Resumen Silverthone cardiovascular (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Enfermería - 1º curso
Asignatura fisiologia
Año del apunte 2014
Páginas 11
Fecha de subida 25/11/2014
Descargas 60
Subido por

Vista previa del texto

Aparato cardiovascular Capítulo 14 La funcion primaria del aparato cardiovascular es transportar materiales hacia y desde todas las partes del cuerpo.
El aparato cardiovascular está formado por el corazón, los vasos sanguíneos y las células y el plasma de la sangre. Los vasos sanguíneos que sacan la sangre del corazón se llaman arterias.
Los vasos sanguíneos que retornan la sangre hacia el corazón, se llaman venas.
El corazón está dividido por un tabique, en las mitades izquierda y derecha. Cada mitad funciona como una bomba independiente formada por una aurícula y un ventrículo. La aurícula recibe la sangre que regresa al corazón desde los vasos sanguíneos, el ventrículo bombea sangre hacia los vasos sanguíneos. El lado derecho del corazón, recibe la sangre desde los tejidos y la envía a los pulmones para que se oxigenen. El lado izquierdo del corazón recibe la sangre oxigenada de los pulmones y la bombea hacia los otros tejidos del cuerpo.
Explicado más profundamente se podría explicar de esta manera. Desde la aurícula derecha, la sangre fluye hacia el ventrículo derecho del corazón. Desde allí es bombeada a través de las arterias pulmonares hacia los pulmones, donde se oxigena. Desde los pulmones, la sangre viaja hacia el lado izquierdo del corazón a través de las venas pulmonares. Los vasos sanguíneos que se dirigen desde el ventrículo derecho hacia los pulmones y retornan hacia la aurícula izquierda, se conocen en conjunto como circulación pulmonar. La sangre proveniente de los pulmones entra en el corazón por la aurícula izquierda y pasa por el ventrículo izquierdo. La sangre bombeada entra en la arteria aorta. Esta arteria se ramifica en arterias cada vez más pequeñas que acaban formando capilares.
Después de pasar por los capilares, la sangre fluye en el lado venoso de la circulación, y pasa de las venas pequeñas a venas cada vez más grandes. Las venas que vienen de la parte superior del cuerpo, se unen para formar la vena cava superior, y las de la parte inferior, vena cava inferior. Las dos venas drenan en la aurícula derecha. Los vasos transportan sangre desde el lado izquierdo del corazón hasta los tejidos y la traen de regreso al lado derecho del corazón. Esta circulación se llama sistémica.
Presión, volumen, flujo y resistencia La sangre fluye a favor de los gradientes de presión, desde regiones de mayor presión, a regiones de menor presión. La presión más alta en los vasos del aparato cardiovascular se encuentra en la aorta y las arterias sistémicas en el momento en el que reciben sangre del ventrículo izquierdo.
La presión de un líquido es la fuerza ejercida por el líquido sobre el recipiente que lo contiene.
Si el líquido no está en movimiento, la presión se llama hidrostática y su intensidad es la misma en todas las direcciones.
La sangre fluye desde un area de mayor presión a una de menor El flujo a través del tubo es directamente proporcional al gradiente de presión.
Gradiente de presión= P1-P2 En un sistema ideal, una sustancia en movimiento se mantendría en movimiento, pero esto no es así, ya que se crea fricción. La sangre que fluye a través de los vasos sanguíneos encuentra fricción en las paredes de los vasos y en las propias células que frotan unas con otras.
La tendencia del aparato cardiovascular a oponerse al flujo sanguíneo, se llama resistencia. El flujo es inversamente proporcional a la resistencia, si la resistencia aumenta, el flujo disminuye.
Los parámetros que regulan la resistencia son, el radio del tubo, la longitud del tubo y la viscosidad. (Mirar ejemplo en página 463) La viscosidad está determinada por la relación entre los eritrocitos y el plasma y por la cantidad de proteínas que hay en él.
Después, en cuanto al radio del vaso, el hecho de que haya un pequeño cambio en el radio, se producirá un efecto grande sobre la resistencia al flujo sanguíneo que ofrece este vaso. La disminución en el diámetro del vaso, se conoce como vasoconstricción. La vasoconstricción disminuye el flujo sanguíneo a través del vaso, y la vasodilatación aumenta el flujo sanguíneo a través del vaso.
Musculo cardiaco y corazón El corazón El corazón es un órgano muscular, que se ubica dentro de la cavidad torácica. La punta del corazón está orientado hacia abajo y hacia la izquierda del cuerpo. El corazón está rodeado por pericardio, una capa delgada de líquido que lubrica la superficie externa del corazón cuando late dentro del saco. El corazón principalmente está formado por musculo cardiaco o miocardio, cubierto por capas delgadas de epitelio y tejido conjuntivo. Tiene 2 aurículas, y 2 ventrículos. Los vasos sanguíneos emergen de la base del corazón. La aorta y el tronco de la arteria pulmonar dirigen la sangre desde el corazón hacia los tejidos y pulmones. Las venas cavas y pulmonares retornan la sangre hacia el corazón. La superficie de los ventrículos está atravesado por arterias coronarias y venas coronarias, que irrigan el musculo cardiaco.
Válvulas cardiacas La sangre fluye a través del corazón en una dirección. Tenemos las válvulas auriculoventriculares, que conectan las aurículas con los ventrículos y las semilunares, que conectan los ventrículos con las arterias. Estas válvulas están engrosadas en el borde y se insertan sobre el lado ventricular a través de tendones llamados cuerdas tendinosas.
Las dos válvulas auriculoventriculares son diferentes. La válvula que separa la aurícula derecha del ventrículo se llama tricúspide. La válvula que separa la aurícula izquierda del ventrículo se llama bicúspide o mitral.
Las válvulas semilunares separan los ventrículos de las arterias principales. La aortica se encuentra entre el ventrículo izquierdo y la aorta, y la pulmonar, se encuentra entre el ventrículo derecho y el tronco pulmonar.
Las células del musculo cardiaco se contraen sin estimulación La señal para la contracción miocárdica no proviene del sistema nervioso, sino de células autorritmicas o marcapasos.
El musculo cardiaco tiene diferencias importantes con el musculo esquelético y comparte algunas propiedades con el musculo liso: 1. Las fibras del musculo cardiaco son más pequeñas que el musculo esquelético 2. Las células miocárdicas se ramifican y se unen creando una red. Estas uniones se llaman discos intercalares 3. Las uniones en hendidura en estos discos, conectan eléctricamente las células miocárdicas entre sí, para propagar ondas de despolarización rápidamente de una célula a otra.
Excitación-contracción El potencial de acción que entra en la célula se mueve por el sarcolema y los túbulos T, donde abre los canales de calcio regulados por voltaje. El calcio entra en la célula, entonces fluye fuera del retículo sarcoplasmico y en el citosol. El calcio difunde a través del citosol hasta los elementos contráctiles donde los iones se unen a la troponina. En general, la relajación del musculo cardiaco, es similar a la del musculo esquelético. A medida que las concentraciones de calcio disminuyen, el calcio se separa de la troponina, la miosina libera actina y los filamentos contráctiles se relajan.
(Figura 14-11) Potenciales de acción en las células miocárdicas Las células miocárdicas son un tejido excitable con capacidad para generar potenciales de acción. Estos potenciales de acción son parecidos a los de las neuronas y al musculo esquelético. La unica diferencia es que, en lugar de producir una despolarización rápida debido a la entrada de sodio, en las células miocárdicas entra calcio.
    Fase 0: Despolarización. Los canales de sodio regulados por voltaje se abren, lo que provoca que el sodio entre en la célula y despolarice.
Fase 1: Repolarización inicial. Cuando los canales de sodio cierran, la célula comienza a repolarizarse a medida que el potasio sale a través de los canales de potasio abiertos.
Fase 2: La repolarización inicial es muy breve. Se produce una disminución de la permeabilidad al potasio, y un aumento en la de calcio. Estos canales de calcio se han estado abriendo durante la fase 0 y 1. Al mismo tiempo, los canales de potasio se cierran... Esta combinación de entrada de calcio y en menor salida de potasio, hace que se forme una meseta.
Fase 3: Repolarización rápida. La meseta termina cuando los canales de calcio se cierran, y la permeabilidad al potasio aumenta.
El hecho de que entre calcio durante la fase 2, prolonga la duración del potencial de acción miocárdico.
El corazón como bomba La comunicación eléctrica en el corazón comienza con un potencial de acción en una célula autorritmica. La despolarización se propaga rápidamente hacia las células adyacentes a través de las uniones de hendidura. La onda de despolarización es seguida por una onda de contracción que atraviesa las aurículas y luego pasa a los ventrículos.
La despolarización comienza en el nódulo sinodal, las células autorritmicas de la aurícula derecha, que son el marcapasos principal del corazón. La onda de despolarización se propaga a través de un sistema conductor de fibras autorritmicas. El nódulo sinodal está conectado con el nodo auriculoventricular, que son células autorritmicas en el suelo de la aurícula derecha.
Desde el nodo auriculoventricular, la despolarización se propaga por las fibras de Purkinje en el haz auriculoventricular, en el tabique entre los ventrículos. Un poco más abajo del tabique, las fibras del haz AV se dividen en ramas. Estas ramas continúan hacia el vértice del corazón, donde se dividen en fibras de Purkinje más pequeñas que se ramifican hacia los lados entre las células contráctiles.
La señal eléctrica empieza cuando el nódulo sinodal dispara un potencial de acción y la despolarización se propaga a través de las células. El nódulo auriculoventricular, es la unica vía a través de la cual los potenciales de acción pueden alcanzar las fibras contráctiles.
Las células del nodo sinodal regulan la frecuencia cardiaca. Si este nodo está dañado y no puede funcionar, uno de los marcapasos más lentos del corazón se hace cargo.
Contracción y relajación durante el ciclo cardiaco Cada círculo cardiaco tiene dos fases, la diástole que es el tiempo durante el cual el musculo cardiaco se relaja, y la sístole, que es cuando el musculo se contrae.
En general, el ciclo cardiaco se divide en: 1. El corazón en reposo: Diástole auricular y ventricular. Comienza en el momento durante el cual las aurículas y los ventrículos están relajándose. Las aurículas se están llenando de sangre proveniente de las venas y los ventrículos acaban de completar una contracción. A medida que los ventrículos se relajan, las válvulas auriculoventriculares se abren. La sangre fluye por gravedad desde las aurículas a los ventrículos. Estos ventrículos se relajan, para que la sangre entre 2. Conclusión del llenado ventricular: Sístole ventricular. Este proceso se produce una vez que comienza la onda de despolarización. El llenado se logra cuando las aurículas se contraen y empujan sangre en los ventrículos. Una pequeña cantidad de sangre es forzada a retroceder hacia las venas.
3. Contracción ventricular temprana y primer ruido cardiaco. Cuando las aurículas se están contrayendo, la onda de despolarización se mueve lentamente a través de las células conductoras del nodo AV y luego descienden rápidamente por las fibras de Purkinje hasta el vértice del corazón. La sangre que presiona la cara inferior de las válvulas AV, obliga a cerrarse, de modo que la sangre no puede fluir hacia atrás. Como se produce este cerramiento, la sangre de los ventrículos no tiene a donde ir. En el momento en el que los ventrículos se empiezan a contraer, las fibras musculares se están repolarizando y relajando.
4. El corazón bombea: eyección ventricular. A medida que los ventrículos se contraen, generan presión para abrir las válvulas semilunares y empujar la sangre hacia las arterias. Durante esta fase, las válvulas AC se mantienen cerradas y las aurículas se siguen llenando.
5. La relajación ventricular y el segundo ruido cardiaco. Al final de la eyección, los ventrículos comienzan a repolarizarse y a relajarse. A medida que lo hacen, la presión ventricular disminuye. Cuando ésta disminuye por debajo de la presión de las arterias provoca que el flujo de sangre empuje las válvulas semilunares y les obligue a cerrarse.
Una vez que estas se cierran, los ventrículos se encuentran también sellados. En este momento las válvulas AV también están cerradas. Cuando la relajación ventricular hace que haya menos presión que en las aurículas, las válvulas se abren y la sangre que se ha acumulado en las aurículas, baja a los ventrículos para empezar de nuevo este ciclo.
El volumen sistólico es el volumen de sangre bombeado por un ventrículo en una contracción La cantidad de sangre bombeada por un ventrículo durante la contracción, se llama volumen sistólico. Se puede calcular como:   Volumen sistólico: volumen de sangre antes de la contracción – volumen de sangre después de la contracción Volumen sistólico: Volumen diastólico final – Volumen sistólico final También se puede calcular el volumen minuto, multiplicando la frecuencia cardiaca por el volumen sistólico: Volumen minuto: frecuencia cardiaca x volumen sistólico.
Cambiando de tema, las ramas simpática y parasimpática de la división autónoma, influyen en la frecuencia cardiaca mediante un control antagonista. La actividad parasimpática disminuye la frecuencia cardiaca, mientras que la simpática la acelera. La acetilcolina, hace más lenta la conducción de potenciales de acción a través del nódulo AV, mientras que la adrenalina y noradrenalina aumentan la conducción de potenciales de acción.
El volumen sistólico, es decir, el volumen de sangre bombeado por el ventrículo en cada contracción, está directamente relacionado con la fuerza generada por el musculo cardiaco durante la contracción.
La fuerza creada por una fibra de musculo cardiaco está directamente relacionada con la longitud del sarcomero. A medida que aumenta la longitud del sarcomero, aumenta la fuerza de contracción.
Volumen sistólico y retorno venoso: Según la ley de Frank-Starling, el volumen sistólico aumenta a medida que aumenta el volumen de fin de diástole. El volumen de fin de diástole normalmente está determinado por el retorno venoso, la cantidad de sangre que entra en el corazón desde la circulación venosa.
La contractilidad está controlada por sistema nervioso y endocrino Cualquier sustancia química que afecte a la contractilidad, se llama agente inotrópico. Si una sustancia aumenta la fuerza de contracción, se dice que tiene un efecto inotrópico positivo.
La contractilidad aumenta a medida que aumenta la cantidad de calcio disponible para la contracción.
El volumen diastólico final y la presión arterial determinan la pos carga La carga combinada de volumen diastólico final y resistencia arterial durante la contracción ventricular, se conoce como pos carga.
(Foto 14.31) Capítulo 15 Vasos sanguíneos La capa interna de todos los vasos sanguíneos se llama endotelio. Este endotelio está formado por tejido conectivo y musculo liso.
El musculo liso se llama musculo liso vascular. La vasoconstricción produce una disminución en el diámetro, mientras que la vasodilatación la aumenta. En la mayoría de vasos sanguíneos, las células musculares lisas mantienen un estado de contracción constante, llamado tono muscular.
El flujo sanguíneo circula desde los capilares hacia los vasos pequeños, denominados vénulas.
Las venas son más numerosas que las arterias y tienen mayor diámetro.
Desde las vénulas, la sangre circula hacia las venas, cuyo diámetro aumenta a medida que transcurren hacia el corazón.
Las venas acumulan más sangre que las arterias.
Intercambio sangre-liquido intersticial Los capilares son los vasos más pequeños del aparato cardiovascular. Estos vasos y las vénulas poscapilares son el sitio donde se produce el intercambio entre la sangre y el líquido intersticial.
La angiogénesis La angiogénesis es el proceso por el cual se desarrollan nuevos vasos sanguíneos, especialmente después del nacimiento. En adultos también se produce, por ejemplo cuando se cicatrizan heridas o después de la menstruación.
Las citocinas que inhiben la angiogénesis es la angiotastina, que se produce a partir de plasminogeno y la endotastina.
Presión arterial El flujo sanguíneo se rige de acuerdo con las reglas del flujo de líquido. Es directamente proporcional al gradiente de presión, e inversamente proporcional a la resistencia de los vasos.
La presión de la sangre es máxima en las arterias, y disminuye de manera continua a medida que atraviesa el aparato circulatorio. La presión disminuye porque se va perdiendo energía como consecuencia de la resistencia de flujo ofrecida por los vasos.
La presión por ejemplo, de la aorta, aumenta durante la sístole ventricular (presión sistólica) y disminuye durante la diástole ventricular (presión diastólica).
El rápido aumento de la presión arterial que se produce cuando el ventrículo izquierdo impulsa la sangre hacia la aorta, se puede registrar a través del pulso.
Para representan la presión arterial, se calcula mediante la suma de la presión diastólica y la tercera parte de la presión diferencial (psist –pdiast) La presión arterial media se aproxima más a la diastólica ya que la diástole dura el doble de tiempo que la sístole.
Medición de la presión arterial La presión arterial se mide en la arteria radial del brazo, con un esfigmomanómetro. La funcion de este instrumento es generar una presión en el brazo superior a la sistólica, de manera que se detenga el flujo sanguíneo… Cuando se ejerce presión, el flujo sanguíneo para, pero en el momento en el que la sangre fuerza el paso a través de la arteria, se oye un ruido fuerte, llamado el sonido de Korotkoff. Cuando el sonido cede, es porque la circulación ha vuelto a su normalidad. La presión que se registra cuando se escucha el primer sonido se relaciona con la presión sistólica, y cuando desaparece, con la diastólica.
Resistencia en las arteriolas La resistencia arteriolar recibe influencias de mecanismos de control tanto sistémicos como locales: 1. Los reflejos simpáticos mediados por el sistema nervioso central, mantienen la presión arterial media y regulan la distribución de la sangre para ciertas necesidades homeostáticas, como la regulación de la temperatura.
2. El control local de la resistencia arteriolar adapta el flujo sanguíneo tisular a las necesidades metabólicas del tejido.
3. Ciertas hormonas, influyen sobre la presión arterial actuando directamente sobre las arteriolas y alterando el control reflejo autónomo.
Compuestos químicos mediadores vasoconstricción/vasodilatación Vasoconstricción Noradrenalina (receptores alfa) Reflejo barorreceptor (neuronas simpáticas) Serotonina Agregación plaquetaria, contracción musculo liso Dolor, aumento permeabilidad capilar Sustancia P Vasopresina Angiotensina 2 Aumento presión arterial durante la hemorragia Aumento presión arterial Vasodilatación Adrenalina (receptores beta 2) Bradicina Aumento del flujo sanguíneo hacia el musculo esquelético Erección pene o clítoris (Neuronas parasimpáticas) Aumento del flujo sanguíneo Histamina Aumento del flujo sanguíneo Acetilcolina El musculo liso vascular tiene la capacidad de regular su propio estado de contracción mediante la contracción miogenica. El mecanismo responsable de la respuesta intrínseca del musculo liso vascular, es el estiramiento que abre canales de calcio.
También se ha de tener en cuenta que, una concentración baja de oxigeno o una concentración alta de dióxido de carbono, provocan vasodilatación de las arteriolas.
La rama simpática controla la mayor parte de musculo liso vascular La contracción del musculo liso de las arteriolas está sujeta a la regulación de señales nerviosas y hormonales y de sustancias paracrinas que se producen en el ambiente. Entre estas sustancias vasoactivas encontramos el péptido natriuretico auricular (PNA) y la angiotensina 2.
La mayoría de las arteriolas sistémicas reciben inervación de las neuronas simpáticas. La fijación de los receptores alfa del musculo liso, ocasiona vasoconstricción. Si se reduce la liberación de noradrenalina en los terminales simpáticos, las arteriolas se dilatan.
La adrenalina procedente de la medula suprarrenal circula por la sangre y se une a los receptores alfa incrementando la vasoconstricción. Sin embargo los receptores alfa, tienen menos afinidad por la adrenalina y no responden con tanta intensidad como cuando se unen con la noradrenalina.
La adrenalina también se puede unir con receptores beta 2, que se encuentran en el musculo liso vascular de las arteriolas del corazón, el hígado y el musculo esquelético. Estos receptores no están inervados, y responden directamente a la adrenalina circulante. La activación de estos receptores, producen vasodilatación. Este tipo de vasodilatación aumenta el flujo sanguíneo hacia el corazón, los músculos esqueléticos y el hígado.
