temario segundo parcial (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Rey Juan Carlos (URJC)
Grado Relaciones Internacionales - 1º curso
Asignatura Introducción al derecho civil
Año del apunte 2015
Páginas 12
Fecha de subida 25/04/2016
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 5. EL DERECHO SUBJETIVO.
1. Concepto y caracteres.
Es el derecho que va unido a cada persona. Se centra más en la persona física que en la jurídica, aunque ambas lo tienen. La persona jurídica tiene una normativa propia que lo regula. Es la facultad o poder de un sujeto de exigir algo al otro, o eventualmente una abstención a todos, bajo coacción jurídica. Es el lado activo de la relación jurídica.
a) Poder jurídico: fuerza normativa. Da un poder a la persona para poder ejercer tal derecho. -LIBERTAD-. Existen normas que protegen la libre decisión del sujeto.
b) Facultades: las posibilidades que tiene el sujeto de decidir libremente. Un solo derecho subjetivo tiene un grupo de facultades.
c) Acción: es lo que da fuerza y valor al derecho subjetivo. La acción es la posibilidad de reclamar ante los tribunales, de defender nuestros derechos.
d) Potestades: diferentes de las facultades. En las potestades no hay derecho subjetivo. Es una obligación, de manera que el sujeto no tiene libertad de actuación.
Vienen ordenadas por la Ley. En las potestades un sujeto actúa para proteger a otro.
e) Deber jurídico: todo derecho subjetivo tiene un grupo de deberes jurídicos (respecto de la ley).
2. Clases.
a) Derechos subjetivos públicos y privados. Públicos: se dan en las relaciones entre el sujeto y el Estado. En esta relación quien tiene derecho subjetivo es el sujeto, tiene facultades frente al Estado. El Estado tiene potestades. Privados: se dan en las relaciones entre particulares. Se pueden dar por el mero hecho de ser persona, o por una relación con otro individuo. También se puede dar en el derecho del sujeto sobre la propiedad.
b) Derechos subjetivos absolutos (erga omnes) y relativos: Absolutos: son aquellos que se pueden ejercer ante todos. El titular del derecho lo puede hacer valer ante cualquiera. Ejemplos: derecho real, derecho de personalidad. Relativos: derechos que sólo se pueden hacer valer frente a una persona concreta. Ejemplo: derecho de crédito.
3. Adquisición, modificación y pérdida: a) Nacimiento y adquisición: - Originaria: surgen en el momento del nacimiento del sujeto. Previamente ese derecho no ha pertenecido a nadie. Los modos originarios suponen una adquisición sin relación con la titularidad anterior sobre el derecho, que no puede existir. El titular no recibe tal derecho de nadie: éste nace a la vez que se le atribuye, y precisamente a través de su atribución.
- Derivativa: el derecho pertenecía a otro titular, y éste se lo transmite al nuevo sujeto. El derecho ya existía, no nace nuevo. La derivativa supone la comunicación, al nuevo adquirente, de un derecho que ya tenía alguien, y que llega a ese titular como procedente del antiguo, mediante una causa que justifica la transferencia, y en el estado y con los caracteres que tenía hallándose en poder del titular de origen. Se habla de transmisión o sucesión en el derecho.
b) Modificación: se puede modificar el derecho subjetivo. Se puede ampliar y reducir.
También puede cambiar si cambian las condiciones que inicialmente tenía el derecho. También puede cambiar en función del sujeto: si el sujeto cambia, el derecho subjetivo cambia con él. Ejemplo: se compra una casa un sujeto sólo. Su pareja se va a vivir con él, comparten piso. De esta manera, el derecho subjetivo se modifica.
c) Pérdida: La titularidad de un derecho puede perderse por diversas causas: enajenación; desaparición física del sujeto o el objeto; privación del derecho por los tribunales o por la ley; prescripción; etc.
- Extinción: el derecho se puede extinguir por desaparición del objeto; por fallecimiento del sujeto (ejemplo: derecho de imagen, de personalidad, etc, se extinguen en ese momento); por el trascurso del tiempo, hay derechos que tienen un plazo; cuando hay una satisfacción plena por parte del titular; por consolidación o confusión: cuando una persona se convierte acreedora y deudora a la vez, se extingue por confusión.
- Renuncia: límites. (art. 6.2: “la exclusión voluntaria de la ley aplicable y la renuncia a los derechos en ella reconocidos sólo serán válidas cuando no contraríen el interés o el orden público ni perjudiquen a terceros”). se puede renunciar a los derechos subjetivos siempre y cuando no se afecte a terceros o se altere el orden público. No se puede renunciar a los derechos de la personalidad. La renuncia supone la dejación de la titularidad de un derecho –o de una facultad de adquisición- por voluntad de su titular, que lo extingue. Es, en sí, un acto unilateral: es el titular solo quien la realiza, sin necesidad de que su voluntad sea vinculada por otra en el abandono del derecho.
4. Ejercicio.
Ejercicio extrajudicial: se intenta solucionar el conflicto fuera de la vía judicial. En caso de no solucionarlo, se acude a la vía judicial.
a) Requisitos: - Subjetivos: 1) Legitimación: tener idoneidad para reclamar en el caso activo. El que acciona tiene que justificar que es la persona adecuada. También hay que justificar que se demanda a la persona adecuada. Ejemplo: un grupo de herederos recibe un piso, el cual está alquilado. El alquilado debe varios meses. Los herederos denuncian; tienen que justificar la declaración de herederos para justificar que tienen ese derecho.
2) Capacidad: es capacidad de obrar. Un menor o una persona incapacitada no puede interponer una acción civil.
- Objetivos: cuando se ejercita un derecho, debe hacerse en el plazo establecido.
5. Límites al ejercicio.
a) Naturales: colisión de derechos. Soluciones: a la hora de legitimar un derecho, los límites naturales son los inmersos en cada derecho. En caso de colisión de derechos, se debe buscar una solución jurídica. En ocasiones hay jerarquías, derechos que están por encima de otros. En caso de existir jerarquía, el superior será el prioritario.
Ejemplo: art. 1473: soluciona un problema de doble venta. En caso de que ambos sean de la misma importancia, la solución se efectúa mediante la sacrificación de ambos derechos.
b) Buena fe. (Art. 7.1: “los derechos deberán ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe”): Es un principio general del derecho. Comportamiento estándar.
Actuar de manera correcta. En el caso del artículo 1473, el comprador A compra el objeto, y el B, sabiendo que el A lo ha comprado previamente, vuelve a comprarlo.
En este caso, el sujeto B estaría actuando de mala fe. La buena fe sólo puede predicarse de la actitud de uno en relación con otro (y viceversa): significa que este otro, según la estimación habitual de la gente, puede esperar determinada conducta del uno, o determinadas consecuencias de su conducta, o que no ha de temer otras distintas y prejudiciales; una lealtad, un obrar en buena conciencia que lo mismo pueden aplicarse a los derechos absolutos que al comportamiento recíproco de acreedor y deudor.
c) Abuso de derecho. (Art. 7.2: “la ley no ampara el abuso del derecho o el ejercicio antisocial del mismo. Todo acto u omisión sobrepase los límites normales del ejercicio de un derecho, con daño para tercero, dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia del abuso”): Es un principio general del derecho. La Ley no ampara el abuso del derecho o el ejercicio antisocial del mismo. Nadie puede utilizar un derecho para extralimitarse. Cuando un sujeto se sobrepasa o hace daño a un tercero por abusar del derecho; puede dar lugar a una indemnización.
d) Doctrina de los actos propios: principio general del derecho que la jurisprudencia utiliza habitualmente. Nadie puede ir en contra de sus actos. No está permitido por el ordenamiento jurídico.
6. Efectos del transcurso del tiempo en el derecho.
a) Introducción: en base a la buena fe, hay que marcar unos períodos del ejercicio de esos derechos. Se deben establecer plazos en el tiempo para el cumplimiento de todos los derechos.
b) La prescripción extintiva.
- Concepto: el paso del tiempo en el derecho puede conducir a que se extinga o se adquiera. No desaparece, sino que pierde fuerza, desaparece el poder de reclamar.
1) Presupuestos de su existencia: Requisitos: que se aun derecho prescriptivo; se aplica sobre todo al derecho patrimonial; el titular del derecho se mantiene inactivo, es decir, no está reclamando el derecho; que se mantenga en activo durante el plazo que marca la ley. Para que se aplique la prescripción, el beneficiario no tiene que alegarla.
- Cómputo del plazo de prescripción: empieza a contar desde que se puede reclamar.
- - - Interrupción del plazo prescriptivo: el arrendador puede exigir que se interrumpa el plazo. La prescripción se puede interrumpir por la reclamación del titular. Art. 1973: “la prescripción de las acciones se interrumpe por su ejercicio ante los Tribunales, por reclamación extrajudicial del acreedor y por cualquier acto de reconocimiento de la deuda por el deudor”. Interrupción no significa paralización, sino eliminación total del tiempo transcurrido: en su momento, éste habrá de volver a contarse desde el principio. Si se interrumpe, se abre el plazo de nuevo. Ej: si tienes un plazo de prescripción de 5 años para reclamar, se interrumpe la prescripción por el titular, se manda un burofax al año siguiente de la deuda, tiene de nuevo otros 5 años desde ese momento para ir a los Tribunales.
Alegación y renuncia de la prescripción: la prescripción tiene que alegarla el interesado. Se puede renunciar a la prescripción ya ganada siempre que no se afecte a terceros.
Principales plazos de prescripción: NO. Art. 1961 y siguientes. Desde 30 años el plazo máximo (derechos reales), hasta un año.
c) La caducidad: hace alusión a que el paso del tiempo hace que el derecho no se pueda reclamar. La caducidad no se interrumpe. Los jueces la pueden apreciar de oficio.
Las acciones de caducidad van más rápido al beneficiario. Ej: Una acción para pedir anulación de contrato es una acción de caducidad. El plazo de caducidad suele ser, normalmente, de un año.
TEMA 6. LA PERSONA FÍSICA.
1. Persona y personalidad: concepto y clases.
a) Concepto: El concepto de persona es extrajurídico. Desde el punto de vista jurídico, hablamos de persona como miembro de una familia, persona considerada como sí misma.
b) Clases: persona física y jurídica: la persona física se refiere a la biológica, a la que le pertenecen derechos etc –es un acontecimiento natural-. La persona jurídica es creada por el ordenamiento, es una creación del derecho. Una persona es jurídica cuando cumple la ley correspondiente.
Todo lo que no sea persona, se consideran objetos para el derecho.
c) Personalidad: tiene que ver con la persona física fundamentalmente. Es un grupo de derechos que se atribuye a toda persona desde que nace. Se habla de derechos de la personalidad. Son derechos fundamentales e iguales para todos. Estos derechos también tienen límites. Los derechos de la personalidad son aquellos protegidos por el ordenamiento.
2. Comienzo de la personalidad: el nacimiento. Atrs-29-30: se considera persona a alguien en el momento de su nacimiento, siempre y cuando nazca vivo.
3. Partos múltiples: art. 31: el mayor es el que nace primero. “La prioridad del nacimiento, en el caso de partos dobles o múltiples, da al primer nacido los derechos que la ley reconozca al primogénito”.
4. Situación jurídica del concebido y no nacido: NASCITURUS. Art. 29: es el período que está en gestación, y desde el punto de vista no es jurídico. “El nacimiento determina la personalidad; pero el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables, siempre que nazca con las condiciones que expresa el artículo 30 -> nacimiento con vida”.
a) Protección: art. 959 y 29. “Cuando la viuda crea haber quedado en cinta, deberá ponerlo en conocimiento de los que tengan a la herencia un derecho de tal naturaleza que deba desaparecer o disminuir por el nacimiento del póstumo”.
b) Efectos favorables: entre ellos, las donaciones a los concebidos. La donación es un contrato por el que una parte se empobrece para otro.
5. El no concebido: CONCEPTURUS. Sustitución fideicomisaria: no se le tiene en cuenta.
Sólo hay un supuesto en el que sí se tiene en cuenta: la sustitución fideicomisaria = fideicomiso. Es un caso de sucesión, de herencias. Ejemplo: una persona q va a hacer un testamento y tiene dos hijas pero no nietos. Las hijas no están embarazadas. El abuelo quiere dejar una parte de sus bienes a sus futuros nietos, aunque aún no estén concebidos.
6. Extinción de la personalidad: premoriencia y conmoriencia. Arts. 32-33: se extingue la personalidad con la muerte de la persona o con la declaración de fallecimiento –casos en los que la persona desaparece con unos requisitos concretos-. Una persona muere cuando hay parada cerebral.
Para heredar, hay que sobrevivir a la persona fallecida. Si por ejemplo en un accidente de tráfico mueren dos personas llamadas a sucederse entre sí (como un padre y un hijo).
Hereda el que más tarde muriera (aunque fuera por cinco minutos). Si no se puede demostrar quién ha muerto antes, es decir, se presume que han muerto a la vez (conmoriencia) los derechos no se pueden heredar entre ellos.
LA PRUEBA DEL NACIMIENTO Y LA PRUEBA DE LA MUERTE.
a) Prueba del nacimiento: la prueba oficial es el certificado de nacimiento, emitida por el Registro Civil. Se exige que una vez que se produzca el nacimiento se inscriba a la persona. Si a un nacido no se le inscribe o se tarda más de lo normal en hacerlo, no quiere decir que no sea persona.
b) Prueba de la muerte: con el fallecimiento se abre la sustitución hereditaria. Se demuestra con el certificado médico (causa, día, hora…).
El registro civil da fe de todas las situaciones que tienen que ver con la persona. El origen del Registro civil son los registros eclesiásticos.
CAPACIDAD JURÍDICA Y CAPACIDAD DE OBRAR.
a) Capacidad jurídica: es la aptitud para ser sujeto de derechos y obligaciones. La tienen todas las personas desde que nacen hasta que mueren. No se modaliza.
b) Capacidad de obrar: es la aptitud para actuar con eficacia jurídica.
- Tipos: 1) Capacidad de obrar general – capacidades singulares o especiales: la general es la que tiene un mayor de edad, el cual puede obrar para todo aquello que no le exija un ordenamiento especial –art. 322 “El mayor de edad es capaz para todos los actos de la vida civil, salvo las excepciones establecidas en casos especiales por el Cc”-. La especial puede ser una capacidad sumada a la anterior (hay casos en los que el sujeto puede actuar por debajo de la mayoría de edad). Las capacidades especiales en ocasiones pueden pedir un rango mayor de edad. Se exige una edad concreta para poder llevar a cabo cierto comportamiento.
2) Capacidad de obrar plena – limitada – incompleta: La plena la tiene el mayor de edad, puede actuar por sí solo para defender sus intereses (el mayor de edad tiene capacidad plena y general). En la limitada el sujeto no puede actuar por sí mismo: la tienen los menores de edad y los incapacitados. En estos casos, esa persona tiene que tener un representante legal. La incompleta: la tiene el menor emancipado. Éste puede actuar por sí solo para algunas cosas, mientras que para otras necesita un representante legal o consentimiento. –Art. 323 “La emancipación habilita al menor para regir su persona y bienes como si fuera mayor, pero hasta que llegue a la mayor edad no podrá el emancipado tomar dinero a préstamo, gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus padres o de su tutor legal. El menor emancipado podrá por sí solo comparecer en juicio”-.
c) Prohibiciones: no es un tema de capacidad como tal. Significa que en algunos casos hay personas a las que se les prohíbe determinados actos o comportamientos.
EL ESTADO CIVIL.
a) Concepto y caracteres: son situaciones permanentes con eficacia jurídica. Hay varios estados civiles. En muchas ocasiones afectan a la capacidad de obrar del sujeto. Afecta a la relación de una persona con los demás.
Características:  Son cualidades personales, con las que no se puede negociar.
 Tienen carácter imperativo, se imponen a los particulares.
 Cualquier estado civil tiene una eficacia ERGA OMNES, es decir, afecta a todos.
 Tienen un carácter público.
 En cualquier disputa o controversia sobre el estado civil debe intervenir el Ministerio Fiscal.
b) Los diferentes estados civiles: el que se determina por la edad (mayoría-minoría de edad, emancipación); en relación con otra persona (soltero/a, casado/a, divorciado/a); la incapacitación de la persona; la determinada por la filiación a nivel jurídico; la nacionalidad; la vecindad civil (pertenecer a una comunidad con derecho foral o no).
La edad y su significado jurídico.
a) Mayoría de edad: arts. 315-322 Cc: 18 años, independientemente de su grado de madurez. Con esta edad tiene plena capacidad de obrar (siempre y cuando no esté incapacitado).
b) Minoría de edad: no tiene capacidad plena de obrar, está amparado bajo la patria potestad. En caso de que los padres fallezcan, siempre hay que nombrar un tutor legal.
- Actos que puede realizar el menor por sí mismo: en casos de adopción, por ejemplo, a partir de los 12 años puede decidir si quiere ser adoptado por tal familia o no. De la misma manera, a la edad de 14 años el sujeto puede redactar un testamento.
- Contratos de los menores. ANULABILIDAD O NULIDAD RELATIVA: un menor no puede celebrar contratos.
- Responsabilidad del menor. Art. 1903 Cc: “Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda. Los tutores lo son de los perjuicios causados por los menores o incapacitados que están bajo su autoridad y habitan en su compañía”.
LA EMANCIPACIÓN a) Concepto. Se define como la salida de la patria potestad (emancipación) o tutela (beneficio de mayor de edad). La emancipación es la adquisición de la capacidad general de obrar.
b) Eficacia. Figura del CURADOR (CURATELA). (Art 314). La emancipación habilita al menor para regir su persona y bienes como si fuera mayor; pero hasta que llegue a la mayor edad no podrá el emancipado adquirir préstamos, gravar (añadir cargas; hipoteca) o desprenderse de bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus padres y, a falta de ambos, sin el de su curador. Hay una figura que controla, vigila y consiente las actividades de los emancipados, que es la del curador.
c) Clases. (Art. 314) - Por mayoría de edad.
- Por concesión de los padres. (Art. 317). Para que tenga lugar la emancipación por concesión de quienes ejerzan la patria potestad, se requiere que el menor tenga dieciséis años cumplidos y que la consienta. Esta emancipación se otorgará por escritura pública o por comparecencia ante el Juez encargado del Registro - Por concesión judicial. (Art. 320). El Juez podrá conceder la emancipación de los hijos mayores de dieciséis años si éstos la pidieren y previa audiencia de los padres cuando: quien ejerza la patria potestad se case con otra persona; cuando los padres estén separados; y cuando haya alguna causa que entorpezca la correcta realización de la patria potestad.
- Beneficio de mayor de edad (Art.321). También podrá el Juez, previo informe del Ministerio Fiscal, conceder el beneficio de la mayor edad al sujeto a tutela mayor de dieciséis años que lo solicitare.
- Emancipación por vida independiente (Art. 319). Los padres consienten que el hijo tenga vida independiente. En este caso si puede haber revocamiento de los padres, en el resto de los casos no. A pesar de la emancipación, tanto los padres como los hijos siguen teniendo obligaciones económicas recíprocas. Se reputará para todos los efectos como emancipado al hijo mayor de 16 años que con el consentimiento de los padres viviere independientemente de éstos. Los padres podrán revocar este consentimiento.
EL PARENTESCO a) Concepto. Se define como la relación entre familiares que tienen un vínculo común, normalmente consanguíneo. No afecta a la capacidad de obrar, pero si afecta a las obligaciones que surgen entre familiares.
b) Tipos. o Consanguíneos. Es el que tiene una relación de sangre. Son las relaciones de parentesco más importantes. A este parentesco se le equipara el de adopción. Puede ser en línea recta, en el que descienden unos de otros (abuelos-padres-hijos); y en línea colateral, existe un tronco común, pero no descienden uno de otro (hermanos). o Por afinidad. No hay vínculo de sangre. Surge entre los cónyuges y los parientes consanguíneos de los mismos. (suegros, cuñados, etc).
LA INCAPACITACIÓN.
a) Concepto y generalidades. Causas: incapacitación no es lo mismo que una discapacidad.
Es un concepto jurídico muy preciso. La incapacitación es un estado civil que afecta a la capacidad de obrar, puesto que la limita. El sujeto no puede actuar por sí solo. La razón por la que se incapacita a una persona es para protegerla. Causas, requisitos para incapacitar a una persona: Art. 200. “son causas de incapacitación las enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico que impidan a la persona gobernarse por sí misma”.
b) Procedimiento judicial.
- Necesidad de procedimiento: para incapacitar a una persona hay que ir al procedimiento judicial obligatoriamente. El único que tiene capacidad para hacerlo es el juez. Es una medida para garantizar los derechos del incapacitado.
- Legitimación: los parientes más cercanos, el propio sujeto, alguien que no tenga relación de parentesco con el sujeto puede ir al ministerio fiscal y que éste lo investigue, son quienes pueden acudir al juzgado a pedir la incapacitación. Las autoridades y funcionares que por razón de su función conozcan a tal sujeto, deben comunicarlo al ministerio fiscal.
- Sentencia: el resultado del procedimiento judicial es la sentencia. Es una sentencia de incapacitación. Cada caso de incapacitación es distinto del resto.
En ella se gradúa el límite de capacidad de obrar.
- Cargos tutelares: el cargo nombrado para la persona incapacitada es el tutor. Es el cargo más importante y el que suele fijarse en la sentencia. Se nombra en caso de alta limitación. En otras cosas, se nombra a un juzgado. El tutor representa al tutelado, actúa por él; es un cargo obligatorio y estable. En caso de no existir personas cercanas que puedan actuar como tutores, se acude a organismos judiciales; así como en casos en los que la incapacitación sea muy leve y tenga capacidad cognitiva para casi todo. En ocasiones, el propio sujeto puede elegir su propio tutor (=autotutela). Si hay un conflicto entre incapacitado y su tutor se puede acudir al defensor judicial para poner una solución.
c) La incapacitación del menor: artículo 201: “Los menores de edad podrán ser incapacitados cuando concurra en ellos causa de incapacitación y se prevea razonablemente que la misma persistirá después de la mayoría de edad”. Durante la minoría de edad no es realmente necesario incapacitarle, puesto que ya está protegido por sus padres o tutores legales.
d) El internamiento del presunto incapaz: una persona que todavía no se ha declarado incapacitada. El problema se plantea cuando se ingresa a una persona en un centro médico por presunta incapacidad sin su consentimiento, si el sujeto no quiere ingresar.
En ese caso, se le podría inicialmente ingresar en contra de su voluntad, sólo cuando hay una necesidad imperiosa. Hay que pedir permiso a la autoridad judicial. Si está allí y se quiere ir, el centro médico tiene que pedir permiso al juez. Un centro médico no puede retener a una persona en contra de su voluntad si no tiene la autorización judicial.
Hay un máximo de 24 h para pedir la autorización desde el ingreso del sujeto.
La Ley 41/2003, de 18 de nov, de protección patrimonial de las personas con discapacidad: la discapacidad es un tipo de minusvalía (DIFERENTE A INCAPACITADO). Bien es verdad que en la mayoría de los casos los discapacitados tienen incapacitación. Lo que se intenta es proteger de manera especial con un patrimonio protegido a la persona discapacitada. Entonces, se modifica el derecho de sucesiones, y se habilita una serie de ayudas de carácter social. Introduce la autotutela (primera vez que se introduce en nuestro derecho). Se favorece a esas personas para que queden blindadas para el futuro.
La declaración de prodigalidad.
