Derecho Penal I TEMA 11 (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho + Droit - 1º curso
Asignatura Derecho Penal I
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 27/10/2014
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

Tema 11 Ejecución de la pena 1. Los sistemas penitenciarios y los fines de la ejecución penitenciaria Se entiende por sistema penitenciario el conjunto de normas que regulan el funcionamiento interno de las prisiones, orientadas a una determinada concepción sobre los fines que debe lograr la privación de libertad.
La mayoría de sistemas penitenciarios actuales se encuadran en los denominados sistemas progresivos.
Lo sistemas progresivos suponen un paso adelante respecto a los anteriores desde el punto de vista de su orientación, en la medida en que la idea central es la progresiva preparación del penado para la libertad. Participan de las tesis rehabilitadoras más elaboradas y superadoras de la mera expiación y corrección moral del condenado que se encontraba presente en los anteriores.
Para evitar el nuevo delito es imprescindible que el condenado no termine el cumplimiento de la pena en peores condiciones de socialización que las que presentaba antes, por lo que la ejecución penitenciaria debe estar presidida por el criterio de NO DESOCIALIZACIÓN del penado y de la conservación de las condiciones mínimamente favorables para su reincorporación a la vida en libertad.
2. El régimen penitenciario A) El sistema progresivo español El sistema penitenciario español ha sido calificado tradicionalmente como “progresivo”. LOGP lo regula.
Las penas se ejecutarán según el sistema de individualización científica, basado en el estudio de la personalidad; separado en grados, el último de los cuales será el de libertad condicional.
Grados de las penas: 1er Grado- Régimen cerrado. Situaciones excepcionales de peligrosidad e inadaptación al régimen ordinario y abierto.
2º Grado. Régimen ordinario. Mayores posibilidades de mantener contactos con el exterior.
3r Grado. Régimen abierto Dormir únicamente en la prisión en algunas ocasiones “4º Grado. Libertad condicional” Los grados van de menos posibilidad de contacto con el exterior, a más posibilidades.
La clasificación de los reclusos en uno u otro grado y régimen de cumplimiento se lleva a cabo por los Equipos de Observación y Tratamiento.
Los penados pueden ser clasificados inicialmente en cualquiera (no es progresivo puro) de los grados excepto en el de libertad condicional, dado que para llegar a ella es precisa la extinción de ¾ partes de la condena.
El acceso al régimen abierto en penas superiores a cinco años puede verso restringido si el juez o tribunal sentenciador ordena que no se conceda el tercer grado penitenciario hasta el cumplimiento de la mitad de la condena. En depende de que delitos (terrorismo, delitos contra menores, grupos criminales).
B) Otros aspectos regimentales a) El trabajo penitenciario Trabajo penitenciario como un derecho y un deber del interno y, además, como elemento esencial del tratamiento.
El trabajo es un derecho oponible rente a la Administración. El derecho de los condenados a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social.
Objetivo: Mejorar la reinserción social del penado. Facilitar la recuperación.
Pero no se puede identificar con el tratamiento porque el primero es obligatorio y el tratamiento es voluntario.
c) Los contactos con el exterior La LOGP permite a los reclusos, en determinadas circunstancias, contactos con el exterior que suponen una institución enorme importancia para evitar o mitigar la desocialización e incluso, para evitar o disminuir la conflictividad en las cárceles.
Comunicaciones y visitas y permisos de salida.
3. El tratamiento penitenciario El tratamiento penitenciario, como conjunto de actividades dirigidas a lograr la reeducación del condenado, aparece en la mayoría de legislaciones como institución inseparable del cumplimiento de la pena.
El cumplimiento de la pena y la sumisión al régimen penitenciario aplicable es, un deber para el recluso mientras que la sumisión al tratamiento penitenciario es voluntaria en nuestra legislación.
No se puede llevar de manera coactiva.
4. El control judicial de la ejecución penal Introducción del Juez de Vigilancia como órgano judicial especializado en el control de la ejecución penal, lo que supone la consagración del principio de judicialización en esta materia.
Las funciones como juez ejecutor de penas, para la aplicación de las resoluciones relativas a la privación de libertad, asumiendo las funciones que corresponderían a los jueces y tribunales sentenciadores. Las funciones de control de las decisiones adoptadas por la Administración Penitenciaria, en la medida que resuelve los recursos que los internos le presenten contra las mismas, así como lo relativo a peticiones y quejas. Funciones decisorias sobre algunos aspectos regimentales de aislamiento en celda por tiempo superior a 14 días y la autorización de permisos superiores a dos días.
La decisión sobre la libertad condicional y su eventual revocación.
Ejecución de la pena: Adaptar la forma concreta de ejecutar la pena a las necesidades de cada preso, mediante un estudio.
...

Tags: