TEMA 14. Sociedades mercantiles especiales (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho de sociedades
Año del apunte 2017
Páginas 6
Fecha de subida 11/06/2017
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 14: Sociedades mercantiles especiales PUNTO 1: Sociedad unipersonal La sociedad unipersonal puede revestir la forma de SL, pero también la de SA. La sociedad unipersonal es un instrumento útil, no tan sólo para el empresario individual que quiere limitar su responsabilidad (y que antes tenía que recurrir a sociedades “de favor” a fin de alcanzar una pluralidad de socios sólo aparente o formal), sino también como técnica de articulación de los grupos de sociedades (son bastantes las SA unipersonales cuyas acciones están en manos de otra SA). a) Delimitación de la sociedad unipersonal La que se constituya por un único fundador o socio (persona natural o jurídica) que asuma todas las participaciones, como la que llegue a serlo con posterioridad a su fundación por dos o más fundadores o socios; es lo que ocurre cuando uno de ellos adquiere de los demás socios la totalidad de las participaciones (12 LSC). Hablamos, respectivamente de unipersonalidad originaria y de unipersonalidad sobrevenida. En este último caso la Ley advierte que se considerarán propiedad del socio único las participaciones o las acciones que pertenezcan a la sociedad unipersonal. La situación de unipersonalidad es objeto de la debida publicidad registral (13 LSC). Así, deberá reflejarse en el RM la existencia de una sociedad unipersonal, ya sea originaria, ya sea sobrevenida; pero, también se transcribirán en el Registro la pérdida de tal situación o el cambio de socio único, por haberse transmitido alguna o varias participaciones. En la inscripción, que se practicará mediante escritura pública, se expresará necesariamente la identidad del socio único. En tanto subsista la situación de unipersonalidad, se hará constar tal circunstancia en toda la documentación (correspondencia, anuncios, facturas, etc.) de la sociedad. Como instrumento de control del deber de publicidad registral, referido en particular a la unipersonalidad sobrevenida, el legislador establece la responsabilidad del socio único por las deudas de la sociedad en caso de incumplimiento de dicho deber. Así, transcurridos 6 meses desde que la sociedad adquirió la condición de unipersonal, sin que ello se refleje en el RM, el socio único responderá personal, ilimitada y solidariamente de las deudas sociales contraídas durante el período de unipersonalidad (14 LSC). b) Régimen jurídico La sociedad de un solo socio se regirá por las mismas normas aplicables a las sociedades pluripersonales, ya sean limitadas, ya sean anónimas.
El socio único ejercerá las competencias de la junta general, consignándose sus decisiones en acta, cuya ejecución y formalización podrán ser asumidas por el propio socio o por los administradores de la sociedad. La Ley obliga a reflejar documentalmente los contratos concluidos entre el socio único y la sociedad unipersonal (15 y 16 LSC). No serán oponibles a la masa los contratos no transcritos en el libro-registro y no mencionados en la memoria. El socio único responderá frente a la sociedad de las ventajas que, en perjuicio de ésta, haya obtenido de dichos contratos, durante el plazo de dos años a contar desde la fecha de su celebración. Además, dichos créditos tendrán la consideración de créditos subordinados, postergándose detrás de los créditos ordinarios en casos de concurso de la sociedad. PUNTO 2: Sociedad nueva empresa Se creó como un subtipo especial de la sociedad de responsabilidad limitada. Se busca simplificar al máximo los requisitos constitutivos de esta sociedad, posibilitando la puesta en marcha de sociedades en el mínimo tiempo posible. a) Especialidades de su régimen jurídico Distinguimos: 1- Constitución y menciones estatutarias: tan sólo se admite su constitución por un máximo de 5 socios, que necesariamente habrán de ser personas físicas (aunque se admite superar el número de 5 por vía de transmisiones de participaciones, una vez en marcha la sociedad, lo cual no deja de resultar un tanto incoherente, 437 LSC).
En el momento de la constitución, la denominación necesariamente habrá de se subjetiva, constituida por el nombre y dos apellidos de alguno de los socios, seguido de un código alfanumérico que permita la identificación de la sociedad de manera única e inequívoca (435 LSC). La denominación social habrá de ir seguida de la indicación “Sociedad Limitada Nueva Empresa” o su abreviatura “SLNE”. Se permite que figure en los estatutos un objeto amplio y genérico, con la finalidad de tener presente la posibilidad de que la sociedad se dedique a actividades diversas o pueda decidir cambiar de actividad, sin tener que pasar por una modificación estatutaria. En la ley se prevén diversas actividades, debiendo los estatutos transcribir todas o alguna de ellas: agrícola, ganadera, forestal, pesquera, industrial, de construcción, comercial, turística, de transportes, de comunicaciones, de intermediación, de profesionales o de servicios en general. Todo ello sin perjuicio de que se pueda incluir, además, alguna otra actividad singular distinta de las mencionadas (436 LSC). El capital social mínimo se establece en 3.012 euros (443 LSC). Se establece una cifra de capital máximo (120.202 euros), lo que revela la clara vocación de este subtipo social como forma destinada a la pequeña empresa. Sólo se admiten las aportaciones dinerarias. 2- Condición de socio y participaciones: no se exige la llevanza del libro registro de socios, acreditándose la condición de socio mediante la exhibición del documento público en que se hubiera adquirido la misma (445 LSC).
En cuanto a la constitución de derecho reales limitados sobre las participaciones, deberá notificarse al órgano de administración, mediante envío del documento público en el que conste. A su vez, sobre los administradores recae el deber de notificar a los restantes socios dicha circunstancia, así como la transmisión de participaciones que se produzca. 3- Órganos sociales: se permite la convocatoria mediante correo certificado con acuso de recibo, así como por procedimientos telemáticos que posibiliten al socios el conocimiento de la convocatoria y puedan acreditar su recibo. No resulta necesario proceder a los anuncios en el BORME y en un diario (446 LSC). Se prohíbe el recurso al consejo de administración, limitándose las estructuras del órgano al administrador único, o varios administradores solidarios o mancomunados, en quienes recae la representación de la sociedad y la facultad certificante (447 LSC). El cargo de administrador, que necesariamente recaerá en un socio, se ejercerá por tiempo indefinido (aunque la junta general puede acordar un plazo), y puede ser retribuido (448 LSC). 4- Modificaciones estatutarias y estructurales: la sociedad sólo podrá modificar su denominación, su domicilio social y su capital social (respetando el mínimo y máximo legal, 450 LSC).
Cabe destacarse la distinción que se establece entre la transformación de la SLNE en otro tipo social (que requiere las mayorías y presupuestos previstos para dicha modificación estructural); y la continuación de operaciones en forma de sociedad de responsabilidad limitada, que requiere simple acuerdo de la Junta general y adaptación de los estatutos sociales a lo prevenido en la propia ley para la constitución de una sociedad de responsabilidad limitada, todo ello de acuerdo con la mayoría ordinaria. b) Sobre el documento único electrónico Aquél en el que se incluyen todos los datos referentes a la sociedad nueva empresa que, de acuerdo con la legislación aplicable, deben remitirse a los registros jurídicos y a las Administraciones públicas competentes para la constitución de la sociedad y para el cumplimiento de las obligaciones en materia tributaria y de Seguridad Social inherentes al inicio de su actividad. El DUE no sustituye a la escritura pública ni a la inscripción en el RM, sino que tan sólo supondría el recurso a las nuevas tecnologías para agilizar el procedimiento y reducir al máximo los plazos para constituir la sociedad. El Centro de Información y red de Creación de Empresas (CIRCE), es una red de puntos de asesoramiento e inicio de tramitación (PAIT), a fin de asesorar e informar a los empresarios interesados en la constitución de una SLNE. PUNTO 3: Sociedad comanditaria por acciones En lo que no esté previsto en las normas específicas que regulan la sociedad comanditaria por acciones, se aplicará lo dispuesto para la SA (3.2 LSC). a) Concepto Sociedad que en nombre colectivo y con responsabilidad limitada para unos socios (comanditarios) e ilimitada para otros (colectivos) se dedica a la explotación de una actividad mercantil.
Se diferencia de la comanditaria simple por un rasgo esencial: todos los socios (no sólo los comanditarios) tienen incorporada su participación en el capital a acciones, a la que se someten íntegramente, salvo en aquello que resulte incompatible con lo expresamente dispuesto para ella en la Ley. b) Capital social El capital debe estar integrado por las aportaciones de todos los socios. El artículo 1.4 LSC señala que en la sociedad comanditaria por acciones, el capital, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaciones de todos los socios, una de los cuales, al menos, responderá personalmente de las deudas sociales como socio colectivo. La condición de socio colectivo y comanditario, respectivamente, no es estática, sino que varía en función de quién sea administrador de la sociedad. Así, el nombramiento como administrador de la sociedad implica la asunción de una responsabilidad ilimitada (como un socio colectivo), en tanto, que el cese en el cargo de administrador supone el cese de la responsabilidad como socio colectivo. El capital de la sociedad comanditaria por acciones no posee límite máximo, debiendo tener, como mínimo, un capital social de 60.000 euros (igual que SA). c) Denominación social y posición de los socios La sociedad podrá, indistintamente, utilizar una razón o una denominación social, cuya composición, a elección de los fundadores, deberá respetar la regla contenida en el artículo 6.3 LSC cuando estable que podrá utilizarse una razón social, con el nombre de todos los socios colectivos, de alguno de ellos o de uno solo, o bien una denominación objetiva, con la necesaria indicación de “sociedad en comandita por acciones” o su abreviatura “S. Com. Por A.”. Las decisiones de la sociedad son adoptadas por todos los socios en el seno de la Junta general. Los socios colectivos (que lo son por el hecho de ser nombrados administradores), responden personal, solidaria e ilimitadamente de las deudas sociales, si bien de manera subsidiaria; es decir, responden igual que un socio en una sociedad colectiva. La ausencia de al menos un socio colectivo implica la disolución de la sociedad, salvo que en el plazo de 6 meses y mediante modificación de los estatutos se incorpore algún socios colectivo o se acuerde la transformación de la sociedad en otro tipo social (363.3 LSC). En la práctica, si esta sociedad puede tener alguna difusión es en casos en los que actúe como socio colectivo otra sociedad de capitales. d) Constitución y estatutos Se aplican las normas que rigen en esta materia para la SA respetando las previsiones que señala el artículo 213 RRM. En concreto, en la inscripción habrán de hacerse constar los nombres de los socios colectivos que se encargarán de la administración social. Los nombres de los socios colectivos deben figurar en los estatutos sociales (23 e LSC), lo cual determina que cualquier cese o nombramiento de los socios colectivos, como gestores que son, provoque la modificación de los estatutos (252.2 y 294 LSC). e) La administración de la sociedad Corresponderá necesariamente a los socios colectivos, quienes tendrán las facultades, los derechos y los deberes de los administradores en la SA (252 LSC). Los estatutos sociales deberán fijar la forma de organización y el funcionamiento del órgano de administración (unipersonal o pluripersonal, mancomunado, solidario o en forma de Consejo de Administración), según la voluntad de los fundadores o, posteriormente, de la Junta general si decide modificar el sistema originario. El socio que es nombrado administrador para a ostentar la condición de socio colectivo (con la responsabilidad propia del mismo), situación que dura en tanto conserve la cualidad de administrador. El cese del socio colectivo como administrador pone fin a su responsabilidad ilimitada con relación a las deudas sociales que se contraigan con posterioridad a la publicación de su inscripción en el RM. El cese como administrador implica una modificación de los estatutos que, si se produce sin justa causa, dará lugar a la indemnización de daños y perjuicios. Por lo tanto se elimina el principio general de revocación ad nutum, es decir, que no se puede cesar o separarse del cargo voluntariamente sin dar explicación o causa alguna. En la adopción por la Junta del acuerdo de separación del administrador no podrá intervenir el socio colectivo afectado. El nombramiento de administradores, requerirá (además del acuerdo de la Junta general) el consentimiento expreso de los restantes administradoressocios colectivos. f) La junta general de la sociedad La Junta general de socios es un órgano esencial de la sociedad comanditaria por acciones y habrá de funcionar y regirse según lo previsto para la SA. En el caso de modificaciones estatutarias, habrán de adoptarse en junta constituida con arreglo al quórum reforzado del artículo 194 LSC y las mayorías previstas en el artículo 201 de la LSC. Determinados acuerdos de la Junta (ciertas modificaciones de estatutos) requieren además, el consentimiento expreso de todos los socios colectivos. ...

Tags: