye competencia al Estado en materia de responsabilidad patrimonial, de garantías generales de la expropiación, de régimen de valoraciones del suelo, legislación básica sobre MA, bases y coordinación de la actividad económica, en materia de costas –parcialmente-, de recursos hidrográficos –aguas-, de puertos y de marina mercante.
Esto se debe conjugar con la posibilidad de que las CCAA asuman competencias en materia de urbanismo con carácter exclusivo. CAT las asumió de forma rápida, pero esto debía convivir con la competencia del Estado en estas materias.
El Estado siguió legislando, tuvo la pretensión, al amparo de las competencias que la CE le otorga con carácter exclusivo, de seguir legislando, en la línea de la Ley del 76 (hacer textos globales que abarcasen toda la materia urbanística). Así, nació la Ley 8/1990, que fue declarada inconstitucional por la ST 61/1997, que anuló más de 200 art. de esta Ley. Posterior a esto, se aprobó la Ley 6/1998. Luego se aprobó la Ley 8/2007 y, actualmente, a día de hoy, está vigente RDL 2/2008, de 20 de Junio, que es el TR de la Ley del suelo.
En CAT, después de varias leyes (Ley 2/2002, Decreto 1/2005), está vigente el Decreto 1/2010.
En materia de urbanismo, los contenidos de la CE, marcan, con carácter general, las legislaciones urbanísticas. A nivel de competencias, las CCAA han asumido, con carácter exclusivo, competencias en materia de urbanismo, y han desarrollado sus propios textos legales integrales. El Estado, por su parte, tiene una Ley del suelo y valoraciones (con su TR actual), que se enfoca, desde el punto de vista del derecho de propiedad y hace referencia a las cuestiones en que tiene competencia exclusiva –expropiaciones y valoración del suelo-.
 URBANISMO SOCIAL Y AMBIENTAL El urbanismo social hace referencia que tanto el legislador como las AP, con competencia, tienen que dar respuesta a cuestiones sociales a través del urbanismo. La AP y el legislador deben dar respuesta a problemas sociales. Han incidido en este concepto toda una serie de premisas:  Incremento del precio de la vivienda  La urbanización progresiva del territorio con su consiguiente deterioro (problema de la mancha de aceite > expansión desmesurada del territorio > impacto social y del MA)  La inmigración, con las consiguientes dificultades de adquirir una vivienda y el nacimiento de nuevos barrios. Esto ha dado lugar a la creación de guetos El urbanismo social, ante estos problemas, con carácter general, para garantizar el bienestar de generaciones presentes y futuras, promueve un modelo de urbanización que dé lugar a: - Cohesión social: se debe intentar suprimir los guetos, eliminarlos en la mayor medida posible y hacer que, en cualquier barrio nuevo que se construya o se cree, existan todo tipo de viviendas.
- Asentamientos compactos: en vez de expansivos, asentamientos contenidos, próximos, y que sean continuación de la trama urbana.
- Diversidad de funciones: el urbanismo social exige que haya diversidad de funciones dentro de los edificios, es decir, se trata de no desnaturalizar los barrios.
La legislación catalana: - Prevé planes directores urbanísticos, es decir, planes generales de alcance de una o varias poblaciones que, de alguna manera, intentar ordenar el territorio de forma equilibrada, y suplir las carencias de unos Municipios en función de otros - Exige unos estándares mínimos de reservas para vivienda protegida - Ha incluido la protección del paisaje y un uso racional del territorio - Se ha aprobado la Ley 18/2007, del derecho a la vivienda, y se exige además que, todos los planes generales de urbanismo, tengan una memoria social – es una de las máximas expresiones del urbanismo social- El urbanismo ambiental, consagrado específicamente en el art. 45 CE, que establece que todos los españoles tienen derecho a disfrutar del MA. Este urbanismo ambiental ha venido impulsado, de alguna manera, desde Europa, porque la normativa europea tiene como objetivo que todas las políticas y acciones comunitarias deben tener en cuenta la protección del MA, además, la normativa europea obliga a que se incluya en todos los planes de urbanismo protección del MA. Como consecuencia de todo ello, se ha introducido el principio del derecho urbanístico sostenible (se manifiesta en que todos los planes de urbanismo deben tener normas para la protección del MA y del paisaje, y la principal manifestación son los estudios de impacto y evaluación ambiental, es decir, hay que determinar qué consecuencias ambientales tendrá una actuación urbanística concreta).
...