A) Concepto y requisitos: es una conducta personal de alguien que se gasta su patrimonio de forma desordenada. Derrocha su patrimonio, su capital. Tiene que ser una conducta habitual. Además, hace falta que la persona que se lo gasta tenga familiares con derecho a alimentos: es un tipo de derecho de familia de pedir ayuda, surge entre los cónyuges. Hay que ir a procedimiento judicial. Al pródigo se le va a nombrar un jurador, va a tener un control. Artículo 286: “Están sujetos a curatela: 1) los emancipados cuyos padres fallecieren o quedaran impedidos para el ejercicio de la asistencia prevenida por la Ley. 2) Los que obtuvieren el beneficio de la mayor edad. 3) Los declarados pródigos”.
LA NACIONALIDAD.
La nacionalidad española es la condición o cualidad de las personas que son miembros de la comunidad nacional española. La determinación de quiénes son sus nacionales corresponde a cada Estado soberano. Ésta determina la aplicación del ordenamiento español en ámbitos fundamentales para el Derecho Civil, como son los de capacidad de la persona, otros estados civiles, derechos y deberes de familia y en las sucesiones por causa de muerte.
1. Clases: - Originaria/Derivativa: la originaria es aquella que adquiere el sujeto desde el inicio. La distinción entre ambas es importante al hablar de la pérdida. La derivativa implica un cambio de nacionalidad.
- Automática/no automática: de forma automática se le atribuye al sujeto la nacionalidad por ordenamiento sin pedirlo. En la adquisición no automática el sujeto tiene que pedirlo, tiene que pedir ser español. Conclusión: originaria y automática; derivativa y no automática (en la mayoría de los casos).
2. Adquisición: a) Originaria: - Ius sanguinis (art. 17.1 a): los nacidos de padre o madre españoles.
- Ius soli (art. 17.1 b, c, d): el lugar de nacimiento. “Los nacidos en España de padres extranjeros si, al menos, uno de ellos hubiera nacido también en España.
Se exceptúan los hijos de funcionario diplomático o consular acreditado en España. Los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecieren de nacionalidad o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad. Los nacidos en España cuya filiación no resulte determinada. A estos efectos, se presumen nacidos en territorio español los menores de edad cuyo primer lugar conocido de estancia sea territorio español”.
- Por opción (art. 17.2, 19.2 y 20.c): se pide. “La filiación o el nacimiento en España, cuya determinación se produzca después de los 18 años de edad, no son por sí solos causa de adquisición de la nacionalidad española. El interesado tiene entonces derecho a optar por la nacionalidad de origen en el plazo de dos años a contar desde aquella determinación”. “Si el adoptado es mayor de 18 años, podrá optar por la nacionalidad española de origen en el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción”.
- Por adopción (art. 19.1): si se adopta a un niño extranjero, originariamente va a tener la nacionalidad de su país, al menos durante unos meses. Mientras no sea adoptado, es extranjero. Pero si es menor, se le concede la nacionalidad española de origen automáticamente desde su adopción.
b) Derivativa: - Por opción (art. 20 a y b): “Las personas que estén o hayan estado sujetas a la patria potestad de un español”. “Aquellas cuyo padre o madre hubiera sido originariamente español y nacido en España”.
- Posesión de Estado (art. 18.1): una persona que hace uso de la nacionalidad española porque cree que lo es durante 10 años. La causa que originó la adquisición se anula; el uso continuado de la nacionalidad española de 10 años hace que pueda pedir que se le reconozca como español.
- Carta de naturaleza (art. 21.1): “La nacionalidad española se adquiere por carta de naturaleza, otorgable discrecionalmente mediante Real Decreto, cuando en el interesado concurran circunstancias excepcionales”.
- Por residencia (art. 21.2 y 22): residencia legal, continuada, e inmediatamente anterior a la petición de la adquisición de la nacionalidad española. “Por residencia en España, mediante la concesión otorgada por el Ministerio de Justicia, que podrá denegarla por motivos razonados de orden público o interés nacional”. El tiempo requerido de residencia es de diez años; pero serán suficientes cinco años para los que hayan obtenido asilo o refugio; dos cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos (Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o sefardíes); y uno para los relacionados con España por nacimiento, sangre, sujeción a guarda legar o matrimonio. La residencia ha de ser legal, continuada e inmediatamente posterior a la petición.