Intercambio en los capilares El intercambio entre el plasma y el líquido intersticial se produce por el movimiento de las sustancias endoteliales o a través de ellas. Los solutos más pequeños se desplazan por difusión o a través de las células. La velocidad de difusión de los solutos disueltos depende principalmente del gradiente de concentración entre el plasma y el líquido intersticial. En la mayoría de capilares, las moleculas más grandes se transfieren a través de transcitosis.
Una tercera forma de intercambio de capilares es el flujo global hacia el interior y exterior de los capilares. El flujo global es el movimiento de gran cantidad de líquido entre sangre y líquido intersticial a favor de gradientes de presión hidrostática u osmótica. Si el flujo global se dirige hacia el interior del capilar, el movimiento del líquido se llama absorción, y si se dirige hacia el exterior, filtración.
Hay dos fuerzas que regulan el flujo masivo de los capilares. Una es la presión hidrostática, y el otro es la presión osmótica. Estas fuerzas se suelen llamar fuerzas de Starling.
La presión osmótica depende de la concentración de soluto en un compartimento. La principal diferencia de solutos entre el plasma y el líquido intersticial se debe a las proteínas presentes en el plasma, pero casi ausentes en el líquido intersticial. La presión osmótica generada por las proteínas, se llama presión osmótica coloidal.
La presión osmótica es más elevada en el plasma que en el líquido intersticial. En cambio, la presión hidrostática del capilar, disminuye a medida que la sangre transcurre por el capilar y pierde energía debido al rozamiento.
Sistema linfático Los vasos del sistema linfático interactúan con otros tres sistemas fisiológicos, el aparato cardiovascular, el aparato digestivo y el sistema inmunitario. Las funciones del sistema linfático son, regresar el líquido y las proteínas filtradas de los capilares al aparato circulatorio, captar la grasa absorbida en el intestino delgado y transferirla al aparato circulatorio, actuar como filtro para contribuir la captura y la destrucción de los patógenos extraños.
Contiene una serie de vasos que se ingresan en ganglios linfáticos, que son nódulos de tejido con una capsula fibrosa y un grupo de células inmunológicamente activas, como linfocitos y macrófagos.
El sistema linfático, no tiene una bomba como el corazón. El flujo linfático depende sobretodo de la contracción del musculo liso en las paredes de los vasos linfáticos más grandes. La bomba muscular esquelética cumple un papel importante en el flujo linfático. Un miembro inmovilizado se suele hinchar debido a una acumulación de líquido, y esta entidad se conoce como edema.
Una razón importante por la cual es importante recuperar el líquido filtrado hacia la circulación es para poder reciclar las proteínas plasmáticas. El cuerpo debe mantener una concentración baja en proteínas en el líquido intersticial porque la presión osmótica coloidal es la unica fuerza significativa que se opone a la presión hidrostática del capilar. Si las proteínas se desplazan desde el plasma hacia el líquido intersticial, el gradiente de presión osmótica que se opone a la filtración disminuye.
La inflamación representa un ejemplo de la situación en la que se altera el equilibrio entre presión osmótica coloidal e hidrostática. La histamina que se secreta durante la respuesta inflamatoria, aumenta la permeabilidad de las paredes de los capilares y permite que las proteínas se escapen del plasma hacia el líquido intersticial.
El edema El edema es un signo que indica un desequilibrio en el intercambio normal entre el aparato circulatorio y linfático. Se suele producir debido a un drenaje inadecuado de la linfa, o a una filtración de la sangre superior a la absorción.
Los factores que alteran este equilibrio entre filtración y absorción son: 1. Aumento de la presión hidrostática capilar: El aumento de la presión hidrostática suele reflejar un incremento de la presión venosa.
2. Disminución de la concentración plasmática de proteínas.
3. Aumento de la concentración intersticial de proteínas.
Regulación de la presión arterial El centro de integración principal se localiza en el bulbo raquídeo.
El reflejo barorreceptor es el control homeostático primario de la presión arterial La funcion principal del centro de control cardiovascular es mantener el flujo sanguíneo adecuado hacia el cerebro y el corazón. El estímulo aferente sensitivo que recibe este centro de integración, proviene de varios receptores sensitivos periféricos. Mecanorreceptores llamados barorreceptores, controlan la presión de la sangre que circula hacia el cerebro y el organismo.
La vía refleja primaria de control homeostático de la presión es el reflejo barorreceptor. Los estímulos eferentes que proceden del centro de control cardiovascular viajan a través de neuronas simpáticas como parasimpáticas. La resistencia periférica está bajo control simpático, y el aumento de la estimulación simpática produce vasoconstricción.
El incremento de la actividad simpática aumenta la frecuencia cardiaca en el nodo sinoauricular, reduce el tiempo de conducción a través del nodo auriculoventricular e incrementa la fuerza de contracción miocárdica. El aumento de la actividad parasimpática, disminuye la frecuencia cardiaca, pero solo ejerce un pequeño movimiento sobre la contracción ventricular.
Durante la actividad simpática, se produce una dilatación de las arteriolas, lo que permite un aumento en el flujo de sangre por las arterias. Con la simpática ocurre al revés, constricción, y disminución en el flujo.
Capítulo 20 Los cambios en la presión arterial, volumen y osmolaridad desencadenan reflejos en el balance hídrico Los estímulos que controlan la secreción de vasopresina son, la osmolaridad plasmática, el volumen sanguíneo y la presión arterial. El más potente es un aumento en la osmolaridad plasmática. Los osmoreceptores primarios para la liberación de vasopresina se encuentran en el hipotálamo.
La presión arterial es el estímulo primario para la secreción de aldosterona Los estímulos primarios que controlan la secreción de aldosterona son dos, el aumento de la concentración extracelular de potasio y la disminución de la presión arterial.
La disminución de la presión arterial inicia una vía compleja que conduce a la liberación de angiotensina II, que estimula la secreción de aldosterona en la mayoría de las situaciones.
La angiotensina II es la señal que controla la liberación de aldosterona de la corteza suprarrenal. Es un componente complejo que se encarga de mantener la presión arterial. La vía del sistema de la angiotensina empieza cuando las células yuxtaglomerulares secretan renina. La renina convierte una proteína plasmática inactiva, en angiotensina 1.
Capítulo 25 Respuestas cardiovasculares al ejercicio Durante el ejercicio intenso, el volumen minuto aumenta de forma significativa. El centro responde con una descarga simpática que incrementa el volumen minuto y produce vasoconstricción.
Durante el ejercicio, el retorno venoso aumenta por la contracción de músculos esquelético y por los movimientos inspiratorios profundos. Por tal e compensar el incremento de retorno venoso, lo que se hace es aumentar la frecuencia cardiaca. La modificación inicial de la frecuencia cardiaca al comienzo del ejercicio se debe a una reducción de la actividad parasimpática en el nodo sinoauricular. A medida que la inhibición colinérgica disminuye, la frecuencia cardiaca aumenta.
Por otro lado, la estimulación simpática ejerce dos efectos sobre el corazón. En primer lugar, aumenta la contractilidad, lo que determina que el corazón impulse más sangre por contracción (aumento del volumen sistólico). En segundo lugar, incrementa la frecuencia cardiaca para que el corazón tenga menos tiempo para relajarse, lo que le protege de que se llene excesivamente.
La presión arterial aumenta levemente durante el ejercicio El volumen minuto se incrementa durante el ejercicio, lo que contribuye que la presión arterial aumente también. La vasodilatación del musculo esquelético, disminuye la resistencia periférica al flujo sanguíneo. En forma simultánea, la vasoconstricción de los tejidos que no participan en el ejercicio equilibra la vasodilatación, pero de forma parcial. En consecuencia, la resistencia periférica total al flujo sanguíneo cae de forma significativa cuando el ejercicio comienza y alcanza un valor mínimo cuando el consumo máximo de oxigeno aumenta.
Por lo tanto, el aumento del volumen minuto, neutraliza la reducción de la resistencia periférica.
...