3. Pérdida: - Voluntaria (art. 24): cualquier español puede decidir dejar de serlo. Está prohibido renunciar a la nacionalidad con el fin de ser apátrida. -Si un español de origen se convierte en nacional catalán, puede tener doble nacionalidad si España lo reconoce; si no lo reconoce, sería renuncia voluntaria a la nacionalidad española para adquirir la catalana-.
- Por sanción (art. 25): solamente se puede sancionar a aquellas personas que no tengan tal nacionalidad por origen.
Una vez que se pierde de manera voluntaria o por sanción la nacionalidad española, se puede recuperar con los criterios recogidos en el artículo 26.
LA VECINDAD CIVIL 1. Concepto y significado. Art. 14.1: es una figura jurídica propia de nuestro país. Consiste en saber si se nos atribuye el derecho común o el derecho foral, dependiendo de la Comunidad Autónoma a la que pertenezcamos.
2. Adquisición: a) Originaria: - Por filiación (art. 14.2): si una persona ha nacido de padres españoles con la misma vecindad civil, tiene esa misma vecindad civil. Si es adoptado, se aplica l misma regla.
- Atribución por los padres (art. 14.3): cuando los padres tienen distintas vecindades civiles, se aplica la filiación que se haya determinado antes (si se conoce primero uno antes que otro). Pueden decidir la vecindad de su hijo/a, pero tienen un plazo de 6 meses desde el nacimiento o la adopción del niño para decidirlo. “Si al nacer el hijo o ser adoptado, los padres tuvieren diferente vecindad civil, el hijo tendrá la que corresponda a aquel de los dos respecto del cual la filiación haya sido determinada antes; en su defecto, tendrá la del lugar de nacimiento y, en último término, la vecindad de derecho común”.
- Lugar de nacimiento, IUS SOLI (art. 14.3): Si se les pasa el plazo, se le aplica la vecindad civil de su lugar de nacimiento. Si nace en otro país, se le aplica el derecho común. Cuando nace un niño en España pero no tiene padres conocidos, se le aplica la vecindad civil del lugar de nacimiento.
- Derecho común (14.3): b) Derivativa: (se cambia de vecindad) - Por opción (art. 14.3 y 4): puede optar desde los 14 años hasta que transcurra un año desde su emancipación. Puede optar por la vecindad civil de su lugar de nacimiento si no la tiene atribuida; por la de cualquiera de sus progenitores si la tienen distinta. “El matrimonio no altera la vecindad civil, no obstante, cualquiera de los cónyuges no separados, ya sea legalmente o de hecho, podrá, en todo momento, optar por la vecindad civil del otro”.
- Por residencia (art. 14.5): requisitos: residencia continuada durante dos años en otro lugar y el interesado manifieste su interés de cambiarla; residencia continuada de 10 años sin declaración en contrario durante este plazo. “La vecindad civil se adquiere: 1) Por residencia continuada durante dos años, siempre que el interesado manifieste ser esa su voluntad. 2) Por residencia continuada de 10 años, sin declaración en contrario durante este plazo”.
3. Vecindad civil del extranjero que adquiere nacionalidad española. Art. 15: la vecindad civil se aplica a todos los españoles. Cuando un extranjero se convierte en español se le tiene que atribuir la vecindad civil. (opciones en el artículo). “El extranjero que adquiera la nacionalidad española deberá optar, al inscribir la adquisición de la nacionalidad, por cualquiera de las vecindades siguientes: a) la correspondiente al lugar de residencia; b) la del lugar de nacimiento; c) la última vecindad de cualquiera de sus progenitores o adoptantes; d) la del cónyuge. / La recuperación de la nacionalidad española lleva consigo la de aquella vecindad civil que ostentara el interesado al tiempo de su pérdida.
/ El extranjero que adquiera la nacionalidad por carta de naturaleza tendrá la vecindad civil que el Real Decreto de concesión determine, teniendo en cuenta la opción de aquel”.
...